Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

Armstrong mubarak

La Trompeta

El rey del sur (quinta parte)

El rey del sur: capítulo uno

Continuación de El rey del sur (cuarta parte)

Incluso en 2007, la relación entre Irán y Egipto había comenzado a romper el hielo de modo considerable, con las dos naciones moviéndose gradualmente hacia la restauración de relaciones diplomáticas completas entre sí. En enero de 2008, Mubarak sostuvo charlas con el vocero del parlamento iraní, la primera reunión de tan alto nivel en casi 30 años. El hecho que Mubarak mismo sostuviera esta reunión, indicaba la cantidad de presión bajo la que él estaba, por parte de las fuerzas pro Irán dentro de su país. Después de su partida, las fuerzas pro Irán tomaron el control. Aunque ese control fue subsecuentemente arrebatado de ellos, la profecía bíblica muestra que es algo solo temporal. A través de estos eventos, las fuerzas pro Irán reactivaron a los partidarios de línea dura, y le mostraron al mundo que ellos son una fuerza capaz de gobernar a Egipto.

Antes que Mubarak dejara el cargo, él emitió esta advertencia: “Ellos bien pueden estar hablando de la democracia, pero el resultado será el extremismo e islamismo radical” Claro que sí; ¡éso fue lo que vimos! La extremista Hermandad Musulmana, la más grande y mejor organizada entidad política en Egipto, tomó el control del país. Uno de sus líderes, Mohamed Morsi, entonces llegó a la presidencia.

En 2011, el New York Times escribió, “La Hermandad Musulmana, un grupo islamista una vez prohibido por el Estado, está en primer plano transformado en un compañero tácito del gobierno militar, que muchos temen que frustrará cambios fundamentales.

“También es claro que los jóvenes activistas educados y seculares, quienes inicialmente impulsaron la revolución no ideológica, ya no son la fuerza política conductora (…). Lo que sorprende mucho es el vínculo [de la Hermandad Musulmana] con el ejército que antes los vilipendió…”.

“‘Hay evidencia de que la Hermandad acuñó algún tipo de acuerdo con el ejército, desde el principio’, dijo Elijah Zarwin, un veterano analista de International Crisis Group. ‘Tiene sentido si uno es el ejército. Uno va a querer estabilidad, y a la gente fuera de las calles. La Hermandad es un domicilio a donde uno puede ir, para sacar a 100.000 personas fuera de las calles’…”.

“La pregunta en ese momento era que si la Hermandad se movilizaría para tomar el control, con una estructura organizacional superior. Tal parece que ya lo ha hecho” (24 de marzo de 2011).

¡La Hermandad Musulmana tomó el control porque está muy bien organizada y fuertemente respaldada por Irán! ¿Somos ciegos a lo que Irán es capaz de hacer con su poder detrás del escenario, mientras empodera a estos otros grupos? Esto es casi paso a paso exactamente la forma como sucedió en Irán, en 1979.

Mucha gente en Occidente espera ver que Egipto se transforme en un cuadro de democracia y paz. ¿Pero qué es lo que el pueblo de Egipto quiere? Una encuesta importante realizada por Pew Research Center en 2010, mostró que la gente de Egipto no tiene ningún interés en la democracia al estilo de Occidente. De hecho, ellos quiere un gobierno islámico estricto.

Mire los resultados de la encuesta Pew:

• El 85 por ciento de los musulmanes en Egipto quieren absolutamente una influencia islámica fuerte, en las políticas de la nación.

• Prácticamente el mismo número dice que los que dejan la fe musulmana, deberían ser ejecutados por hacerlo.

• El 82 por ciento apoya apedrear a los adúlteros, y el 77 por ciento piensa que a los ladrones se les debería cortar sus manos.

• Más de la mitad apoyaría segregar a las mujeres de los hombres, en el lugar de trabajo.

• El 54 por ciento cree que los suicidios con bombas que matan a civiles, pueden ser justificados.

• Prácticamente la mitad tiene una “visión favorable” del grupo terrorista Hamás, y 3 de cada 10 se muestran positivos hacia Hezbolá. Una quinta parte de los egipcios inclusive mantiene una opinión positiva de al-Qaeda y Osama Bin Laden.

Entre las 18 naciones musulmanes que Pew entrevistó, Egipto tuvo el índice más alto de “no favorable” hacia EE UU. El 82 por ciento de los egipcios tiene antipatía por EE UU.

Un poderoso Mubarak era capaz de controlar o contener los puntos de vista más extremos de su propio pueblo. Pero ese dique de retención se rompió cuando él dimitió.

Aun cuando el presidente Morsi fue expulsado en julio de 2013 por un golpe de Estado del general Abdelfatah Al-Sisi, la Hermandad Musulmana aún goza de tremendo apoyo en Egipto. El golpe de Sisi fue exitoso principalmente porque los egipcios estaban descontentos por las políticas económicas de la Hermandad Musulmana; no necesariamente por su ideología islamista. Bajo Sisi, las fortunas económicas de Egipto no han mejorado; en algunas áreas como el turismo, han empeorado.

Muchos en Israel y en Occidente han subestimado la influencia de la Hermandad Musulmana y el respaldo popular por políticas anti-Israel. Los movimientos musulmanes organizados por la Hermandad Musulmana están recibiendo una oleada de apoyo por todo Egipto. Con todo y el golpe de Sisi, ningún líder nuevo podría obtener el poder para resistir las creencias tan fuertes del pueblo egipcio. Todo esto juega en las manos de Irán y sus fuertes lazos con la Hermandad Musulmana.

El gobierno de la Hermandad Musulmana bajo Morsi, sacó provecho y aumentó su inercia con el sentimiento proiraní en las calles. El gobierno de Morsi rápidamente hizo esfuerzos para restaurar lazos diplomáticos con Irán. En marzo de 2011, Egipto anunció que quería “abrir una página nueva” con Irán. Teherán respondió designando un embajador para Egipto por primera vez desde que las dos naciones rompieran lazos diplomáticos en 1978. El gobierno egipcio también le extendió la mano a Hamás, una organización islamista palestina respaldada por Irán, que El Cairo previamente había esquivado.

Esta profecía en Daniel 11:42 se está encaminando hacia su cumplimiento, justo ante nuestros ojos en este tiempo del fin, principalmente por causa del “empuje” de Irán hacia el islam radical. ¡Pero esa política exterior contenciosa, conducirá a la caída de Irán en una forma que la mayoría de la gente no puede ni imaginar! 

Continúa en El rey del sur (sexta parte)

KOS_ES_AD_1