Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

Kod es 15 13

La Trompeta

Por qué usted debe vigilar Jerusalén (transcripción)

No todas las ciudades son iguales en importancia. La ciudad más importante en la Tierra es Jerusalén.

Saludos a todos.

La Biblia dice que Dios ha escogido a Jerusalén. ¿Por qué Dios escogería a Jerusalén? Y definitivamente si Dios escoge una ciudad Él mismo, uno pensaría que eso sería, pues, unas noticias muy grandiosas en el mundo. Pero no mucha gente presta atención a esto, y no obstante, debemos de ser perfectos como nuestro Padre en el cielo es perfecto como dice Mateo 5:48. Entonces, si Él escoge Jerusalén, eso nos dice fuertemente que nosotros debemos también escogerla.

Jerusalén está al corazón, al mero corazón, del plan eterno de Dios y es la llave a su futuro, su futuro espiritual. Y es la llave a su futuro con Dios. ¡Así de importante es!

Jesucristo cuando Él estaba en la Tierra caminó alrededor de Jerusalén y fue en Jerusalén y en esa área, esa vecindad por varios años, y Él también fue crucificado en esa ciudad y pagó el castigo de nuestros pecados ahí mismo en Jerusalén. Y cuando Jesucristo regrese, va a ser a Jerusalén. Entonces, ¿por qué Jerusalén es tan importante? ¿Y por qué Dios la escogido? Quiero mostrarles hoy, ¡por qué usted debe vigilar Jerusalén! ¡Por qué usted debe de vigilarla!

Fíjense en I Reyes 11, versículo 13: “Pero no romperé todo el reino, sino que daré una tribu a tu hijo, por amor a David mi siervo, y por amor a Jerusalén, la cual yo he elegido”. ¡Entonces Dios ha elegido a Jerusalén! Y David dijo, pues, que: “Mi lengua se pegue a mi paladar, Si de ti no me acordare; Si no enalteciere a Jerusalén Como preferente asunto de mi alegría”.

David era un hombre de acuerdo al corazón de Dios; entonces Dios estaba muy complacido con esa actitud y hasta la canonizó en la Biblia. Entonces esto debería ser importante para nosotros también. David va a ser el gobernador de 12 tribus o 12 naciones de Israel en el mundo mañana, entonces tiene un llamamiento importante.

Pero ustedes, los creyentes de la Biblia, ¿realmente ponen a Jerusalén por encima de su mayor alegría? Fíjense el Salmo 137, versículo 5: “Si me olvidare de ti, oh Jerusalén, Pierda mi diestra su destreza”. Versículo 6: “Mi lengua se pegue a mi paladar, Si de ti no me acordare, Si no enalteciere a Jerusalén Como preferente asunto de mi alegría”.

David realmente tenía una pasión por Jerusalén y fue, pues para él, preferido por encima de su máximo gozo.

El primer ministro Benjamín Netanyahu va a venir a Estados Unidos en marzo y él quiere hablar al Congreso de Estados Unidos acerca de Irán y de la bomba nuclear. Ellos están consiguiendo la bomba. Al mismo tiempo, ellos son la nación patrocinadora de terroristas número uno del mundo y ellos hablan repetidamente en la forma más bárbara, ¡que van a exterminar a Jerusalén y la gente en Jerusalén, y que ellos van a borrar a Israel del mapa! Este tipo de idioma es lo mismo que escuchamos de ISIS todo el tiempo; entonces ellos deben de estar planeando hacer cosas muy parecido a los terroristas de ISIS en Oriente Medio.

Cuando el Señor Netanyahu viene aquí a hablar ante el Congreso, él quiere hablar al mundo realmente acerca de un peligro masivo, no solamente para Israel sino para el planeta entero, él es muy apasionado acerca de eso. Usted verá esto cuando él venga aquí en marzo, estoy seguro. Él va a estar hablando acerca del problema número uno enfrentando la humanidad, que es la sobrevivencia humana.

