Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

Libya

Abdullah Doma/AFP/Getty Images

El rey del sur (sexta parte)

El rey del sur: capítulo uno

Continuación de El rey del sur (quinta parte)

¿Serán Libia y Etiopía los siguientes?

Las dos naciones de Libia y Etiopía son mencionadas en Daniel 11:43, junto con Egipto. Estas dos naciones son la clave que revela la estrategia del islam radical. ¡Esa estrategia va a estremecer a EE UU y Europa hasta sus cimientos!

“Y [el rey del norte] se apoderará de los tesoros de oro y plata, y de todas las cosas preciosas de Egipto; y los de Libia y de Etiopía le seguirán” (Daniel 11:43). ¿Por qué Dios inspiró la mención de Libia y Etiopía? Cada palabra en la Biblia inspirada por Dios tiene significado. Dios colocó a dos naciones en el mismo texto con Egipto, por una razón definida. ¡Este texto expone que Libia y Etiopía también van a ser aliados cercanos de Irán!

El Comentario Soncino define “le seguirán” así: “O uniéndose a su ejército, o poniéndose a su disposición”.

El Léxico Hebreo y Caldeo de Gesenio define esa expresión como “en su compañía”.

La traducción de Moffatt se lee de esta manera: “siguiendo en su tren”.

Por esto usted necesita observar a Libia y Etiopía. Ellos están a punto de caer bajo la fuerte influencia o control de Irán, el rey del sur. Por esa razón ellos son sometidos, en la victoria del rey del norte.

¿Por qué Irán estaría tan interesado en obtener alguna medida de control sobre Libia y Etiopía? Para mí, la respuesta es intrigante.

Todo lo que uno necesita hacer es coger un buen mapa de Oriente Medio, con énfasis en el mar Mediterráneo y el mar Rojo. Entonces uno puede ver por qué el rey del sur, es decir el islam radical, está tan interesado en una alianza con, o el control de estos dos países (como también Egipto y Túnez). ¡Ellos colindan con los dos mares que comprenden la ruta comercial más importante en el mundo!

Cualquiera que influencie fuertemente o controle Etiopía, indudablemente también controlará las áreas pequeñas de Eritrea y Yibuti en la línea costera del mar Rojo. Estas áreas se independizaron recientemente de Etiopía. También, creo que el punto de vista bíblico es que estas pequeñas áreas son incluidas como parte de Etiopía.

Controlar el canal de Suez no es suficiente. Egipto intentó eso en 1956, cuando Gran Bretaña, Francia e Israel lo expulsaron en un ataque. ¿Pero es diferente si se tienen naciones islámicas radicales, a lo largo de esta ruta comercial marítima, y con verdadero poder aéreo, incluyendo misiles?

Eso podría darle a Irán el control virtual del comercio a través de estos mares. ¡El islam radical podría detener el flujo de petróleo esencial para EE UU y Europa!

Irán también podría potencialmente tener el control de Jerusalén, su tercer sitio más santo. Yo creo que Jerusalén es más importante para Irán que el petróleo. El pueblo islámico ha peleado contra las cruzadas católicas por cerca de 1.500 años, por el control de Jerusalén. La profecía bíblica dice que una cruzada final está a punto de estallar.

Si Irán conquistara a Jerusalén, ¡esto unificaría SÚBITAMENTE a todo el mundo islámico! Y extendería la influencia musulmana radical a muchos países fuera de Oriente Medio. Esto podría conducir a peligrosos disturbios y terrorismo en Europa, Asia e incluso EE UU.

El Sacro Imperio Romano próximo a surgir, que será una superpotencia con 10 reyes, dominada por el catolicismo y liderada por una Alemania más engañosa y agresiva que nunca, entiende que el fervor árabe podría propagarse como un incendio forestal. Muchos católicos consideran a Jerusalén como su sitio religioso más importante.

Si Irán obtiene el control de esa ruta comercial, podría crear un enorme daño y caos en Estados Unidos y Europa, casi de la noche a la mañana. Alemania y el Vaticano, el corazón del Sacro Imperio Romano, ¡no van a permitir que el rey del sur tome el control de Jerusalén ni de la ruta comercial principal del mundo!

Yo hice un programa de televisión de la Llave de David el 27 de enero de 2011, donde les pedía a los televidentes que observaran a Libia y Etiopia a causa del nuevo entendimiento que había recibido. No había prácticamente nada en las noticias sobre Libia, en ese tiempo. La nación parecía estable.

Menos de un mes después, comenzó una guerra civil. El dictador libio Muamar el Gadafi fue depuesto y asesinado posteriormente ese año. La nación del norte de África ha sido extremadamente caótica desde entonces. Ésta ha experimentado múltiples ataques terroristas, enormes manifestaciones violentas, armas libres en las calles, asesinatos, desapariciones de políticos y sus familiares, elecciones caóticas, despidos y renuncias de oficiales gubernamentales de alto rango. El 11 de septiembre de 2012, terroristas en la descontrolada Bengasi en el norte de Libia asesinaron al embajador de EE UU, Christopher Stevens.

Usted necesita continuar observando a Libia y Etiopía, en espera de ver que hagan un giro rápido y violento, hacia el campo del islamismo radical.

El rey del sur va a embestir (“contender”, empujar) al rey del norte, probablemente restando su potente ruta comercial. ¡Esa embestida será un acto dramático de guerra! El Sacro Imperio Romano responderá con un ataque total de torbellino, e Irán y el islam radical caerán inmediatamente.

El control árabe-iraní sobre el mar Mediterráneo y el mar Rojo podría ser la verdadera razón por la que EE UU no está involucrado en esta guerra de Oriente Medio, en Daniel 11. Nuestra economía es poco sólida, el dólar es extremadamente débil, e Irán podría amenazar o inclusive cortar nuestro petróleo y arruinar la economía estadounidense para mantener a EE UU fuera de la guerra.

¡La profecía sobre Libia y Etiopía revela la estrategia militar de Irán! Hemos escrito por cerca de 20 años sobre las ambiciones globales de Irán. Estas sólo se han intensificado desde ese tiempo. ­­­

Continúa en El rey del sur (séptima parte)

KOS_ES_AD_1