Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

210503 trump gettyimages 1230553516

WILLARD/ISTOCK.COM/MANDEL NGAN/AFP/GETTY IMAGES

Qué pasará después de que Trump recupere el poder

La profecía bíblica indica que volverá a la presidencia para detener parte de la destrucción que está causando la actual administración. Pero ese no es el fin de la historia. 

Es prácticamente un secreto a voces que los demócratas radicales se robaron las elecciones presidenciales de 2020 en Estados Unidos. Las encuestas muestran que más del 70 % de los republicanos creen que las elecciones fueron robadas. Muchos demócratas también lo creen; y yo pienso que muchos de ellos saben que así fue. Incluso los datos oficiales muestran una cifra histórica de 74,2 millones de personas que votaron por el presidente Donald Trump, ¡casi 5 millones más que cualquier otro candidato presidencial en la historia de EE UU!

Sin embargo, de alguna manera, Joe Biden recibió 6 millones de votos más que Trump. El Dr. Peter Navarro, antiguo asesor de la Casa Blanca, descubrió 3.069.002 “posibles votos ilegales” sólo en los estados indecisos de Arizona, Georgia, Michigan, Nevada, Pensilvania y Wisconsin. Dado que el margen de “victoria” de Joe Biden en estos estados fue una décima parte de eso (312.992 votos), ninguna persona razonable puede concluir que las elecciones presidenciales fueron libres y justas. El Proyecto veritas descubrió que en Georgia miles de votantes registrados tenían la misma dirección, ubicada frente a la oficina del Secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, en el capitolio del Estado.

Sin embargo, el sistema judicial de EE UU no tiene ningún interés en investigar el fraude electoral. La administración Trump presentó al menos 63 demandas por fraude en varios estados. Casi todas estas demandas fueron rechazadas, no por problemas de fondo, sino por tecnicismos.

Actualmente, un grupo de expertos ha solicitado a un juez que abra y revise las papeletas de voto por correo en Georgia para ver si las elecciones de ese Estado fueron realmente robadas, y parece que los tribunales lo van a permitir. Esto podría ser sólo el comienzo. La investigación en Georgia también podría exponer el fraude en las elecciones al Senado de EEUU, lo que le arrebataría la mayoría a los demócratas allí y anularía las decisiones que han estado tomando. También el condado de Maricopa, en Arizona, está llevando a cabo lo que parece ser una auditoría completa y justa de más de 2 millones de papeletas y docenas de tabuladores electrónicos que podría poner al descubierto un fraude a gran escala.

No sé cómo ocurrirá, pero estoy convencido de que Donald Trump va a recuperar la presidencia. ¡La profecía bíblica lo predice!

Profecía sobre el Presidente Trump

Para entender el fraude electoral en Estados Unidos, debe entender un pasaje de 2 Reyes 14. El libro de Reyes es una parte de la Biblia llamada los profetas anteriores. Los profetas anteriores son profetas: los hombres que escribieron estos libros eran profetas, y los profetas son utilizados por Dios para profetizar. Estos libros contienen historia, pero son altamente proféticos.

“Porque [el Eterno] miró la muy amarga aflicción de Israel; que no había siervo ni libre, ni quien diese ayuda a Israel; y [el Eterno] no había determinado raer el nombre de Israel de debajo del cielo; por tanto, los salvó por mano de Jeroboam hijo de Joás” (2 Reyes 14:26-27).

Por muchas razones que he explicado anteriormente en una serie de artículos en esta revista, esta es una profecía específica sobre este tiempo del fin. Se trata de una verdad importante que necesita comprobar por sí mismo.

El nombre “Israel” se refiere a Estados Unidos y Gran Bretaña proféticamente. Estas naciones, así como el Estado de Israel, o Judá bíblico, son las más prominentes entre los descendientes del antiguo Israel (para comprobarlo, solicite un ejemplar gratuito de Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía, de Herbert W. Armstrong). Así que cuando la profecía bíblica del tiempo del fin habla de “Israel”, se está refiriendo a estas naciones.