Fíjense en Mateo 24 versículo 14: “Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin. Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lea, entienda)”.

¿Entendemos nosotros este ‘lugar santo’ que se refiere de hecho a Jerusalén? Él está hablando acerca de esa ‘abominación’ que se va a establecer allí. Pero Él llama Jerusalén el ‘lugar santo’.

Va a llegar a ser el lugar más santo de todo el universo en muy poco tiempo, y usted necesita entender eso, yo necesito entenderlo, debemos entenderlo. Pero esa abominación desoladora realmente son ejércitos de Europa. No ejércitos árabes, como nuestro folleto en Daniel y otros folletos que tenemos se lo comprueban, y es lo que Daniel 11:40 está hablando.

Comenzando en el versículo 16, después de la abominación de desolación que se menciona y dice: “Entonces [dejen que] los que estén en Judea huyan, a los montes. El que esté en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa;”

Entonces el pueblo de Dios tiene que estar huyendo a un lugar de protección y, después, Dios va a protegerlos de todo esto si son leales y dedicados y haciendo su Obra.

Versículo 21: “porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados”.

Ésas son las buenas noticias: van a ser acortados.

Pero vean, Cristo, cuando Él estaba en la Tierra, habló acerca del tiempo; Él habló acerca del fin del tiempo cuando nosotros tendremos estas bombas nucleares, y dijo que si no regresara y le pusiera el alto, no quedaría nadie con vida.

Pues, el primer ministro Netanyahu viene aquí en marzo y él va a estar hablando acerca de ese preciso tema. Él va a estar hablando acerca de lo que Cristo profetizó a todos nosotros, que si Él no interviniera, ¡no quedaría nadie con vida! ¿Puede usted pensar en algo más horroroso que eso? Bueno, Irán ha dicho más de 20 veces que ellos van a erradicar a Israel del Oriente Medio, y los líderes iraníes creen que mientras más violencia y caos hagan, más pronto la versión de ellos del Mesías va a aparecer. Y ahora, usted sabe que si ellos realmente creen eso, y lo creen, eso quiere decir que van a usar esas bombas nucleares tan pronto que las consigan, y ellos casi ya las consiguieron. Quizás, ¡las [tendrán] hasta en unos meses!

Pero sabía usted, que cuando ellos hablan acerca de su Mesías que viene, y ellos crean todo este caos, él va a regresar, es realmente una falsificación de Mateo 24, versículo 22, que acabo de leer. ¡Es una falsificación del retorno de Jesucristo! Sí, va a haber violencia y caos como la Tierra jamás ha visto antes, pero Cristo viene. No porque su gente están actuando violentamente y han creado caos, ¡pero porque el hombre está a punto de destruir toda vida humana de este planeta! ¿Hay algo más urgente que esto? Déjeme decirles que si ustedes le hacen caso al Señor Netanyahu en su oratoria, pienso que nosotros vamos a conseguir mucho de eso. Espero que la escuchen, cuando él habla en marzo, porque esto es algo que el mundo entero necesita estar escuchando. ¡Es algo que Cristo está muy profundamente preocupado! ¡Y todo gira alrededor de Jerusalén! ¿Por qué? ¿Por qué es así?

Jerusalén es una ciudad única. Dios no habla acerca de ninguna ciudad en la Biblia como Él habla acerca de Jerusalén, ¡y Él habla de esto acerca en toda la Biblia! ¿Por qué? ¿Por qué es Jerusalén tan importante? ¿Por qué Dios ha escogido a Jerusalén? ¡Y eso nos dice por qué usted debe vigilar Jerusalén!

Ésta es la versión de Lucas de la abominación desoladora [Lucas 21:20]: “Pero cuando viereis a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed entonces que su destrucción ha llegado. 21Entonces los que estén en Judea, huyan a los montes; y los que en medio de ella, váyanse; y los que estén en los campos, no entren en ella”.

