Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

210107 trump gettyimages 1230086798

(AL DRAGO/GETTY IMAGES)

El presidente Trump está quitándole la máscara a la izquierda radical

El diablo y sus compinches odian ser descubiertos; por eso el Estado Profundo trabaja en la oscuridad.

Estamos a menos de dos semanas de la inauguración presidencial de Estados Unidos. A las 3:44 de esta mañana [jueves], una sesión conjunta del Congreso certificó a Joe Biden como el ganador de las elecciones presidenciales de 2020. Pero nosotros en la Trompeta sabemos que la nación y el mundo se llevarán una sorpresa. Y como lo explicaré, parte de la razón por la que nosotros sabemos eso es por lo que nos pasó hace dos décadas. Lo cual parece ser una lucha totalmente separada, que nosotros mismos enfrentamos.

Estoy seguro que usted ha visto las noticias sobre los manifestantes que forzaron su paso y entraron al edificio del Capitolio. La multitud de partidarios del presidente Trump (y, supuestamente, algunos agitadores radicales de izquierda que se hicieron pasar por partidarios de Trump) rompieron ventanas y se enfrentaron con la policía. Los miembros del Congreso en la cámara del Senado de hecho fueron evacuados durante unas horas mientras la policía volvía a asegurar el edificio. Un oficial de policía del Capitolio de EE UU disparó y mató a una partidaria de Trump, cuando ella estaba trepando por una ventana rota. Otros tres murieron, quienes según las autoridades tenían problemas médicos.

¡Qué tragedia en el mero edificio que representa a la república estadounidense! Las corporaciones de noticias de izquierda, que describieron los disturbios de izquierda de 2020 como “pacíficos en su mayoría”, están reportando el caos de ayer como una "insurrección" y están tratando de usarlo para desacreditar al presidente Trump y sus partidarios. Todos deben oponerse a la violencia y la destrucción (el presidente Trump lo hizo y les dijo a los manifestantes que se fueran a casa), pero nadie debe ser engañado. La tragedia de ayer no cambia los hechos sobre la elección presidencial. ¡Fue un fraude! El mazo que se golpeó en la cámara del Senado esta mañana temprano, lo hizo oficial.

Sin embargo, muchos legisladores están actuando como si la violencia en el Capitolio significara que la "victoria" de Joe Biden es legítima. Algunos senadores republicanos, como Kelly Loeffler de Georgia y James Lankford de Oklahoma, prometieron objetar la certificación de la "victoria" de Joe Biden, pero a la final se negaron a hacerlo.

Después que los manifestantes fueron dispersados y los miembros del Congreso regresaron a la cámara del Senado, el representante Paul Gosar de Arizona y el senador Ted Cruz de Texas objetaron los resultados de las elecciones de Arizona. Pero ambas cámaras del Congreso votaron a favor de rechazar sus objeciones. Más tarde, el representante Scott Perry de Pensilvania y el senador Josh Hawley de Missouri objetaron los resultados de las elecciones de Pensilvania. Pero de nuevo, ambas cámaras los invalidaron.

Así, esta mañana temprano, el vicepresidente Mike Pence anunció que Joe Biden había ganado la presidencia. El presidente Trump hizo una declaración en la que prometió que el 20 de enero habrá una “transición ordenada de poder”.

“Aunque estoy totalmente en desacuerdo con el resultado de las elecciones (los hechos lo corroboran), no obstante habrá una transición ordenada el 20 de enero”, dijo el Presidente a través de su vocero (Twitter había bloqueado prevenidamente la cuenta del Presidente). “Siempre he dicho que continuaríamos nuestra lucha para asegurarnos de que sólo se contaran los votos legales. Si bien esto representa el final del mejor primer mandato en la historia presidencial, ¡es sólo el comienzo de nuestra lucha para hacer que Estados Unidos sea grande otra vez!"

Casi todos los republicanos, incluyendo el vicepresidente, lo han abandonado. Cada vez es más difícil ver cómo Donald Trump podría seguir siendo el presidente de Estados Unidos.

El presidente Trump les recordó a los manifestantes salvajes que él defiende el estado de derecho, y les dijo que se fueran a casa. Pero él no está renunciando a su lucha por desenmascarar la corrupción de la izquierda radical. Sigue adelante, contra todo pronóstico, para tratar de exponer la verdad.

Este presidente tiene un coraje tremendo, y Dios va a usar ese coraje para exponer algunos de los fraudes más grandes jamás cometidos.

El artículo de portada de mi padre para la edición de la Trompeta de enero de 2021, se titula "Por qué Donald Trump seguirá siendo presidente de Estados Unidos". En este artículo, él muestra que el presidente Donald Trump es un cumplimiento moderno del antiguo rey israelita Jeroboam II. (Como Herbert W. Armstrong lo documentó en Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía, los estadounidenses se encuentran entre los descendientes de los antiguos israelitas). El versículo 26 de 2 Reyes 14 revela que Dios está usando a este líder moderno de los israelitas modernos, para salvar a su nación (temporalmente) de las fuerzas radicales arremetiendo contra ésta.

