Germantanks

Mohssen Assanimoghaddam/Picture Alliance por Getty Images

Alemania en la profecía (tercera parte)

04/07/2019  •  de latrompeta.es
Alemania y el Sacro Imperio Romano: capitulo cinco
 

Continuación de Alemania en la profecía (segunda parte)

Alemania en la profecía

Para el tiempo en que el Sr. Armstrong entró en la escena, gran parte de la profecía de Daniel ya era historia. Sin embargo, hay una parte crucial de esta profecía que aún no se cumple, ¡y que va a suceder pronto!

En Daniel 8:23, Dios dice: “Y al fin del reinado de éstos” – un Imperio Romano del tiempo del fin – “cuando los transgresores lleguen al colmo, se levantará un rey altivo de rostro y entendido en enigmas”. ¡Esta es la bestia política que está a punto de emerger y que va a deja al mundo estupefacto!

Durante algún tiempo, Alemania y la Unión Europea van a tener un gran estallido de crecimiento económico como beneficio de su unión política. Luego, este súper Estado colosal, con su gran poder militar, se va a volver contra Israel. Dios dice que va a ocurrir.

Continuando en Daniel 8:24: “Y su poder se fortalecerá, mas no con fuerza propia”. Hay otras nueve naciones en la alianza de la bestia junto a Alemania, pero el poder real detrás de la bestia es Satanás (Apocalipsis 13:4; eso es lo que significa “mas no con fuerza propia”). Habrá diez naciones o grupos de naciones, y este líder alemán, un rey altivo de rostro”, los controlará a todos.

El versículo 24 continúa: “Y causará grandes ruinas…”. ¡Eso significa destrucción nuclear! Alemania va a obtener misiles nucleares y bombas y un poderoso ejército. Ellos “causarán grandes ruinas” ¡a muchos millones de personas!

Ciudades enteras quedarán desoladas. Pero Dios promete protección a Su pueblo fiel. Vamos a necesitar protección. ¿Qué pasará con aquellos que se burlan de la protección de Dios? El versículo 24 muestra su destino: “Y causará grandes ruinas, y prosperará, y hará arbitrariamente, y destruirá a los fuertes y al pueblo de los santos”.

En el verso 25 vemos el destino de la humanidad en las manos de este “rey altivo de rostro”. “Con su sagacidad hará prosperar el engaño en su mano; y en su corazón se engrandecerá, y sin aviso destruirá a muchos…” O, como la Nueva Biblia Inglesa traduce esa frase: “… él conjurará grandes planes y, cuando ellos menos lo esperen, causará estragos a muchos…”. Mediante el magistral engaño satánico, ¡este poder de la bestia destruirá y hará estrago sobre millones de personas!

Los peor de los paganos

¿Por qué Dios le permite a este terrible poder bestial levantarse y destruir? Ezequiel 7 nos dice que Dios lo permite, para castigar a Su pueblo. Lea los versículos 2 y 3.

¿Por qué Dios debe hacer esto? Verso 23: “Haz una cadena, porque la tierra está llena de delitos de sangre, y la ciudad está llena de violencia”. ¿De quién está hablando esto? Lea los titulares de los periódicos. Esta epidemia de violencia está mayormente en Estados Unidos. Las ciudades están llenas de violencia. Dios va a castigar a los israelitas modernos porque nuestras tierras están llenas de violencia y nuestras naciones aun así no se volverán a Dios.

Esto es lo que Dios hará. “Traeré, por tanto, los más perversos de las naciones, los cuales poseerán las casas de ellos; y haré cesar la soberbia de los poderosos, y sus santuarios serán profanados” (vers. 24). Cuando los “más perversos” llegan al poder, hacen lo que siempre han hecho. Sólo que esta vez, Dios dice que van a hacer peores estragos, muerte y destrucción que la que se haya hecho alguna vez en la historia del hombre (Ezequiel 5:9).

Los alemanes tienen muchas características maravillosas. Pero cuando Satanás los motiva a la guerra, ¡se vuelven brutales!

A veces necesitamos recordar qué tan horrible puede ser el hombre con su prójimo. Probablemente no hay mejor ejemplo de inhumanidad que el de los alemanes en la Segunda Guerra Mundial. ¿Pero cuánto hemos olvidado? ¿Lo hemos sacado completamente fuera de nuestras mentes? ¿Pensamos que no pasará de nuevo? Dios dice que va a ser mucho peor de lo que nunca antes fue.

Necesitamos recordar lo que pasó en los campos de concentración alemanes durante esos horribles tiempos de “civilización” moderna. La frase “los más perversos” se le aplica hoy a Alemania. 

Continuará...

Germany, AD