Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

25403

ANTONIO MASIELLO/GETTY IMAGES

Putin recuerda a Yugoslavia

¡Lo que recuerda debería avergonzar a Estados Unidos y Alemania!

El Presidente de Rusia, Vladimir Putin, tiene unas opiniones muy emotivas sobre la historia reciente de Yugoslavia. Y sobre este tema, sus palabras son muy convincentes.

Yugoslavia estuvo alineada con la Unión Soviética durante un tiempo después de la Segunda Guerra Mundial. El alineamiento no duró mucho, y las relaciones entre Yugoslavia y la Unión Soviética en la época de la Guerra Fría fueron a menudo difíciles; sin embargo, cuando Mijaíl Gorbachov llegó al poder en la Unión Soviética en 1985, mejoraron mucho. Pero eso terminó a principios de la década de 1990, cuando la Unión Soviética se desintegró.

La invasión de Ucrania por parte del presidente Putin es impactante, violenta y brutal. Pero una y otra vez, cuando ha conquistado territorio, ha tratado de justificarlo señalando acciones similares de Occidente.

Al enviar sus tropas a Ucrania el 24 de febrero, Putin justificó su ataque argumentando que Rusia tenía que ser fuerte. Tras la caída de la Unión Soviética y la debilidad de Rusia, “se llevó a cabo una sangrienta operación militar contra Belgrado, sin la sanción del Consejo de Seguridad de la ONU pero con aviones de combate y misiles utilizados en el corazón de Europa”, dijo Putin en un discurso a su nación. “El bombardeo de ciudades pacíficas e infraestructuras vitales se prolongó durante varias semanas. Tengo que recordar estos hechos, porque algunos colegas occidentales prefieren olvidarlos, y cuando mencionamos el suceso, prefieren evitar hablar del derecho internacional, y en cambio enfatizan las circunstancias que ellos interpretan como creen necesario”.

El discurso de Putin estuvo lleno de mentiras a su conveniencia. Pero esta parte contiene algo de verdad. Putin recuerda lo que la otan hizo en Yugoslavia, y está claramente enfadado por ello.

Putin incluso atacó a Ucrania de una manera que conectaba deliberadamente con las acciones de la otan en Yugoslavia. Uno de sus primeros objetivos en Kiev fue una torre de televisión, una copia deliberada de la otan, que atacó la torre de televisión de Belgrado durante su campaña de bombardeo en 1991.

Cuando los funcionarios rusos comparecieron ante el Consejo de Seguridad de la ONU, utilizaron la misma justificación: sólo estamos haciendo en Ucrania lo que la otan hizo en Yugoslavia.

Putin se ha referido a los ataques de la otan a Yugoslavia repetidamente. En 2014, cuando separó Crimea de Ucrania, dijo que “las autoridades de Crimea se refirieron al conocido precedente de Kosovo (un precedente que nuestros colegas occidentales crearon con sus propias manos en una situación muy similar) cuando acordaron que la separación unilateral de Kosovo de Serbia, exactamente lo que está haciendo Crimea ahora, era legítima y no requería ningún permiso de las autoridades centrales del país” (el énfasis es mío en todo). En su declaración de anexión de Crimea, Putin copió y pegó secciones enteras de la declaración de independencia de Kosovo.

“La hipocresía de Occidente se ha convertido en una obsesión suya, y se refleja en todo lo que hace el gobierno ruso”, dijo el politólogo Ivan Krastev a Der Spiegel la semana pasada. Su ataque a Ucrania sigue el patrón del ataque de Estados Unidos a Yugoslavia, “porque quiere darnos una lección. Porque quiere decirnos: He aprendido de ustedes. Incluso si eso significa hacer exactamente aquello por lo que nos odia”.

“Habla constantemente de traición y engaño”, dijo Krastev. “De Occidente. De individuos, de antiguas repúblicas soviéticas”.

“Al invocar a Kosovo en Ucrania, Rusia está demostrando (sobre todo a sí misma) que ha vuelto a tener el estatus de gran potencia y que tiene la intención de deshacer explícitamente la arquitectura de seguridad posterior a la Guerra Fría, cruzando el umbral hacia un orden mundial diferente, en lugar de simplemente tensar o revisar las reglas actuales”, escribió Foreign Affairs.

