Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

Hwa%20portrait%20final%202 560

Gary Dorning/La Trompeta

Autobiografía de Herbert W. Armstrong: Más oposición, más crecimiento

Capitulo 45: Más oposición, más crecimiento

Continuación de Autobiografía de Herbert W. Armstrong: La Obra avanza—el Mundo de Mañana es escuchado nacionalmente

Me había ido a woai mucho antes de que estuviéramos financieramente preparados. Pero cuando se volvió algo definitivo que no podíamos continuar en who más allá del 23 de agosto de ese año, me pareció muy importante el establecernos en alguna otra estación de tan amplia cobertura, que nuestra audiencia sabría dónde encontrar el programa.

Pensé que por fin seríamos libres de este tipo de persecución y oposición. ¡Pero no lo fuimos, nunca lo hemos sido ni nunca lo seremos en este mundo, siempre y cuando seamos fieles a proclamar el verdadero evangelio de Cristo en su pureza y poder! “Todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución”, dice la segura Palabra de Dios.

¿Y de qué fuente suele venir la persecución? Jesucristo fue nuestro ejemplo. Él fue perseguido. ¿Y de qué fuente? ¡Principalmente de la fuente de la religión organizada! Su verdadero mensaje de Dios era diferente a las doctrinas y formas de la religión organizada controlada por los fariseos, saduceos y semejantes. Ellos habían desviado y pervertido las doctrinas y los caminos que Dios les había dado. Pero sus falsas enseñanzas y costumbres estaban bien establecidas en la tradición religiosa de la época. Ellos acusaron a Jesús de ser un profeta falso, un engañador, un hereje y un disidente del gobierno del César.

Es difícil darse cuenta, pero es cierto; hoy tenemos a los fariseos modernos y estos están organizados. Por increíble que parezca para algunos, ellos también mantienen una tradición religiosa bien establecida que (desde mucho antes de la generación actual) se ha alejado mucho del verdadero evangelio y de las enseñanzas y prácticas de Jesucristo, ¡de los apóstoles originales y de la verdadera Iglesia original de Dios! La naturaleza humana no ha cambiado. ¡Ellos tienen la misma hostilidad contra la verdad de Cristo que inspiró a los líderes religiosos a perseguir, acusar y crucificar a Jesucristo!

Pero, ¿alguna vez ha notado que los ministros de Dios que proclaman fielmente Su verdad con el poder de Su Espíritu Santo, no recurren a personalidades, nunca son acusadores ni intentan desacreditar a personas específicas, y que ellos no menosprecian ni ridiculizan? Nosotros tampoco, ya sea al aire o en forma impresa, a sabiendas o intencionalmente, nunca decimos nada despectivo sobre ninguna persona, organización o grupo. Es cierto que Jesús mismo les dijo a los fariseos en presencia de otros que eran unos hipócritas, mentirosos y líderes falsos. Él les dijo a sus oyentes lo que éstos eran, y advirtió que no siguieran sus falsos caminos. Pero Él siempre fue sincero y claro, nunca utilizó el truco psicológico de la insinuación, diseñada para desacreditar o menospreciar falsamente.

De todos modos, las fuerzas malignas de persecución nos siguieron hasta woai. Pero a la estación le gustó el programa, a los principales empresarios de San Antonio les gustó, y me convirtieron en miembro honorario vitalicio de la Clase Bíblica de Hombres de Negocios (sin denominación, aunque sus miembros pertenecían a muchas denominaciones). El programa permaneció en woai hasta después que obtuvimos el horario más temprano de Prime Time, a las 8 pm en el nítido canal de 100.000 vatios en xelo. Comenzamos con xelo en 1944, y continuamos con woai hasta algún tiempo en 1945.

Mientras tanto, Dios había estado interviniendo para aumentar la potencia de la radio en el noroeste del Pacífico.

El poder de Portland se incrementa

Durante 1941, 1942 y 1943 yo había estado realizando servicios de evangelización en el auditorio de la cámara de comercio en el centro de Seattle, y también algunos servicios en Everett, Washington, donde una pequeña iglesia se había formado. Muchos de los miembros locales en Seattle y Everett hicieron posible lanzar el Mundo de Mañana en la estación kvi de más potencia, con estudios en Tacoma. Ésta era una estación de 5.000 vatios, pero con su punto de marcación en 570 y su transmisor en una isla en Puget Sound, kvi tenía una señal aproximadamente igual a 25.000 vatios en una frecuencia más alta, y una ubicación promedio del transmisor. No dejamos ir a krsc, pero usamos ambas estaciones en muestra conexión por cable de Liberty Network a las 8:30, los domingos por la mañana.

Debe haber sido a principios del invierno entre 1942 y 1943, que hice un viaje a Des Moines para hacer un programa para who “en vivo”. Era necesario hacer esto con frecuencia, en una estación tan importante. Al regresar me detuve brevemente en Denver. Todavía no estábamos listos para expandirnos a otras estaciones, pero yo estaba comenzando a sentar las bases para una futura expansión, creando contactos con las administraciones de estaciones que podríamos desear agregar más adelante.

Me presenté en las oficinas de la estación de la red abc, kvod, de 5.000 vatios. Creo que el ejecutivo con el que me contacté era el vicepresidente. En cualquier caso, él estaba teniendo un día ajetreado con conferencias, y fue muy brusco al decirme sin rodeos que no apartarían tiempo para programación religiosa.

