Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

201109 donald%20trump gettyimages 1229386276

(TAYFUN COSKUN/ANADOLU AGENCY VIA GETTY IMAGES)

Donald Trump va a ganar esta elección

Los medios ya coronaron a Joe Biden. Pero van a quedar azorados y humillados.

El viernes pasado por la noche, Joe Biden realizó un gran desfile e hizo un discurso de victoria. El sábado, los medios de comunicación estadounidenses decidieron declararlo ganador de las elecciones y presidente electo de Estados Unidos.

De hecho, parece firme que este hombre será el próximo presidente de Estados Unidos. Pero yo definitivamente no lo creo en lo absoluto. Yo estoy seguro de que Donald Trump seguirá siendo el presidente, no importa cómo se vean las cosas en este momento.

Yo estoy seguro de que Donald Trump seguirá siendo el presidente, no importa cómo se vean las cosas en este momento.

La izquierda radical en Estados Unidos ha hecho todo lo posible durante los últimos cuatro años para desacreditar y destruir a Donald Trump. Han espiado. Han mentido. Han hecho trampa. Han violado demasiadas leyes como para poder contarlas. ¡Han cometido traición, intentando deponer al gobierno debidamente elegido! Y de alguna manera, el presidente Trump ha resistido todas esas tormentas.

Lo que la izquierda está haciendo ahora —todo este teatro dirigido a intimidar a la gente para que acepte a Joe Biden como presidente— es más de lo mismo. No debería sorprendernos.

Pero la elección no se ha decidido. ¡Y yo estoy seguro de que usted está a punto de ver expuestos, algunos de los fraudes más grandes de la historia!

¿Por qué? Porque una presidencia de Biden es contraria a la profecía bíblica.

Profecías incumplidas

La Trompeta ha estado explicando profecías bíblicas que aplican a Donald Trump y a Estados Unidos. Son profecías específicas del tiempo del fin que deben cumplirse, y que se cumplirán.

Hemos mostrado cómo el presidente Trump está aquí para detener el espíritu destructivo que está obrando para destruir a Estados Unidos. Como expliqué en mi artículo “Salvando (temporalmente) a EE UU de la izquierda radical”, esto cumple una profecía en el libro bíblico de Reyes acerca de un “Jeroboam” del tiempo del fin a quien Dios usaría para salvar a la nación temporalmente. (También lea “¿Quién es el Jeroboam de los tiempos modernos?”)

[Video informativo de 56 minutos en inglés]:




En la antigüedad ese período en Israel fue un precursor de lo qué está sucediendo en Estados Unidos hoy. Un enemigo estaba atacando, y 2 Reyes 13: 5 dice que “... dio [El Eterno] salvador a Israel”. ”Porque [El Eterno] miró la muy amarga aflicción de Israel; que no había siervo ni libre, ni quien diese ayuda a Israel; y [El Eterno] no había determinado raer el nombre de Israel de debajo del cielo; por tanto, los salvó por mano de Jeroboam hijo de Joás” (2 Reyes 14: 26-27). El libro de los Reyes es uno de los profetas anteriores, y la mayor parte de su profecía es para este tiempo del fin.

Hay fuerzas que atacan a Estados Unidos hoy que son terriblemente destructivas, y las peores se encuentran dentro de la nación. (Mi folleto gratuito Estados Unidos bajo ataque explica esto). Pero viendo a este Jeroboam moderno uno tiene que decir que Dios le dio a Israel un “salvador”, al menos al grado de que Dios no permitiría que esos enemigos derribaran a la nación. Él ha estado bloqueando este movimiento de “raer el nombre de Israel [que incluye a Estados Unidos] de debajo del cielo”.

¿Y ha terminado Trump su trabajo? No, no lo ha terminado. ¡Así que yo no creo en lo absoluto que él vaya a desaparecer del escenario!

La Trompeta también ha señalado una profecía en Amós 7 que nos dice mucho sobre este Jeroboam del tiempo del fin. Ninguna de esa profecía se ha cumplido todavía, pero podemos estar seguros que se cumplirá, y el presidente Trump debe estar en el poder para que esto suceda. ¡Dios va a cumplir todas las profecías de Su Biblia!

Hay fuerzas que atacan a Estados Unidos hoy que son terriblemente destructivas, y las peores se encuentran dentro de la nación.