¿Qué pasó en Yugoslavia y por qué está Putin tan molesto por ello?

Desde principios de la década de 1990 hasta principios de 2000, ¡Estados Unidos utilizó su poder y, en última instancia, su ejército para desmantelar Yugoslavia! Y lo hizo a instancias de Alemania. A Estados Unidos y Alemania les gustaría olvidar esa historia tal y como ocurrió realmente, pero Vladimir Putin no la ha olvidado. Lo que ocurrió allí está grabado en su memoria y le enfurece hasta el día de hoy.

‘La ley de las armas’

Putin tiene razón en eso. Kosovo estaba ligado a Serbia cuando Estados Unidos apoyó su separación. También tiene razón en que la intervención militar dirigida por Estados Unidos contra Serbia, el principal estado de Yugoslavia, produjo muchas víctimas.

En su discurso del 24 de febrero, Putin llamó a Estados Unidos un “imperio de mentiras”.

“En general, parece que en casi todas partes, en muchas regiones del mundo donde Estados Unidos llevó su ley y orden, esto creó heridas sangrientas que no cicatrizan y la maldición del terrorismo internacional y el extremismo”, dijo. En su discurso de 2014 fue aún más directo: “Nuestros socios occidentales, encabezados por Estados Unidos de América, prefieren no guiarse por el derecho internacional en sus políticas prácticas, sino por el de la ley de las armas”.

¡Estados Unidos, dijo, está dirigido por la ley de las armas! ¡Y en este caso tiene razón!

Yugoslavia fue conquistada por el poder militar estadounidense. Bajo el estandarte de la otan, Estados Unidos hizo añicos a los serbios para que Kosovo y otros estados pudieran separarse. Fue un terrible ataque contra los serbios, ¡que fueron aliados de Estados Unidos en la Primera y la Segunda Guerra Mundial!

El mundo está justamente indignado por los ataques de Putin a los hospitales. Cuando la otan bombardeó Serbia, dañó 19 hospitales. Sus pacientes cuentan historias espeluznantes de haber sido llevados a los refugios antibombas mientras daban a luz.

Rusia está matando dramáticamente más gente, más rápidamente en Ucrania, que la otan en Serbia. Pero Estados Unidos no es inocente de algunos de los crímenes que vemos que comete Putin.

Pero lo más siniestro de todo es que Estados Unidos conquistó a los serbios básicamente en nombre de Alemania, ¡su enemigo acérrimo en ambas guerras mundiales!

Para probar que Alemania orquestó la destrucción de los serbios y de Yugoslavia, es fundamental que solicite y lea mi folleto gratuito Germany’s Conquest of the Balkans (Alemania conquista los Balcanes, disponible en inglés). Espero que cada uno de ustedes lo lea. Es una poderosa explicación de las noticias mundiales y de lo que ocurrió en Yugoslavia. Y se apoya en hechos, no en opiniones.

Ahora Alemania controla lo que antes era Yugoslavia y toda la península de los Balcanes. Logró esta hazaña sin apenas utilizar su ejército; Estados Unidos se encargó de los bombardeos. Por eso el presidente Putin dice que Estados Unidos se guía por “la ley de las armas”. Si analiza los hechos de lo ocurrido en Yugoslavia, tendría que estar de acuerdo. ¡Estados Unidos debería avergonzarse de haber hecho eso y de haber enterrado la verdadera historia!

Serbia, el principal estado de Yugoslavia, luchó en el mismo bando que Estados Unidos en dos guerras mundiales. Ha sufrido terriblemente la agresión alemana durante más de un siglo. Era nuestro aliado, ¡y luego nos dimos la vuelta y lo bombardeamos hasta la derrota!

¿Por qué lo hicimos? Porque no estábamos dispuestos a enfrentarnos a Alemania, ¡la misma nación que causó tanta destrucción contra nosotros y gran parte del mundo al iniciar dos guerras mundiales!

¡Cualquiera puede ver que algo está terriblemente mal en la lógica de Estados Unidos!

¡Lo desafío a que examine honestamente la historia que cita Putin y determine si tiene razón en este punto! ¿Qué hacía Estados Unidos bombardeando el país que fue nuestro aliado en la Primera y la Segunda Guerra Mundial?

