Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

210205 sodom%20and%20gommorah john martin   sodom and gomorrah

JOHN MARTIN/DOMINIO PÚBLICO

Una inauguración con un mensaje

La izquierda radical está de vuelta en el poder, y está trayendo su inmoralidad consigo. ¡Y con qué brío!

Ésta era una ambición importante de la administración de Obama/Biden. Entre 2008 y 2016, ésta saboteó la Ley Defensora del Matrimonio. Obligó a las fuerzas armadas a que permitieran los homosexuales y transexuales en sus filas. Presionó a los hospitales, aseguradoras, contratistas federales, agencias gubernamentales (incluso a gobiernos extranjeros), a acomodar a los homosexuales, transexuales y otros. Iluminó la Casa Blanca con los colores de la bandera homosexual para celebrar el fallo de la Corte Suprema en favor del “matrimonio” del mismo sexo.

Estos esfuerzos se están reanudando rápidamente bajo el Sr. Biden y la Sra. Harris. Todo comenzó en la toma de posesión del mando. La cantante escogida para el Himno Nacional es bisexual e ícono gay, y una “ministro ordenada”. La cantante para “This Land Is Your Land” (Esta tierra es tu tierra) es un símbolo sexual; su proyecto reciente fue una película pornográfica donde ella hace el papel de una estriptisera; también es productora ejecutiva de una serie homosexual de televisión. La canción final, interpretada por una mujer que promueve la facción lesbiana-gay-bisexual-transexual, es considerada un himno para los homosexuales.

¡El equipo Biden quería enviar un mensaje! Y la nación, y el mundo, están observando. Pero ellos harían bien en darse cuenta que también le están enviando un mensaje a Dios.

En su primera tarde en el poder, el presidente Biden emitió lo que un grupo de activistas homosexuales elogió como “la orden ejecutiva lgbtq más sustantiva y de amplio alcance en la historia de Estados Unidos”: Ésta les da un trato preferencial bajo la ley “en el empleo, en atención médica, vivienda, educación y otras áreas claves de la vida” a personas en función de su orientación sexual e “identidad de género”. También retiró las medidas tomadas por la administración de Trump que buscaban limitar el alcance de una decisión de la Corte Suprema, y permitir que personas impidan que niños y hombres, entren a los baños de niñas.

Estas fueron algunas de las primeras movidas del Sr. Biden. Y es sólo un pequeño ejemplo de cómo los izquierdistas radicales están usando su poder para burlarse y silenciar a las personas que defienden las virtudes bíblicas, ¡mientras ellos atacan la creación Divina de la sexualidad, el matrimonio y la familia!

Hay un poderoso espíritu detrás de estos izquierdistas. Ellos están siguiendo a Satanás el diablo, quien ha sido arrojado a la Tierra (Apocalipsis 12:12). Satanás no tiene verdad en él (Juan 8:44), y está muy presente en sus vidas. Ellos están arrojando la verdad por tierra, tal como los líderes en la Iglesia de Dios lo habían hecho (Daniel 8:9-12). Adoran su propia voluntad humana en vez de someterse a la voluntad de Dios, e imponen su voluntad sobre otros. ¡Están usando el pecado como arma!

¿Usted cree que Dios se quedará callado sobre estas cosas?

Mire el éxito que estos izquierdistas radicales han tenido en destruir los fundamentos morales, espirituales, económicos y políticos de esta nación. ¡Ellos están haciendo efectivamente el trabajo de los peores enemigos de Estados Unidos! Me recuerda lo que escribió una vez Herbert W. Armstrong: “El comunismo usa todo medio diabólico para debilitarnos desde adentro. No entendemos este tipo de guerra, minando nuestra fuerza, pervirtiendo nuestra moral, saboteando nuestro sistema educativo, destrozando nuestra estructura social, destruyendo nuestra vida espiritual y religiosa, debilitando nuestro poder industrial y económico, desmoralizando nuestras fuerzas armadas y, finalmente, después de tal infiltración, derribando el gobierno por la fuerza y la violencia”. Estudie esa lista: Hay sólo uno de esos objetivos que el comunismo aún no ha conseguido: No han derribado el gobierno por la fuerza y la violencia. Pero todas las otras metas las han conseguido. Y la profecía muestra que la conquista por la fuerza y la violencia ya viene.

Jesucristo era un profeta. Él profetizó que en el tiempo del fin, justo antes de Su Segunda Venida, la gente estaría sumida en el pecado como era “en los días de Lot”, quien era un hombre piadoso que vivía en una ciudad extremadamente perversa. “Mas el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos. Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste” (Lucas 17:29-30). Dios está enviando Su ira sobre esta Tierra, y Sus maldiciones ya están cayendo. Sin embargo, ésta es sólo una de muchas Escrituras que muestran que estas maldiciones están a punto de ponerse mucho peor, ¡a menos que nos arrepintamos!

El apóstol Pedro nos recuerda en 2 Pedro 2:6 que Dios “condenó por destrucción a las ciudades de Sodoma y Gomorra, reduciéndolas a ceniza y poniéndolas de ejemplo a los que habían de vivir impíamente”. Estados Unidos está viviendo impíamente, ¡y será mejor que le hagamos caso a aquel ejemplo histórico! Sodoma y Gomorra eran ciudades que mucha gente pensaba que se veían bien. La esposa de Lot no quería tener que irse. Pero las ciudades eran tan perversas que Dios las destruyó con fuego desde el cielo. Y la esposa de Lot se convirtió en estatua de sal.

La advertencia en la Escritura es clara: Si vivimos como Sodoma, ¡moriremos como Sodoma


LA REDEFINICIÓN DE LA FAMILIA

Hay un engaño mortal detrás del 'matrimonio' del mismo sexo, y este engaño gira en torno a la esperanza más inspiradora del hombre.