Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

Asiansoldier

Mark Ralston/AFP/Getty Images

Asia en profecía (cuarta parte)

Russia y China en profecía: capítulo seis

Continuación de Asia en profecía (tercera parte)

El segundo ay

Continuando en Apocalipsis 9, la sexta trompeta suena entonces, la cual también es llamada el segundo ay (versículos 12-13). Cuatro ángeles son liberados específicamente para juntar un ejército incomprensiblemente enorme de 200 millones de hombres (versículos 14-16).

¡Imagine que increíblemente enorme le sonaba este ejército de 200 millones de hombres a Juan hace cerca de 2.000 años! Pero él sabía que la profecía de Dios tenía que hacerse realidad.

La mayoría de los críticos de la Biblia hoy día argumentan que sería imposible reunir un ejército de este tamaño. Sin embargo, considere los números. La actual población en China es de más de 1,3 mil millones. Rusia tiene 144 millones. Está profetizado que otras naciones asiáticas se unan a esta alianza—entre ellas, India, con 1,2 mil millones de personas y el tercer ejército más grande del mundo. Japón, las naciones del suroriente de Asia, y otras antiguas repúblicas soviéticas son todos definitivos o probables participantes en esta alianza. Con estas poblaciones asombrosas, es fácil ver que la familia de Jafet, el padre de los pueblos asiáticos, realmente ha sido “engrandecido”, así como Dios profetizó que sería a través de Moisés (Génesis 9:27).

¡Fácilmente habrá un aproximado total de 4 mil millones de personas de los cuales componer un ejército de 200 millones! Adicionalmente, considere el hecho de que ellos habrán sido atacados por el poder de la bestia. ¡Ellos estarán involucrados en la batalla más feroz jamás librada! Ahora, para reunir un ejército de 200 millones de hombres, estas masas asiáticas probablemente solo tendrían que convocar a una pequeña fracción de sus poblaciones combinadas para pelear esta batalla, difícilmente puede estar fuera de la realidad.

El Sr. Armstrong escribió, “El segundo ay… también se refiere a un evento en el Día del Eterno en Joel 2:4. Éste se refiere a un tremendo poder militar, también al norte, ¡hacia el norte! … ¡Los eventos mundiales ahora se están moviendo rápidamente para hacer posible la creación de un ejército comunista euroasiático de una cantidad increíble de soldados! Si, ¡es tiempo de despertar a lo que está sucediendo hoy—el verdadero significado del tiempo en el cual vivimos, y hacia dónde nos está llevando!” (ibíd).

En Joel 2:11, este ejército asiático es de hecho llamado el ejército de Dios. El gran creador Dios lo inspirará para causar estragos sobre el poder de la bestia europea. Este ejército asiático asombrosamente numeroso va a contraatacar a Europa y arrasarla.

Este conglomerado asiático se unirá para “matar a la tercera parte de los hombres” (Apocalipsis 9:15). Eso nunca ha sucedido en la historia. De hecho, no sería posible sin las súper armas de esta era moderna. Ésta es una guerra como este mundo nunca ha visto. ¡Y la Biblia también revela detalles importantes sobre un individuo quien liderará a esta descomunal fuerza asiática!

Un ‘príncipe’ profetizado

Ezequiel 38 nos da algunos de estos detalles importantes sobre el ejército de 200 millones de hombres. “Vino a mí palabra de [el Eterno], diciendo: Hijo de hombre, pon tu rostro contra Gog en tierra de Magog, príncipe soberano de Mesec y Tubal, y profetiza contra él” (Ezequiel 38:1-2). Estos versículos comienzan al cabo de los días (versículos 8, 16) antes de la Gran Tribulación, el Día del Señor y la Segunda Venida de Cristo.

En el capítulo 1, nosotros explicamos que Mesec y Tubal fueron los padres de aquellos quienes comprenden la mayor parte de Rusia hoy. Otro pueblo ruso es mencionado en Ezequiel 38:2. Existe una controversia sobre como la palabra hebrea rosh debería ser traducida en este versículo. La versión King James utiliza el adjetivo “soberano”. Pero la correcta traducción (usada por la Moffatt, New King James y otros) utiliza la palabra no como un adjetivo, sino como un nombre propio: Rosh. Así, ese versículo debería leerse, “el príncipe de Rosh, Mesec y Tubal”.