Entonces aquí, Lucas también está diciéndole a usted acerca del pueblo de Dios que tiene que huir. Ellos, bueno, y después que van a huir y todo esto es después que el rey del norte, o los ejércitos europeos, han conquistado al rey del sur, o el islam radical, encabezado por Irán. Es después de eso que ellos rodean a Jerusalén con sus ejércitos, y esto de hecho es una señal, dice Dios, para todo Su pueblo que vayan a algún lado para que Dios los proteja, y Dios se les mostrará en ese tiempo.

Esto todo es profecía en su Biblia, y no obstante, a mucha gente les parece algo raro, pero la mayoría de estas palabras que les he leído hasta el momento están directamente de la boca de Jesucristo, mismo. Entonces claro que es importante a todos nosotros y usted debe de vigilar a Jerusalén.

Hay una razón física por hacer todo, como ustedes pueden ver aquí, pero también hay una razón espiritual fabulosa por hacerlo. Dios dice que, si usted vigila a Jerusalén y sabe lo que está sucediendo y usted conoce el plan de Dios, pues, que entonces Dios lo va a proteger de lo que viene sobre la Tierra. Y viene pronto a menos de que el hombre se arrepienta, pero no hay indicio de eso. Ninguna, y ya estamos en muchos problemas.

Fíjense el versículo 22: “Porque estos son días de retribución, para que se cumplan todas las cosas que están escritas”. Versículo 24: “Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan”. Versículo 26: “desfalleciendo los hombres por el temor…” Y después en el versículo 27: “Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y con gran gloria. 28 Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca”.

Entonces todo se está moviendo muy rápido aquí.

Versículo 31: “Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que está cerca el reino de Dios. 32 De cierto os digo que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca”.

Pero fíjense lo que Lucas dice a todos nosotros, versículo 34: “Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día. 35 Porque como un lazo vendrá sobre todos los que habitan sobre la faz de toda la tierra”. De toda la tierra. 36“Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre”.

Ven, vigilen a Jerusalén, pero cuídese usted mismo y asegúrese que no está descuidando, que usted está haciendo lo que realmente Dios dice que hagan, que usted está poniendo por obra en su vida. ¡El conocimiento que no se pone en acción no tiene valor! ¡Ningún valor! Tenemos que ser hacedores de la palabra.

Vea en Zacarías 14 y versículo 1: “He aquí, el día del [Eterno] viene, y en medio de ti serán repartidos tus despojos. 2 Porque yo reuniré a todas las naciones para combatir contra Jerusalén; y la ciudad será tomada, y serán saqueadas las casas, y violadas las mujeres; y la mitad de la ciudad irá en cautiverio, más el resto del pueblo no será cortado de la ciudad”.

Entonces la mitad de Jerusalén va a ser tomada. Esa mitad que ya está habitada por árabes y va a ser tomada por ellos, y esto va a suceder muy pronto, quizás incluso este año o el que sigue al máximo, probablemente. ¡Pero aquí hay otra razón física para vigilar a Jerusalén! Porque usted puede ver que, pues bueno, cuando la mitad de Jerusalén cae, entonces hay una reacción en cadena y nos da una revelación realmente, pues, de profecía cumplida.

El poder europeo entra en acción poco después de eso y conquista ese islam radical, pero fíjense lo que escribí en mi folleto de Jerusalén en profecía. Éste dice: “Considérelo: el Día del Señor y la disputa por la mitad de Jerusalén están presentes en el mismo contexto. Esto es porque cuando la mitad de Jerusalén entra en cautiverio, ¡esa crisis desencadena una serie de eventos que llevan al regreso de Jesucristo! La mitad de Jerusalén siendo tomada cautiva es como la primera ficha de dominó en caer que ¡conduce al retorno de Cristo y a la batalla contra todas las naciones en Jerusalén! Todo comienza y termina en Jerusalén. En otras palabras, la disputa actual por el Este de Jerusalén es una fuerte señal de que ¡el Día del Señor ya casi está aquí!”

