Usa560

iStock.com/Frankramspot

Preparándose para asaltar el castillo de EE UU

15/02/2019  •  de latrompeta.es
Una potencia extranjera que controle el Mar Caribe podría paralizar la economía de Estados Unidos.
 

Estados Unidos está siendo amenazado por naciones hostiles tomando el control del Mar Caribe. Las principales fuentes de noticias prestan poca atención a esta región, pero el Caribe es vital para la seguridad de EE UU. Ese mar no solo conecta su costa oriental con el Océano Pacífico a través del Canal de Panamá, sino que resguarda la boca del Golfo de México . La mitad del comercio marítimo de EE UU pasa a través del Golfo. Por lo que, una potencia extranjera que controle el Caribe podría paralizar la economía de EE UU al restringir su acceso al transporte marítimo.

Esta realidad geográfica es la razón por la que Rusia y China quieren desafiar el dominio estadounidense en el Caribe. Estas superpotencias ambiciosas están forjando alianzas con gobiernos socialistas en Cuba, Nicaragua y Venezuela. Si estas dictaduras latinas se vuelven bases para Rusia y China, una coalición de naciones podría potencialmente cortar el acceso de EE UU al Canal de Panamá, sellar el Estrecho de Florida y el Canal de Yucatán.

Tan impactante como suena este escenario, la Biblia revela que los enemigos tomarán control de las puertas marítimas estratégicas más importantes del mundo y asediarán a EE UU. Estados Unidos perderá el acceso al Canal de Panamá, el estrecho de la Florida, el Paso de los Vientos, el Canal de Yucatán y muchas otras rutas marítimas de las que depende su gente para alimentos, componentes electrónicos, petróleo, materias primas y otros bienes.

Los resultados serán devastadores.

‘Troika de tiranía’

El asesor de seguridad nacional de EE UU, John Bolton, se dirigió a un grupo de refugiados cubanos y venezolanos en la Torre de la Libertad en Miami el 1º de noviembre de 2018. Se comprometió a empujar hacia atrás a los dictadores en América Latina.

“En Cuba, Venezuela y Nicaragua, vemos los peligros de ideologías venenosas izquierdistas desenfrenadas, y los peligros de dominación y supresión”, dijo. “Esta troika de tiranía, este triángulo de terror que se extiende desde Habana hasta Caracas y Managua, es la causa de inmenso sufrimiento humano, es el ímpetu de la enorme inestabilidad regional, y el génesis de una sórdida cuna del comunismo en el hemisferio occidental”.

Bolton no anunció acciones específicas contra Nicaragua pero la administración de Trump ya ha impuesto sanciones contra Cuba y Venezuela. Estas sanciones económicas han debilitado los gobiernos corruptos de estas naciones. Sin embargo, no les ha impedido buscar ayuda de Rusia y China. Durante la Guerra Fría, los soviéticos establecieron relaciones con Cuba y Nicaragua en un esfuerzo de amenazar el acceso de EE UU al Canal de Panamá. Ahora, los rusos y los chinos están resucitando este plan para socavar a EE UU.

Rusia ofreció a Cuba un préstamo de 43 millones de dólares en noviembre para comprar equipamiento militar ruso, y prometió expandir los lazos “estratégicos” con la isla. El 10 de octubre de 2018, Newsweek reportó que un alto oficial ruso dijo que Rusia está considerando construir una base militar en Cuba. Ésta sería la primera base rusa en Cuba desde que el Kremlin cerró un puesto de espionaje de la era soviética cerca de la Habana en 2001.

Mientras tanto, dos bombarderos rusos de capacidad nuclear volaron patrullando sobre el Caribe el 12 de diciembre de 2018, desde una base en Venezuela. Después de este alarmante incidente, un diario ruso, Nezavisimaya Gazeta, sugirió que Rusia establecería presencia militar permanente en la isla La Orchila, al nororiente de la capital de Venezuela. La agencia de noticias tass, propiedad del gobierno ruso, dijo que esta presencia “representaría uno de los mayores despliegues semipermanentes de equipo militar ruso en la región desde la Crisis de los Misiles en Cuba en 1962, que marcó el apogeo de la Guerra Fría”.

