Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

Kod es 04 19

La Trompeta

¿Quién o qué es la bestia profética? (Transcripción)

¿Qué es la bestia profética y por qué los evangelistas ignoran este tema? Generalmente es ignorado o ellos simplemente dicen que no lo entienden. Sin embargo, éstas son profecías que están enfocadas ahora mismo en este tiempo del fin. Entonces, necesitamos todos entender.

Y Dios dice en Oseas 4, versículo 6, que la ignorancia no es excusa porque dice que Su pueblo fue destruido por falta de conocimiento de la Biblia.

Y Jesucristo dijo que Él iba a vaciar Su peor ira sobre la gente que reciba la marca de la bestia. Ellos van a recibir las siete últimas plagas.

Ahora bien, hay cuatro bestias que gobernaron el mundo, hablando de ellos en Daniel capítulos 2 y 7 y también en Apocalipsis 13 y 17. Pero Daniel vio a estas cuatro bestias en un sueño y en una visión. La primera era como un león, la segunda como un oso y la tercera como un leopardo. Pero la cuarta bestia era como ninguna otra en la Tierra. Era tan horrible, tan terrible que no existe una bestia en la Tierra o un animal al cual uno puede compararlo y esto encierra realmente la fuerza de las primeras tres bestias.

Esta cuarta bestia está surgiendo en el escenario mundial ahora mismo. Déjenme decirles, está allá afuera donde todos pueden verlo muy claramente y será mejor que todos recibamos la protección de Dios porque esto va a cambiar radicalmente nuestras vidas. Así es simplemente como son las cosas y dice que todos en la Gran Tribulación que se rehúsan la marca de la bestia van a ser puestos a muerte. ¿Por qué no oímos más sobre estas profecías? Y hay tantas de ellas y son para este tiempo del fin.

Fíjense en Apocalipsis 13, versículo 1: “Me paré sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas, un nombre blasfemo. Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad”.

Entonces, si vamos a saber qué es la marca de la bestia, primero vamos a tener que saber quién es la bestia. ¿Quién es esta bestia? Desde luego, estas todos son símbolos, pero, repito, acuérdense que Daniel y Juan ambos hablan acerca de estas primeras cuatro bestias: el león y el oso y el leopardo y mencionan que esta cuarta bestia es tan grande y terrible que es como ningún otro animal en la Tierra. Es algo que es tan malo que Dios quiere que le prestemos atención. Uno no puede comparar esta bestia con ningún otro animal sobre la Tierra como se podía en las primeras tres.

Fíjense Daniel 7, versículo 15: “Se me turbó el espíritu a mí, Daniel, en medio de mi cuerpo, y las visiones de mi cabeza me asombraron”. Esto es algo que debería asombrarnos a nosotros también. Esto le preocupó grandemente a Daniel y él sólo lo vio en una visión y nosotros podemos verlo en realidad en este tiempo del fin, si es que realmente estamos viendo, observando y dejando que Dios nos muestre lo que está sucediendo.

Versículo 17: “Estas cuatro grandes bestias son cuatro reyes [son cuatro reyes] que se levantarán en la tierra”. Entonces, estas cuatro bestias son cuatro reyes. No es tan misterioso cuando empiezan a estudiarlo y dejamos que la Biblia se interprete sola. Estos reyes representan cuatro reinos, entonces estas cuatro bestias no son cuatro Iglesias como mucha gente lo cree o diferentes Iglesias, pero son cuatro reinos y estas palabras “rey” y “reino” simplemente se usan intercambiablemente.

Pero leamos ahora versículo 18 de este capítulo: “Después recibirán el reino los santos del Altísimo, y poseerán el reino hasta el siglo, eternamente y para siempre”.

Bueno, pues, ésta es una noticia maravillosa que los santos, en otras palabras, aquellos escogidos que trabajan con Cristo antes de que Él regrese a la Tierra. Dios dice: “Les voy a dar ese reino de todo el mundo a aquellos santos y ellos van a gobernarlo para siempre”.

