Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

170622 radical%20communists gettyimages 610501970

Getty Images

Conozca a los comunistas apoderándose de Gran Bretaña

Los votantes se están acostumbrando a un Partido Laborista gobernado por un radical. Bienvenido al nuevo estándar de Gran Bretaña.

Una vez más una elección inglesa ha impactado al mundo.

Las repentinas elecciones del 8 de junio fueron anunciadas por Theresa May, la primer ministro de Inglaterra, el 8 de abril. Su Partido Conservador contaba con una mayoría laboral de siete escaños. Para el tiempo de aquel anuncio las encuestas indicaban que los conservadores eran más populares de lo que habían sido cuando fueron electos, y se predecía que si realizaran las elecciones de nuevo, su partido ganaría de forma aplastante. De modo que May decidió llevar a cabo unas elecciones nuevamente.

Parte de la razón porqué se pensaba que los conservadores eran tan populares, fue atribuido al punto de vista radical de su oposición. El Partido Laborista se ha vuelto tan extremo en sus puntos de vista, que parecía inimaginable que los ingleses votaran para ni siquiera acercarlo al poder.

Pero el 8 de junio, solo dos meses después, los votantes ingleses le dieron al Partido Laborista 32 escaños más de los que ganó en las elecciones generales en 2015. El partido de May perdió su posición de mayoría, y solo podrá mantenerse en el poder con el apoyo del Partido Unionista Demócrata (dup, por sus siglas en inglés).

Esto significa que por muy extremos que hayan sido en un tiempo los puntos de vista socialistas del Partido Laborista, ahora son la corriente dominante. Bajo el liderazgo de Jeremy Corbyn, el Partido Laborista ganó el 40 por ciento del voto, su ganancia más grande desde la contundente victoria de Tony Blair en 2001. Y el Partido Laborista bajo Blair era totalmente conservador comparado con el de Corbyn.

Veamos los puntos de vista de Jeremy Corbyn, sus simpatizantes y el manifiesto en el que se basaron; el manifiesto que estuvo a punto de gobernar el país.

Un rápido vistazo al curriculum de los principales líderes del Partido Laborista revela algunas cosas peligrosas en común. Ya sea operar una organización que cree que Gran Bretaña es “no menos sociópata” que el Estado Islámico, o creer en que “los británicos inventaron el racismo”, todos ellos tienen un profundo odio contra el Occidente y sus creencias.

Todos también apoyan a los enemigos de Gran Bretaña. Corbyn le ha tendido la mano a grupos terroristas musulmanes radicales, y ha estado literalmente a sueldo de Irán, el principal estado patrocinador del terrorismo del mundo. Todos apoyaron a la Armada Republicana Irlandesa (ira, por sus siglas en inglés); los cuales son terroristas que han atacado y asesinado a ciudadanos ingleses e incluso a miembros de la familia real, y han intentado asesinar a miembros del gobierno.

De hecho, ¡estos puntos de vista peligrosos son populares en la Gran Bretaña del siglo XXI!

Jeremy Corbyn

Líder del Partido Laborista

Historial de trabajo

  • 2009-2012: Se le pagó 20.000 euros (us$25.500) por cinco actos de presencia en televisión, en el canal PressTV de propaganda de Irán, el cual está prohibido en el Reino Unido debido a su participación en torturas hechas por el gobierno Iraní. El gobierno Iraní golpeó y torturó a un reportero de Newsweek , y el canal PressTV transmitió los resultados.
  • 2011-2015: Presidente de la Coalición Alto a la Guerra . Durante el cargo del Sr. Corbyn, este grupo escribió que “Estados Unidos, Gran Bretaña y sus aliados no son menos sociópatas” que el Estado Islámico. Sin embargo, apoyaron la invasión de Rusia en Georgia y Crimea, y se rehusaron a condenar al presidente Sirio Bashar Assad.

