Kurz pope
El canciller austriaco Kurz visita al papa Francisco en el Vaticano en marzo.

Corbis/Getty Images

El Sacro Imperio Romano sale a flote, ¡en grande!

19/10/2018  •  de latrompeta.es
¡Este reportaje debería ser el titular de todos los medios de comunicación en el Planeta! Pero apenas se sabe porque este mundo es ignorante de la profecía bíblica y la historia. ¡Esa ignorancia los hará ser víctimas del peor sufrimiento jamás en esta Tierra!
 

Usted debe vigilar de cerca la tendencia que se está desarrollando en Europa. Los europeos han sido asediados por inmigrantes de Oriente Medio, resultando en crecientes poblaciones musulmanas en medio de ellos, de paisajes urbanos llenos de mezquitas y minaretes, de porciones de sus ciudades convirtiéndose en enclaves musulmanes a los que la policía local no se atreve ni a entrar, e incluso en ataques terroristas islámicos.

Y cada vez más los europeos están buscando las soluciones, en su propia historia. Específicamente, en su propia historia religiosa.

Un fuerte ejemplo de esta tendencia es el nuevo canciller de Austria, Sebastián Kurz. Él es un católico acérrimo y abierto acerca del hecho de que su religión guía su política. ¡Ése es el Sacro Imperio Romano! Tiene una historia religiosa llena de guerras sangrientas sin precedentes. Y eso es leve en comparación con lo que viene. ¡La profecía bíblica nos dice que ese imperio está a punto de comenzar una Tercera Guerra Mundial nuclear!

Kurz tiene sólo 32 años, pero capturó la imaginación de sus compatriotas y ellos lo ascendieron para dirigir a la nación.

Él es cercano al arzobispo de Viena, Christoph Schönborn, de quien varias autoridades creen que podría convertirse en el próximo Papa. Cuando era ministro de Relaciones Exteriores, Kurz buscó el consejo de un sacerdote católico sobre cómo lidiar con la crisis migratoria. Las acciones que tomó después de esa reunión en realidad detuvieron la afluencia de inmigrantes a Alemania y Europa del Este. La canciller alemana Ángela Merkel se opuso a sus acciones, clasificándolas de antihumanitarias. Pero Kurz creyó que sus acciones se alineaban con su fe católica.

Hasta finales de este año, Sebastián Kurz es el presidente del Consejo Europeo, una de las presidencias rotativas que dirigen a la Unión Europea. El objetivo principal de Kurz como presidente del Consejo se resume en su lema de la presidencia: “una Europa que protege”. Él quiere proteger a Europa, principalmente de los refugiados no deseados, y mucho más. Y la religión dirige su política. Él está llevando la charla religiosa al Consejo Europeo.

Esta no es la primera vez que la religión aparece en la política europea. De hecho, Kurz sólo está tratando de resucitar un papel que su Austria natal jugó durante siglos: como el corazón del Sacro Imperio Romano, la combinación de iglesia y estado más poderosa e infame en toda la historia humana.

Bajo el canciller Kurz, esta herencia imperial vuelve a ganar énfasis a través de una gigantesca campaña publicitaria. Si quiere saber lo que Kurz cree y lo que va a hacer, usted debe estudiar la historia del Sacro Imperio Romano.

Mostrando la herencia imperial

Durante más de mil años, Europa ha sido el hogar de emperadores que afirmaron ser los sucesores de los emperadores romanos. Cada uno trabajó para unir a Europa bajo la corona imperial. Desde mediados del siglo xvi hasta alrededor de 1800, la sede de estos emperadores fue Viena, Austria.

Uno de los primeros emperadores del Sacro Imperio Romano fue Carlomagno. Su imperio incluyó gran parte de lo que hoy en día es Francia, Alemania y Austria. Bajo la amenaza de Oriente, Carlomagno fundó el “Ostmark”, una región donde los Alpes forman una línea natural y defensiva contra el pueblo eslavo oriental. El Ostmark formó el corazón de la Austria moderna y es de donde toma su nombre. Este modesto comienzo sentó las bases para que Viena se levantara como el corazón del Sacro Imperio Romano.

