Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

W1siziisijiwmjevmdqvmdgvnnzqngjob2jky18ymta0mdvfunvzc2lhx0n1ymffr2v0dhljbwfnzxnfmtizmja0mzizns5qcgcixv0?sha=be081c630f02df89

Rusia adentra cada vez más a Venezuela y a Cuba en su órbita

Rusia ha resurgido en Latinoamérica y está decidida a aumentar su influencia sobre las naciones inestables y antiestadounidenses dirigidas por gobiernos comunistas o socialistas. La proximidad de estas naciones al territorio continental de Estados Unidos debería hacer sonar las alarmas en Washington.

En otro indicativo de la creciente influencia de Moscú en la periferia de Estados Unidos, una delegación rusa de alto nivel recorrió el Caribe esta semana [6 de abril de 2021] y firmó una serie de acuerdos de cooperación con Venezuela y Cuba.

La delegación, encabezada por el viceprimer ministro ruso Yuri Borisov, viajó primero a Caracas el 30 de marzo para reunirse con el presidente venezolano Nicolás Maduro. Ambas partes firmaron 12 acuerdos de cooperación importantes que abarcan una amplia gama de áreas estratégicas, como la energética, la financiera y la militar. También se alcanzó un plan para que Rusia suministre a Venezuela su vacuna EpiVacCorona para complementar las dosis de Sputnik v que ya se han suministrado.

Maduro calificó la jornada como “histórica” y dijo que había elevado a Rusia y Venezuela a “una etapa nueva” en las relaciones estratégicas. Dijo que las dos partes también habían confirmado su determinación de construir un “mundo multipolar”, un término aplicado para describir un orden mundial no dominado principalmente por Estados Unidos.

Al día siguiente, la delegación de Borisov llegó a La Habana (Cuba), donde se celebró la décima octava sesión de la Comisión Intergubernamental Cuba-Rusia. Las dos partes establecieron un plan para aumentar la cooperación en materia de energía, comercio, agricultura, salud, defensa y comunicaciones.

“Cuba es nuestro socio clave y aliado de confianza en la región de Latinoamérica y el Caribe”, dijo Borisov. “Apreciamos el carácter estratégico de la interacción interestatal ruso-cubana, basada en los principios de amistad y respeto mutuo y no sujeta a la situación externa actual”, dijo, en referencia al bloqueo de Estados Unidos a Cuba.

La gira es el último ejemplo de cómo Rusia está profundizando su propia influencia —y trabajando para erosionar la de Estados Unidos— cerca de las costas caribeñas estadounidenses.

En los últimos años, el Kremlin ha atracado sus buques de guerra en el puerto de La Habana y ha dado a Cuba 50 millones de dólares para comprar material militar ruso y modernizar las empresas estatales de defensa de La Habana. También ha enviado a Venezuela bombarderos con capacidad nuclear, un escuadrón de soldados rusos y 38 toneladas de equipo militar. Y ha vendido a Nicaragua tantos tanques, lanchas patrulleras, corbetas con misiles y cazas ligeros que alrededor del 90% de las importaciones de armas de Nicaragua proceden ahora de Rusia.

El patrón es innegable. Rusia ha resurgido en Latinoamérica y está decidida a profundizar sus relaciones con países inestables y antiestadounidenses dirigidos por gobiernos comunistas o socialistas. Y la proximidad de estas naciones, cada vez más alineadas con Rusia, al territorio continental de Estados Unidos debería hacer sonar las alarmas en Washington.

La Trompeta discutió los peligros de esta tendencia en un artículo de marzo de 2019 titulado “Preparándose para asaltar el castillo de EE UU”. Escribimos:

Estados Unidos está siendo amenazado por naciones hostiles tomando el control del mar Caribe. Las principales fuentes de noticias prestan poca atención a esta región, pero el Caribe es vital para la seguridad de EE UU. Ese mar no solo conecta su costa oriental con el océano Pacífico a través del canal de Panamá, sino que resguarda la boca del golfo de México. La mitad del comercio marítimo de EE UU pasa a través del Golfo. Por lo que, una potencia extranjera que controle el Caribe podría paralizar la economía de EE UU al restringir su acceso al transporte marítimo.

Esta realidad geográfica es la razón por la que Rusia y China quieren desafiar el dominio estadounidense en el Caribe. Estas superpotencias ambiciosas están forjando alianzas con gobiernos socialistas en Cuba, Nicaragua y Venezuela. Si estas dictaduras latinas se vuelven bases para Rusia y China, una coalición de naciones podría potencialmente cortar el acceso de EE UU al canal de Panamá, sellar el estrecho de Florida y el canal de Yucatán.

Por muy inquietante que parezca este escenario, la profecía bíblica muestra que ese asedio ocurrirá pronto.

Hace unos 2.700 años, Dios inspiró al profeta Isaías para que escribiera sobre un bloque comercial enorme que se construiría durante nuestra vida: “un emporio de las naciones” (Isaías 23:3).