Yo sigo creyendo que estas profecías son 100% precisas. Esto significa que esta nación [EE UU] está a punto de quedar azorada. ¡Creo que usted verá fraudes expuestos como nunca antes ni se había imaginado! En cierto sentido, se podría decir que la izquierda está luchando contra Dios y la profecía de Dios. ¿Quién cree usted que va a ganar esa batalla?

De hecho, la profecía muestra que de seguro muchos eventos impactantes sucederán en los próximos años. ¡Veremos cómo se exponen cosas que quizás nos asombrarán cada semana!

No sé exactamente cómo se desarrollará todo esto, ¡pero yo creo que Dios está permitiendo que suceda de esta manera, para asegurar que la maldad y la corrupción en Estados Unidos queden expuestas!

La fuente del ataque

Hay una dimensión espiritual que debemos comprender sobre lo que la izquierda radical está haciendo.

Apocalipsis 12: 7-9 habla de una guerra en el cielo en la que Satanás y sus demonios fueron arrojados a la Tierra. Esto sucedió en el tiempo del fin (lea esto en mi folleto Estados Unidos bajo ataque). Ahora todos ellos están confinados aquí, y usted puede ver evidencia que la influencia de Satanás aumenta cada instante. Esto llama al diablo “el gran dragón (...) que engaña al mundo entero”. ¡Los engaños de Satanás son increíblemente poderosos!

El versículo 10 llama a Satanás “el acusador de nuestros hermanos (...) que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche”. ¡Satanás continuamente sigue difundiendo su odio! El versículo 12 muestra que el diablo está furioso porque sabe que le queda poco tiempo. Desde su punto de vista, él no tiene nada que perder.

El objetivo de Satanás es borrar el nombre de Israel “de debajo del cielo”, ¡de toda la Tierra! ¡Esa es su pasión! Y Estados Unidos es la superpotencia entre las naciones de Israel del tiempo del fin. (Lea Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía para obtener pruebas). De modo que él siente un odio especial por Estados Unidos y está trabajando furiosamente para destruirlo.

El diablo es el que está detrás de lo qué está sucediendo. Está inspirando a la izquierda radical. Este fraude electoral demuestra lo decidido y lo lleno de odio que está. Nadie puede detenerlo excepto Dios, y este mundo no ha aprendido eso.

Fraude electoral

Los principales medios insisten en que “no hay evidencia” que los demócratas intentaron robarse estas elecciones. Esto es patente y falso: hay mucha evidencia. ¡Pero también es absurdo, cuando uno reflexiona en lo que ha estado haciendo la izquierda durante los últimos años! Uno tendría que ser ingenuo para pensar que no están cometiendo grandes fraudes con esta elección.

Sólo vea cómo sucedió todo: varios de los estados en los que el presidente Trump estaba ganando la noche de las elecciones simplemente dejaron de contar durante cuatro o cinco horas. Todos estaban sincronizados. Creo que los demócratas comenzaban a ver que no tenían suficientes votos, por lo que tenían que encontrar la manera de conseguirlos.

Luego, cuando se contaron las papeletas de voto por correo, todo cambió. Todos esos estados terminaron cambiando hacia el ex vice presidente Biden. ¿No es eso asombroso?

Las papeletas de voto por correo abren la puerta a un fraude terrible. ¿Sabía que de los 27 países en la Unión Europea, 17 prohíben el voto por correo, excepto en casos muy raros? Ellos saben lo susceptibles al fraude que son esas votaciones. Sin embargo, los demócratas han utilizado la pandemia del coronavirus como pretexto para fomentar la mayor cantidad posible de votaciones por correo, e incluso para extender los plazos más allá del día de las elecciones. Realmente creo que hicieron eso para poder robarse esta elección, ¡y lo digo sin disculparme! Tienen una larga historia de utilizar fraude electoral para influenciar elecciones.

En junio, el Partido Demócrata de Pensilvania presentó una demanda en la corte exigiendo que el Estado cuente las boletas recibidas por correo hasta tres días después del día de las elecciones. La ley de Pensilvania requería que las boletas por correo se recibieran antes de las 8 p.m. el día de las elecciones, pero los demócratas querían usar a los tribunales para reescribir la ley estatal. Esta demanda fue un acto claro de activismo judicial, pero la mayoría de los jueces estatales de la Corte Suprema de Pensilvania son demócratas electos. Entonces, el 17 de septiembre, la Corte Suprema de Pensilvania dictaminó 4-3 para reescribir los estatutos electorales de Pensilvania y permitir que se recibieran las boletas por correo hasta el 6 de noviembre.