El versículo 26 muestra que hay gente que está activamente tratando de borrar el nombre de Israel, ¡y muchos de ellos están dentro de EE UU! Esto por sí solo nos ayuda a entender la gravedad de la actual aflicción de EE UU.

Pero Dios dice en el versículo 27 que “los salvó por mano de Jeroboam hijo de Joás”. Hoy en día, Donald Trump está cumpliendo el papel de un “Jeroboam” del tiempo del fin. Como veremos, en Amós 7 —otra profecía más explícita sobre el tiempo del fin— Jeroboam es el nombre del líder de Israel. Esa profecía se conecta con este pasaje en Reyes, que muestra cómo Dios en realidad usó a este líder para salvar, temporalmente, a Estados Unidos de sus enemigos. Esto ocurrió durante el primer mandato de Donald Trump como presidente. (Lea “Salvando (temporalmente) a EE UU de la izquierda radical”).

Pero este no es el final de la historia. El siguiente versículo es en realidad un nuevo párrafo, como se puede ver en la versión bíblica Reina Valera 1960: “Los demás hechos de Jeroboam, y todo lo que hizo, y su valentía, y todas las guerras que hizo, y cómo restituyó al dominio de Israel a Damasco y Hamat, que habían pertenecido a Judá, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Israel?” (versículo 28). Este versículo señala nuevos acontecimientos que ocurren después de que Dios utiliza a Jeroboam para salvar a Israel.

Este versículo muestra que el Jeroboam del tiempo del fin tiene que hacer la guerra para expandir su dominio. Después de que se usa la palabra salvó, se utiliza otra palabra aún más fuerte: guerras. Jeroboam tiene que hacer eso para recuperar algo. Cada palabra en ese versículo es importante.

Antiguamente, el rey Jeroboam ii reinó 41 años, pero muchos cronólogos bíblicos creen que en los primeros 12 años de su reinado él gobernó junto con su padre, Joás, cuando luchó contra Siria. Normalmente, lo sucedido en la antigüedad no es exactamente lo mismo que está profetizado a ocurrir en el tiempo del fin, aunque el principio es el mismo. El hecho de que el versículo sobre hacer guerras venga después del versículo sobre salvar a Israel indica que el Jeroboam del tiempo del fin hace la “guerra” después de haber salvado a Israel una vez. Dios podría utilizar a Jeroboam para hacer la guerra de muchas formas distintas.

¿Cómo se aplica este versículo a Donald Trump? La profecía bíblica indica que, pase lo que pase, el Sr. Trump regresará a la presidencia.

‘Guerras’ para ‘restituir’

Amós 7 contiene una profecía sobre Israel del tiempo del fin; en particular, se refiere a la actual superpotencia, Estados Unidos. Claramente se trata del fin de la nación. Muestra que en ese momento, Jeroboam no sólo está en el poder, sino que está ejerciendo una autoridad monárquica.

Esta profecía describe una confrontación que Jeroboam tiene con un representante de Dios. Explicaré más sobre este tema en un momento. Pero es importante observar que Amós 7 parece ser un evento continuo sin interrupción: no hay ningún indicio de una brecha o pausa en el reinado de Jeroboam antes de esta confrontación. ¿Será posible que en esta profecía no se mencione una interrupción de su gobierno porque, como Dios lo ve, no hay ninguna brecha? Creo que al mantener la continuidad del gobierno de Jeroboam en esta profecía, Dios bien puede estar indicando que la elección de 2020 fue robada. ¡Tal vez Él considera que el Sr. Trump sigue siendo presidente de Estados Unidos! La opinión de que la elección fue robada tiene mucho más peso si Dios mismo considera que así fue.

Pero 2 Reyes 14:28 nos da una idea de lo que está sucediendo durante la pausa del gobierno de Trump, entre su primer y su segundo mandato.