“Carlomagno se esforzó por llevar la unidad y la paz a su imperio, cuyas fronteras correspondían aproximadamente a lo que es hoy en día Europa Central—que se estableció a través de las cruzadas y políticas impulsadas por intereses”, escribió el Tesoro Imperial de Viena al comienzo de la presidencia austriaca del Consejo. “Como tal, él podría ser considerado como el padre de Europa, como se recuerda anualmente en Aquisgrán [Aachen] por la concesión del Premio Internacional Carlomagno de la ciudad” (énfasis mío en todo).

Uno de los fundadores de la UE, Otto von Habsburgo, dijo: “La comunidad [europea] está viviendo en gran parte por la herencia del Sacro Imperio Romano, aunque la gran mayoría de las personas que viven por ella no sabe por cuál herencia viven”.

Ahora, esta herencia del Sacro Imperio Romano está a vista de todos. No se había promovido tan públicamente desde la sexta cabeza del Sacro Imperio Romano de Alemania.

¡Usted debe entender a dónde lleva esto!

Conjuntamente con la presidencia de Austria, el Tesoro Imperial de Viena ofrece recorridos entre el 1 de julio y el 31 de diciembre. Las visitas se promocionaron en toda Viena con una gran imagen de la corona del Sacro Imperio Romano. El Tesoro Imperial de Viena explicó que la presidencia de Austria del Consejo de la UE “es la ocasión para un animado debate sobre lo que es Europa, y lo que debería ser en el futuro. El Tesoro Imperial en el Hofburg de Viena es muy adecuado como foro para este discurso, ya que muchos de los objetos conservados aquí están directamente relacionados con el pasado de Europa”.

¿Qué objetos, y qué pasado? “Por ejemplo, la corona del Sacro Imperio Romano, disuelto en 1806, así como la corona del Imperio Austríaco. Estas dos insignias son símbolos centrales de la historia de Europa”.

Esta exhibición está diseñada para mostrar el patrimonio del Sacro Imperio Romano. Se promociona en toda Viena con fotos de la corona imperial. Esta corona es también el símbolo principal representado en el exterior de la exposición.

La exhibición reconoce que muchos europeos han olvidado su herencia imperial. “Es desde la perspectiva europea entonces que 12 objetos se examinan nuevamente”, escribió el Tesoro. “La intención es dilucidar el contexto histórico en el que se crearon estas obras de arte, y así hacer perceptibles las diversas raíces a partir de las cuales creció la ‘Idea Europea’”.

¡Los líderes de Austria quieren que la gente sepa sobre el Sacro Imperio Romano! Hay 28 naciones en Europa pero a algunas de esas naciones les podría disgustar el énfasis en ese Imperio. Pero observe, ¡va a ser promocionado de todas maneras!

Pidiendo a Carlomagno

Kurier, un periódico en idioma alemán, publicó un artículo el 26 de junio titulado “Sacro Imperio Romano, ¡Aleluya!”. Hablando de “el programa cultural de la presidencia austriaca de la UE, este periódico lo calificó como un proyecto religioso que Austria está ayudando a instalar en Bruselas, sede de la Unión Europea. Citó al ministro de cultura de Austria Gernot Blümel, sobre la exhibición que promueve el patrimonio de Europa, diciendo esto: “[E]s excelente utilizar la corona imperial como un posible símbolo”, ya que encarna una historia europea (traducción de Trompeta en todo). Están promoviendo la corona del Sacro Imperio Romano como símbolo de la historia de Europa.

Otto von Habsburgo dijo de esa corona: “Poseemos un símbolo europeo que pertenece a todas las naciones de Europa por igual. Éste, es la corona del Sacro Imperio Romano, que encarna la tradición de Carlomagno”. Esta corona imperial, con su fuerte conexión con Carlomagno, es el símbolo principal del imperio.

Ese artículo en alemán continuó: “El nombre ‘reich’ [que significa ‘imperio] se deriva de la reclamación para continuar en la tradición del Imperio Romano, legitimando el gobierno como la voluntad santa de Dios...”. ¡Sí, esto fue lo que condujo las conquistas imperiales del Sacro Imperio Romano! Carlomagno tenía autoridad absoluta y la usó como un dictador, supuestamente con la bendición de Dios. Dios ordena, No matarás. Sin embargo, Carlomagno salió y mató a millones, ¡pensando que estaba sirviendo a Dios!