Si uno se detiene a pensar de esta recompensa estupenda, puede entender por qué Dios nos prueba y nos da pruebas a aquellos que Él llama en esta era, porque Él va a darles tanto, Él va a darles el mundo entero para gobernar, si es que podemos captar eso. Eso debe entusiasmarnos el día de hoy.

Pero repito, ven, esto es acerca de cuatro reyes gentiles y cuatro reinos. Daniel dice que Nabucodonosor fue el primero, la cabeza de una gran imagen, pero él está hablando también acerca de los reinos o imperios que gobernaron el mundo. Nabucodonosor fue ese primer rey del Imperio Caldeo. Después, vino el Imperio Medo Persa, el Greco Macedonio después, y luego el Imperio Romano y esto se ve en todos los libros de historia. Quiero decir, está allí en los libros de historia; no obstante, Daniel profetizó definitivamente en los tres últimas de esas bestias y Dios lo usó para revelar quién era el primero a Nabucodonosor. Nosotros tenemos que entender eso porque va a suceder allí en el tiempo del fin antes que Cristo regrese y Jesucristo va a regresar y destruir este imperio mundial que es tan maligno y destructivo a la vida humana sobre la Tierra, esta última bestia.

Como ven, Daniel vivió en el tiempo de esa primera bestia y después habló de todos estos imperios mundiales y, no obstante, ¿por qué? Piensen en esto por un momento. ¿Por qué con todas estas profecías y con tanto énfasis en el tiempo del fin, por qué es que los líderes religiosos no hablan de esto más? Yo les puedo decir que nosotros vamos a hablar de lo que está en la Biblia y definitivamente lo que es para este tiempo del fin. Nosotros sentimos que eso es nuestra comisión; esto es lo que Dios dice que debemos hacer si vamos a representarlo. Pero, ¿por qué no escuchamos más acerca de esto?

Y usted debería recordar que Daniel es un libro para el tiempo del fin. Daniel 12, versículo 4 y versículo 9 nos dice eso y si no entendemos este mensaje de Daniel y lo predicamos en el tiempo del fin, él vivió en vano.

Entonces, el pueblo de Dios tiene que saber, tiene que entender qué es la bestia profética o quién es esta bestia profética. Necesitamos entender eso y conocerlo, saberlo, saber qué es la marca y por qué Dios está tan disgustado con gente que la da y los que la reciben. Él ciertamente está muy disgustado.

Y yo les diré, Dios prometió que Él revelaría cada una de estas profecías a nosotros y cumpliría todas estas promesas y Él ha hecho eso sin falla a través de la historia y Él lo está haciendo ciertamente en el tiempo del fin, en este tiempo del fin.

Voy a leerles una cita de este folleto ¿Quién o qué es la bestia profética? Le ofrecemos esto al final del programa, pero ésta es una cita de este folleto escrito por Herbert W Armstrong, y es un folleto que usted realmente necesita leer y estudiar, si va a entender este tema. Ésta es la cita:

“El cuarto reino, que tuvo su origen en Roma, se extendió y poco a poco absorbió las cuatro divisiones una tras otra. Esta cuarta bestia, “espantosa y terrible y en gran manera fuerte”, fue el Imperio Romano, de 31 a.C. al 476 d.C.

Este imperio absorbió a los demás y ocupó todo su territorio. Fue más grande y fuerte que todos. Incluyó todo el esplendor real de la antigua Babilonia, poseyendo la cabeza (la parte más fuerte del león). Tenía un ejército masivo y formidable como el del Imperio Persa, simbolizado por las patas del oso, su parte más fuerte. Fue la máquina de guerra más temible que el mundo hubiera conocido y también tenía la ligereza, la astucia y la crueldad del ejército de Alejandro, simbolizado por el leopardo.

Así, pues, la cuarta bestia era distinta de todas cuantas había en la Tierra. Era más fuerte, más terrible, más grande que todas.