El Léxico Hebreo-Caldeo del Antiguo Testamento de Gesenius dice que la palabra “guerras” denota “luchar, guerrear”. El estudio teológico de las palabras del Antiguo Testamento dice que la palabra guerras aparece 171 veces, en relación con el papel de Dios en las guerras de Israel. Eso se aplicaría en este caso, porque Dios ha comisionado al Sr. Trump a que salve a Israel. Considere cuán diferente es esta palabra de “salvó” en el versículo 27. El Sr. Trump no tuvo que literalmente hacer guerras para salvar a Israel durante su primer mandato; aunque sí tuvo que luchar para sacar a la luz todas las investigaciones fraudulentas, los actos de traición y las acusaciones falsas. Existen distintas formas de hacer la guerra, pero lo que se da a entender es que recuperar el cargo puede requerir esfuerzos considerables. Donald Trump tendrá que luchar por ello. No tiene que ser una acción militar, pero ciertamente podría serlo.

El presidente Trump también podría hacer que algunos Estados decidieran separarse de la Unión. Eso conduciría a algún tipo de guerra.

El versículo 28 de 2 Reyes 14 indica fuertemente que el Sr. Trump recupera su presidencia a través de algún tipo de guerra, no mediante la votación.

A mí me parece seguro que esto ocurrirá antes de las próximas elecciones presidenciales de 2024, a no ser que ocurra algún tipo de combinación entre guerra y votaciones. Pero 2 Reyes 14:28 ni siquiera insinúa una elección.

Si Dios dice que el Presidente Trump va a “recuperar” algo, entonces será recuperado. Amós 7 también muestra que la guerra tendrá éxito. ¿Y qué es lo que va recuperar, si no la elección robada?

Va a haber algún tipo de guerra para recuperar algo. Si Dios dice que el Presidente Trump va a “recuperar” algo, entonces será recuperado. Amós 7 también muestra que la guerra tendrá éxito. ¿Y qué es lo que va recuperar, si no la elección robada?

¡Todo esto debe ocurrir por un milagro de Dios! Y cuando suceda debería ser obvio para todos, siempre y cuando sean honestos.

Antíoco

2 Reyes 14:27 dice que alguien está tratando de “raer el nombre de Israel de debajo del cielo”. Satanás es el verdadero poder que quiere borrar el nombre de Israel, principalmente a Estados Unidos. Pero a menudo Satanás opera a través de seres humanos. Y esto apunta a otra profecía a la que hemos prestado mucha atención en los últimos años, la de un “Antíoco” político del tiempo del fin que ataca a EE UU desde adentro.

La profecía comienza en Daniel 8:9. Los comentarios coinciden en que el tipo antiguo al que se refiere aquí era Antíoco iv Epífanes, un rey seléucida engañoso y malvado que controlaba a los judíos en el siglo ii a. C. Mientras que a los pueblos de otras zonas se les permitía mantener sus religiones, Antíoco trató de destruir con furia no sólo a muchos hombres, mujeres y niños judíos, sino también la propia fe judía. Robó el templo, levantó un altar pagano y un ídolo de sí mismo dentro del templo, engañó y luego destruyó y esclavizó a decenas de miles de judíos en Jerusalén, y quemó y demolió gran parte de la ciudad.

Los frutos demuestran que EE UU fue gobernado por un “Antíoco” político durante ocho años, con gran perjuicio para la nación. Barack Obama trabajó duro y rápido hacia su objetivo declarado de “transformar fundamentalmente” a EE UU. ¡Él y sus seguidores realmente trabajaron para borrar el nombre de Israel! Me doy cuenta de que ésta es una afirmación explosiva, pero la evidencia es abundante. He escrito dos folletos (ambos gratuitos) explicando esta verdad: Estados Unidos bajo ataque y Great Again [Grande otra vez, disponible sólo en inglés].

