Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

Kod 21 11 es

LA TROMPETA

La Expiación (transcripción)

Saludos a todos. Hoy me gustaría hablarles sobre dos verdades bíblicas GIGANTESCAS que este mundo simplemente no entiende, y estas son verdades que son ABSOLUTAMENTE críticas para todo ser humano en la Tierra, y ustedes verán POR QUÉ cuando les hable de estas escrituras hoy, sólo algunas de ellas.

Pero este es uno de los mayores engaños de Satanás y necesitamos entender cuán mortal es y cuán importante es que entendamos estas verdades para nuestro bienestar espiritual. Muchas personas se sorprenden cuando leen en Hechos 27 que Pablo guardaba el Día de Expiación; le llama “el ayuno”. ¿Y por qué Pablo guardaba el Día de Expiación? Y él SÍ guardaba todos los días sagrados de Dios, y tenemos que entender de qué se trata todo esto. Tiene que ver con el Plan Maestro de Dios para cada ser humano en la Tierra. Y eso se explica en nuestro folleto titulado Las Fiestas Santas de Dios. Y por supuesto toda nuestra literatura es absolutamente gratis cuando la solicita.

Observe en Hechos 27 y en el verso 9. Dice: “Y habiendo pasado mucho tiempo, y siendo ya peligrosa la navegación, por haber pasado ya el ayuno, Pablo les amonestaba”, ya habían guardado EL AYUNO. Ahora, si usted se fija en el margen de su Biblia, casi todas, esto es lo que está en el margen de mi Biblia, la Versión King James, y dice, “El ayuno era en el décimo día del séptimo mes (Levítico 23 verso 27)”.

Así que se trata del Día de la Expiación. Bueno, ¿cuál es la lección del Día de la Expiación? ¿De qué se trata? Esta es una afirmación inaudita e impactante: ¿sabía usted que el humano, por sí solo no puede discernir la diferencia entre Cristo y Satanás? La Biblia lo dice. Usted puede leer eso en Apocalipsis 12 verso 9; en 2 Corintios 4 verso 4, donde dice que el mundo entero, el MUNDO ENTERO, está engañado. Y Satanás es el dios de este mundo. Bueno, eso ciertamente le muestra que la mayoría de los hombres no entienden eso. Ellos no lo CREEN, pero está allí mismo en la Biblia. En el Antiguo Testamento y en el Nuevo Testamento. El Antiguo Testamento también se llama la Biblia Hebrea.

Pero el Día de Expiación nos muestra la DIFERENCIA entre Cristo y el diablo, o Satanás. Vea en Levítico 23, versos 26 y 27. Fíjense en lo que dice: “También habló [el Eterno] a Moisés, diciendo: (27) A los diez días de este mes séptimo será el día de expiación; tendréis santa convocación, y afligiréis vuestras almas, [o sea, ayunará]. (31) “Ningún trabajo haréis; estatuto perpetuo es por vuestras generaciones en dondequiera que habitéis. (32) Día de reposo será a vosotros, y afligiréis vuestras almas”, o sea: ayunaréis. Lo que esto está diciendo es que por fin el hombre será uno con su Creador, con su Hacedor. ¡POR FIN! De eso se trata este día, de RECONCILIARSE y ser UNO con Dios. Oh, cómo este mundo no es UNO con Dios hoy. Y una GRAN parte de eso es porque no podemos discernir la diferencia entre Satanás y Cristo. Eso es lo que dice la Biblia. ¡Y esto es un estatuto para siempre! ¡PARA SIEMPRE! Así que no podemos decir que no es para hoy. Sí lo es.

Pero el Día de la Expiación representa un gran evento que va a suceder DESPUÉS que Jesucristo regrese a la Tierra, y luego Él va a llevar a este mundo a ser UNO con Él. ¡En UNIDAD con Dios mismo! Y entonces tendremos toda la paz y la prosperidad y la alegría que usted pueda imaginar, que Dios le puede dar a la humanidad antes que incluso se convierta en un miembro de la Familia de Dios.

Fíjense en lo que dice en Levítico 16 y en el verso 5, vamos a leerlo: “Y él [Aarón, o el sumo sacerdote] de la congregación de los hijos de Israel tomará dos machos cabríos para expiación, y un carnero para holocausto”. (Verso 6) “Y hará traer Aarón el becerro de la expiación que es suyo, y hará la reconciliación por sí y por su casa”. (Versos 7 y 8) “Después tomará los dos machos cabríos y los presentará delante de [el Eterno], a la puerta del tabernáculo de reunión. (8) Y echará suertes Aarón sobre los dos machos cabríos; una suerte por [el Eterno], y otra suerte por [el chivo expiatorio]”. Esto debe ser “Azazel” en el hebreo. Porque decir “chivo expiatorio” no es una traducción, sino sólo una interpretación que NO ES CORRECTA. Pero “Azazel” significa algo muy diferente.

Lo puede ver en lo que se le llama El comentario de un tomo: “Azazel se entiende como el nombre de uno de esos demonios malignos”, o Satanás el diablo es de lo que está hablando.

