Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

Wwiilookout

Getty Images

Hitler y el Sacro Imperio Romano (sexta parte)

Alemania y el Sacro Imperio Romano: capitulo cuatro

Continuación de Hitler y el Sacro Imperio Romano (quinta parte)

Poder sobrenatural

Claramente, el poder de Hitler estaba más allá del territorio humano. ¿Pero venía su mensaje del Dios Creador? No, era un mensaje religioso de otro dios; el dios de este mundo. Herbert W. Armstrong dijo que Satanás es mil veces más poderoso que nosotros. Pero los hombres se niegan incluso a entender el espantoso poder de Satanás.

Si ellos no pueden aprender por las palabras, están a punto de aprender convirtiéndose en víctimas; ¡como las víctimas de los campos de exterminio de la Segunda Guerra Mundial!

Cristo sólo profetizó de dos grandes iglesias en el libro de Apocalipsis: Su Iglesia y la iglesia de Satanás, la cual monta las siete bestias del Sacro Imperio Romano. Todo gira alrededor de estas dos iglesias (vea Apocalipsis 12 en particular). Dios lo hace muy simple, mientras que Satanás lo complica y confunde a los hombres engañados. Y aun así el mundo es casi totalmente ignorante de ambas iglesias, ¡para su propia vergüenza y terrible sufrimiento!

Esto es lo que Hitler dijo el 4 de marzo de 1938, después de que había anexado a Austria por la fuerza al Reich alemán: “La Providencia me ha encargado la misión de reunir a los Pueblos alemanes (…) con una Misión de restaurar mi madre patria al Reich alemán. Yo he creído en esta Misión. He vivido para ella, y creo que ahora la he cumplido”.

Hitler creía que Dios lo llevó a anexar Austria por la fuerza al Tercer Reich. El mundo lo vio y no hizo nada. Muchos judíos estaban tan asustados que se suicidaron antes de que el ejército alemán llegara a Austria. Y por supuesto, cientos más fueron muertos después que el ejército entró.

Hitler no fue motivado a cometer este sangriento sacrificio por el Dios Creador, sino por el malvado dios de este mundo. Todo esto fue hecho en nombre de la religión. ¡Aquí es donde estriba el gran engaño!

¿Cuándo llegaremos a reconocer al dios de este mundo? ¿Debemos convertirnos todos en víctimas antes de que hagamos caso de la advertencia?

Agitando a toda la nación

A través del engaño, el mundo es mantenido en la ignorancia. Esto hace el trabajo de Satanás muy fácil de llevar a cabo. Sin embargo, sólo Dios puede salvarnos, como salvó a EE UU y Gran Bretaña en la Segunda Guerra Mundial. Pero esta vez no hay ningún Winston Churchill preparándose para advertirnos.

Hoy los alemanes y la Unión Europea están enfocando una vez más la mente de las personas hacia el Sacro Imperio Romano. El parlamentario europeo Otto von Habsburgo dijo: “La Comunidad [Europea] está viviendo grandemente a través de la herencia del Sacro Imperio Romano, aunque la gran mayoría de las personas que viven por ella no conocen la herencia por la cual viven”.

¡Note, “la gran mayoría” no sabe que aún ahora están viviendo por la herencia del Sacro Imperio Romano! Eso es porque éste ha estado “subterráneo”, tal como Dios lo profetizó. Pero eso está cambiando rápidamente a medida que el Imperio crece en poder.

Las personas necesitan un enfoque más específico para agitar sus imaginaciones. Y están consiguiendo justamente eso. El Sr. Habsburgo, un descendiente de la Dinastía Habsburgo que gobernó el Sacro Imperio Romano durante 400 años, habló acerca de una corona en un museo en Viena, Austria, que simboliza mucho para los alemanes. Él dijo, “Nosotros poseemos un símbolo europeo que pertenece a todas las naciones de Europa por igual; esta es la corona del Sacro Imperio Romano, la cual personifica la tradición de Carlomagno”. Carlomagno fue coronado como el Primer Reich, o emperador del Sacro Imperio Romano en el año 800 d. C. ¿Podemos ver hacia dónde los está llevando Satanás? ¡No es necesariamente una cuestión de hacia dónde quieren ir ellos, es hacia donde Satanás los está llevando!

Al Sr. Habsburgo le faltó mencionar que el Sacro Imperio Romano también encarnó la tradición de Mussolini y de Adolfo Hitler, el líder del Tercer Reich.

Europa una vez más está hipnotizada por la corona de Carlomagno; tal como Hitler lo estaba.

El Papa Juan Pablo II dijo que él quería “salvar a Europa y al mundo de la catástrofe final”; es decir, de la aniquilación nuclear de todo ser humano. ¡Pero Satanás realmente va a usar al Imperio Romano para arrojar al mundo en un holocausto nuclear!

Ese imperio siempre ha sido usado como una herramienta de gran destrucción. La resurrección del tiempo del fin será por mucho, ¡la más destructiva que haya habido alguna vez!

Sólo Israel bíblico tiene una historia con Dios. ¡No tenemos excusa! Estamos a punto de ser castigados por nuestra actitud rebelde; y será por nuestros propios “amantes”.

Hitler fue sólo una pequeña muestra de la próxima bestia política que iniciará un holocausto nuclear.

¡Ese poder causará que EE UU y Gran Bretaña sufran más que cualquier otro pueblo haya sufrido sobre esta Tierra! ¡Qué increíble precio debemos pagar por nuestra ignorancia y rebelión!

Konrad Heiden escribió la introducción para una traducción inglesa de Mi Lucha. En ella hizo estas declaraciones: “Mi Lucha hizo rico a Hitler. Llegó a ser un best seller, en segundo lugar después de la Biblia. El libro bien podría ser llamado un tipo de biblia satánica (…). El principio de que los hombres no son iguales es el propósito teórico de Mi Lucha…”.

“Es un fenómeno que el mundo ponderará durante los siglos para venir, que tal hombre pudiera llegar tan lejos hacia la realización de sus ambiciones, y sobre todo que pudiera encontrar millones de herramientas y colaboradores dispuestos”.

Realmente, la gente no ponderará esto durante siglos. Pronto se les va a enseñar la verdad y van a entender el Sacro Imperio Romano. Las biblias satánicas y los imperios diabólicos están a punto de ser destruidos para siempre. Desgraciadamente, eso pasará después que muchos millones de personas sean muertas por la séptima cabeza. 

Continúa en Hitler y el Sacro Imperio Romano (septima parte)

Germany, AD