Rosh era el antiguo nombre de Rusia. Muchas enciclopedias y comentarios (tales como el Comentario Jamieson, Fausset and Brown) reconocen esto. ¿Así que quién es este “príncipe” de Rusia, Moscú y Tobolsky? El uso de los tres nombres indica que este es un gobernante único para todos los pueblos de Rusia desde el occidente hasta el oriente. La orden a Ezequiel de “profetiza contra él” adicionalmente indica un individuo específico.

Cuando usted estudia estas escrituras junto con los eventos actuales revelando la dirección imperialista de la moderna Moscú, usted ve que Vladímir Putin bien podría llegar a ser el líder de ese gigantesco ejército del Oriente. Nosotros creemos fuertemente que Vladímir Putin va a liderar el ejército de 200 millones de hombres (solicite nuestro folleto gratis El ‘Príncipe de Rusia’ profetizado ). Tan sólo mire el poder que ya tiene.

¿Puede usted pensar en cualquier otro político ruso que pudiera llegar a ser tan poderoso y tener la voluntad para liderar a Rusia hacia la crisis de las crisis? Ese tipo de hombre no aparece de la noche a la mañana. Se necesitan años, incluso para que un líder de carácter fuerte gane ese control. Vladímir Putin ya tiene el poder, y la voluntad para usarlo. No hay tiempo suficiente para que un adversario se levante y lo rete.

Cuando Rusia tomó Crimea, los líderes mundiales e incluso algunos de los analistas de primera línea estaban convencidos que las naciones del mundo se alinearían con occidente en contra de Moscú. El entonces presidente de EE UU Barack Obama dijo que la comunidad internacional estaba “grandemente unida” en su creencia de que Putin había violado el territorio ucraniano. Pero en un impresionante cumplimiento de la profecía bíblica, China e India dejaron claro que ellos apoyaban a Putin.

“Respaldar a Rusia está en los intereses de China”, dijo el Global Times, un portavoz del Partido Comunista de China, el 5 de marzo de 2014. “No deberíamos decepcionar a Rusia cuando se encuentra en un momento de necesidad”. Al día siguiente, un funcionario de alto rango de la India dijo, “Hay intereses legítimos rusos y de otro tipo involucrados [en Ucrania]. Nosotros esperamos… que haya una resolución satisfactoria para ellos”.

En su discurso del 18 de marzo de 2014 a la Duma, el presidente Putin destacó a estas dos naciones para agradecerles por su apoyo. “[Nosotros] estamos agradecidos con todos aquellos que entendieron nuestras acciones en Crimea; estamos agradecidos con la gente de China, cuyos líderes siempre han considerado la situación en Ucrania y Crimea tomando en cuenta el completo contexto histórico y político, y apreciamos grandemente la reserva y objetividad de la India”.

Éste es un temprano cumplimiento de las naciones asiáticas alineándose en apoyo del “príncipe de Rosh”.

Cuando estas naciones asiáticas, países extremadamente poderosos y nuclearmente armados, comienzan a mostrar solidaridad con los otros en relación con movimientos como ese, ¿Qué presagia eso al mundo? ¡Es aflicción para el mundo! Esto causará muchos problemas serios. Y va a afectar a todos.

Esta cooperación asiática tomó por sorpresa a muchos en Occidente, pero la Trompeta y la Pura Verdad antes de nosotros nunca cometieron ese error. De hecho, hemos estado proclamando por 50 años que Rusia, China y otras naciones asiáticas se aliarían en el tiempo del fin. Y estamos en ese tiempo del fin ahora.

El Sr. Obama e incluso analistas de primer nivel pensaron que la idea de un revivido imperio ruso representaría un peligro demasiado grande para China e India, para que estos países lo apoyaran. Pero esa perspectiva falla en reconocer una verdad significativa: para India y especialmente para China, occidente es un enemigo mucho más grande. Y lo que es aún más importantemente, esa perspectiva falla en reconocer las profecías de la Biblia.

Pasemos ahora a otro pasaje crítico de la Escritura que describe este contraataque masivo contra el poder de la Bestia. 

Continúa en Asia en profecía (quinta parte)

RCP_ES_AD