Sin embargo, Dios usó al presidente Trump para impedirlo, no por la rectitud de ese hombre, sino porque tiene el valor de salir y luchar por Israel y sabe que es lo correcto.

Sin embargo, ahora este mismo hombre (Obama) está gobernando de nuevo a través de un presidente ilegítimo. El presidente Biden ha estado firmado órdenes ejecutivas con rapidez no sólo para deshacer lo que hizo el presidente Trump, sino para borrar la historia, las tradiciones y los fundamentos bíblicos de Estados Unidos lo más rápido posible. La administración de Biden está permitiendo que los inmigrantes, incluyendo criminales y traficantes de drogas, pasen por la frontera. Están gastando miles de millones en vivienda, servicios de salud, educación y bienestar. Están hundiendo a este país en una deuda de 30 billones de dólares, ¡que podría explotarnos en la cara cualquier día! Pero si lo analiza sabiendo qué buscar, se dará cuenta de cuál es el objetivo principal: borrar el nombre de Israel. Y al ritmo que van, ¡lo conseguirán!

Ayudando a Judá

2 Reyes 14:28 afirma que Jeroboam recuperó Damasco y Hamat. El comentario de Soncino afirma que Damasco fue gobernada por el rey David, y que el rey de Hamat pagó tributo a David y pasó a formar parte del reino de su hijo Salomón (2 Samuel 8:9-10; 1 Reyes 8:65). Así que lo que esto sugiere es que Jeroboam reclamó algo para ayudar a Judá.

Así es como la Nueva Versión Internacional traduce 2 Reyes 14:28: “En cuanto a los demás acontecimientos del reinado de Jeroboam, todo lo que hizo, y sus logros militares, incluyendo la forma en que recuperó Damasco y Hamat para Israel, las cuales pertenecían a [Judá], ¿no están escritos en el libro de las crónicas de los reyes de Israel?”. La traducción de Ferrar-Fenton dice: “Porque los demás asuntos de Jerabam, y todo lo que hizo, cómo hizo guerra, y cómo recuperó Damasco y Khamath de Judá para Israel, están registrados en la historia de los acontecimientos del tiempo de los reyes de Israel” [traducción nuestra al español].

Barack Obama fue muy poco misericordioso con la nación judía de Israel cuando fue presidente. Pero durante su primer mandato, el presidente Trump salvó a la nación judía (la Judá bíblica) de gran parte de la tiranía de Obama. Trump apoyó a Israel de muchas maneras, incluso ayudándole a firmar los “Acuerdos de Abraham” con las naciones árabes de la región. El respetado columnista Lee Smith describió la alianza entre Israel y los Estados del Golfo como “un impedimento para el sueño de un Irán reempoderado y con armas nucleares respaldado por EE UU, que era el principal objetivo de la política exterior de Obama, y una afrenta para los procesadores de la paz convencidos de su propia importancia interminable. Al parecer, la administración Biden pretende hundir los acuerdos penalizando a Israel y a sus socios de paz por acercarse demasiado, y devolviendo a los palestinos al centro de las discusiones, con el fin de preparar el terreno para volver a entrar en el acuerdo nuclear con Irán” (21 de marzo; énfasis añadido).

Observe esto: “El principal objetivo de la política exterior de Obama” era alinear a EE UU con Irán, ¡el enemigo de Israel y la nación número uno del mundo patrocinadora del terrorismo! ¡El principal objetivo de irán es derribar a Estados Unidos y borrar a Judá del mapa! ¡Que Estados Unidos apoye a Irán no tiene sentido, a menos que usted se dé cuenta de que este líder está tratando de borrar el nombre de Israel! Los líderes iraníes hablan de esto todo el tiempo. Esta nación quiere borrar el nombre de Israel. Eso incluye a Estados Unidos y a Gran Bretaña. Sin embargo, los estadounidenses le permitieron a su presidente promulgar esa política exterior. Y ahora, ¡esa política exterior ha vuelto! Biden le está dando poder a Irán para que pronto pueda obtener armas nucleares. Estoy seguro de que ahora tendremos más ataques terroristas palestinos por culpa de quien está al mando.