Luego, los funcionarios republicanos solicitaron a la Corte Suprema de Estados Unidos que dictaminara que la decisión de la Corte Suprema de Pensilvania era un acto de extralimitación judicial. Pero el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, se puso del lado de la izquierda radical y dictaminó que la Corte Suprema de Estados Unidos no debería involucrarse. Eso hizo un empate de 4 vs. 4 [eran entonces sólo 8 jueces en total] sobre si admitir el caso, lo que denotó que la decision del tribunal inferior se mantuviera.

¡Qué error tan terrible! Esto demuestra una ingenuidad impactante y un delirio. Solo recuerde lo que estas personas han hecho en el pasado. El dossier de Steele no era más que mentiras creadas por la izquierda radical. Durante tres años lo usaron como “prueba” de que Donald Trump era un agente ruso; ¡pero ellos sabían desde principio a fin que no eran más que mentiras! ¿Entonces, usted cree que no robarían algunos votos? ¡Me sorprendería si no lo hicieran! Ese informe resultó ser traicionero. ¡Ahora se han pasado a algo quizás aún más traicionero! Sin embargo, la Corte Suprema acaba de abrir el camino.

Los objetivos de la izquierda

Muchos en la izquierda quieren una guerra civil. ¡Algunos ya han declarado la guerra! Ciertamente quieren llevar a la nación al punto en que puedan abalanzarse sobre sus oponentes y destruirlos. ¡Y se están lanzando a todo!

Recuerde cómo el 30 de enero de 2017, solamente 11 días después que comenzara el mandato del presidente Trump, Mark Zaid (el abogado del denunciante sobre lo de Ucrania) tuiteó lo siguiente: “#coup [el golpe de Estado] ha comenzado. Primero de muchos pasos. #rebelión. #impeachment [destitución] seguirá finalmente. #abogados”. Más tarde, ese mismo día, tuiteó: “#coup ha comenzado. Cuando uno cae, dos más ocuparán su lugar. #rebellion #impeachment”. Este era uno de los abogados de alto rango de la izquierda hablando abiertamente de un golpe, ¡tratando de derrocar al gobierno!

No tenemos que especular sobre los objetivos de la izquierda. ¡Si uno presta atención, son bastante francos en lo que dicen!

Estados Unidos ha cambiado como nunca antes nadie lo ha visto cambiar; ¡en sólo meses (incluso semanas), es un país diferente! No es el país que era hace un par de años, ¡ni siquiera a principios de este año! Y si tuviera el líder equivocado al mando, las cosas empeorarían rápidamente porque hay poderes detrás de él que quieren gobernar esta nación, ¡y gobernarla a su manera! No quieren libertad. Le dicen a usted qué hacer, ¡y tiene que hacerlo o de lo contrario, sufre!

No tenemos que especular sobre los objetivos de la izquierda. ¡Si uno presta atención, son bastante francos en lo que dicen!

La izquierda no quiere oposición. ¡Quieren tiranía! ¡Esto es porque están siguiendo a Satanás el diablo, quien tiene un dominio absoluto sobre ellos!

Las empresas y corporaciones de tecnología poderosas están dispuestas a gastar miles de millones de dólares para obtener lo que quieren. No les interesa la voluntad del pueblo. En Florida, un multimillonario gastó $100 millones para vencer a Donald Trump. ¡Cien millones de dólares! Los demócratas gastaron en esta campaña un total de $7 mil millones, en comparación con los $4 mil millones que los republicanos gastaron; ¡todo eso es mucho dinero! Los medios, la industria de alta tecnología, los educadores, Hollywood, todas estas personas tienen mucho dinero, ¡y ellos están unidos! Y si pueden ganar con dinero y trampas, o de cualquier otra forma, ¡lo harán!