Sus amigos conocidos

  • 1984: Invitó al líder del ala política del ira a la Casa de los Comunes, al igual que a terroristas convictos del ira . Esto sucedió semanas después que el ira tratara de volar el gobierno de la entonces Primera Ministra Margaret Thatcher.
  • 1988: Fue un orador honorado en un evento de conmemoración por los miembros muertos del ira y “soldados del ira ”. El programa oficial del evento declaró que, “la fuerza de las armas es el único método capaz de propiciar una Irlanda socialista libre y unida. Esto sucedió solo tres semanas después que las fuerzas del ira asesinaran a tres soldados ingleses en los Países Bajos.
  • 2002: Habló en un mitin patrocinado por el grupo terrorista al-Mujayirun, el cual ahora está prohibido. Sus miembros incluyen al menos uno de los terroristas quienes embistieron contra la multitud a lo largo del Puente de Londres con una camioneta el 3 de junio, y luego salieron del vehículo a matar a personas a puñaladas. En ese mitin algunos de los agrupados estaban vestidos como suicidas con bombas. Habían lemas entre la multitud que incluían “Misil, misil a Israel” y “Gas, gas a Tel Aviv”.
  • 2009: Invitó al Parlamento a sus “amigos en Hamás” y sus “amigos en Hezbolá”, como él mismo los llamó.
  • 2014: Asistió a la ceremonia de colocación de coronas para los terroristas de la Organización de Liberación Palestina ( plo ). Uno de estos celebrados estuvo implicado en la masacre de las Olimpiadas en 1972, donde 11 atletas israelíes fueron tomados rehenes y más tarde asesinados.
  • 2014: Fue parte de un grupo de bienvenida para Abdallah Djaballah a la Mezquita de Finsbury Park. Djaballah es un imán que exhorta a sus seguidores a “hacer guerra musulmana santa” en contra del Reino Unido y Estados Unidos. El Sr. Corbyn ha sido un amigo de la mezquita por mucho tiempo; la cual ahora es notoria como un refugio para islamistas quienes incitan el terrorismo.

Citas Importantes

  • 19870: “Estoy feliz de conmemorar a todos aquellos quienes murieron luchando por una Irlanda independiente”, al observar un minuto de silencio para honrar a los terroristas del ira quienes murieron a balazos mientras se dirigían a atacar una estación de policía.
  • 2015: Dijo que la muerte de Osama bin Laden fue una “tragedia”.

Otros eventos notables

  • 1991: Corbyn secundó una agenda de legislación en el Parlamento, que habría abolido a la monarquía.
  • 2015: Rehusó cantar el himno nacional “Dios salve a la Reina” en un evento memorial para aquellos que murieron en la Batalla de Gran Bretaña.

Antecedentes penales

Ambas la MI5 de Inglaterra y la subdivisión especial de la Policía Metropolitana conservaron un expediente acerca de Jeremy Corbyn, temiendo que él pudiera ser una amenaza para el país. Un oficial anónimo de la Subdivisión Especial le dijo al Telégrafo que la policía lo monitoreó por 20 años, dado que él fue “considerado un subversivo”. Las Subdivisión Especial define a alguien como subversivo si está envuelto en “actividades con el fin de socavar o derribar la democracia parlamentaria por medios políticos, industriales o violentos”.

“Nadie puede tener un expediente en la Subdivisión Especial por casualidad; el comandante debe tener evidencia con la que ellos estén satisfechos”, dijo el oficial al Telégrafo (7 de junio).

John McDonnell

Sub-ministro de Finanzas

Él es el número dos del Sr. Corbyn esencialmente, y es el líder de la política económica del Partido Laborista.

