Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

8124205192 4f299b10a4 z

German Army Leopard II by U.S. Army Europe on flickr/CC by 2.0

Edición especial: ¡Él tenía razón! (undécima parte)

¡Él tenía razón!: Los nazis secretos

Continuación de Edición especial: ¡Él tenía razón! (décima parte)

Siga al dinero

Cómo fue financiado el movimiento clandestino, es otra historia fresca en las noticias de hoy. Fue financiado principalmente con el oro robado durante las conquistas de Alemania Nazi.

Siguiendo la rendición de Alemania, según el escritor Charles Higham, “Oficiales superiores del Partido Nazi … propusieron que la nueva estrategia era sobrevivir y ganar la paz. Grandes sumas de dinero debían ser enviadas al extranjero en secreto al cuidado de banqueros e industriales simpatizantes. Entre los bancos suizos nombrados estaba el Basler Handelsbank, y el Crédit Suisse. En el futuro, según el plan, ese dinero sería usado para financiar el esfuerzo del Partido Nazi de construir un nuevo imperio

“En una soleada mañana de mayo de 1944, mientras jóvenes norteamericanos morían en invasiones en playas italianas, [el] presidente del Banco (controlado por los nazis) para Pagos Internacionales en Basilea, Suiza, llegó a su oficina a presidir la cuarta reunión anual en tiempos de guerra. Este refinado caballero norteamericano se sentó con su personal ejecutivo alemán, japonés, italiano, británico y norteamericano para discutir asuntos importantes, como los $378 millones de dólares en oro que habían sido enviados al banco por el gobierno Nazi después del ataque Japonés a Pearl Harbor para ser usado por sus líderes después de la guerra” (Comerciando Con el Enemigo; énfasis mío).

Ese oro había sido saqueado de los bancos nacionales de Austria, Holanda, Bélgica y Checoslovaquia, o fundido de los dientes y muelas, de marcos de lentes, cigarreras y encendedores almacenados en el Reichsbank, de judíos asesinados.

¿Qué áreas del mundo constituyen la “clandestinidad”? Sólo tenemos que seguir el sendero del dinero para responder esa pregunta. “Los números estimados de ex nazis que reciben pensiones son: 601 en Australia, 1.115 en Austria, 128 en Argentina, 324 en Bélgica, 196 en Brasil, 1.882 en Canadá, 1.010 en Croacia, 459 en Inglaterra, 810 en Francia, 152 en Italia, 1.014 en Rumania, 2.380 en Eslovenia, 152 en África del Sur y 3.377 en eeuu” (The Panorama Report, Op. Cit.).

Eso es apenas más de un tercio de los estimados 50.000 criminales de guerra que reciben pagos.

El hecho es que, un hombre bajo la inspiración de Dios vio venir esos eventos hace décadas, y lo dijo al mundo. ¿Cómo pudo Herbert W. Armstrong revelar eventos que llegarían a suceder en el futuro? ¿Tenía él información secreta de los Aliados? ¿Fue solamente una “comprensión” excepcional de los asuntos mundiales? Nada de eso fue. Los sistemas militares y políticos del mundo no poseen este conocimiento. La verdad es que él creyó simplemente en lo que el Dios Omnipotente dijo y quiso decir; que la Biblia es Su Palabra. Él entendió que las profecías de la Biblia son para nuestros pueblos hoy, y que llegarían a ocurrir.

El Fénix

En la ópera Parsifal, Richard Wagner escribió, “Por el poder de esa piedra el fénix se quema hasta hacerse cenizas, pero las cenizas le dan vida nuevamente. Así el fénix muda y cambia su plumaje, que después es luminoso y brillante y tan hermoso como antes”. Tal como esa ave mitológica, la Alemania que una vez fue cenizas ha reaparecido y está encabezando el poderoso consorcio de naciones llamado la Unión Europea.

Ahora sólo la cuarta declaración que el Sr. Armstrong hizo todavía está esperando por suceder. Esa declaración fue: “[Un] sucesor de Hitler surgirá, [y] ganará el control de este poder …" ¡Ese hombre probablemente está en alguna parte de la escena política justo ahora!

El General Stuelpnagel declaró, “En la próxima guerra mundial … los mismos errores no deben cometerse. El principal adversario será Estados Unidos, y todo el esfuerzo debe concentrarse contra este país desde el principio … Nuestra derrota en la presente guerra no necesita ser considerada más que como un incidente en la marcha triunfal de Alemania hacia la conquista del mundo” — ¡Deutschland über alles! (Curso por correspondencia, Op. Cit.).

Esa marcha ha comenzado. El 26 de mayo de 1998, los cadetes oficiales alemanes tomaron parte en ejercicios de entrenamiento nunca antes vistos con el ejército israelí. Escribiendo sobre este evento histórico, la corresponsal de la bbc para el Oriente Medio Lyse Doucet dijo: “Para los soldados alemanes estos ejercicios son una valiosa oportunidad para que un ejército en tiempos de paz entrene con una fuerza comprometida en la guerra”.

En el mismo reportaje de la bbc, Christian Muth del ejército alemán, dijo: “La razón para venir aquí no es superar el pasado, porque no se puede superar algo que ya ha ocurrido. La razón para venir aquí es para mostrar que somos una nueva generación; que estamos totalmente conscientes del pasado e impediremos que ocurra de nuevo”.

El ejército alemán no comprende completamente su rol futuro en los asuntos mundiales de estos tiempos. Pero pronto aprenderemos que cuando sus fuerzas de guerra digan: “Estamos totalmente conscientes del pasado e impediremos que ocurra de nuevo”, significa que recuerdan la derrota de guerras pasadas, y la razón de esta. ¡Ellos no serán derrotados la próxima vez!

Hitler reveló el plan cuidadosamente elaborado del ejército alemán para gobernar al mundo en su tesis Mein Kampf [Mi Lucha]. Él dijo que Alemania debe derrotar primero al Occidente para tener una mano libre para el Drang nach Osten (la marcha hacia el Oriente).

Como Dios se le reveló al Sr. Armstrong, después de perder la Segunda Guerra Mundial los nazis se fueron a la clandestinidad. La caída del Muro de Berlín le ha permitido a Alemania reaparecer aún más fuertemente que antes. Esta continuará creciendo hasta convertirse en la máquina más poderosa económica y militarmente que este mundo haya visto: la última resurrección del Sacro Imperio Romano. Un sucesor de Hitler está a punto de aparecer. Luego, junto con un futuro falso profeta, este poder, compuesto de 10 naciones (al cual la Escritura describe como “la bestia”) llevará a este mundo al genocidio global más horrendo nunca antes visto por la humanidad.

Entonces el mundo sabrá que un profeta ha estado entre ellos. 

Continúa en Edición especial: ¡Él tenía razón! (duodécima parte)

HWR_ES_AD_1