Después de todo, ninguno de ellos parece estar siendo castigado por sus transgresiones. ¿Fue alguien enviado a la cárcel después de la terrible ordalía de Mueller? Yo no lo he visto, ¡pero ellos sí cometieron traición! Puede que haya investigaciones, pero estas se prolongan y después de un tiempo a la gente se le olvida. ¡Así es como aquellos se salen con la suya! Con el tiempo, si los exculpan repetidamente, ¡ellos llegarán a pensar que pueden hacer cualquier cosa y salirse con la suya! ¡Y tienen razón!

Pero tal vez Dios les tiene reservado algo que ellos no saben.

Me sorprende la cantidad pequeña de republicanos que apoyan al presidente Trump. Aquellos que no lo hacen son realmente ignorantes de lo que está sucediendo en esta nación.

Donald Trump ciertamente tiene sus problemas, y Dios los ve, ¡pero Él lo eligió como un salvador para esta nación, temporalmente! La gente no entiende eso, ¡ni reconoce lo que realmente está sucediendo!

También me sorprende que tanta gente haya votado por la plataforma radical que el partido demócrata ha adoptado. Quieren fomentar la inmigración ilegal, incluso brindándoles atención médica gratuita, bienestar y educación. Quieren devastar la economía para combatir el “cambio climático”. Aceptan ideales racistas radicales y prácticas sexuales estrafalarias. Aplauden la anarquía y el espíritu de insurrección. No se necesita mucho para entender que cuando tanta gente es tan ignorante, una democracia muere. Esta nación está perdida, ya casi.

Corte Suprema

En medio de estos hechos sucedió algo extraño. Una jueza de la Corte Suprema murió [no son elegidos sino designados de por vida] y otra ocupó su lugar muy rápidamente. Amy Coney Barrett entró en escena justo en el momento adecuado para ser confirmada antes de las elecciones. Ella se apega a la Constitución original, y es muy conservadora.

Regresando a la situación de Pensilvania; aunque la Corte Suprema decidió no escuchar ese caso, el juez Samuel Alito le dijo a los funcionarios de Pensilvania que mantuvieran las papeletas de voto por correo recibidas el 3 de noviembre después de las 8 pm separadas en caso que la Corte Suprema de EE UU decidiera escuchar el caso después de las elecciones. Y el 4 de noviembre, la campaña de Trump presentó una moción (y está esperando una respuesta) para que la Corte Suprema de Estados Unidos interviniera en este caso.


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, observa cómo
el juez adjunto de la Corte Suprema, Clarence Thomas, jura a
Amy Coney Barrett como juez adjunto de la Corte Suprema de
Estados Unidos. (Créditos: ATTA KENARE/AFP/Getty Images)

No lo sé, pero creo que la Corte Suprema finalmente tendrá que dictaminar sobre esta elección, ya sea en Pensilvania o en otros casos. ¡El hecho que la juez Barrett esté presente cuando eso suceda aumenta las probabilidades de que se respete la ley! Y eso marcaría la diferencia para el Presidente. Usted puede leer una profecía específica que apunta a esto en mi artículo “¿Puede el presidente Trump obtener el control de su propio gobierno dividido?” Creo que esa es la forma en que Dios va a resolver esto, pero puede que Él tenga otras ideas.

Algo tendrá que suceder, y para que Dios cumpla esta profecía eso tendrá que ser un milagro. ¡Pero Él es un Dios de milagros! Y Él es quien finalmente coloca a los líderes en el poder (Daniel 4:17, 25; Salmo 75: 6-7; Romanos 13: 1).

Todos debemos darnos cuenta que ningún político puede salvar a Estados Unidos. Los republicanos no pueden salvar a esta nación. El presidente Trump no puede. ¡Sólo Dios puede! Debemos verlo obrar en lo que está sucediendo aquí. Él va utilizar estos eventos para exponer la maldad y la corrupción en Estados Unidos. Y se asegurará de que se cumpla cada una de Sus profecías. ¡Sólo esté a la mira!

Estos eventos conmocionarán a una nación que ya ha descartado a nuestro presidente actual. Pero no deberían tomarlo por sorpresa. Observe lo que sucede, ¡y cuando suceda usted podrá reconocer la mano de Dios guiando! 


ESTADOS UNIDOS BAJO ATAQUE

¿Está usted preocupado sobre hacia dónde está dirigiendo el país la administración actual? ¿Y sobre si la nación puede o no sobrevivir los próximos cuatro años? La situación está peor de lo que usted piensa, y sólo existe una forma para solucionar este problema gigantesco.