Dios está enfurecido por esto. Si esto continúa, ¡acabará muy mal! Ya puede ver lo importante que es que alguien tenga que “recuperar” algo.

Isaías 40:9 muestra que la Iglesia de Dios en este tiempo del fin tiene un mensaje que debe ser entregado a “las ciudades de Judá”: “¡Ved aquí al Dios vuestro!” y Satanás lo sabe. También sabe que la Iglesia de Dios ha apoyado proyectos de arqueología en Jerusalén durante los últimos 50 años, y que hemos ayudado a descubrir el palacio del rey David.

¡Parece que el Sr. Trump tal vez tenga que recuperar algo de la libertad de Judá para que podamos entregar el mensaje de Dios!

La Iglesia de Dios posee hoy el nuevo trono de David (solicite un ejemplar gratuito de mi libro El nuevo trono de David ). ¡Los judíos necesitan escuchar este mensaje como testimonio en este tiempo del fin! Pero Satanás y su Antíoco están trabajando ferozmente para vencer nuestro mensaje, ¡que es la expresión máxima del “nombre de Israel”!

Una advertencia para Jeroboam

El final de la vida y el reinado de Jeroboam están registrados en 2 Reyes 14:29: “Y durmió Jeroboam con sus padres, los reyes de Israel, y reinó en su lugar Zacarías su hijo”. Esto también indica un segundo mandato para Donald Trump. Recuperará el poder, pero no por mucho tiempo. Será entonces cuando se cumpla la profecía de Amós.

Amós 7 no da ninguna pista sobre un Antíoco político. Esto podría significar que ese individuo será removido de alguna forma. ¿Lo removerá Dios de alguna manera cuando Jeroboam haga “guerras”? ¿Será ese el fin de la obra del Antíoco político? Dios no lo dice de forma definitiva, pero creo que Amós 7 lo indica.

Ahora observe la profecía de forma más específica. “[El Eterno] entonces me dijo: ¿Qué ves, Amós? Y dije: Una plomada de albañil. Y el Señor dijo: He aquí, yo pongo plomada de albañil en medio de mi pueblo Israel; no lo toleraré más. Los lugares altos de Isaac serán destruidos, y los santuarios de Israel serán asolados, y me levantaré con espada sobre la casa de Jeroboam” (Amós 7:8-9). Aquí Dios le está dando a Su hombre un mensaje de advertencia para que se lo entregue a Israel y a Jeroboam. El profeta Amós fue tipo de un mensajero que tendrá que proclamar esta advertencia en el tiempo del fin. Dios dice que ésta es la última vez que advertirá a Israel antes de su destrucción si no se arrepiente, y esta advertencia es durante el tiempo de “Jeroboam”.

Observe: ¡Dios no está contento con Jeroboam! Es importante reconocer esto. Dios tiene un mensaje severo para este hombre, y utilizará a este Amós del tiempo del fin, respaldado por la verdadera Iglesia de Dios, para entregarlo.

Vea la historia del rey Jeroboam i, el primer líder del reino del norte de Israel. Se separó del trono de David, contaminó el sacerdocio y estableció una religión falsa (cambió los días sagrados de Dios, el sacerdocio y las formas de adoración, e hizo que la gente se enfocara en él en lugar de enfocarse en Dios), aunque Dios le advirtió que no lo hiciera (1 Reyes 12:25-33).

¡Este Jeroboam del tiempo del fin está cometiendo los mismos pecados! Nuestro libro gratuito The Former Prophets [Los profetas anteriores, disponible sólo en inglés] se lo explicará. La profecía de Amós 7 muestra que él promueve la religión falsa y hace que la gente religiosa se enfoque en él, y no en Dios. También rechaza el trono de David y lo que Dios está haciendo con ese trono en este tiempo del fin. La Iglesia de Dios va a tener que hacerle ver a este hombre cuál es su gran pecado y cuáles son los pecados de sus seguidores.