Citas sobresalientes

  • 2011: “Yo ya no quiero solamente derrocar al gobierno. Quiero destruir el sistema”.
  • 2011: Un panfleto respaldado por McDonnell dice: “Cualquier gobierno de la clase trabajadora enfrentaría oposición violenta de la clase gobernante y necesitaría disolver y romper el ala armada de los ricos y poderosos: la policía, el ejército y el servicio secreto. Esto podría llevarse a cabo solamente armando a la clase trabajadora y preparándose para tomar el poder”.
  • 2011: En Ed Woollard, un estudiante fue arrestado por intentar dejar caer un extintor de fuego desde un edificio de siete pisos en la cabeza de un policía: “Él no es el criminal. Los verdaderos criminales son aquellos que están limitando los servicios de educación e incrementando los impuestos (…) Tenemos que promover la acción directa, en cualquier forma que posible que se requiera”.
  • 2013: “Soy honesto con la gente. Soy Marxista (…) La democracia parlamentaria no funciona para nosotros. Las elecciones no están funcionando para nosotros”. En vez de eso, el país necesita “lo que solíamos llamar una insurrección; ahora somos respetuosos y decimos que es acción directa. Pero volvamos a llamarlo por lo que es. Es insurrección. Queremos derrocar a este gobierno por cualquier medio que podamos”.

Diane Abbott

Sub-secretaria del Interior

El secretario del interior es considerado la tercera persona más poderosa en el gobierno británico, y está encargado de ambos la policía y el sistema de justicia. Diane Abbott está encargada de la política Laborista en estos asuntos.

Declaraciones notables

  • 1984: “Irlanda es nuestra lucha, cada derrota del estado Británico es una victoria para todos nosotros”.
  • 1985: Al describir su tiempo trabajando en el Ministerio del Interior como un estudiante de postgrado hace 10 años, Abbott dijo: “pensé que [el sistema] sería transformado desde adentro. Me equivoqué. Yo era sólo una persona simbólica de raza negra, en una institución fundamentalmente racista”. Ella también dijo: “Soy una extremista”.
  • 1988: Gran Bretaña es “una de las naciones más racistas”. Y, “los ingleses inventaron el racismo”.
  • 2008: “Algunas personas juzgarán que en la balanza Mao [Zedong] hizo más bien que daño (…) Él sacó a su país del feudalismo; él ayudó a derrotar a los japoneses; y él (…) dejó a su país al borde del gran éxito económico que están teniendo ahora”.
  • 2012: “La gente blanca le encanta jugar a ‘dividir y vencer’. No deberíamos jugar a su juego”.

Un manifiesto comunista

Sería fácil continuar hablando de oficiales menores quienes trabajaron para los terroristas irlandeses, o que piensan que Stalin fue un buen chico, por ejemplo. Pero los patrones están claros. Gran Bretaña casi eligió a un líder quien no cantaría el himno nacional de su propio país. Ese país casi le entregó su economía a un hombre que quiere aplastar el sistema financiero de Gran Bretaña. Casi entrega su policía y su sistema de justicia a alguien que piensa que el asesino de masas más grande en la historia (en cuanto a números), no fue tan malo.

Pero quizás los votantes ingleses ignoraban todo esto. Después de todo, en la campaña John McDonnell le dijo a un entrevistador que él no era Marxista, y Corbyn dijo que él “nunca se había reunido con la ira”. Es posible que la gente se haya creído todas esas mentiras.

Sin embargo, las promesas de campañas que estos hombres escribieron en sus manifiesto, dejaron en claro sus radicalismo.

El manifiesto es acerca de cobrar más impuestos, incrementar los gastos e incluso mayor endeudamiento. Los laboristas planeaban recaudar impuestos adicionales de casi £50 mil millones de libras. El gobierno tomaría el control de los ferrocarriles, del sistema de agua, el sistema eléctrico y más. Los laboristas gastarían £35 mil millones de libras en la infraestructura, £6 mil millones de libras en el Servicio Nacional de Salud, y £5 mil millones de libras para las escuelas.

El incremento de impuestos que propuso, no llegaría ni cerca de cubrir todos esos gastos. Incluso si los impuestos de los laboristas de alguna manera trajeran al tesoro hasta la última libra esterlina (como lo dice el partido), y no paralizara a la economía de Gran Bretaña simultáneamente, el gobierno aún necesitaría tomar prestado decenas de millones más.