La cuarta bestia de Daniel, o sea el Imperio Romano, había absorbido a las tres bestias anteriores y por lo tanto las incluía”.

Entonces, no hay ninguna como esta bestia.

Ahora bien, usted descubrirá que ellos de hecho adoraban al diablo; adoraban al dragón. La Biblia llama al diablo un dragón y nuestros artistas han dibujado un dragón para mostrarle a usted y tratar de darle alguna idea de esta bestia que es tan horrible, que no hay animal sobre la Tierra al cual puede uno compararlo, y está surgiendo ahora mismo en este tiempo del fin y Dios dice que será mejor que estemos alerta de esta bestia horrorosa, porque es tan mala que no puede describirse por ningún animal en la Tierra. Éste encierra la fuerza y el poder de esas primeras tres bestias. En otras palabras, tiene todo ese poder militar y fuerza física de las tres primeras bestias.

¿Cómo lo describe uno esto? Es difícil porque no se puede usar un animal en la Tierra para asemejarlo como podía uno en las primeras tres. Pero esta cuarta bestia fue herida de muerte. Herida de muerte, pero entonces, de esa, pues, herida vinieron 10 cuernos que continúan hasta el retorno de Jesucristo.

Ahora bien, los últimos siete gobernaron o fueron cabalgados por una mujer. La Biblia dice la cual es un símbolo de Iglesia. En otras palabras, una gran Iglesia falsa guía ese poder de la bestia, las últimas siete cabezas, y ya hemos visto seis de ellas y Juan describió cada una de ellas. Él profetizó de cómo ellos se verían y que es lo que harían, y usted puede encontrarlo en sus libros de historia, si usted conoce acerca de la historia. Juan profetizó acerca del eje Mussolini y Hitler y todo el mal que ellos harían en este tiempo del fin, y si él profetizó todas esas seis cabezas, entonces usted puede estar seguro que la séptima va a aparecer también, y ya está en el escenario mundial y cualquiera debe poderla ver. Cualquiera.

Daniel profetizó de esas últimas siete cabezas del Imperio Romano como lo hizo Juan. Y, vean ustedes, si él puede decirles todo acerca de Hitler y Mussolini y todos estas cosas terribles que vinieron. Entonces, sabemos también que si estas profecías sucedieron y se cumplieron, entonces también la séptima va a suceder. Todos van a cumplirse y nosotros vamos a poderla ver justo ante nuestros ojos, si es tan horrible, tan terrible que nadie puede no verla. Y cómo va a cambiar radicalmente las vidas de muchos millones de gente en la Tierra.

Fíjense, Apocalipsis 13 y versículo 17: “Y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es 666”.

Esto es muy específico y es muy temeroso y yo pregunto nuevamente, ¿Por qué no se oye más sobre esto? ¿Por qué? ¿Cuál es el problema?

Bueno, déjenme nuevamente citar de este folleto de ¿Quién o qué es la bestia profética? , una cita corta:

“Número uno: la bestia tiene un número y, si tenemos sabiduría, podemos identificar la bestia por su número. Dos: el número es 666. Tres: debemos contar el número, o sea sumarlo. El único otro lugar donde aparece la misma palabra griega es en Lucas 14:28 donde habla acerca de ‘contar el costo’ o ‘añadir el costo’. Número cuatro: entonces, el número 666, es el número de la bestia. La única interpretación bíblica de esta ‘bestia’ simbólica es un reino o el rey que lo gobierna y por lo tanto, realmente es el reino…”

Daniel 7 nos dice sobre eso.

“Por tanto, el número 666 debe ser el número del reino o gobierno o imperio, así como el número del rey que lo funda o lo gobierna. Cinco: la expresión ‘el nombre de la bestia, o el número de su nombre’ muestra claramente que el número 666 es el número del nombre que corresponde al reino o imperio”.

Y, finalmente, seis: la expresión ‘es número de hombre’ señala que también debemos contar este número en el nombre del rey o gobernante de aquel reino identificado como la ‘bestia”.