Nadie debería esperar que exponer los fraudes es fácil. El apóstol Juan escribió: “Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios”. Satanás y sus seguidores odian la luz y odian ser expuestos. Es por eso que una red como el "Estado Profundo" funciona en la oscuridad y en el secreto.

"Según la mayoría de las apariencias, Joe Biden será el próximo presidente de Estados Unidos", escribió mi padre en ese artículo. “Pero yo no lo creo en absoluto. Trump también aguantará esta tormenta. Independientemente de lo que digan los medios de comunicación o de cómo se vean las cosas en este momento, estoy seguro de que Donald Trump seguirá siendo presidente. ¡También estoy seguro de que estamos a punto de ver expuestos algunos de los fraudes más grandes de la historia! ¿Por qué? Porque una presidencia de Biden es contraria a la profecía bíblica".

¿Por qué mi padre hizo una afirmación tan audaz? Y ahora, con los comicios concluidos, los casos judiciales bloqueados, concluida la votación del colegio electoral, la certificación del Congreso hecha, los antiguos aliados desertando de la causa y los radicales a 13 días de cambiar a Estados Unidos con su nuevo régimen... ¿por qué mi padre lo avala?

Una de las principales razones es, que él cree en una profecía bíblica específica que Dios ha revelado acerca de esta pequeña Iglesia de Dios de Filadelfia (IDF) que tiene que ver con un caso judicial.

En El misterio de los siglos, su último libro y el más importante, el Sr. Armstrong dedicó el capítulo 2 al "Misterio de los ángeles y los espíritus malignos". Refiriéndose a ese capítulo, mi padre escribió en su folleto de Habacuc: “[El misterio de los siglos] expone a Satanás como ningún otro libro en la Tierra. El diablo odia y teme la exposición sobre todo. Está en una rabia intermitente y está tratando de destruir El misterio de los siglos".

Mientras mi padre escribía eso, Satanás intentaba destruir ese libro de todas las formas posibles. El Sr. Armstrong había muerto, y sus sucesores en la Iglesia de Dios Universal (IDU) habían revocado la publicación y distribución de El misterio de los siglos. Y después que la Iglesia de Dios de Filadelfia (IDF) lo imprimió para regalarlo a quien lo solicitara (eso hace 24 años este mes), ¡la IDU inició un litigio contra nosotros en la corte! Nos atacaron usando la riqueza, los recursos, su poderío legal interno y la ira de una organización muchas veces más grande que la nuestra.

“Esta Obra nunca ha sufrido tanta ira”, continuó mi padre (ibíd.). “Hasta ahora [Satanás] ha tenido un éxito peligroso. Pero no debemos dejar que tenga éxito. Dios está de nuestro lado. Ahora cada uno de nosotros debe caminar por "su fe". Satanás sabe que si puede destruir los escritos del Sr. Armstrong, el mensaje de Dios no puede llegar al mundo. ¡Para difundir ese mensaje es la razón por la que somos llamados ahora!

Mientras ayudaba a mi padre durante ese caso judicial hace 18 años, ¡presencié personalmente cuánto Satanás odia ser expuesto! Imprimimos El misterio de los siglos que lo expone y revela el asombroso plan de Dios para derrotarlo. Los que Satanás estaba inspirando en la IDU (Iglesia de Dios Universal) nos demandaron. Mi padre nos dijo que siguiéramos imprimiendo. Luego nos dijo que imprimiéramos otros libros importantes del Sr. Armstrong, incluidos Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía, El increíble potencial humano y La dimensión desconocida de la sexualidad. Él creía que estos libros fueron inspirados por Dios, y que Dios haría milagros para derrotar a Satanás y que pudiéramos dárselos a cualquiera que los solicitara.

Ganamos en la corte de distrito pero la IDU apeló. El caso se prolongó. Satanás inspiró una serie de maniobras deshonestas por parte de los líderes de la IDU. Luego, el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito de California anuló el fallo del tribunal de distrito, y nos ordenó que dejáramos de imprimir El misterio de los siglos y que nos sometiéramos a un juicio para determinar la cantidad de daños que deberíamos pagarles a la Iglesia de Dios Universal. Apelamos a la Corte Suprema de Estados Unidos pero nos denegaron.