Rusia está también ayudando a modernizar el ejército de Nicaragua. Al mismo tiempo, China está firmando acuerdos económicos con Cuba, Nicaragua, Venezuela, Barbados, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Panamá y otras naciones. Estos son pasos hacia el establecimiento de una fuerte presencia militar y económica en el patio trasero de EE UU.

Actualmente, ni Rusia ni China tienen el poder naval para desafiar a EE UU en esta región. Pero ¿Qué pasará cuando una crisis financiera obligue a EE UU a recortar drásticamente sus gastos militares? Hay fuertes señales de que esto ocurrirá, y pronto. En este momento las alianzas que Rusia y China están forjando en el Mar Caribe les darán gran poder sobre EE UU.

Desafío geográfico

El fallecido Herbert W. Armstrong explicó en su notable libro titulado Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía que los pueblos anglosajones que se establecieron en EE UU y Gran Bretaña son descendientes de los antiguos israelitas. Esta asombrosa verdad significa que las profecías bíblicas del tiempo del fin concernientes a Israel están principalmente dirigidas a EE UU y Gran Bretaña, así como al Estado judío llamado Israel.

Una profecía específica compara el Israel del tiempo del fin con un viñedo cercado, protegido por todos lados, hasta que Dios remueve el cerco. “…Os mostraré, pues, ahora lo que haré yo a mi viña: Le quitaré su vallado, y será consumida; derribaré su cerca, y será hollada; Haré que quede desierta; no será podada ni cavada, y crecerán el cardo y los espinos; y aun a las nubes mandaré que no derramen lluvia sobre ella. Ciertamente la viña del Señor de los ejércitos es la casa de Israel…” (Isaías 5:5-7).

Esta descripción de una viña cercada no calza a ninguna nación mejor que a EE UU.

En el occidente, EE UU está protegido por el océano más grande del mundo y las montañas Rocosas. Está protegido en el norte por la tundra ártica y la amistosa nación de Canadá. Está protegida en el oriente por el segundo océano más grande del mundo y las montañas de los Apalaches. Está protegido en el sur por el desierto de Chihuahua. Dentro de estas fortificaciones naturales está la cuenca del Mississippi, que riega la mayor extensión contigua de tierras cultivables del mundo. Esta cuenca es la clave para el dominio de EE UU sobre Norteamérica.

Cerca del 57% de las exportaciones marítimas de EE UU fluyen desde la cuenca del Mississippi hacia los mercados internacionales, a través del Golfo de México y el Mar Caribe. Cuba se encuentra entre Florida y la península de Yucatán, una enorme puerta marítima entre el corazón de EE UU y el mundo exterior (ver infográfico en este número).

La amenaza de un bloqueo naval contra la cuenca del Mississippi es la razón por la que EE UU apoyó la independencia de Cuba de España y se hizo cargo de la isla como un protectorado al ganar la guerra hispanoamericana en 1898. Ésa es la razón por la cual los soviéticos trataron de usar a Cuba contra EE UU, y de por qué EE UU intentó expulsar a la Unión Soviética de Cuba en 1962.

Ahora EE UU está permitiendo que Rusia y China forjen alianzas con Cuba, Nicaragua y Venezuela. Eso está ajustando el escenario para un tiempo cuando una alianza de naciones hostiles que finalmente asedien a EE UU y se rehúsen a permitir que los navíos pasen por la puerta marítima en cualquier dirección.

‘Mercado de naciones’

Hace unos 2.700 años Dios inspiró al profeta Isaías a escribir sobre un vasto bloque de comercio (“un mercado de naciones”), que se formaría en el tiempo del fin (Isaías 23:3).