El asistente editor del Telégrafo, Jeremy Warner escribió: “Jeremy Corbyn se propuso a sí mismo como un tipo de Hugo Chávez en esteroides; él promete una ruina tan grande que haría ver a 1970 como una época de oro de la prosperidad inglesa” (16 de mayo).

“Este es un nuevo nivel de magnitud. Es el tipo de desembolsos que uno esperaría ver sólo durante una crisis de vida o muerte, como una guerra”, dijo Julian Jessop, el jefe economista del Instituto de Asuntos Económicos, un equipo de pensadores. “Este es un incremento masivo en el gasto y un incremento masivo en impuestos y en endeudamiento como para apoyarlo (…) Ellos se están entrometiendo en casi todo aspecto de la vida. Es como que si ellos estuvieran tratando de revertir toda la liberación de la postguerra de una sola vez. Es algo sin precedente” (Telégrafo, 12 de mayo).

De por sí, Gran Bretaña ya está ahogándose en deudas. Calculándolas como un porcentaje de su economía están en su punto más alto desde 1966, cuando todavía estaba pagando deudas de la peor crisis de sobrevivencia en su historia: la Segunda Guerra Mundial.

En 2010, el Secretario del Tesoro laborista saliente del cargo, famosamente le dejó una nota a su sucesor conservador diciéndole: “Me temo que ya no hay dinero”. Desde entonces, la deuda de Gran Bretaña ha crecido cada año. El gobierno Conservador prometió equilibrar el presupuesto, para detener el endeudamiento. Pero fracasó.

No obstante, millones de los votantes ingleses prefieren al partido que promete incluso más endeudamiento, mucho más endeudamiento. Ellos apoyaron un manifiesto que pondría a Gran Bretaña en el camino a convertirse en un país en bancarrota; un país comunista.

¿Qué sigue?

Los ingleses pudieron haber votado por la agenda de Corbyn en masa, pero ¿qué significa esto prácticamente? Después de todo, Corbyn no es el primer ministro, aún.

Antes de la elección, las políticas de Corbyn se consideraban tan radicales que muchos incluso de su mismo partido estuvieron en su contra. Ahora él ha probado que estas políticas pueden en realidad atraer los votos. Y ahora los moderados en el Partido Laborista están cambiando su curso. ¡Están apoyando a la agenda radical!

Lord Peter Mandelson es una las figuras más significativas en el ala derecha del Partido Laborista. Él fue uno de los seguidores más cercanos del Primer Ministro Blair. A principios de este año él dijo: “Yo trabajo cada día” para socavar a Jeremy Corbyn. Después de las elecciones, él dijo que se equivocó acerca de Corbyn.

Owen Smith es una figura del ala izquierda dentro del Partido Laborista. En 2016 trató de sacar a Corbyn del liderazgo, considerándolo demasiado radical. Ahora dice: “Yo estaba claramente equivocado”.

“No sé lo que Jeremy tenga, pero si pudiéramos envasarlo y tomárnoslo, a todos nos estaría yendo muy bien” dijo él.

Eso no quiere decir que el Partido Laborista está 100 por ciento apoyando a Corbyn. ¡Pero lo que una vez fue radical ahora es una estrategia de elección viable!

Al mismo tiempo, la siguiente elección bien pudiera no estar muy lejos. Incluso con el apoyo de otro partido y con su pequeña mayoría, le será muy difícil a Teresa May gobernar efectivamente. “El patrón normal de un gobierno minoritario es cojear por un tiempo corto y luego colapsar, forzando al país de regreso a los comicios”, escribió el Economista.

El Partido Democrático Unionista (dup) y los conservadores, están mucho más cercanamente alineados ideológicamente que otros grupos de partidos que han tratado de trabajar juntos en el pasado. David Cameron mantuvo su coalición unida a pesar del escepticismo generalizado, de modo que el colapso no es de ley. Pero de cualquier modo las elecciones son una posibilidad real, incluso en el futuro próximo. ¿Podría ser este sólo el comienzo de la marcha de la izquierda radical en Gran Bretaña?