Parecía que no habría forma de hacerles llegar El misterio de los siglos al mundo. Parecía que la IDU no sólo censuraría ese maravilloso libro para que no llegara al mundo, sino que también tomaría miles o quizás millones de dólares de nuestra capacidad para difundir los mensajes que éste contiene. Ralph Helge, miembro de la IDU y abogado del personal, le escribió a un ex miembro de la IDF diciendo que mi padre había “agotado todos los recursos legales disponibles. Y que cualquier intento de la IDF por adquirir cualquier derecho ordenado por la Corte para imprimir [El misterio de los siglos], ha cesado y terminado rotundamente. Legalmente no hay otro lugar al que la IDF pueda acudir sobre este tema. No sé de qué otra manera puedo decirlo. El único ‘derecho’ de la IDF es comparecer ante el tribunal de justicia para que se evalúen los daños y perjuicios, y los honorarios de los abogados por el daño que la IDF ha cometido".

Sin embargo, incluso en esta situación, mi padre insistió en que "de una forma u otra, Dios proporcionará una forma para que podamos enviar ese libro por correo nuevamente". Dijo que Habacuc 3: 2 y otras Escrituras eran profecías de que Dios "reviviría Su obra en medio de los años". A principios de 2003, sólo un mes después de la carta de Helge que sonaba tan victoriosa, la IDU decidió de manera abrupta e inexplicable vendernos todos los derechos de autor para El misterio de los siglos y otros 18 libros y folletos del Sr. Armstrong.

Y esa llamada llegó (de todas las fechas) ¡el 16 de enero! El aniversario de la muerte del Sr. Armstrong. Esta es una fecha a la que le prestamos mucha atención.

Pero la IDU impuso una condición: sus abogados dijeron que la IDF tenía que entregar toda la documentación que los tribunales les habían ordenado [a la IDU] que nos proporcionaran durante el litigio; eso, les permitiría mantenerlo todo en secreto. Sólo así podríamos tener todos los derechos de autor de El misterio de los siglos y todos esos otros libros y folletos; y tendríamos que pagar una suma relativamente modesta, aparte de aceptar esa pequeña estipulación de no exponerlos.

Luego de haber tenido seis años de litigio en los tribunales, la decisión de mi padre, que sin duda sorprendió a nuestros abogados, fue la siguiente: “No hay forma de que renunciemos a eso [los documentos]. Son un factor decisivo". Él también comentó que sentía como que apenas estaba "entrando en calor" para seguir luchando en la Corte.

¡Y la IDU capituló en ese punto también! No tenían ninguna razón (de acuerdo al mundo) para haberlo hecho. Pero Dios realizó un milagro y los obligó a hacerlo.

Obtuvimos los derechos de autor de esos libros maravillosos que revelan la verdad y exponen a Satanás, y también conservamos los documentos que revelaron los detalles de cómo él se infiltró, infectó y secuestró espiritualmente a la Iglesia de Dios Universal. Usé esos documentos para escribir un libro sobre esta histórica batalla en la Corte. Lo actualizamos y lo reimprimimos recientemente. Usted bien puede solicitar su propia copia (y su propia copia de cualquiera de esos 19 títulos del Sr. Armstrong) completamente gratis. Ese libro se llama Raising the Ruins [Levantando las ruinas].

Dios y los que lo siguen luchan para exponer a Satanás. Esto fue cierto en nuestra batalla judicial por El misterio de los siglos [Mystery of the Ages]. Y es cierto en la batalla por lo que queda de la república estadounidense.

Parece una exageración imposible decir que nuestro litigio (de la Iglesia de Dios Universal contra la Iglesia de Dios de Filadelfia durante la década de 1990 y principios de la de 2000) por los derechos de autor de El misterio de los siglos por Herbert W. Armstrong, esté de algún modo relacionado con la crisis sobre la elección del presidente de Estados Unidos en 2020. ¡Pero sí lo está! Porque el mismo Satanás está inspirando estos dos movimientos oscuros y destructivos. ¡Y el mismo Dios está exponiéndolo!

Usted no tiene que creer en esto ahora. Pero esté atento a los eventos para mostrarles a aquellos que estén dispuestos a abrir los ojos y ver dónde está obrando Satanás; ¡y ver dónde está obrando Dios!

Dios usó la crisis en la Iglesia de Dios Universal, Su única Iglesia verdadera, para dar a los verdaderos cristianos la oportunidad de rechazar a Satanás y volverse a Dios. Ahora, Él está usando esta crisis electoral en Estados Unidos para darles a los descendientes del antiguo Israel (incluyendo a los religiosos) una última oportunidad de rechazar a Satanás y arrepentirse de sus muchos pecados.

Esté atento para ver cómo Dios usa a un presidente con sólo 13 días restantes de su mandato, para exponer la corrupción en la política estadounidense y en la naturaleza humana malvada que nos infecta a todos. Y cuando usted vea que la "victoria" de Biden finalmente es anulada, ¡no tenga duda de Quién es el responsable! 


ESTADOS UNIDOS BAJO ATAQUE

¿Está usted preocupado sobre hacia dónde está dirigiendo el país la administración actual? ¿Y sobre si la nación puede o no sobrevivir los próximos cuatro años? La situación está peor de lo que usted piensa, y sólo existe una forma para solucionar este problema gigantesco.