Pero ahora déjenme mostrarles algo aquí. Quiero darles una cita de Herbert W. Armstrong que es realmente asombrosa, y una que TODOS necesitamos entender. Es necesario ver y entender lo que pasó antiguamente cuando echaban suertes. ¿Por qué lo hacían? ¿Qué significa eso para usted hoy? Significa TODO si va a entender este día sagrado y el plan maestro de Dios.

Fíjense en esto, les voy a leer una cita de Herbert W. Armstrong que escribió en su folleto Las Fiestas Santas de Dios. Esto es lo que escribió:

“Ahora bien, ‘echar suertes’ es una súplica a Dios para que se decida una situación dudosa. Es una ceremonia religiosa sagrada. Ésta incluía un acto sobrenatural de Dios”.

Ellos echaban suertes. No SABÍAN cuál chivo correspondía. Así que echaban suertes y era un acto sobrenatural. Dios les mostraba cuál era cuál y cómo se podía discernir la diferencia. Continúa diciendo, reitero que esto es un servicio sagrado rogando a Dios, pero esto es lo que escribió:

“Observemos que los hombres eran incapaces de decidir cuál macho cabrío era apto para representar a Cristo”.

Que les parece eso, no podían discernir qué cabra estaba calificada para ser el Hijo de Dios, o sea, Jesucristo.

“Era preciso apelar a Dios para que Él decidiera [tenían que apelar a Dios para decidir]. Una suerte por el Eterno, y la otra suerte por Azazel. Y así, la suerte que era para el Eterno, ese cabrío simbolizaba a Cristo. La otra que no era para el Eterno ni simbolizaba a Cristo sino a Azazel. ¡A Satanás!”

¿Ven? Una suerte para el Eterno, una suerte para Azazel. ¿Cómo ven? Era un asunto DUDOSO. Ellos no podían DISCERNIR la diferencia entre el que representaba a Cristo o era un tipo de Cristo, y el que era un tipo del diablo. Ellos no podían ver la diferencia.

Ahora, espiritualmente hoy uno puede ver lo que eso SIGNIFICA, que no podemos discernir la diferencia entre Cristo y el diablo, espiritualmente hoy. Mucha gente esta engañada; MILLONES de personas se engañan al respecto; creen que lo entienden, pero no es así. Creo que en la mayoría de los casos son SINCEROS, pero aun así... eso no lo hace correcto.

Así que aquí hay una súplica solemne a Dios. ¡Esto es sagrado para Dios! Asegúrate de echar esas suertes para poder discernir entre Cristo y el diablo. Y les mostraré cómo no podemos hacer eso hoy. Bueno, se hace mención en varias escrituras. Simplemente los hombres son incapaces... ellos no son capaces de decidir cual cabra representa a Jesucristo o lo representaba en ese tiempo. Ellos simplemente no sabían. Ellos tenían que ir a Dios. Entonces, ¿cuál representaba al diablo? Ellos no entendieron eso, tampoco, así que tuvieron que determinar eso.

Observe lo que dice en Mateo 16 verso 13: “Viniendo Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre? (14) Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías, o alguno de los profetas. (15) El les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? [¿qué dicen ustedes quien piensan que soy?] (16) Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente [El Hijo del Dios viviente, Él está vivo]. (Verso 17) Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos”.

¿Ven? Sólo Dios nos revelará a Su Hijo y quién es Él y cómo Él difiere de Azazel, o el diablo. Ahora, eso puede sonar ridículo para algunas personas, pero mejor veamos estos versos que Cristo nos da muy claramente, muchos de ellos DECLARADOS por Él mismo, o están en letras rojas en la mayoría de las biblias.

Pero sólo Dios Padre va a poder revelarnos esto para que podamos discernir entre estos dos... seres. Dios Padre tiene que revelar a Jesucristo. Ahora bien, Pedro sabía esto, y porque lo dijo con tanta seguridad quién era, quién era Cristo, pues bien, Dios Padre inspiró a Cristo para que lo alabara por entender eso porque Pedro tenía que tenerlo revelado por Dios Padre.

Ahora bien, esa es una VERDAD MUY MARAVILLOSA de entender, si es que podemos captarla, o si estamos DISPUESTOS a captarla. Algunas personas eligen no hacerlo, para su propio detrimento, créame. El Padre debe revelarlo a nosotros, y usted puede comprobar eso en la Biblia.

Vea en Mateo 24 versos 3 al 5: “Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo? (4) Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad [cuidado] que nadie os engañe. (5) Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; [o sea, diciendo que Cristo es Cristo, ‘que yo soy Cristo’, dirán eso] y a muchos engañarán”.

¡Muchos! Muchos millones van a ser engañados! ¿Por qué es eso? Bueno, ellos creen en Cristo. Ellos hablan mucho de Cristo, ¡pero no CREEN SU MENSAJE... no creen Su mensaje! Oyen, pero no hacen lo que Él dice en Su mensaje. Así que Él dice: “Ahora presta atención”. Estas son las propias palabras de Cristo. ¿Cómo podemos no creerlas si somos cristianos? MUCHOS vendrán en el nombre de Cristo, diciendo que Cristo es Cristo, MUCHOS de ellos, y eso ciertamente significa millones.