Pues bien, nuevamente, éste es un tema algo complicado, aunque está explicado en este folleto. Usted necesita este folleto para realmente entender en detalle esto y poder estudiarlo y comprobarlo de su propia Biblia. Quiero decir, estas profecías están surgiendo a la vida ahora en su propia Biblia y son tan terribles y maravillosas que no puede darse el lujo de no entenderlas. Todos debemos entenderla.

Desde luego, la palabra “bestia” es simplemente un símbolo para “reino” como usted puede ver y leer, y el “rey” y “reino” se usan intercambiablemente pero esto está hablando acerca del Imperio Romano.

Ésta es la cosa asombrosa sobre esto y aquí puede usted comprobarlo. El nombre del reino, también su fundador y su primer rey, y cada hombre en ese reino, usted puede contarlo, añadirlo a exactamente 666. O sea, el nombre del reino añadirá a 666, el fundador del primer rey añadirá a 666 y cada hombre en ese reino, o la forma que el hombre se llama, añade a 666.

Ahora bien, vean, ¿quién entiende esto hoy día? Yo no encuentro entendimiento; yo tengo que honestamente decirles que no lo hallo, y la gente y los evangelistas no hablan de ello. Casi lo ignoran y, ¿cómo podemos ignorar esto y cómo pueden los muy elegidos de Dios no entenderlo, si todo es para este mismo tiempo del fin en el que estamos viviendo ahora mismo? ¡Hoy día!

Satanás ha trabajado por años y años en toda la historia del hombre para engañar al hombre y, ¡cómo lo ha engañado! Y, pues, Apocalipsis realmente engrandece ese engaño, pero también nos dice del maravilloso final, la buena noticia al final de todo esto.

Entonces, es tiempo de dejar de ignorar esta parte de las profecías que es extremamente peligrosa. Aunque el final resultado es bueno, pudiera ser mucho mejor y podríamos tener paz más pronto, si el hombre hiciera caso de este mensaje y escuchara lo que Dios dice y simplemente creyera a Dios, que le creyera a Su palabra. No que crean en Dios pero que le crean a Él, que crean lo que Él dijo. Ésta es, después de todo, Su palabra y Cristo dijo que debemos vivir por cada palabra de Dios, y usted puede probar esto, que es definitivamente Su palabra.

Vamos a Apocalipsis 13:4: “Y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?”

Ellos la adoraron. Esta organización política y esta organización religiosa, el Estado y la Iglesia juntos, de hecho, adoraron al dragón o, ¡al diablo! Usted puede ver porque es tan feroz y tan temeroso como ningún otro animal sobre la Tierra. Usted puede ver por qué y, déjenme decirles, es tan poderoso esto que va a hacer guerra, y se vuelve tan poderosa que la gente que están formando parte de ello ven ésta máquina de guerra monstruosa y piensan que ninguna nación ni grupo de naciones puede hacer guerra con este reino o con esta bestia o este poder. Ellos piensan que no hay ningún poder sobre la Tierra que osaría hacer guerra con esta máquina monstruosa.

¿Pueden imaginarse no entender eso en el tiempo del fin? ¿Podemos imaginar no entendiendo realmente lo que Dios está diciéndonos en este tiempo del fin? Y vemos nosotros que tan vital es que entendamos?

Y reitero, ¿por qué no escuchamos más sobre esto? ¿Por qué?

Bueno, les diré, se pone aún peor. Fíjense el versículo 11: “Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón”.

Él tenía dos cuernos como cordero y habló como un dragón. Ahora bien, como ven, se ve como un cordero; por la superficie, parece como una Iglesia siguiendo a Cristo, por encima nada más. Pero, será mejor que vea más de cerca, más de cerca porque habla como el dragón, porque adora al dragón y él tiene el mensaje del dragón. Y, oh, ¡cuán engañado está este mundo – muy, muy engañado que está!