Cada año desde 1950, la ciudad alemana de Aquisgrán, donde Carlomagno vivió y actualmente está enterrado, otorga el Premio Carlomagno a un individuo que ha servido a la causa de la unificación europea. Asistí a la ceremonia de premiación en 1997, cuando lo recibió el expresidente alemán Roman Herzog. En su discurso de aceptación, el Dr. Herzog dijo: “Carlomagno, cuyo nombre lleva nuestro premio, hizo su propia y particular elección: a saber, la primera unificación de Europa. En este momento la verdad debe ser dicha: Sólo pasando por un mar de sangre, sudor y lágrimas alcanzó su objetivo”.

¡Qué afirmación inusualmente franca y verdadera! ¡El Sacro Imperio Romano es militarista hasta el fondo! Ha comenzado algunas de las guerras más sangrientas de la historia. Pero ¿cuánta gente realmente lo sabe? ¿Por qué tantos europeos hoy en día lo celebran?

Carlomagno vadeó un mar de sangre para convertir a la gente a su religión. La Enciclopedia Británica explica: “[L]os métodos violentos mediante los cuales se llevó a cabo esta tarea misionera habían sido desconocidos a comienzos de la Edad Media, y el sanguinario castigo [sangriento] se impuso a aquellos que rompieron la ley canónica o continuaron practicando prácticas paganas [como él las llamaba] generando críticas en el propio círculo de Carlos”.

El Sacro Imperio Romano mató a 40 millones de personas en la Edad Media. Esa es la historia que necesitamos conocer. Si realmente conociéramos esta historia, estaríamos profundamente alarmados por lo que está sucediendo en Europa hoy en día. Europa tiene una herencia sangrienta y un futuro aún más sangriento.

Uno de los políticos más populares de Alemania, Karl-Theodor zu Guttenberg, les dijo a los asistentes a un discurso de campaña de 2017 en Baviera que si no “recuerdan de dónde venimos, ni qué significa nuestra historia”, entonces otras culturas entrarán y nos definirán. Les insistió en recordar su historia “con sus lados oscuros y brillantes” y a adoptar una “postura de no pedir disculpas por nuestra cultura”. ¡Él estaba hablando de la historia del Sacro Imperio Romano!

Cada vez más europeos intentan regresar a esta historia de Carlomagno. ¡Ellos tienen unas crisis gigantescas y están clamando por un líder fuerte como Carlomagno! ¡Por supuesto ellos hacen caso omiso a la realidad de que Hitler también dirigió una resurrección del Sacro Imperio Romano!

Uno no puede entender realmente el Sacro Imperio Romano a menos que entienda la historia, y la Biblia. La mayoría está cegada y carece de una verdadera comprensión de estas dos fuentes vitales. Tener una buena comprensión del Sacro Imperio Romano y de lo que está sucediendo en Europa hoy en día, es vital si usted va a estar preparado para lo que viene en el futuro cercano.

Reviviendo el imperio

La historia ha sido testigo de cuatro reinos gobernantes del mundo. El último reino fue el Imperio Romano, que cayó en el año 476 d.C. El folleto de Herbert W. Armstrong ¿Quién o qué es la bestia profética? explica las imágenes de los símbolos del imperio en la profecía bíblica.

La profecía representa al Imperio Romano como una bestia con 10 cuernos, que simbolizan 10 gobiernos sucesivos. Los primeros tres cuernos fueron gobernados por bárbaros. Los últimos siete fueron gobernados por el Sacro Imperio Romano. Cada una de esas resurrecciones estuvieron empapadas de derramamiento de sangre. ¿Suena eso como una alianza “santa” de iglesia y estado?

El primer gobernante del Sacro Imperio Romano fue Justiniano. Bajo su liderazgo, la gente no estaba unificada y el imperio era débil. Pero luego Carlomagno entró en escena y él aprovechó el poder de la Iglesia Católica Romana para unificar a la gente. Él formó el Primer Reich de ese Sacro Imperio Romano.

Adolf Hitler vio a Carlomagno como un héroe, y llamó a su gobierno el Tercer Reich. Hitler comenzó la Segunda Guerra Mundial, ¡la cual llevó a la muerte de 60 millones de personas!

Apocalipsis 17 profetiza de un gran imperio que se levantará en el tiempo del fin, dirigido por una gran iglesia falsa. La Iglesia Católica Romana se aliará con el poder europeo como una combinación de iglesia y estado, como lo ha sido en repetidas ocasiones. La religión ha sido la fuerza impulsora de las conquistas del Sacro Imperio Romano.

