Guttenberg 842515654 peterkneffelafp 2
Peter Kneffel/AFP/Getty Images

La brillantez de Karl-Theodor zu Guttenberg (tercera parte)

08/02/2018  •  de latrompeta.es
Un líder alemán fuerte es inminente: capítulo tres
 

Continuación de La brillantez de Karl-Theodor zu Guttenberg (segunda parte)

Daniel 8

La Biblia profetiza que, en el tiempo del fin, inmediatamente antes de la Segunda Venida de Jesucristo, una super potencia europea inspirada por el catolicismo y guiada por Alemania, va a aparecer. En Isaías 10:5, por ejemplo, leemos que Dios esgrime a Alemania como un instrumento de corrección sobre las naciones de Israel. “Oh Asiria [Alemania de los días modernos], vara y báculo de mi furor”, Dios dice. Habacuc también describe eventos del tiempo del fin y específicamente la resurrección de los “caldeos”, una referencia profética al Sacro Imperio Romano. “Porque he aquí, yo levanto a los caldeos, nación cruel y presurosa, que camina por la anchura de la tierra para poseer las moradas ajenas. Formidable es y terrible; de ella misma procede su justicia y su dignidad” (Habacuc 1:6).

Daniel 7 y 8 provee revelación adicional sobre esta séptima y final resurrección del Sacro Imperio Romano. De hecho, estos capítulos describen específicamente la aparición de un tipo de Antíoco Epífanes del tiempo del fin—el astuto y monstruoso dictador griego responsable por infligir terri­ble destrucción sobre los judíos y Jerusalén en el segundo siglo a.C. Note como la Biblia describe a este Antíoco del tiempo del fin: “Y al fin del reinado de éstos, cuando los transgresores lleguen al colmo, se levantará un rey altivo de rostro y entendido en enigmas. Y su poder se fortalecerá, más no con fuerza propia; y causará grandes ruinas, y prosperará, y hará arbitrariamente… Con su sagacidad hará prosperar el engaño en su mano; y en su corazón se engrandecerá, y sin aviso destruirá a muchos…” (Daniel 8:23-25).

Este hombre es discutido nuevamente en Daniel 11:21: “Y le sucederá en su lugar un hombre despreciable, al cual no darán la honra del reino; pero vendrá sin aviso y tomará el reino con halagos”.

Note como este hombre es caracterizado: él es “altivo de rostro” significando que él es fuerte, poderoso y cruel. Él es “entendido en enigmas”. Como dice el comentario Clarke, él es “muy sabido y hábil en todas las cosas relacionadas con el gobierno y sus intrigas”— un hábil político. Él hereda el trono de Europa “pacíficamente”, obteniendo el reino por “halagos”. Él es solapado y astuto, con una personalidad encantadora y atractiva. El comentario Jamieson, Fausset and Brown dice “la nación no, por medio de un acto público, le conferirá el reino a él, pero él lo obtendrá por artificios, ‘halagos’”. En otras palabras, un público engañado, o un grupo de líderes europeos, de alguna forma invita a este hombre al poder.

¡Gerald Flurry y la revista Trompeta creen que el barón Karl- Theodor zu Guttenberg podría ser este profetizado líder del tiempo del fin!

Este hombre es joven, muy inteligente, políticamente experimentado, y un poderoso orador con una apariencia de estrella de cine. Él viene de Baviera, una región firmemente católica, dónde ha sido un miembro activo e importante del partido conservador Unión Social Cristiana, partido hermano de la Unión Demócrata Cristiana de Merkel. Él y su esposa tienen una intrigante y cautivadora herencia familiar. Él pertenece a una rica familia aristócrata cuyas líneas de sangre se remontan hasta 1158. En 1700, a los antepasados de Guttenberg les fue conferido el título de barón del Sacro Imperio Romano. Guttenberg también está relacionado con los Habsburgo, otra prominente dinastía real que tiene una rica historia con el Sacro Imperio Romano. Incluso hoy, él posee un impresionante castillo que se asienta en lo alto de una colina con vista a la villa de Guttenberg, Baviera. El linaje de su esposa es igualmente impresionante. Steph­anie Gräfin von Bismarck-Schönhausen es la tataranieta de Otto von Bismarck, padre del Estado moderno alemán y primer canciller de Alemania moderna.

Continúe observando a este hombre. El Sr. Guttenberg podría haber sido exiliado del cargo público, pero él de ninguna forma ha desperdiciado los últimos cuatro años, y él no ha dejado el ojo público o escapado de la curiosidad del público. Y no asuma que su ausencia de la política alemana signifique que su estrella política se esté desvaneciendo. Por el contrario, es posible que Gutten­berg haya empleado una brillante estrategia que podría bien ponerlo a él en una posición ideal para su regreso político. 

Continúa en Guttenberg contra Putin: una batalla de titanes (primera parte)

LEAD_ES_AD_1