Como ven, repito, ¿cómo puede la gente estar tan engañada? ¿Cómo puede uno estar tan engañado que piensa que está siguiendo a Dios cuando está adorando al diablo? Y esto es lo que dice la Biblia y quizás algunas personas no les gusta oírlo, pero, ¿estamos avergonzados de Cristo? ¿Estamos temerosos de escuchar el mensaje de Cristo, lo que Él tiene para decirnos?

Yo les diré, esta Iglesia (esa Iglesia) guía a la bestia. Usted puede ver que las últimas siete cabezas están guiadas por esta bestia. Si ven al versículo 7, pueden ver que todo el pueblo tibio de Dios, Su propia Iglesia, Su propio pueblo rebelde y tibio, van a ser muertos por este monstruo, cada uno de ellos a medida que adoran al dragón pensando que están adorando a Dios y, de hecho, matan al pueblo de Dios aunque son tibios. Y en el versículo 13 y 14 habla de todo tipo de milagros que van a ocurrir. Quiero decir que esta bestia va a hacer milagros y estos dos líderes van a, pues, el líder religioso definitivamente, va a hacer milagros, y la gente va a creer que esto es de Dios pero no va a ser de Dios. Ahora, va a haber milagros que tienen mucho engaño en ellos, pero de cualquier forma, Dios los llama milagros.

Fíjense versículo 15 y 16: “Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase. Y hacía que a todos [este líder religioso, esta Iglesia causa que], todos pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente”.

Como ven, la Iglesia causa todo eso y esta Iglesia causa a la gente que reciban una marca. Esa marca, lo repito, necesita este folleto para explicárselo, ¿Quién o qué es la bestia profética? Realmente, la necesitan porque les mostrará que esta “marca” gira alrededor del día que uno adora a Dios. Esto involucra los Diez Mandamientos porque, pues, es uno de los Diez Mandamientos en cuanto al día de Dios. “Acuérdense del sábado de guardarlo santo, santificarlo”. Es parte de los Diez mandamientos y Santiago dice, “Si quebranta un mandamiento, los quebranta todos”.

Es acerca, pues, de los Diez Mandamientos. Pero, usted necesita pensar en esto bien porque en la Edad Media, déjenme decirles, esa bestia destruyó como 50 millones de personas. ¡Eso fue en la Edad Media! Y Dios dice, pues, que ese tiempo y la destrucción que hubo va a ser como, pues, un picnic comparado a lo que viene. Va a ser peor que ninguna cosa que hayamos visto sobre la Tierra.

Y esto viene en este mismo tiempo del fin, el tiempo en el que estamos viviendo ahora mismo. Ahora bien, eso es algo que nosotros necesitamos darle mucha atención y consideración y francamente mucha oración, porque esto es tan importante para su vida. ¿Qué pudiera ser realmente más importante? Toda esta gente que terminan siendo muertos o lastimados, les pasa eso porque no tienen la protección de Dios. Ellos no le creen a Dios y esa gente que sí le cree a Dios, Dios dice que los va a proteger de todo esto, pero no van a tener que preocuparse, acerca de ese pequeño remanente, que la Biblia menciona a menudo, el pequeño remanente que Dios dice que lo protegerá si salen del mundo, si salen de Babilonia, si salen del mundo y guardan los mandamientos de Dios y guardan el sábado de Dios y guardan el modo de vida de Dios que trae tanto gozo, paz y felicidad, con algunas dificultades, sí. Pero necesitamos esas pruebas para ayudarnos a construir el carácter para calificar para gobernar este reino mundial que viene con Jesucristo.

Ahora, esto es lo que Dios va a darle a usted para hacer si usted le deja escogerlo a usted mismo y Lo obedece en esta era. Esto es lo que va a suceder en su vida. Ésta es muy buena noticia. Es el evento más grandioso que ocurrirá en el universo jamás, el retorno de Jesucristo a la Tierra y Él va a destruir esa bestia, totalmente destruirla, y traer paz y gozo a la Tierra y al universo para siempre.

Hasta el siguiente programa. Soy Gerald Flurry. Adiós amigos.