Cómo hacer a Gran Bretaña ‘Grande otra vez’

Gran Bretaña tiene un Partido Comunista. Pero este año decidió no participar en elecciones y en vez animaron a sus seguidores a votar por el Partido Laborista de Corbyn. Esta es la primera vez en la historia de casi 100 años del Partido Laborista que hace algo como esto.

Eso esclarece lo que acaba de suceder: Gran Bretaña estuvo cerca de una toma de poder comunista. Pero esa toma de poder pudiera haber sido tan solo pospuesta. Ahora mismo, el 40 por ciento de los ingleses están a favor de eso.

A principios de este año, Gerald Flurry el jefe editor de Trompeta publicó una versión actualizada de su folleto, Great Again (Grande otra vez, disponible en inglés). Éste expone la verdad alarmante detrás del impresionante ascenso de la izquierda radical en Estados Unidos.

Esta última elección prueba que muchas de estas tendencias predominan en el Reino Unido.

“¿Qué sabe usted sobre el comunismo?” pregunta él en su folleto. “Un creciente número de estadounidenses apoya que el gobierno tome el control del cuidado de la salud y otras áreas de la economía nacional. Fallan en entender los peligros que acompaña a un sistema comunista”. Nada acerca del Reino Unido podría ser más cierto, cuando cerca de la mitad del país votó por un partido comunista.

“Los exponentes del comunismo minimizan sus metas subversivas”, escribió él. “¡Pero la subversión es su mero fundamento!” En privado, hombres como John McDonnell son claros sobre sus “metas subversivas”.

“¡La crisis que enfrenta esta nación no se debe a un mal presidente!” Escribe el Sr. Flurry. “La causa es mucho más profunda”.

Esta elección prueba que hay problemas igualmente profundos en Gran Bretaña.

La dura realidad es, que estos problemas no son solamente con políticos; son con el votante, con nosotros. El Sr. Flurry escribe que el liderazgo político de Estados Unidos “dice muchísimo acerca de nuestra gente. Tenemos el liderazgo que merecemos. Especialmente en una república democrática, ¡nosotros el pueblo debemos aceptar la culpa de los problemas!”

Cuando los comunistas ganan el 40 por ciento de los votos, los ingleses tenemos que echar un buen y crudo vistazo a nosotros mismos. Cuando una nación sumida en la deuda casi vota por el “tipo de endeudamiento que uno esperaría ver sólo durante una crisis de vida o muerte, como una guerra”, eso indica que hay algo espantosamente mal con el sistema educativo entero (artículo sugerido: ‘La venganza de la juventud’, en esta edición).

¡Algo anda mal con el pensamiento del votante inglés común y corriente! ¡Algo está mal con nosotros!

En Great Again, el Sr. Flurry explica dónde radica la culpa real del dilema de Estados Unidos: “Dios culpa al pueblo por sus pecados, ¡no a sus líderes!”

Culpar los problemas de Gran Bretaña a los pecados, pudiera sonar anticuado. Este tipo de políticos radicales ha florecido debido únicamente a, y de acuerdo al grado que Gran Bretaña se ha alejado más y más de un entendimiento incluso básico de la Biblia, y de la moralidad bíblica.

Pero hay otra dimensión detrás de este cambio a la izquierda radical en Gran Bretaña. El Sr. Flurry escribe: “Hay una dimensión espiritual de la decadencia de Estados Unidos; es algo que la mayoría de personas no ve”. Lo mismo es cierto del declive de Gran Bretaña. Para aprender más acerca de esa dimensión espiritual, lea Great Again. El ascenso de la izquierda describe que es peligroso, y los resultados de la elección de Gran Bretaña prueban que esto no es solo un fenómeno de Estados Unidos.

El entender esta dimensión espiritual expone la verdadera solución. Estados Unidos y los pueblos ingleses (incluyendo Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Suráfrica) y la nación Judía están enfrentando problemas horrendos”, escribe el Sr. Flurry. “Solo Dios puede salvar a estas naciones”.

Newsletter_ES