Nunca había tenido la costumbre de aceptar un rechazo, sin antes ser escuchado “cara a cara”, como dice el dicho. Lo abordé de nuevo, pero esta vez con toda mi fuerza y habilidad de ventas que había acumulado en mis días de publicidad.

Le expliqué cuán diferente es el Mundo de Mañana de cualquier otro programa “religioso”, y le exigí que escuchara un programa. De mala gana él consintió, pero no me ofreció ninguna esperanza.

Tuve que regresar a mi habitación de hotel para obtener discos de transcripción, diciéndole que regresaría en 10 minutos. Caminé rápidamente, casi corriendo al hotel. En el camino me di cuenta, tardíamente, de por qué me había encontrado con una recepción tan negativa. Me había olvidado de llevar este asunto de kvod ante el Ser para el que trabajaba. Tiempo antes me había acostumbrado a orar antes de cualquier llamada o conferencia de cualquier importancia, pidiendo por la dirección de Dios, por sabiduría y para que me diera favor ante los ojos del hombre con quien tuviera que tratar.

La comisión de Cristo es “Id por todo el mundo” con su mensaje. Para ir al mundo con el evangelio es necesario tratar con el mundo y con algunas de sus organizaciones comerciales. Por lo tanto, el siervo de Dios debe buscar no sólo la guía divina en este trato, sino también, ya que Dios puede hacer que incluso nuestros enemigos estén en paz con nosotros, pedirle por el favor con las personas que debemos tratar. ¡En todos mis años de experiencia, Dios nunca ha fallado en conceder esta solicitud!

Pero esta vez, en mi afán, me había adelantado a Dios. Me había ido “por mi cuenta” sin pedir por orientación ni favor.

Y justo aquí, tal vez pueda darle al lector un ejemplo de lo que la Palabra de Dios quiere decir con la advertencia “Orad sin cesar” o, como dijo Jesús, “orad siempre”. Él quiere decir que debemos estar continuamente en un espíritu de oración. En otras palabras, quiere decir orar constantemente, incluso por aquellas cosas pequeñas que surgen.

Mientras caminaba y corría a medias, oré. No tuve el tiempo ni la oportunidad para arrodillarme, así que oré mientras caminaba. Le pedí a Dios que me perdonara por la negligencia de no pedirle antes de llamar. Así que le pedí, ahora, que cambiara la actitud de este hombre a una de favor hacia mí y hacia el programa. ¡Yo creí, y esperaba recibir esa petición!

Al regresar a las oficinas de kvod, me encontré al este hombre sonriendo. Él me presentó a otras dos personas, juntos entramos a una sala de audición. Se le dieron los discos al técnico, quien los llevó a la sala de control contigua. Comúnmente, con un programa religioso, los hombres de la estación de radio quizás escuchan unos cinco o seis minutos y luego hacen una señal para detenerlo. En los días de “transcripción eléctrica” nuestro programa de media hora era puesto en dos discos grandes, con 15 minutos en cada disco. Cuando esto salía al aire, el segundo disco comenzaba tan fluido que la audiencia nunca sabía que había un cambio de disco. A penas me atreví a esperar que después de llegar al final del primer disco de 15 minutos, ellos pidieran escuchar el otro. Pero el programa atrajo su interés. El operador no esperaba tocar el segundo disco, pero ellos le hicieron una señal para que lo reprodujera. Nadie dijo una sola palabra. Ellos sólo escucharon, concentradamente.

Cuando finalizó el programa de media hora, la única palabra que se dijo fue: “Podemos despejar el horario de 8 a 8:30 los domingos por la mañana para usted”.

Pero esta vez no fui tímido —¡tenía confianza!

“No, a las 8 a.m. es demasiado temprano los domingos por la mañana”, le dije. “Hemos encontrado que a las 8:30 está bien, pero las 8 en punto es demasiado temprano”.

“Pero a las 8:30 transmitimos nuestro programa estelar de noticias”, fue la respuesta. “No podemos mover eso”.

A estas alturas, yo estaba súper confiado.

“No”, respondí, “no aceptaré las 8 a.m. los domingos. Tiene que ser las 8:30 o nada”.

Él cedió y aceptó. Luego fue que supe que uno de los hombres en la habitación no era un hombre local de Denver sino un representante de la estación, que acababa de comprar una acción en la estación kxl en Portland.

Pues, sucedió que después que habíamos salido de kxl, ésta cambió de dueño e incrementó su poder a 10.000 vatios, con un espléndido punto de marcación baja de 750 kilociclos (el lector recordará que esta era una pequeña estación de 100 vatios en la que comenzamos en Portland, para luego irnos a kwjj de 500 vatios). Había tratado de entrar a esa estación, pero no pude. Desesperadamente, yo quería entrar a kxl.

Este hombre estaba en camino a Portland, así que le mencioné de una vez nuestro deseo de ir a kxl. Pero ahora yo estaba al mando y lo sabía, porque estos hombres estaban realmente impresionados, así que les exigí el horario de las 8:30 am o sino no habría trato. Él aceptó. Tenía que contactarlo en Portland tres días después. Al ser más costoso, no podíamos costear ir a kxl y a kvod al mismo tiempo así que tuve que posponer ir a kvod.

Después de muchos años terminamos yendo a kvod de todos modos. ▪

Continuará...

46 Una charla con el hombre de negocios de San Antonio

Boletín, AD