El versículo 1 muestra que una nación líder en este bloque comercial sería “Quitim”. El jefe de redacción de la Trompeta, Gerald Flurry, explica en su folleto La visión de Isaías sobre el tiempo del fin que Quitim, o Kittim, es un nombre antiguo que se refiere a la China moderna. Otra potencia líder en el bloque comercial es “Tiro”, que según explica el Sr. Flurry, designa “el centro comercial” de la Europa moderna. Un pasaje complementario en Ezequiel 27 menciona nombres antiguos para Rusia (Tubal y Mesec), mostrando que la Rusia de Vladimir Putin también jugará un papel importante en este futuro “emporio”.

“La Biblia contiene muchas profecías de ese poder europeo atacando a EE UU, y muchas otras profecías de EE UU siendo asediado”, escribe el Sr. Flurry. Europa llevará a cabo este asedio en conjunto con los otros países asociados con el “emporio de las naciones” de Isaías 23 y Ezequiel 27, incluyendo a Rusia. El Sr. Flurry afirma: “Todos ellos van a asediar a EE UU, Gran Bretaña y la nación judía”.

“Los gigantes de Asia” formarán una “breve alianza” con el bloque europeo, escribe. “Si Europa (el Sacro Imperio Romano resucitado), encuentra una manera de aprovechar, incluso por un momento, los recursos clave y las posiciones estratégicas de China, Rusia y Japón, tendría más que suficiente poder para asediar a las naciones anglosajonas”…

“Ésta es la razón por la cual la profecía de Isaías sobre un ‘emporio de las naciones’ del tiempo del fin, que incluye poderes tanto europeos como asiáticos, es tan intrigante”.

El Sr. Flurry presta atención especial a la región de Latinoamérica, debido principalmente a su proximidad a Estados Unidos. “Herbert Armstrong profetizó durante mucho tiempo que la alianza entre Europa y Suramérica va a volverse extremadamente fuerte, y nosotros así lo esperamos”, escribió. Europa ya ejerce considerable influencia en Latinoamérica. Y una vez que Rusia y China formen una “breve alianza” con Europa, el poder que Rusia está construyendo ahora en Venezuela, Cuba, Nicaragua y otros lugares en Latinoamérica, se transformará en un mayor control europeo sobre la región.

El libro de Deuteronomio provee más detalle sobre el próximo asedio de EE UU. “El [Eterno] traerá contra ti una nación de lejos, del extremo de la tierra, que vuele como águila, nación cuya lengua no entiendas. (…) Pondrá sitio a todas tus ciudades [puertas, vkj], hasta que caigan tus muros altos y fortificados en que tú confías, en toda tu tierra; sitiará, pues, todas tus ciudades [puertas, vkj] y toda la tierra que [el Eterno] tu Dios te hubiere dado” (Deuteronomio 28:49, 52).

“Preparándose para asaltar el castillo de EE UU” explica el significado de “puerta” en este contexto:

Una puerta es un pasaje estrecho de entrada o salida. Cuando hablamos a nivel nacional, una puerta marítima es un punto de estrangulamiento estrecho como el canal de Panamá, el estrecho de Florida, el paso de los Vientos o el canal de Yucatán. Dios le dio a Gran Bretaña y EE UU estas puertas estratégicas y muchas otras, asegurando que se convertirían en superpotencias económicas y militares. Pero Dios advirtió que, si EE UU y Gran Bretaña no le obedecían, entonces no solo se le quitarían estas puertas marítimas, sino que serían usadas contra ellos. Esto está a punto de suceder.

Estas son profecías pesadas, que revelan que Estados Unidos y algunos de sus aliados pronto sufrirán un gran caos. Pero la profecía bíblica revela que el “emporio de las naciones” y el conflicto asociado con él están diseñados como una corrección amorosa de Dios, y que el tiempo de caos será inmediatamente seguido por una era de paz mundial sin precedentes.

“Esta asociación comercial no durará mucho”, escribe el Sr. Flurry. “Pronto chocarán, justo antes que Cristo regrese y los destruya a ambos” (op cit).

Cristo regresará a la Tierra y dará paso a una era de estabilidad y prosperidad para los pueblos de Rusia, Cuba, Venezuela, Nicaragua, Estados Unidos y todos los demás países. Para entender más sobre estas tendencias y la esperanza por venir, pida su ejemplar gratuito del folleto del Sr. Flurry La visión de Isaías sobre el tiempo del fin


LA VISIÓN DE ISAÍAS SOBRE EL TIEMPO DEL FIN

Isaías tenía una profecía para el tiempo del fin que era dual. Él entregó su mensaje a los sacerdotes del templo y al pueblo de Israel. ¿Sabía usted que la mayoría de las profecías de Isaías para el templo también son dirigidas a la Iglesia de Dios laodicena en el tiempo del fin? La rebelión de los laodicenos gira en torno al gobierno de Dios. No quieren que Dios los gobierne. Isaías tiene una visión poderosa para los laodicenos, para las naciones de Israel e incluso el mundo entero. Usted no encontrará una visión más inspiradora y de mayor alcance en toda la Biblia. Representa una Tierra hermosa y pacífica. La visión llega al universo. Este profeta también revela cómo Satanás destruye con éxito esa visión para muchos del pueblo de Dios. Aquellos que superen el engaño de Satanás serán las personas más honradas de la Tierra. ¡Se convertirán en la Esposa de Cristo!