Crown
La corona de Carlomagno

Getty Images

Alemania—un nuevo rey es inminente

27/11/2018  •  de latrompeta.es
El final de Merkel podría ser un punto de giro no solamente para Alemania sino para todo el mundo.
 

Todo lector debería observar de cerca a Alemania. Esta nación está teniendo cambios que reestructurarán al país y a toda Europa. No obstante y asombrosamente, la mayoría del mundo está inconsciente de estos desarrollos dramáticos.

El 29 de octubre, Angela Merkel (la canciller de Alemania) anunció sus planes para jubilarse de la política en Alemania. En diciembre, ella renunció como líder de la Unión Demócrata Cristiana de Alemania. Sin embargo, Merkel quiere seguir siendo canciller de Alemania hasta las próximas elecciones, programadas para 2021.

Muchos son escépticos de su plan. Es muy inusual ser ambos canciller pero no líder de partido del principal partido gobernante. Hay varias maneras en que Merkel podría ser obligada a dejar su cargo mucho antes de 2021. Hasta entonces ella es una líder de “pato cojo”. La canciller de Alemania ahora carece del apoyo total incluso de su propio partido, y su mandato en el cargo tiene una fecha de vencimiento clara.

La posición política de Merkel, tanto en Alemania como en Europa, se ha debilitado durante algún tiempo. Hoy, Alemania clama por un líder más fuerte, y la Unión Europea quiere un liderazgo y dirección más fuertes de parte de Alemania. Ahora que Merkel está saliendo, Alemania y Europa están más desorientadas que nunca.

Ya muchos se preguntan si el declive de Merkel augura tiempos inestables y peligrosos para Europa. The New York Times escribió que el anuncio de Merkel “creó un grado de pánico en el núcleo de la Unión Europea” (30 de octubre de 2018). El ex ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Joshcka Fischer, escribió el 30 de octubre: “No es exagerado decir que 2019 será el año que haga o quiebre a la Unión Europea”.

Este es un momento histórico crucial para el Continente. Su crisis migratoria y sus problemas financieros amenazan con explotar. El Islam radical ahora está profundamente arraigado y podría lanzar más ataques en cualquier momento. Y ahora, no hay un líder fuerte al mando. ¿Puede ver usted por qué necesitamos observar a Alemania?

“No es solo en Berlín que la toma de decisiones se está volviendo tremendamente difícil”, escribió el Telegraph. “Bruselas ha confiado en Merkel para que sea líder en momentos de crisis (…). Sin nadie realmente en el poder en Berlín, Bruselas no tiene una mano firme para formar en fila al resto de Europa” (29 de octubre de 2018).

La crisis política de Alemania seguramente empeorará. Segmentos significativos del pueblo alemán ahora apoyan partidos políticos extremos, como Alternative für Deutschland y Die Linke (La izquierda). Mientras tanto, el apoyo a los principales partidos políticos se está hundiendo. Será difícil para el sucesor de Merkel, quienquiera que sea, obtener un amplio apoyo popular.

Los comentaristas no le ven salida a esta crisis. “El futuro inmediato de Alemania parece ser algo así como el de otros países europeos: un panorama electoral cambiante, gobiernos inestables, e intentos de prueba y error que llevan a un callejón sin salida”, advirtió Bloomberg (29 de octubre de 2018).

La advertencia de Geopolitical Futures fue más dramática: “Lo que está claro es que Alemania está cansada de sus líderes políticos pero no está segura de quién debería reemplazarlos. Este tipo de incertidumbre política pudiera no importar en la mayoría de los países, pero en Alemania, el corazón palpitante de Europa, tiene consecuencias internacionales profundas” (29 de octubre de 2018; el énfasis es mío).

Hemos estado advirtiendo sobre este momento exacto durante muchos años. El fin de Merkel podría ser un punto de giro no solo para Alemania, ¡sino para todo el mundo!