Luego entregamos Yugoslavia y toda la península de los Balcanes a la misma nación que inició las dos guerras mundiales y que era el enemigo acérrimo de Estados Unidos.

Alemania fue el primer país en percibir y demostrar la profundidad de la voluntad quebrantada de Estados Unidos. Vladimir Putin también comprende nuestra horrenda debilidad en política exterior. Va a explotarla como lo hicieron los alemanes.

Un plan alemán

Los serbios ven claramente que Alemania estuvo detrás de la ruptura de Yugoslavia. Eslovenia y Croacia querían separarse en la década de 1990. Inicialmente, la mayor parte de Europa, las Naciones Unidas y Estados Unidos se oponían porque sabían que causaría terribles problemas. Pero Alemania (y el Vaticano) reconocieron y apoyaron firmemente a Eslovenia y Croacia. Y contra el resto del mundo, la voluntad de Alemania prevaleció. La separación de Croacia llevó a la guerra civil. ¡Entonces Alemania consiguió que Estados Unidos y la otan hicieran el trabajo sucio!

Warren Christopher, secretario de Estado de Estados Unidos en aquel momento, dijo que “los alemanes tienen una responsabilidad especial” en la guerra civil yugoslava. ¡Pero fue rápidamente silenciado! Y desde entonces ningún dirigente de nuestro gobierno ha hecho una declaración semejante.

En Alemania conquista los Balcanes, escribí: “¿Cómo pudo ocurrir esto sin que el resto del mundo lanzara un grito de alarma?”.

Estados Unidos quiere que se olvide esta historia de cómo Alemania nos manipuló. Alemania tiene ahora un control casi total de toda la península de los Balcanes en el mar Adriático, que lleva hasta el Mediterráneo, donde la profecía bíblica indica que tiene ambiciones mucho mayores.

La portada de nuestra Trompeta de Filadelfia de junio de 2002 [edición en inglés] tenía un mapa de Yugoslavia con este titular: “La primera víctima de la Tercera Guerra Mundial”. Ampliamos esta impactante historia de portada en el folleto porque era muy importante.

En aquel momento, los líderes alemanes gritaban que los serbios estaban cometiendo un genocidio, intentando destruir razas enteras de personas. ¡Hace tiempo que se demostró que casi todas esas afirmaciones eran mentiras! Putin está ahora copiando las mismas tácticas, difundiendo sus propias mentiras de que Ucrania está llevando a cabo un genocidio. No es una coincidencia que esté utilizando exactamente la misma excusa para invadir Ucrania.

El Ministro de Defensa alemán, Volker Rühe, presionó para que se estableciera un plazo firme para desplegar el ejército en Yugoslavia lo antes posible. Dijo que los serbios estaban dirigiendo campos de concentración y ordenando asesinatos en masa. Subrayó que las naciones implicadas debían evitar una situación en la que los rusos pudieran vetar la guerra. Continuó diciendo que cuando la otan necesita hacer algo, no necesitamos buscar el apoyo de Rusia, ¡sólo lo hacemos! Y convenció a Estados Unidos, al resto de Europa y a la ONU de que así debía ser.

Los rusos recuerdan eso. Vladimir Putin sabe lo que realmente ocurrió allí. Sólo que no habla tanto de Alemania porque sabe que fue el poder de Estados Unidos el que destrozó a Yugoslavia al final.

¿Qué tiene de malo la política exterior estadounidense cuando Alemania puede por sí sola doblegarnos (y a gran parte del mundo) a su voluntad? ¡Qué debilidad hay en Estados Unidos!

Este es un sorprendente cumplimiento de la maldición que Dios advierte en Levítico 26:19 [vkj]. Dios prometió que quebrantaría el orgullo de nuestro poder, ¡y así lo ha hecho! Al saber que Dios está maldiciendo nuestro poder a causa de nuestros pecados, queda claro cómo cambiamos tan dramáticamente, de estar en desacuerdo con Alemania y tener a la mayor parte del mundo de nuestro lado, a entregar a nuestros antiguos aliados, los serbios, a nuestros antiguos enemigos, los alemanes, ¡incluso proporcionándoles el poder para destruir Yugoslavia!

