Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

201210 trump gettyimages 669990660

(MANDEL NGAN/AFP/GETTY IMAGES)

¿Anulará las elecciones presidenciales el litigio de Texas?

Ken Paxton, el fiscal general de Texas, alega que los fiscales generales que inundaron sus propios estados con boletas fraudulentas de votación por correo, violaron la ley.

Donald Trump, el presidente de Estados Unidos, acaba de anunciar que su administración se une al litigio que solicita a la Corte Suprema que impida que cuatro estados indecisos emitan votos electorales a favor de Joe Biden. “Nosotros estaremos interviniendo en el caso de Texas (y de muchos otros estados)”, publicó el presidente Trump en Twitter el 9 de diciembre. “Este es ‘el grande’. ¡Nuestro país necesita una victoria!”

La demanda legal está encabezada por Ken Paxton, el fiscal general de Texas, quien el 7 de diciembre solicitó a la Corte Suprema de Estados Unidos, invalidar las certificaciones electorales de Georgia, Michigan, Pensilvania y Wisconsin. Él argumenta que la expansión de las operaciones de votación por correo en estos estados nunca fue aprobada por las legislaturas estatales, y que por lo tanto son ilegales e invalidan los resultados. Él solicita que la Corte Suprema ordene que los electores presidenciales de estos estados sean elegidos por las legislaturas estatales.

La moción presentada por Texas incluye 154 páginas que describen lo que sucedió en cada estado:

  • Georgia: El secretario de Estado Brad Raffensperger (sin aprobación legislativa) anuló un estatuto de Georgia “que gobierna el proceso de verificación de firmas para las boletas de voto ausente”.

  • Michigan: La secretaria de Estado Jocelyn Benson derogó (sin aprobación legislativa) “los estatutos electorales relacionados con las solicitudes de boleta electoral ausente y la verificación de firmas”.

  • Pensilvania: La secretaria de Estado Kathy Boockvar invalidó (sin aprobación legislativa) un estatuto que requería “verificación de firma para boletas ausentes o por correo”.

  • Wisconsin: La comisión electoral estatal debilitó los “procedimientos de seguridad establecidos por la legislatura de Wisconsin, para garantizar la integridad del voto ausente”.

Todas esas acciones probablemente violan la 14ª enmienda de la Constitución, que garantiza a todos los ciudadanos estadounidenses la misma protección ante la ley. Y el efecto de estas acciones ilegales en estos cuatro estados, incrementó injustamente su influencia en las elecciones. Ahora, 18 estados de EE UU, que representan a más de 100 millones de ciudadanos, respaldan a Texas en su demanda.

El presidente Trump cree que este caso legal tiene un fundamento fuerte.

“El caso que todos han estado esperando es el caso del estado de Texas y muchos otros que se le unen”, él publicó en Twitter. “Es muy sólido, CUMPLE CON TODOS LOS CRITERIOS. ¿Cómo se puede tener una presidencia, cuando la gran mayoría piensa que las elecciones fueron FRAUDULENTAS?”

El caso de Texas solicita a la Corte Suprema que posponga la certificación de los electores presidenciales de cada estado más allá del 14 de diciembre (actual fecha límite). El caso también señala que la única fecha límite “ordenada por la Constitución” es el día de la inauguración: el 20 de enero. No obstante, incluso si la Corte Suprema rechaza esta parte de la solicitud, aún podría anular los votos electorales después del 14 de diciembre, si decide que los fiscales generales violaron la ley estatal, cuando inundaron sus estados con boletas de voto por correo.

Si las legislaturas estatales de Georgia, Michigan, Pensilvania y Wisconsin (controladas por los republicanos) nombran electores republicanos, entonces el presidente Trump ganaría la votación del Colegio Electoral. Pero si se invalidaran los votos electorales de estos cuatro estados, no ganaría ni Biden ni Trump. En ese caso, la 12ª enmienda de la Constitución ordena que las legislaturas estatales designen delegados para una convención especial, para elegir uno de los tres principales candidatos presidenciales. Dado que 30 de las 50 legislaturas estatales son de mayoría republicana, y cada estado obtiene un voto, el presidente Trump ganaría la reelección.

Un artículo de portada de la edición de enero 2021 de la Trompeta por el jefe editor Gerald Flurry, se titula: “Por qué Donald Trump seguirá siendo el presidente de EE UU”. El artículo explica que el presidente Trump permanecerá en el cargo debido a las profecías bíblicas de 2 Reyes 14 y Amós 7. (¡Por favor, lea este artículo si aún no lo ha hecho!). También menciona que la Corte Suprema probablemente intervendrá en la crisis electoral, para defender el estado de derecho en Estados Unidos.

El Sr. Flurry escribió: “La nominación de la juez Barrett podría resultar decisiva en esta elección, ¡para que Trump siga siendo presidente! (...) Después de las elecciones, abogados en todo Estados Unidos, incluyendo los abogados del Sr. Trump, presentaron demandas en varios estados alegando fraude electoral. Es probable que algunos de estos casos terminen en la Corte Suprema. No lo sé, pero creo que al final de todo, la Corte Suprema tendrá que pronunciarse sobre esta elección. El hecho que la juez Barrett estará presente cuando eso suceda, ¡aumenta las probabilidades del cumplimiento de la ley!”

Como dijo el presidente Trump, Texas vs. Pensilvania, et al, ¡puede terminar siendo ‘el grande’! 


ESTADOS UNIDOS BAJO ATAQUE

¿Está usted preocupado sobre hacia dónde está dirigiendo el país la administración actual? ¿Y sobre si la nación puede o no sobrevivir los próximos cuatro años? La situación está peor de lo que usted piensa, y sólo existe una forma para solucionar este problema gigantesco.