Impresionantes cambios políticos

Desde 2015, la Unión Demócrata Cristiana de la canciller Merkel y su partido hermano, la Unión Social Cristiana, han sufrido múltiples reveses electorales sin precedentes. En septiembre de 2017, a los principales partidos de Alemania les fue tan mal en las elecciones federales que tardaron seis meses en improvisar una coalición; desde 1945, esto fue lo más largo que Alemania ha estado sin un gobierno.

La impopular postura pro-inmigrante de la canciller Merkel provocó el dramático aumento de la Alternativa anti-migrante para Alemania (AfD). Las encuestas muestran que AfD es ahora el segundo partido más popular del país.

¡Estos cambios deberían despertar a todo el mundo a lo que está pasando en Alemania! El descontento alemán y la ira están en alza. Si uno entiende la historia y el carácter nacional del pueblo alemán, ¡sabe que esto tiene serias consecuencias para esta poderosa nación en el corazón de Europa!

Hay una fuerte demanda de un nuevo líder en Alemania. La gente no puede ponerse de acuerdo sobre cuáles deberían ser sus políticas, pero quieren a alguien diferente de Merkel y a alguien con visión.

Foreign Affairs escribió que en la política de Merkel: “Una cosa que prácticamente no ha desempeñado ningún papel, es una verdadera visión política propia” (2 de noviembre de 2018).

“Angela Merkel hubiera sido una excelente líder en tiempos normales”, Foreign Affairs continuó. Sin embargo, ella apareció en la escena “en un momento en la historia de la posguerra de Alemania, cuando el país y el mundo necesitaba desesperadamente que su canciller persiguiera una visión audaz”. El Guardian escribió que uno de los grandes problemas de Merkel, a los ojos de sus críticos, es que ella no tenía “ninguna visión real”.

¡Los alemanes hoy anhelan a alguien diferente! Alguien con carisma y visión, alguien que realmente pueda calmar sus temores y abordar los problemas urgentes que enfrentan Alemania y Europa.

Un ‘rey’ alemán es inminente

La Biblia profetiza que los alemanes obtendrán ese líder. Incluso describe las condiciones políticas que llevarán a este hombre al poder, ¡y esas condiciones políticas son muy similares a las condiciones políticas ahora presentes en Alemania y Europa!

Daniel 8 es una de las profecías más asombrosas de la Biblia, y usted necesita entenderla.

El libro de Daniel fue escrito solo para el tiempo del fin (Daniel 12: 4, 9). La última parte de Daniel 8:17 dice: “porque la visión es para el tiempo del fin”. Y se vuelve más específico en el versículo 19: “Y dijo: He aquí yo te enseñaré lo que ha de venir al fin de la ira...”. Dios quiere que nos demos cuenta de la urgencia de esta profecía. Habla no solo del tiempo del fin, sino también del último fin; o sea, ¡el fin del tiempo del fin!

Daniel profetiza que un líder fuerte subirá al poder en Europa, que se le nombra “el rey del norte” en Daniel 11:40. “Y al fin del reinado de éstos, cuando los transgresores lleguen al colmo, se levantará un rey altivo de rostro y entendido en enigmas” (Daniel 8:23). Dios llama a este líder “un rey”. Reitero, este hombre lidera “al rey del norte”, a esta superpotencia europea.

Actualmente, la mayoría de las personas no sabe nada sobre el Sacro Imperio Romano, a pesar de que esta poderosa entidad histórica tiene una fuerte influencia en la Europa moderna. Hace años, Herbert W. Armstrong se reunió con Otto von Habsburg, el jefe de la casa de 700 años de edad de los Habsburgo, que gobernaban el Sacro Imperio Romano en la era anterior a Napoleón. En aquel tiempo momento, Otto von Habsburgo era miembro del Parlamento Europeo. Él dijo: “La comunidad [europea] vive en gran parte por la herencia del Sacro Imperio Romano, aunque la gran mayoría de las personas que viven por ella no saben de qué herencia viven”.