Puede ver por qué Vladimir Putin dice que Estados Unidos se guía por la “la ley de las armas”. Esa es nuestra historia en Yugoslavia, una parte vergonzosa de nuestra historia, y está volviendo para perseguirnos.

Las acciones de Estados Unidos no justifican el mal que Putin está llevando a cabo en Ucrania. Pero las acciones de Putin tampoco justifican nuestros propios crímenes. Tampoco debemos evitar hablar de ellos porque Putin los utilice como temas de conversación.

Conquista alemana

Alemania conquista los Balcanes afirma: “El ataque de la otan a Belgrado en 1999 logró forzar al gobierno yugoslavo a hacer la paz con los separatistas de Kosovo”. La separación de Croacia, Eslovenia y Kosovo fue impuesta a Yugoslavia y los serbios. Eso hizo que fuera mucho más difícil para Estados Unidos y otras naciones criticar a Putin por forzar a Ucrania a separarse de Crimea, lo que a su vez le dio a Putin un pie en la puerta que podría utilizar para entrar a todo el país.

Estado por estado, Yugoslavia ha sido conquistada. Incluso el nombre de Yugoslavia ha sido descartado, ¡ya no está en el mapa! ¡Esa nación ha sido borrada! Y todo porque Alemania así lo quiso. ¿Está Rusia haciendo ahora lo mismo con Ucrania? Alemania, que convirtió a Croacia y Eslovenia en marionetas nazis en la Segunda Guerra Mundial. Alemania, que volvió y reconoció a esos dos estados años después y los hizo separarse de Yugoslavia. Alemania, que puso al mundo e incluso a antiguos aliados en contra de los serbios y los aplastó.

Estos hechos de la historia reciente deberían asustar a la gente, si simplemente abrieran los ojos. Olvídese por un momento de las profecías bíblicas y observe la historia. ¡Una advertencia obvia y terrible está incrustada en nuestra propia historia reciente! Estos son los hechos.

¡Escribimos todo lo que ocurrió en un folleto hace 20 años! Fue exactamente como lo llamamos: Alemania conquista los Balcanes.

Esto es lo que dijo entonces Romano Prodi, presidente de la Comisión Europea: “Pero a largo plazo, los Balcanes pertenecen estrictamente a la Unión Europea”. Europa dirigida por Alemania convenció a Estados Unidos para que hiciera el trabajo sucio, pero luego dejó claro a quién pertenecía el botín: no a Estados Unidos, ni a los serbios, ni a las Naciones Unidas.

Stratfor, entonces uno de los mejores informes de inteligencia, señaló en 2002 que a medida que Estados Unidos se desvinculara de los Balcanes y Alemania tomara el control, Berlín se convertiría en la potencia dominante no sólo en esa región sino en la política de defensa europea en su conjunto. ¿Por qué ha anhelado Alemania durante más de un siglo controlar los Balcanes en primer lugar? Para proyectar su poder más allá de la península.

Stratfor llegó a llamar a esto “un renacimiento del fascismo alemán”.

¿Pero quién está realmente escuchando?

En 1999, el New York Times escribió: “El fuerte apoyo alemán a la independencia croata de Yugoslavia, y la adopción por parte de Croacia del himno ‘Danke Deutschland’ cuando se produjo esa independencia en 1991, sólo reforzó los temores serbios” (26 de marzo de 1999). Croacia sabía claramente que su revuelta tuvo éxito gracias a Alemania. ¡Después de todo, no cantaron “Danke otan”! ¡No cantaron “Danke America”! Dieron las gracias a los alemanes, ¡porque los alemanes lo orquestaron todo! Y si cree que Alemania no tiene ambiciones más allá de los Balcanes, entonces no se da cuenta de lo que está pasando.

Mucha gente se pregunta por qué Alemania ha hecho tan poco respecto a la toma de Ucrania por parte de Putin. Creo que hay una muy buena razón: los alemanes saben lo que hicieron. ¡Y saben que Vladimir Putin también entiende claramente lo que hicieron y que no va a dar marcha atrás en Ucrania! Saben cómo manipularon al mundo entero. Nuestro maravilloso folleto le explicará todo esto. Espero que lo solicite y lo lea: Alemania conquista los Balcanes [disponible sólo en inglés].


Boletín, AD