Amós 7:10 describe a un ministro falso que le comunica a Jeroboam el mensaje de advertencia de Amós, y dice que “la tierra no puede sufrir todas sus palabras”. Este es un versículo clave. ¡Indica que el mensaje procedente de la Iglesia de Dios alcanzará tal notoriedad y será tan fuerte que la gente no podrá soportarlo!

“Porque así ha dicho Amós: Jeroboam morirá a espada, e Israel será llevado de su tierra en cautiverio. Y Amasías dijo a Amós: Vidente, vete, huye a tierra de Judá, y come allá tu pan, y profetiza allá; y no profetices más en Bet-el, porque es santuario del rey, y capital del reino” (versículos 11-13). Sí, este Jeroboam del tiempo del fin tiene el “santuario del rey”, un fuerte séquito religioso. Y tiene poderes reales. El líder moderno de Israel está cometiendo los mismos pecados que cometió antiguamente el rey Jeroboam i. Y tanto él como Amasías y sus seguidores desprecian lo que la Iglesia de Dios está diciendo. El mensaje que nosotros estamos proclamando es que Jeroboam y sus seguidores tienen la religión equivocada, que el trono que tienen no durará, que no se están arrepintiendo verdaderamente hacia Dios, que están pecando, y que por eso Dios los está maldiciendo, ¡y que todo eso conllevará a la destrucción de esta nación, y a la esclavitud y muerte de su pueblo!

El resto de Amós 7 describe los horrores de la Gran Tribulación profetizada. ¡Será el peor tiempo de sufrimiento de toda la historia, y los estadounidenses, los británicos y los judíos tendrán que experimentarlo!

Hoy, la gran pregunta es, de qué forma retomará Donald Trump el poder. ¡Estados Unidos está siendo estrangulado por la administración de Antíoco que está conduciendo rápidamente a la nación hacia el radicalismo, el socialismo, la amoralidad, la división de clases y la guerra racial! Como escribí en nuestra edición de abril con respecto a 2 Reyes 14:26, ¡la aflicción de Estados Unidos es muy amarga, y la nación no tiene quién le ayude!

Pero las profecías de Dios son certeras. El enfrentamiento de Jeroboam con la Iglesia de Dios es tan claro como cualquier otra profecía en la Biblia. Y esto aún no ha sucedido; por lo tanto, el Presidente Trump debe recuperar ese cargo de una forma u otra. Debemos tener fe. Dios siempre está probando nuestra fe de ciertas maneras; nunca podríamos crecer si Él no lo hiciera. ¡Debemos llegar al punto de creer totalmente en Dios! ¡Si se nos muestra que estamos equivocados, entonces cambiaremos y le creeremos a Dios! Pero todo lo que Dios nos está mostrando hoy nos hace ver que, a pesar de la situación actual, nosotros estamos en lo cierto.

La cuestión principal es qué pasará DESPUÉS de que Trump recupere el poder. Él le pondrá fin a la destrucción inminente. ¡Pero esta nación está muy apartada de Dios! Y Jeroboam y todos los demás necesitan una advertencia potente y un llamado a arrepentirse. La Iglesia de Dios está aquí para proporcionar eso, lo más fuerte y claro posible. Si los estadounidenses no le prestan atención al mensaje de advertencia de Dios, ¡vendrá la época más aterradora que usted se pueda imaginar! ¡Pero esa corrección severa es lo que se necesitará para que Dios pueda alcanzar a las personas, y hacer que sean humildes, todo en preparación para el regreso de Jesucristo y el establecimiento de Su Reino en la Tierra! 


EL NUEVO TRONO DE DAVID

Un cambio dramático sobre cómo Dios está manejando este trono muestra cuán pronto ¡Jesucristo mismo estará sentándose en éste!