Kennedy parade
El presidente John F. Kennedy durante el recorrido en auto de una caravana en Dallas,Texas, unos momentos antes de su asesinato.

Public Domain

Cuba: una amenaza para Estados Unidos

29/12/2017  •  de latrompeta.es
Cómo el asesinato del presidente John F. Kennedy prueba que la intervención extranjera en Cuba sigue siendo un peligro claro e inminente.
 

Si usted vivía en 1963, probablemente recuerda dónde estaba la tarde del 22 de noviembre. Ese es el día que escuchó la noticia de que al presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy le habían disparado. El presidente Kennedy fue asesinado mientras participaba en un desfile en su auto en una caravana en Texas. Desde aquel mismo día, la verdad sobre el asesinato ha sido un misterio.

Lee Harvey Oswald, un ex marine de EE UU, desertó a la Unión Soviética en 1959 y regresó a Estados Unidos en 1962. Dos días después del asesinato del Presidente, él fue asesinado bajo dudosas circunstancias por el dueño de un club nocturno. La Comisión Warren, que investigaba la muerte, concluyó que Oswald actuó solo. La mayoría de los estadounidenses aún rechaza esta explicación, y hay nueva evidencia que corrobora sus sospechas.

El 16 de septiembre, el Washington Times reportó lo siguiente: “Tres días después que John F. Kennedy fue baleado y asesinado en Dallas, oficiales de Inteligencia de Estados Unidos le dijeron al presidente Lyndon B. Johnson que ellos habían confirmado que el asesino Lee Harvey Oswald había viajado recientemente a Ciudad de México para visitar las embajadas cubana y soviética, de acuerdo a un memorándum de medio siglo de antigüedad, desclasificado el miércoles”.

El presidente estadounidense fue asesinado por un marxista que estuvo en contacto con la Unión Soviética y Cuba solo días antes. Le tomó al gobierno 52 años desclasificar esta información relevante, y todavía no salen a la luz grandes secciones del documento. “Los planes de viaje de Oswald fueron revelados en una desclasificación sin precedente y liberados por la cia en miles de Reportes Presidenciales Diarios de la década de 1960. Aunque los memorándums son de hace décadas, alrededor de un quinto de su contenido fue siempre redactado para proteger las fuentes y métodos” (ibíd.).

Durante décadas, la explicación oficial del gobierno fue que Oswald era solo un tirador solitario. Pero la amenaza para EE UU fue —y es— mucho mayor que eso.

¿Tuvieron los hermanos Castro una gran parte en el asesinato del presidente de EE UU? No estoy diciendo que eso fue lo que pasó, pero con este reporte ciertamente parece que pudiera haber fuerte evidencia de que sí.

El presidente Kennedy sorprendió a los soviéticos cuando ellos trataban de desplegar misiles supersónicos nucleares en Cuba. Los soviéticos trataban de poner estos misiles a quemarropa, a menos de 160 kilómetros de la costa de EE UU. Una vez que aquellas armas fueran lanzadas, ¡probablemente habrían evadido la detección y detonarían en Miami, Washington d.c., y Nueva York sin ninguna advertencia! ¡Los líderes de Cuba y la Unión Soviética claramente tenían planes para destruir a Estados Unidos!

¿Puede Moscú llegar a través del Atlántico y golpear a EE UU en nuestro territorio? Estas son amenazas muy reales que aún nuestro propio gobierno quiere que pasemos por alto.

¿Supone usted que los soviéticos y los Castro estaban furiosos contra John F. Kennedy? Su administración arruinó un plan que habría tenido a EE UU bajo amenaza nuclear, ¡o que lo habría destruido en medio de gigantescas bolas de fuego nuclear! ¡Yo creería que eso pudo dejarlos muy furiosos y con deseos de venganza! Como un año después, John F. Kennedy estaba muerto.

Y ahora, la actual administración de EE UU ha abierto de par en par las puertas a las relaciones diplomáticas con Cuba. Hoy, para tener contacto con los comunistas, basta con ir a La Habana, a 145 kilómetros al sur de la Florida.

¿Cambiará esta nueva diplomacia la naturaleza del régimen cubano? Hasta la fecha, Cuba sigue siendo una nación patrocinadora del terrorismo. En esas negociaciones diplomáticas, Cuba no hizo concesiones. Obtuvo todo lo que quería de su enemigo Estados Unidos, y no les dio nada.

Parece que Cuba todavía está cooperando con Rusia. El 14 de octubre, Fox News informó: “Operativos militares cubanos al parecer han sido vistos en Siria, donde fuentes creen que están asesorando a soldados del presidente Bashar al Assad y pueden estar preparando tropas para el manejo de tanques de fabricación rusa que ayuden a Damasco a combatir las fuerzas rebeldes respaldadas por EE UU.

“El general Leopoldo Cintra Frías, jefe de las Fuerzas Armadas de Cuba, visitó recientemente a Siria para guiar a un grupo de personal militar cubano que se uniría a Rusia en su apoyo a Assad. (…) El miércoles, un oficial estadounidense confirmó a Fox News que paramilitares cubanos y unidades de fuerzas especiales están en territorio sirio, citando evidencia de reportes de inteligencia. El oficial, quien habló en condición de anonimato, dijo que las tropas cubanas pudieron haber sido entrenadas en Rusia, y podrían haber llegado a Siria en aviones rusos.

“Hay informes de que un oficial militar árabe en el aeropuerto de Damasco presenció la llegada de dos aviones rusos con personal militar cubano a bordo. Cuando el oficial le preguntó a los cubanos, ellos le dijeron que estaban ahí para apoyar a Assad porque eran expertos en operar tanques rusos, según afirmó Jaime Suchlicki, director ejecutivo [del Instituto para Estudios cubanos y cubano-estadounidenses de la Universidad de Miami]”.

Por años, fuentes de inteligencia han clasificado al presidente Assad y a Siria como el segundo estado patrocinador del terrorismo, después de Irán.

Cuba tiene una historia reciente con Rusia de diseñar un ataque nuclear contra EE UU. ¿Está Cuba a punto de unirse a otra potencia mundial y completar aquel plan? Para la respuesta a esta pregunta, lea mi artículo “The Deadly Dangerous U.S.-Cuba Deal” en theTrumpet.com/go/12381 [Con gusto le enviaremos una copia de este artículo (solo en inglés). También le recomiendo solicitar nuestros folletos gratuitos “Estados Unidos Bajo Ataque (en español) y Daniel Unlocks Revelation” (solo en inglés)].

¡Usted necesita estar al tanto de lo que está sucediendo en Cuba! Este es un mundo peligroso. Estados Unidos es como una paloma ingenua caminando directo a una trampa mortal. Cuba no está muerta. El comunismo no está muerto. ¡Cuba está resurgiendo como un peligro claro e inminente para la existencia misma de Estados Unidos! Como lo prueba el asesinato del presidente John F. Kennedy, aquella intervención extranjera en Cuba sigue siendo un peligro claro e inminente. 

Newsletter_ES