171208 jeru istock 856892174

iStock.com/John Theodor

La última Cruzada (quinta parte)

09/08/2018  •  de latrompeta.es
El rey del sur: capítulo tres
 

Continuación de La última Cruzada (cuarta parte)

Las buenas noticias

En ese punto de la profecía, el Sacro Imperio Romano enfrentará el desastre. “Pero noticias del oriente y del norte lo atemorizarán, y saldrá con gran ira para destruir y matar a muchos” (Daniel 11:44). Los rusos y los chinos se prepararán para la guerra con Europa. Los europeos verán que esto está sucediendo y golpearán primero. No obstante, serán derrotados.

“Y plantará las tiendas de su palacio entre los mares y el monte glorioso y santo; mas llegará a su fin, y no tendrá quien le ayude” (verso 45). Note, el líder religioso moverá su cuartel a Jerusalén; y no por simple protección. Él podría ir a muchas otras ciudades que serían más seguras. Pero éste será un acto religioso de fe. Este líder religioso considera que Jerusalén es el lugar más santo sobre la Tierra, el “centro del universo”. Sin embargo, llegará a un final muy ignominioso. Nadie estará allí para ayudarlo.

No debería haber un salto de capítulo entre Daniel 11 y 12. El flujo de la historia continúa para ilustrar que esta guerra religiosa desencadenará en una Tercera Guerra Mundial.

“En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro” (Daniel 12:1). Nunca ha habido angustia como esta. Dios promete proteger a su pueblo físicamente. De otro modo, ellos perecerían en una pesadilla nuclear.

Por mala que sea esta noticia, ¡conduce a las mejores noticias que este mundo alguna vez haya oído! “Y desde el tiempo que sea quitado el continuo sacrificio hasta la abominación desoladora, habrá mil doscientos noventa días” (verso 11). El continuo sacrificio se refiere a la Obra de Dios. Esa obra será quitada —removida cuando Dios lleve a su pueblo al lugar de seguridad (Mateo 24:15-16; Lucas 21:20-21). Eso debe suceder porque la abominación desoladora (el rey del norte), va a conquistar a Estados Unidos y Gran Bretaña. Pero cuando eso suceda, usted podrá comenzar a contar los días hasta el retorno de Jesucristo. Él terminará estas “guerras santas” para siempre.

¡Cualquier niño debería entender que los frutos de estas “guerras santas” han sido diabólicos! No hay excusa para que Estados Unidos y Gran Bretaña no sepan la verdad. ¡Dios ha estado enviando su mensaje poderoso por cerca de 70 años! Ellos lo han rechazado repetidamente. Por esto ahora ellos deben sufrir tan intensamente. Posteriormente, Dios obtendrá su atención, y Él los guiará a la paz, a la plena alegría y a la abundancia. 

Continúa en Énfasis en los muy elegidos de Dios (primera parte)

KOS_ES_AD_ANGLED