El versículo 1 muestra que una nación líder en este bloque comercial sería “Quitim”. El jefe editor de la Trompeta, Gerald Flurry explica en su folleto Isaiah’s End-Time Vision (La visión del tiempo del fin de Isaías. Disponible en inglés) que Quitim es un nombre antiguo para la China moderna. Otra entidad líder en el bloque comercial es “Tiro”. El Sr. Flurry explica que esto representa “el centro comercial” de la Europa moderna. Un pasaje relacionado en Ezequiel 27 menciona nombres antiguos para la Rusia moderna (Tubal y Mesec), mostrando que también se unirá a este “mercado”.

“Con una Europa liderada por Alemania (el rey del Norte) poseyendo gran poder marítimo, EE UU será rodeado en el oriente por Europa y en el sur por América Latina”, escribió el Sr. Flurry, “La Biblia contiene muchas profecías de ese poder europeo atacando a EE UU, y muchas otras profecías de EE UU siendo asediada” (Isaiah’s End-Time Vision). También explica que este dramático asedio se logrará con la ayuda de los otros países asociados con el “mercado de naciones” de Isaías 23 y Ezequiel 27, incluyendo Rusia y China. “Todos ellos van a asediar a EE UU, Gran Bretaña y la nación judía” escribe.

“Los gigantes de Asia” formarán una “breve alianza” con el bloque europeo, escribe. “Si Europa (el Sacro Imperio Romano resucitado), encuentra una forma de tomar ventaja incluso por un momento, de los recursos y las posiciones estratégicas de China, Rusia y Japón, tendrá más que suficiente poder para asediar a las naciones anglosajonas y esclavizarlas. Por esta razón la profecía de Isaías de un ‘mercado de naciones’ del tiempo del fin que incluye tanto a poderes europeos como asiáticos, es tan intrigante”.

El Sr. Flurry trae particular atención sobre la región de América Latina, debido a su proximidad a EE UU. Herbert W. Armstrong profetizó durante mucho tiempo diciendo: “y esperamos, que la alianza entre Europa y Suramérica crezca extremadamente fuerte”, escribió. Europa ya ejerce considerable influencia en América Latina. Y una vez que Rusia y China formen una breve alianza con Europa, la influencia que esas potencias ejerzan en Cuba, Nicaragua y Venezuela, se transformará en un mayor control extranjero sobre la región.

El libro de Deuteronomio provee más detalle sobre el próximo asedio de EE UU. “El Señor traerá contra ti una nación de lejos, desde lo último de la tierra, que vuele como águila, nación cuya lengua no entenderás (…). Y te pondrá sitio en todas tus ciudades, hasta que tus muros altos y fortificados en que tú confías caigan en toda tu tierra; te sitiará, pues, en todas tus ciudades y en toda tu tierra que el Señor tu Dios te hubiere dado” (Deuteronomio 28:49, 52).

Una puerta es un pasaje estrecho de entrada o salida. Cuando hablamos a nivel nacional, una puerta marítima es un estrecho cuello de botella como el Canal de Panamá, el Estrecho de la Florida, el Paso de los Vientos o el Canal de Yucatán. Dios le dio a Gran Bretaña y EE UU estas puertas estratégicas y muchas otras, asegurando que se convertirían en superpotencias económicas y militares. Pero Dios advirtió que, si EE UU y Gran Bretaña no le obedecían, entonces no solo se le quitarían estas puertas marítimas, sino que serían usadas contra ellos. Esto está a punto de suceder.

Éstas son profecías escalofriantes, que apuntan a unos días oscuros por delante para EE UU y algunos de sus aliados. Pero la profecía bíblica muestra que ese “mercado de naciones” y el conflicto asociado con éste, es en realidad una corrección divina que será seguida inmediatamente de la época más llena de esperanza en la historia del hombre.

“Dos grandes bloques económicos se están posicionando para controlar el mundo”, escribió el Sr. Flurry. “Pero esta asociación comercial no durará mucho. Pronto chocarán, justo antes que Cristo regrese y destruya a ambos”. Luego Cristo traerá un tiempo de paz y estabilidad para los pueblos de todas las naciones. 

Boletín, AD