Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

Putin1

Mikhail Svetlov/Getty Images

El Príncipe de Rusia profetizado (octava parte)

El Príncipe de Rusia profetizado: parte ocho

Continuación de El Príncipe de Rusia profetizado (séptima parte)

Abraza a Putin—abandona a Dios

El 31 de julio de 2015, el candidato presidencial Trump dijo públicamente: “Creo que yo me la llevaría muy bien con Vladímir Putin”.

Nuevamente, el 11 de octubre de 2015, el Sr. Trump le dijo a CNN lo siguiente sobre Putin: “Creo que probablemente me llevaría muy bien con él. Y no creo que estaríamos teniendo la clase de problemas que están sucediendo actualmente”.

Jesucristo dijo que, “Por sus frutos los conoceréis”. El presidente Trump no parece estar de acuerdo con la Biblia aquí. ¡Y el vivirá para lamentarlo! Él es peligrosamente ingenuo acerca de Putin.

Nunca un presidente de EE UU ha hecho tanto esfuerzo por llevarse bien con Rusia como lo hizo Barack Obama. ¡Nunca un gobierno de EE UU se ha arrastrado ante Rusia tan vergonzosamente!

¿Cuál fue el resultado? El profetizado príncipe de Rusia pisoteó como quiso a la administración de Obama.

Parece que el Sr. Trump está yendo en la misma dirección. Si él lo hace, le garantizo que este país [EE UU] sufrirá seriamente como resultado.

Putin parece tan inocente. Incluso, le es difícil parecer vil. ¡Pero la Biblia profetiza que él posiblemente será responsable por más muertes que cualquier otro líder en la historia del hombre!

La guerra del Sr. Putin va a conducir directamente a la Segunda Venida de Cristo. ¡Jesucristo sabe precisamente como lidiar con líderes como el príncipe de Rusia profetizado!

Ahora déjeme mostrarle lo que va a sucederle a la gente que se acerca a una persona como Vladímir Putin, y que se lleva “muy bien” con él. Dios tiene un fuerte punto de vista en contra de Israel cometiendo este vil pecado. Todos nosotros necesitamos entender el punto de vista de Dios. Nada más importa realmente.

Oseas es un libro del tiempo del fin sobre Efraín e Israel; estos dos nombres se usan de manera intercambiable. Efraín es el nombre antiguo de los pueblos británicos; sus naciones son el Reino Unido, incluyendo Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Suráfrica. Israel aquí es Estados Unidos. El Israel bíblico es mucho más que sólo la pequeña nación en Oriente Medio, la cual es la nación bíblica de Judá. (Nuevamente, para comprobar quién es Israel en la profecía, solicite nuestro libro gratuito Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía ).

Note lo que dice aquí acerca de Efraín: “Todos ellos arden como un horno [eso significa que ellos están inmersos en corrupción], y devoraron a sus jueces; cayeron todos sus reyes; no hay entre ellos quien a mí clame. Efraín se ha mezclado con los demás pueblos; Efraín fue torta no volteada” (Oseas 7:7-8). Una “torta no volteada” significa que está quemada internamente. Está a punto de colapsar pero en la superficie, aún luce como una torta atractiva. Dios dice que, si Gran Bretaña y Estados Unidos no aprenden algunas lecciones, ¡nuestras naciones se van a desmoronar como una torta quemada internamente!

No debemos pasar por alto la más condenadora declaración de todas: “no hay entre ellos quien a mí clame” ¡No hay! Excepto los muy elegidos de Dios quienes entregan este mensaje.

En los más aterradores tiempos jamás sobre esta Tierra, los pueblos de Israel confían en sí mismos y en sus aliados en vez de mirar a Dios. Ninguno clama a Dios. Todos han abandonado a Dios. Estos líderes no claman a Dios—como muchos de nuestros líderes del pasado lo han hecho. ¡Éste es un pecado épico e inclusive cósmico! La más grande ira de Satanás está siendo infligida sobre EE UU y Gran Bretaña (Apocalipsis 12:12). Dios mismo está en contra de ellos.

¿Qué sucede cuando nos acercamos más y más a Putin, y a nuestros amantes como Alemania? ¡Nos alejamos más y más de Dios! ¡Eso es esencialmente lo que estos versículos están diciendo! ¡Eso es fatalmente peligroso!

Note Oseas 7 verso 9: “Devoraron extraños su fuerza [de Israel]…” —extranjeros como Rusia, China, Irán y Alemania— “y aun canas le han cubierto, y él no lo supo”. ¡La política exterior de nuestras naciones es un total desastre y no son conscientes de ello!

“Y la soberbia de Israel testificará contra él en su cara; y no se volvieron a [el Eterno] su Dios, ni lo buscaron con todo esto” (versículo 10). Israel es como una paloma insensata e ingenua. Ésta va a Rusia; va a Egipto; va a Asiria—la cual es Alemania de los días modernos. Cuando vamos a estas naciones y nos aliamos con ellas o buscamos ayuda de ellas, ¡estamos abandonando a Dios! ¡Sin embargo sólo Dios puede salvarnos en estos tiempos aterradores!

El versículo 10 dice: “Y la soberbia de Israel testificará contra él en su cara; y no se volvieron a [el Eterno] su Dios, ni lo buscaron con todo esto”. En todos estos problemas y todas las crisis que vemos en el mundo, ¡No buscamos al Dios de la Biblia! ¡Buscamos protección y ayuda de naciones extranjeras en vez de Dios!

Dios responde: “…les castigaré conforme a lo que se ha anunciado en sus congregaciones. ¡Ay de ellos! porque se apartaron de mí; destrucción vendrá sobre ellos, porque contra mí se rebelaron” (versículos 12-13). Enfrentándose a la peor crisis jamás sobre el planeta Tierra, ¡naciones de Israel aún se rehúsan invocar a Dios! EE UU y Gran Bretaña deben poner atención al mensaje de advertencia de Dios; ¡estamos en peligro mortal!

Dios dice que el mensaje de Oseas está siendo proclamado a las naciones de Israel. ¿Pero ve usted algún lugar desde donde este mensaje esté siendo resonado a las naciones de Israel; específicamente EE UU y los pueblos británicos? La Iglesia de Dios de Filadelfia difunde programas en estaciones de televisión por todo EE UU, y en Canadá, Gran Bretaña, Australia y Nueva Zelandia. Dios dice que sus congregaciones han oído este mensaje. Esto sale del mero libro de Oseas.

¿Dónde está Dios? Nuestras naciones se están alejando más y más de Dios. Acercándose más y más a Vladímir Putin permitiéndole que nos devore, ¡y eso es lo que él hará!

“Pon a tu boca trompeta”. Dios le dice a Su pueblo en Oseas 8:1. ¡Toque la trompeta! ¡Entregue este mensaje a la gente!

¿Dónde está esa trompeta? La verdadera Iglesia de Dios ha puesto trompeta en su boca y mantiene proclamando este mensaje sobre lo que estamos haciendo en estas naciones de Israel; a saber, EE UU, Gran Bretaña y la nación judía.

“Olvidó, pues, Israel a su Hacedor, y edificó templos, y Judá multiplicó ciudades fortificadas…” (versículo 14). En otras palabras, ellos confían en su propia fuerza para protección. Ellos tienen poca o ninguna fe en Dios. El versículo concluye, “más yo meteré fuego [nuclear] en sus ciudades, el cual consumirá sus palacios”.

Los movimientos de Gog y Magog están creciendo; ¡y adonde eso esté conduciendo, estará al corazón de la Tercera Guerra Mundial!

Continuará...

Putin, Ad