“Y son siete reyes. Cinco de ellos han caído; uno es, y el otro aún no ha venido; y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo” (versículo 10). Este es el versículo central que expresa lo que está sucediendo en el Sacro Imperio Romano en este tiempo del fin. Dios dice que después de que hubieran caído cinco, Él enviaría a un hombre a la escena: Herbert W. Armstrong. En aquel momento, Adolf Hitler estaba liderando la sexta resurrección del Sacro Imperio Romano; el “uno es” del versículo 10. La resurrección del séptimo “aún no ha venido”, ¡pero el resurgimiento de ese imperio está sucediendo hoy!

Y notablemente, mientras lo están reviviendo, los europeos están haciendo algo que nunca habían hecho desde la vil y asesina sexta cabeza: ¡están publicitando el Sacro Imperio Romano! Ellos no publican lo que hizo Adolf Hitler; demasiadas personas recuerdan esa historia sangrienta. En cambio, lo disfrazan con la tradición de Carlomagno. Sin embargo, ¡es la misma historia! No murieron tantas personas en el primer Reich porque entonces no tenían la misma tecnología militar. ¡Pero es la misma ambición!

Esta bestia ha caído y ha resucitado repetidamente. Después de la terrible devastación de la Segunda Guerra Mundial, Franklin Roosevelt y Winston Churchill se comprometieron a no permitir nunca que Alemania se rearmara y se convirtiera de nuevo en un pueblo beligerante. Alemania quedó destrozada y casi todas las ciudades quedaron en ruinas. Cientos de miles de alemanes tomaron las pocas pertenencias que tenían e intentaron sobrevivir de alguna manera. Usted podría pensar que la gente aprendería una lección a partir de eso. Pero la mayoría de la gente ha olvidado lo que sucedió.

Justo después que terminó la Segunda Guerra Mundial, Herbert W. Armstrong profetizó que Alemania se levantaría de nuevo en una resurrección final del Sacro Imperio Romano.

El versículo 8 nos dice que esta bestia pasó a la clandestinidad, pero que luego “está para subir del abismo”. Cuando Alemania estaba en cenizas, el Sr. Armstrong proclamó audazmente esta profecía. Efectivamente, los alemanes pasaron a la clandestinidad, ¡y la mayoría de los nazis escaparon a través de las ratilíneas de la Iglesia Católica! Brian Connell escribió que en 1947 (dos años después de su derrota), se les dijo a los alemanes que debían des-nazificarse. Luego, en 1996, un contundente documento de inteligencia finalmente fue desclasificado, revelando que empresas alemanas como Volkswagen, Messerschmitt y otras planearon para levantar otro Sacro Imperio Romano.

¡Esa es una determinación increíble! Sin embargo, así es como funciona la potencia europea. Incluso después de ver sufrir a su propia gente durante la Segunda Guerra Mundial, ellos tienen la determinación de resucitar sus sangrientas ambiciones una vez más.

Alemania ha resurgido repetidamente como un poder militar devastador. ¡Estamos viendo a esa bestia ascender de nuevo hoy! Mire a Europa: ¡Alemania está una vez más al mando! ¡Una Alemania rearmada y militante demostrará ser una de las mayores pesadillas de Estados Unidos!

Apocalipsis 17 nos dice exactamente lo que sucederá en las dos últimas resurrecciones de este imperio. Es extremadamente aleccionador pero debemos ver que Dios está orquestando todo esto como una corrección para Su pueblo. “Porque Dios ha puesto en sus corazones el ejecutar lo que él quiso: ponerse de acuerdo, y dar su reino a la bestia, hasta que se cumplan las palabras de Dios” (versículo 17). Dios ha puesto en la mente de este violento imperio la tarea de enderezar a Estados Unidos, Gran Bretaña y la nación judía en Oriente Medio. Eso puede parecer extraño, ¡pero es lo que Dios tiene que hacer para que la gente rebelde se arrepienta!

Un rey altivo de rostro

La profecía bíblica aclara que pronto, los europeos obtendrán exactamente lo que están pidiendo: otro líder tipo Carlomagno. Este hombre llegará al poder y se establecerá como un hombre fuerte sobre toda Europa. ¡Él efectivamente secuestrará a la Unión Europea!