Mire a través de la historia y encontrará seis resurrecciones de ese Sacro Imperio Romano. Hoy en día, la séptima resurrección nos está mirando a la cara, pero la gente todavía no sabe qué es. Esto es increíble. Ni siquiera la gente que vive bajo ella lo sabe. ¡Debemos estar familiarizados con el Sacro Imperio Romano!

“Tenemos un símbolo europeo que pertenece a todas las naciones de Europa por igual”, dijo el Sr. Habsburg. “Es la corona del Sacro Imperio Romano, que encarna la tradición de Carlomagno”. El rey venidero en Europa asumirá esa corona.

Este gobernante que viene pronto podría literalmente llamarse rey. Incluso si no lo es, la Biblia le da ese título. Cuando la Biblia habla de un rey, en la mayoría de los casos no se refiere a un gobierno democrático. Incluso si este hombre no tiene el título de “rey”, liderará como un monarca absoluto, como un rey autoritario de la Edad Media. La visión de Daniel muestra que el liderazgo de Europa está a punto de convertirse en mucho más autoritario. No es difícil imaginar que esto suceda, considerando el creciente apetito dentro de Alemania y Europa por este preciso tipo de liderazgo.

Este hombre se menciona de nuevo en Daniel 11:21: “Y le sucederá en su lugar un hombre despreciable, al cual no darán la honra del reino; pero vendrá [pacíficamente] y tomará el reino con halagos”.

Fíjese cómo se caracteriza a este hombre. Tiene un “rostro feroz” [“altivo de rostro”, Daniel 8:23] lo que significa que es poderoso, dominante y cruel. Y es “entendido en enigmas”. El comentario de Clarke dice que es “muy aprendido y habilitado en todas las cosas relacionadas con el gobierno y sus intrigas”, o sea, un político astuto. Él hereda el trono de Europa “pacíficamente”, obteniendo su reino por “halagos”. Es ladino y taimado, con una mente brillante y una personalidad amigable y atractiva. El comentario de Jamieson, Fausset y Brown dice que “la nación no le conferirá el reino por un acto público, sino que lo obtendrá por artificio, ‘halagador”. En otras palabras, un público engañado, o un grupo de líderes europeos, probablemente invita a este hombre al poder.

Las condiciones actuales en Europa, incluyendo la crisis de los refugiados y la agitación en la política alemana, ofrecen probablemente una de las mayores oportunidades como nunca antes, para que un nuevo líder llegue al poder “con halagos”. La Canciller Merkel está a punto de salir y ahora es un pato cojo [políticamente hablando]. Es de esperar que las crisis políticas y sociales en Alemania y Europa, así como el resentimiento y la ira de la opinión pública, se agraven aún más.

Y luego, espere ver a un hombre fuerte que se aproveche, y que se abra camino hacia el poder, ¡con halagos!

Una Alemania transformada

“¿Volverán los alemanes a alcanzar alturas ilusorias de grandeza?” Pregunta Gerhard Marx en su tesis de 1969 titulada, “Un análisis de dos mil años del carácter alemán”.

Esta es una pregunta importante. En 1914 y 1939, Alemania comenzó dos guerras mundiales. En la Primera Guerra Mundial, murieron como 16 millones de personas; y en la Segunda Guerra Mundial, otros 60 millones de personas. Esto hace que el tema del liderazgo y comportamiento de Alemania sea vital para todo el mundo.

La historia nos dice que debemos observar a Alemania, ¡y buscar señales de que podría comenzar otra guerra!

Así es cómo Marx responde a su pregunta: “No mientras falta una cosa: un líder autoritario fuerte. “una vez que éste aparece, las características que los alemanes siempre han poseído serán obvias para todos”.

Este ha sido el caso a lo largo de la historia. Alemania solo irá a la guerra si tiene el poder. Pero el poder solo no es suficiente. El pueblo alemán necesita a un hombre fuerte y autoritario para liderarlo.

Más recientemente, el periodista Heribert Prantl escribió algo similar en su artículo de 2011 titulado, “Anhelando al Mesías”. Y como en aquel entonces lo escribió Ron Fraser (ya fallecido columnista de theTrumpet.com), “Prantl destacó dos componentes profundos del carácter nacional alemán: la incompatibilidad con la democracia y el anhelo de un líder mesiánico”.