¡Es una señal de que nosotros podemos leer y entenderla y ver dónde estamos en la profecía bíblica! Y ése es otro punto que es muy importante porque, si usted vigila Jerusalén, usted va a entender lo que está pasando en la profecía bíblica. Si usted vigila a Jerusalén y entiende el plan de Dios, usted va a saber dónde estamos en la profecía bíblica. Y Dios da todo tipo de señales que nosotros podemos ver y saber, saber que tan cerca estamos a la Segunda Venida de Jesucristo, y que tan cercanos estamos a algunos problemas terribles que Cristo va a tener que personalmente venir y ponerles el alto.

Y desde luego, uno puede ir y leer en Zacarías [14], versículos tres y cuatro, menciona justo después de esta mitad de Jerusalén es tomada y otros pocos eventos, ¡que Jesucristo va a regresar a la Tierra y Sus pies van a estar parados en ese día en el Monte de Olivos en Jerusalén! Y de ahí, Él va a comenzar a gobernar la Tierra.

Pero ahora, ¡vamos a ver la razón espiritual que usted necesita vigilar a Jerusalén! La razón espiritual y ésta es la más importante de todas: Zacarías 1 y versículo 17: “Clama aún, diciendo: Así dice [el Eterno] de los ejércitos: Aún rebosarán mis ciudades con la abundancia del bien, y aún consolará [el Eterno] a Sion, y escogerá todavía a Jerusalén”.

Ahora bien, ¡Dios está simplemente diciendo que Jerusalén está a punto de volverse la sede de la Tierra! ¡Pero no es todo! Eso no es todo, ¡continúa a ser la sede del universo entero!

¡Dios ha escogido a Jerusalén! ¡Y ahí es donde Él va a estar por toda la eternidad, está ahí mismo en Jerusalén! Desde luego Él va a estar moviéndose por toda la Tierra y el universo, pero Su sede va a estar ahí mismo en Jerusalén.

Fíjense lo que dice en Isaías 2 y versículo 3: “Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte del [Eterno], a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra del [Eterno]”.

¡Su palabra está saliendo a todo el mundo desde Jerusalén! ¡La palabra de Dios! Y ellos van a estar caminando como Dios les dirige que caminen, de acuerdo a Su ley.

Fíjense Isaías 66 y versículo 10. ¡Casi es tiempo de empezar a regocijarse! Dice: “Alegraos con Jerusalén, y gozaos con ella, todos los que la amáis; llenaos con ella de gozo, todos los que os enlutáis por ella;”

Entonces aquí usted puede ver a Jerusalén, en vez de tener toda esta sangre por todos lados como ríos de agua a través de toda su historia, está a punto de regocijarse ante toda la Tierra, y la Tierra entera va a verlo y aprender cómo regocijarse con ellos. ¡Qué tiempo tan maravilloso va a ser ese!

El versículo 11 habla acerca de un “resplandor de su gloria”. Y después, fíjense el versículo 13 donde dice: “Como aquel a quien consuela su madre, así os consolaré yo a vosotros, y en Jerusalén tomaréis consuelo”.

Todo el mundo, la Tierra entera, todos los habitantes van a ver hacia Jerusalén, ¡y Jerusalén va a confortar a la Tierra! Vean todo el sufrimiento, la miseria, la violencia, el asesinato que está sucediendo en el Oriente Medio hoy. ¡Es una locura! ¡Locura! Y no obstante está regándose y expandiéndose más y más y Dios dice: “Le voy a poner alto a esto, y Jerusalén va a confortar a la Tierra entera, a todos sus habitantes”. Ahora, ésa es una profecía maravillosa para todos nosotros. Todos van a estar viendo a Jerusalén pero ellos, definitivamente, no ven a Jerusalén ahora por confort. Todo lo que vemos es todo tipo de pruebas y dificultades, miseria en muchas formas, porque la violencia está por todos lados en Oriente Medio y se está haciendo mucho peor.