“Y al fin del reinado de éstos, cuando los transgresores lleguen al colmo, se levantará un rey altivo de rostro y entendido en enigmas” (Daniel 8:23). Esta profecía es para nuestro tiempo ahora. ¿Estamos en un momento cuando “los transgresores llegan al colmo”? ¿Puede usted pensar en un pecado que no se esté cometiendo?

Este hombre que está por emerger en la escena será un hombre como Carlomagno. Será un hombre como Hitler. ¡Será un “rey” sentado en el trono del Sacro Imperio Romano! Y la Biblia lo deja en claro, ¡será guiado por Satanás el diablo!

Sebastián Kurz posiblemente podría desempeñar este papel. Sin embargo, creo que será un hombre como Karl-Theodor zu Guttenberg, que en realidad ostenta el título de “Barón del Sacro Imperio Romano”. Daniel 11 describe a este hombre como elocuente y llegando al poder con halagos. La coalición de Merkel en Alemania es muy débil; está a punto de fracasar. Creo que cuando Merkel deje el cargo, usted verá que el hombre fuerte del Sacro Imperio Romano obtiene el control. Guttenberg es uno de los políticos más populares de Alemania. Él podría estar preparado y listo para intervenir y salvar a Alemania de su gobierno débil e inestable.

Sin embargo, conocer la identidad exacta de este hombre no importa. ¡Lo que importa es que él obtendrá su poder de Satanás! La Escritura revela la fuerza espiritual que estará detrás de este hombre.

La mayoría de la gente no quiere oír hablar de Satanás. Pero si usted quiere entender la Biblia y la profecía bíblica, usted debe hablar sobre el diablo. Pero ¿cuántas personas realmente quieren saber lo que dice la Biblia? La única razón por la que hemos podido advertir durante tantos años sobre lo que se avecina es porque nos fijamos en la Biblia, que es Jesucristo en forma impresa.

Independientemente de quién sea ese hombre fuerte, está claro que estamos viendo un renacimiento del Sacro Imperio Romano en Europa de una manera que no se había promovido antes. Austria desea devolverle la vida esa herencia.

Cuando este hombre llegue al poder, afectará de la manera más horrible a todo ser humano en la Tierra, ¡a menos que Dios lo proteja a usted! Pero Dios sólo protege a aquellos que se arrepienten.

Dos tronos

Este hombre fuerte se sentará en el trono del Sacro Imperio Romano. Con toda la publicidad reciente de Carlomagno y la corona imperial, ¡usted está viendo el ascenso de ese trono en Europa! ¡Al mismo tiempo que este trono está siendo resucitado en Europa, Dios está estableciendo un trono recto en Su Iglesia! El trono en Gran Bretaña hoy fue una vez el trono de Dios, pero ya no lo es. Eso puede sonar absolutamente fantástico, pero es cierto. Y usted puede comprobar eso. Solicite mi libro gratis The New Throne of David (El nuevo trono de David, actualmente disponible solo en inglés) para más información.

Dios ha dado Su propio trono a esta Iglesia. ¡Hay un nuevo trono de David! Y usted está viendo estos dos tronos levantarse al mismo tiempo. ¡Un trono es dirigido y controlado por Satanás el diablo, y el otro está en esta Iglesia dirigida por Jesucristo porque es el mismo trono al que Él va a regresar!

Ese rey altivo de rostro luchará contra Jesucristo en Su Segunda Venida. Satanás odia que ahora tengamos el trono que va a reemplazar al suyo. Él tiene gran ira contra las personas que ahora están sentadas en ese trono, y él va a inspirar a su rey para que vaya contra el Rey de reyes y Señor de señores. Cuando eso suceda, finalmente verán la destrucción del Sacro Imperio Romano para siempre. ¡Eso va a suceder muy pronto! No podemos predecir o establecer fechas; solamente Dios el Padre sabe el día o la hora (Mateo 24:36). ¡Pero Dios nos advierte que es mejor que sepamos cuándo está a la puerta! (versículo 33). Debemos estar observando y orando.

La gran esperanza de todo esto, es que un poco más allá de ese tiempo de gran tribulación está el evento más grandioso e inspirador que haya tenido lugar: “Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles” (Apocalipsis 17:14).

Dios va a destruir esa resurrección final. ¡Habrá paz, felicidad y alegría en todo el universo! ¡Él va a plantar los cielos y establecer Su trono para siempre! 

Newsletter_ES