Hoy, Alemania tiene gran poder. Controla e incluso domina a Europa. Pero le falta un líder fuerte. Y no está dispuesta a brincar a una guerra importante o hacer algo demasiado radical sino hasta que tenga ese líder fuerte. Alemania siempre ha necesitado un líder que inspire confianza. Y cuando ese hombre fuerte esté presente, ¡la nación puede cambiar rápida y radicalmente!

En 2011, Prantl señaló a un hombre que podría desempeñar el papel de un mesías alemán. “Todo poder político real necesita un hechizo”, escribió. Habló sobre “la magia de la democracia” y cómo las personas anhelan que sus promesas e ilusiones sean reales. Luego escribió: “después de su aparición en la escena, Karl-Theodor zu Guttenberg ha satisfecho durante dos años un deseo por eso”.

Continuó: “Algunos escriben: 'Creemos que es un gutt' man [juego de palabras con el nombre de Guttenberg y la palabra gut que significa bueno]; otros hablan de su carisma y de cómo uno no ve esto generalmente en una democracia, pero puede encontrarlo aún más en Guttenberg. (...) La palabra carisma es una palabra reveladora en el contexto de la búsqueda de brillo y esplendor en la democracia; y “carisma” contiene “crisma”, el aceite sagrado de la unción de realeza”.

Karl-Theodor zu Guttenberg abandonó la política ese mismo año. Pero el recuerdo de su carisma permanece, y muchos alemanes todavía hablan de él. En 2017, Spiegel Online escribió: “Si el ex ministro de Defensa, Guttenberg, regresara de su exilio en Estados Unidos a Alemania y exigiera el liderazgo de su partido, los ganaría de inmediato” (24 de abril de 2017). En abril de 2018, el periódico británico Express se refirió a él como “el posible sucesor de Angela Merkel”.

El Express observó la fuerte crítica de Guttenberg a la negativa de Merkel de bombardear el régimen de Assad en Siria. Acusó a Merkel de “dejar que otros hagan el trabajo sucio”. Merkel, dijo él, “nunca ha liderado desde el frente”.

Esas son palabras fuertes. Claramente, él no teme criticar a su ex jefe, ni teme ir a la guerra. ¡Sus palabras fuertes contra Merkel sin duda resuenan en muchos alemanes!

Guttenberg se ha demostrado capaz políticamente. Como ministro de defensa, él reformó el ejército alemán. Se deshizo de la conscripción, que había proporcionado a Alemania un ejército grande, pero no muy móvil. Guttenberg quería construir un ejército ágil que pudiera visitar puntos calientes de todo el mundo e intervenir para proteger los intereses económicos de Alemania. Dijo que los militares tenían que ser la “primera prioridad” de Alemania. Incluso abogó por unir a los ejércitos de Europa en una sola potencia militar. Hoy en día, los militares de Europa están trabajando juntos cada vez más, como Guttenberg quería.

Guttenberg sabe que Alemania lideraría tal ejército europeo unido, ¡porque Alemania ya es el líder en Europa!

En nuestro número de enero de 2011, escribimos: “Bajo el liderazgo de Karl-Theodor zu Guttenberg, el Bundeswehr está evolucionando hacia lo que los líderes británicos y estadounidenses después de la Segunda Guerra Mundial lucharon tan duro para prevenir: un ejército militar profesional sujeto a la influencia de las élites alemanas”.

Daniel 8 nos dice más acerca de este próximo líder. El versículo 25 dice: “Con su sagacidad hará prosperar el engaño en su mano...”, es engañoso, “y en su corazón se engrandecerá, y [por la paz] sin aviso destruirá a muchos”. En otras palabras, este hombre habla de paz todo el tiempo, ¡pero luego lanza batallas y guerras!