Y los versículos 14 al 16 habla acerca de Cristo regresando en esas, pues, llamas de fuego. Y después, en el versículo 2 y 3 [de Joel 3] dice: “Reuniré a todas las naciones, y las haré descender al valle de Josafat, y allí entraré en juicio con ellas a causa de mi pueblo, y de Israel mi heredad, a quien ellas esparcieron entre las naciones y repartieron mi tierra;”

Dios va a reunir a todas las naciones, todas las naciones. Y ¿adónde las va a reunir? Bueno, pues, usted puede ver que Él va a reunirlas en el Valle de Josafat, ése que se llama el Valle de Cedrón. Y significa “Juicio del Eterno”.

Fíjense lo que dice ahí, pueden ustedes leer en Apocalipsis [capítulo] 14, versículo 19 al 20. Pienso que tengo tiempo para leer eso: “Y el ángel arrojó su hoz en la tierra, y vendimió la viña de la tierra, y echó las uvas en el gran lagar de la ira de Dios. 20 Y fue pisado el lagar fuera de la ciudad, y del lagar salió sangre hasta los frenos de los caballos, por mil seiscientos estadios”.

Esto significa, pues, 1.600 estadios son 200 millas del Valle de Josafat que lo que fluye directo a Jerusalén, 200 millas de allí en este valle va a haber, ¡va a estar lleno de sangre hasta las riendas de los caballos! ¿Pueden ustedes imaginarse algo así?

¿Por qué no escuchamos más acerca de esto hoy día? ¡Está hablando de nuestro tiempo en el que estamos viviendo ahora mismo! ¡Está sucediendo todo! Por eso el Señor Netanyahu va a estar hablando acerca de esto ante el Congreso norteamericano en marzo. Y yo espero que mucha gente va a estar escuchando a ese mensaje, porque es una advertencia poderosa, y esto debe de hacer a los hombres detenerse y pensar acerca de todas estas profecías de Dios que son para nuestro tiempo ahora. ¡Quiero decir en este momento!

La ciudad de Jerusalén va a gobernar la Tierra y va a gobernar al universo entero, ¡pero nosotros queremos ver a la nueva Jerusalén! Abraham, ustedes pueden ver en Hebreos 11, versículos 8 y 9, ¡que él miraba adelante hacia una ciudad cuyo constructor es Dios! Él veía aún más allá del Milenio a la nueva Jerusalén que Dios el Padre va a traer a la Tierra cuando ya no haya más hombres y todos entran en la familia Suya. Y Dios el Padre va a establecer su trono aquí en la Tierra junto con Jesucristo, ¡y Ellos van a gobernar la Tierra y al universo por toda la eternidad!

Y Él dice que aquellos que vienen ahora y Le ayudan a hacer esta Obra de terminar el trabajo, ¡van a compartir ese trono con Él ahí mismo en Jerusalén por toda la eternidad como la misma esposa de Jesucristo! ¿Puede algo ser más maravilloso que esto? ¿Puede ser algo más maravilloso?

Bueno, ustedes pueden ver que habla acerca de esta Jerusalén santa ahí en Apocalipsis, donde estaba hablando acerca de esto con ustedes, y esto realmente tiene las noticias más maravillosas que uno pudiera escuchar. ¡La nueva Jerusalén viene a la Tierra! ¡Y Dios ha escogido a Jerusalén! ¡Y Jerusalén de arriba es la madre de todos nosotros! Pero Dios ha escogido a Jerusalén a ser la capital, la capital de la Tierra entera, cuando Cristo gobierne durante el Milenio, durante 1.000 años. Y después de eso, y el Último Gran Día, Dios el Padre va a venir con Su trono aquí a la Tierra, ¡y Él va a gobernar el universo entero desde ahí para siempre! Y Él va a traer a toda la humanidad, los que quieran, en Su familia y ellos van a estar viéndose y actuando como Él lo hace.

Hasta la siguiente vez; soy Gerald Flurry. Adiós amigos.