Gettyimages 837064542
Ahmad al-Rubaye/AFP/Getty Images

El rey del sur (séptima parte)

12/04/2018  •  de latrompeta.es
El rey del sur: capítulo uno
 

Continuación de El rey del sur (sexta parte)

Las ambiciones globales de Irán

Un resumen de inteligencia de Stratfor fechado del 22 de agosto de 2003, explicaba que en mayo de ese año, después de lo que fue visto como una victoria militar decisiva de los aliados en Irak, los países de alrededor, incluyendo Arabia Saudí, Siria e Irán, vieron a EE UU como el “poder ascendente en la región” y reconocieron la necesidad de acomodarse a las demandas de EE UU. Sin embargo, a medida que los eventos en el territorio cambiaban y la estabilidad en Irak se deterioraba, estas naciones comenzaron a ver las cosas de forma diferente. EE UU ya no era visto como la fuerza ascendente, sino que era visto como débil y necesitado de ayuda. Este cambio tuvo el mayor impacto sobre Irán, el cual influencia fuertemente a los chiitas en Irak.

Stratfor afirmó que, “Si los iraníes comienzan a creer que la situación en la región está fuera de control desde el punto de vista de EE UU, entonces, o bien su precio por mantener el tope sobre los chiitas llegará a ser astronómico, o más probablemente, ellos decidirán a no apostar en lo que ellos ven como el caballo perdedor”. Yo creo que Irán es más agresivo en este escenario, de que lo que Stratfor dice.

“La situación en la región, desde nuestro punto de vista, está llegando a la etapa de crisis para Estados Unidos” Stratfor continuó. “Las cosas se van a poner muy mal para la administración de Bush. La amenaza de un levantamiento islamista desde el Mediterráneo hasta el golfo Pérsico ya no es solo un concepto teórico interesante. [Esta influencia y control se extenderían más allá del Mediterráneo, hasta dentro del norte de África]. Excepto por Jordania, esto se está convirtiendo en una realidad”. En los años desde que Stratfor escribió estas palabras, ¡la realidad de un islamismo liderado por Irán, levantándose en toda la región, ha crecido dramáticamente! ¡Eso es porque aún nadie ha confrontado efectivamente a Irán!

Saddam Hussein era definitivamente una amenaza terrorista. Pero la principal fuente del terrorismo es Irán. Una acción decisiva en Irak, sin lidiar con Irán, no detendrá el terrorismo.

El poder real detrás de los palestinos es Irán. Ninguna otra nación se atrevería a financiar y animar descaradamente tal terrorismo en Israel. Irán ha sido sorprendido públicamente enviando enormes cantidades de armas a los palestinos. Virtualmente el mundo entero sabe lo que Irán está haciendo, y el problema terrorista de Israel continúa empeorando rápidamente.

Israel está perdiendo su guerra con los terroristas, y también lo harán EE UU y Gran Bretaña. Tal terrorismo desgarrará a cualquier sociedad libre. Israel es un ejemplo clásico.

La única manera de ganar tal tipo de guerra es lidiar con la fuente principal del terrorismo, o cortar la cabeza de la serpiente del terrorismo. Pero ni EE UU ni Israel tienen la voluntad para atajar a Irán; aunque éste sea la parte clave del “eje del mal” en Oriente Medio.

En 2002 George W. Bush (el presidente ese entonces) rotuló a Irán, Irak y Corea del Norte como el “eje del mal”. El gobierno de Irak fue derrocado. Sin embargo, no podemos ganar esta guerra a menos que también removamos el liderazgo de Irán. Pero a los líderes estadounidenses y británicos les falta el entendimiento y el coraje para ganar. Y la prensa es peligrosamente pacifista. A nuestra gente le falta la voluntad para ganar esta guerra contra el terrorismo.

Llamarlos el eje del mal fue absolutamente correcto del presidente Bush. Sin embargo, él fue atacado por los políticos liberales y la prensa por hacer esa declaración. Eso ilustra dolorosamente la peligrosa falta de fuerza de voluntad estadounidense.

El gobierno del primer ministro británico Tony Blair cayó, en gran parte por causa de su apoyo a la guerra de Irak. Después de tal muestra militar por parte de los británicos en Irak, la gente debería haber abrazado al Sr. Blair. Pero los británicos (y los estadounidenses) son demasiado débiles como para pelear una guerra real. Nos falta la voluntad para ganar una guerra sangrienta y prolongada.

¡Los frutos y la evidencia de las dos décadas pasadas prueban abrumadoramente donde está el rey del terrorismo patrocinado por un Estado! El mundo entero puede ver eso. Sin embargo, ¡la solución al terrorismo yace en hacer algo al respecto! Debemos confrontar la fuente. El movimiento terrorista fluye desde Irán.

El Sr. Armstrong dijo hace más de cuatro décadas que “EE UU ha ganado su última guerra”. ¡Él vio entonces que el orgullo en nuestro poder militar ha sido quebrantado!

Toda el área geográfica que Stratfor mencionó ahora está fuertemente influenciada por Irán. Entre más Irak cae ante esta nación terrorista, aún más Irán controla virtualmente toda esta área, ¡la cual contiene la mayor parte de petróleo del mundo!

Pero la situación se pone aún más aterradora. 

Continúa en El rey del sur (octava parte)

KOS_ES_AD_1