¿Podría Karl-Theodor zu Guttenberg cumplir esta profecía? Definitivamente hay buenos indicios de que si podría, incluso de parte de estos periodistas y escritores alemanes. Pero la Biblia nos da aun otra razón.

Una profecía vital

Apocalipsis 17 habla del Sacro Imperio Romano y le da atención especial a los eventos relacionados a su séptima y última resurrección. El versículo 10 es vital para poder entender el surgimiento del hombre fuerte de Europa. En la traducción de Moffatt dice: “ellos son siete reyes, de los cuales cinco han caído, uno está viviendo, y el otro no ha llegado todavía; y cuando llegue, solamente estará un corto tiempo”.

Note el marco de tiempo de esta profecía. Estos “siete reyes” son siete resurrecciones sucesivas de este Sacro Imperio Romano. Pero note lo siguiente: este versículo enfoca nuestra atención a un tiempo específico; al tiempo cuando “cinco han caído” y “uno está viviendo” (Moffatt). Esto, llama nuestra atención al periodo del tiempo de la sexta de estas siete resurrecciones.

Estudie la historia y usted podrá ver exactamente lo que fue cada una de esas resurrecciones: en el año 554 d. C. fue la Restauración Imperial; en el año 774, fue el Reino Franco dominado por Carlomagno; luego el Sacro Imperio Romano de 962; en 1520, la dinastía de los Habsburg; en 1805, el reino de Napoleón. La sexta cabeza de este Sacro Imperio Romano estuvo en el escenario durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial también, culminando en el gobierno de Adolfo Hitler, uno de los líderes más brutales que el mundo haya conocido alguna vez.

¿Por qué se enfocaría el versículo 10 en la sexta cabeza en particular? Pues, ¡porque el significado de Apocalipsis 17 fue revelado cuando la sexta cabeza estaba en el escenario! Herbert W. Armstrong fue convertido en 1927 y comenzó su poderosa obra religiosa en la década de 1930. El Sr. Armstrong fue el prototipo de Elías del tiempo del fin profetizado por Jesucristo en Mateo 17:10-11; él vino al escenario y “restauró todas las cosas”; incluyendo el entendimiento de la profecía bíblica, ¡que nosotros necesitamos entender sobre ese periodo de tiempo!

Dios empezó a trabajar con el Sr. Armstrong, prácticamente al mismo tiempo que Adolfo Hitler escribió su libro Mein Kampf y comenzó a ensancharse en Alemania. ¡El Sr. Armstrong surgió en el escenario durante la horripilante sexta cabeza del Sacro Imperio Romano! Él estaba vivo y trabajando duro cuando la sexta resurrección del Sacro Imperio Romano estaba devastando a Europa. Y el Sr. Armstrong comenzó profetizando acerca de la séptima y última resurrección del Sacro Imperio Romano, ¡incluso antes que la Segunda Guerra Mundial hubiera terminado!

Apocalipsis 17:10 no sólo revela al Sacro Imperio Romano sino que, ¡revela a Elías del tiempo del fin de Dios! Esto revela dónde está la verdadera Iglesia de Dios.

Herbert Armstrong advirtió incesantemente acerca de la séptima y última resurrección del Sacro Imperio Romano hasta el tiempo en que él murió, el 16 de enero de 1986. Durante su vida, uno de los políticos más poderosos de la posguerra era Franz Josef Strauss. El Sr. Strauss hablaba todo el tiempo acerca de la necesidad en Europa de resucitar al Sacro Imperio Romano. Se haya dado cuenta o no, Strauss estaba hablando acerca de la séptima cabeza de ese imperio.

Sorprendentemente, Franz Josef Strauss era un amigo cercano de Herbert W. Armstrong. Incluso visitó el Ambassador College en Pasadena, California, donde el Sr. Armstrong era canciller. Strauss describió esa visita como el día más feliz de su vida y le dijo al Sr. Armstrong: “Necesitamos un Colegio Ambassador en Alemania”. ¿No es esto extraordinario? No creo que haya sido una coincidencia que haya habido una conexión entre el Sr. Armstrong y el Sr. Strauss.

En julio de 1983, el Sr. Armstrong también se hizo amigo de Otto von Habsburg cuando Habsburg visitó el Ambassador College. El Sr. Armstrong dirigía una pequeña universidad y una pequeña Iglesia, según los estándares de este mundo. Sin embargo, fue anfitrión de Strauss y Habsburgo, los líderes más importantes de Europa en relación con el Sacro Imperio Romano. ¿Por qué? Pues porque el Sr. Armstrong es indirectamente, el punto focal de Apocalipsis 17:10.

Pero la historia se vuelve aún más interesante. Franz Josef Strauss fue el mentor político de Edmund Stoiber, el prominente político del partido de la Unión Social Cristiana, y que casi se convirtió en canciller de Alemania antes que subiera Angela Merkel a esa posición. Además, ¡el señor Stoiber fue un mentor de Karl-Theodor zu Guttenberg!

¿Qué está pasando aquí? Todo gira en torno a Apocalipsis 17:10, y creo que Dios nos está ayudando a ver quién es este hombre fuerte.

Esto es lo que escribí en mi folleto, A Strong German Leader Is Imminent (Un líder fuerte alemán es inminente): “Guttenberg también está conectado a través de parte de su línea familiar a la casa de los Habsburgo. Strauss y Otto von Habsburg compartieron el sueño común de una Europa Católica unida. Ambos compartieron personalmente los detalles de esa visión con Herbert W. Armstrong durante las visitas que realizaron al campus de Ambassador College en Pasadena, California. Para Otto von Habsburg, el sueño era un Sacro Imperio Romano revivido. Para Herbert Armstrong, ese sueño se convertiría en la realidad bíblica de la profetizada séptima resurrección del Sacro Imperio Romano”.

El título aristocrático del barón Guttenberg es Reichsfreiherr, que significa “Barón del Sacro Imperio Romano”. Él proviene de una línea de élites aristocráticas que han desempeñado un papel devastador en la historia alemana. ¿Es eso sólo una coincidencia?

El fin del Imperio

Los libros de Apocalipsis y Daniel señalan algunos tiempos muy oscuros en el futuro cercano. La profecía bíblica dice que este hombre fuerte lleva al mundo entero a un Armagedón nuclear sin precedentes. Pero también apunta a buenas noticias más allá del tiempo oscuro, ¡y esta buena noticia eclipsa totalmente la negatividad!

Solo unos pocos versos después de Apocalipsis 17:10 viene esto: “Pelearán contra el Cordero [hablando de Jesucristo a Su regreso] y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles” (versículo 14). ¡Esta profecía se relaciona directamente con la Segunda Venida de Jesucristo! Él volverá para impedir que el Sacro Imperio Romano cause aún más derramamiento de sangre. Esta es una perspectiva importante para recordar.

La profecía en Daniel 8 lleva a la misma conclusión. El versículo 25 dice: “... y se levantará contra el Príncipe de los príncipes, pero será quebrantado, aunque no por mano humana” ¡Jesucristo destruirá sobrenaturalmente el terrible imperio que este hombre manda!

¡Los eventos en Alemania y Europa indican que la séptima y última resurrección del Sacro Imperio Romano ya está aquí! Esto es aleccionador, pero increíblemente emocionante. La presencia del Sacro Imperio Romano significa que Cristo está a punto de regresar a la Tierra para ponerle fin a la destrucción. Él profetizó en Mateo 24: 21-22 que si no regresaba, ¡ninguna carne sería salvada viva! La humanidad no puede detener la violencia que se avecina. Pero Cristo va a regresar, y Él puede detenerla, ¡y la detendrá!

Solo Jesucristo puede darle a la humanidad la paz, la alegría y la felicidad que siempre nos han eludido. ¡Estos desarrollos muestran que las profecías bíblicas de los últimos tiempos se están cumpliendo rápidamente! Los acontecimientos en este momento en Alemania están conduciendo rápidamente a esta conclusión llena de esperanza. 

Boletín, AD