Lucas 6 verso 46 dice esto: “¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?” Ahora, este es Cristo hablando a esta gente que estaba allí en ese tiempo y Él les dijo: Bueno, ¿por qué me llaman Señor, Señor, cuando no harán lo que yo digo? No hacen lo que Yo les digo. Y si hacen todo lo otro, pues... ¡eso es en VANO! Su religión es en vano, su cristianismo es en vano. Esa es una declaración sobria que creo que todos necesitamos pensarla mucho más de lo que hacemos. Está ahí mismo en la Biblia y esas son las propias palabras de Cristo.

Observe Lucas 6 y en el verso 47: “Todo aquel que viene a mí, y oye mis palabras y las hace, os indicaré a quién es semejante. (48) Semejante es al hombre que al edificar una casa, cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca; [un tipo de Cristo. Construya su casa sobre Cristo, esa Roca] y cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover, porque estaba fundada sobre la roca. Un tipo de Jesucristo.

Verso 49: “Mas el que oyó y no hizo, semejante es al hombre que edificó su casa sobre tierra, sin fundamento; contra la cual el río dio con ímpetu, y luego cayó, y fue grande la ruina de aquella casa”. ¡La ruina de esa casa fue grande! Pues, porque uno de ellos construyó su casa sobre arena, sin ningún cimiento, y no duró y se cayó inmediatamente.

Ahora veamos en 2 Corintios 11, verso 13, vea esto, y escuche, y piensa en esto. Verso 13: “Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. (14) Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz”. ¿Qué le parece? Hay toda clase de apóstoles por ahí que se TRANSFORMAN en apóstoles de Cristo! Eso es lo que dice. Y Pablo acaba de decir, Bueno, oye, no te maravilles de eso. Satanás, él mismo, viene como un ángel de luz. Un ángel de luz, ¡y él ha engañado a todo el mundo! No sólo a una parte, ¡a todos! Así lo dice la Biblia, Apocalipsis 12 verso 9, 2 Corintios 4 verso 4.

Vea, ningún hombre puede discernir. No podemos DISCERNIR entre Cristo y el diablo, porque el diablo viene como un ángel de luz, y nos engaña. Él nos engaña.

Ahora, ¿cómo puede uno refutar estas palabras claras de Cristo? Observe el verso 15: “Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras”. Bueno, eso es justo lo que sucede.

Y ahora, por supuesto, usted puede leer en Hebreos 6, versos 19 a 20 y verá cómo este sumo sacerdote en ese sacerdocio Levítico hacía todo tipo de cosas, y era sólo un TIPO de lo que Jesucristo mismo haría. Como cuando Cristo entró en el Lugar Santísimo después de la crucifixión. Él volvió a Su Padre, al Lugar Santísimo, y desde allí nos ayuda. Y Él está allí como abogado para nosotros cuando pecamos, asegurando que Él habla con el Padre y ellos arreglan todo perfectamente justo.

Ahora, Él está haciendo eso HOY. ¡Él ES nuestro Sumo Sacerdote hoy! De eso trata el folleto que hoy les ofrezco sobre Hebreos. Usted necesita este folleto. Le diré que es poderoso. Pablo escribió Hebreos y es específico SOLO para este tiempo final en el que estamos ahora. Ahora usted puede comprobar eso del folleto. Pablo lo escribió unos cuatro años antes del holocausto del año 70 d.C. Y déjenme decirle que eso fue sólo un TIPO de lo que vendrá sobre nosotros si no hacemos caso al mensaje de Dios. Él no quiere que tengamos que pasar por eso y por tiempos terribles que se avecinan con bombas nucleares explotando por todas partes. Dios no quiere que pasemos por eso, OBVIAMENTE, y nos advierte y nos advierte y nos advierte, y no hacemos caso a esa advertencia. Así ha sido hasta ahora. Espero que eso pueda cambiar.

Pero hay todo tipo de esperanza. Este mundo está a punto de unirse con Dios para siempre. ¡PARA SIEMPRE! Ahora, eso significa paz, unidad, prosperidad, gozo, alegría plena, felicidad plena! ¡Oh, qué tiempo tan maravilloso va a ser!

Pero en este momento estamos enfrentando tiempos terribles temporalmente, y luego Cristo va a regresar al concluir el Día del Señor, que está a punto de suceder en esta próxima década. Créame, así será.

Y la Biblia dice que es mejor que sepa cuando eso está “a la puerta” (Mateo 24). Tiene que SABER; ¡es su responsabilidad saber cuándo está A LA PUERTA! Y hoy, como ve, podemos ser UNO con Dios. Y les digo, aquí, Pablo escribió una obra maestra.

Él es nuestro Sumo Sacerdote, Él está haciendo todo lo que puede hoy para ayudarnos SI dejamos que nos ayude. Él está haciendo todo lo que puede por nosotros para calificarnos para sentarnos (bueno... las primicias) en el trono de David y COMPARTIR ese cargo con Jesucristo como Su Esposa. Él necesita una ayuda idónea en este gobierno venidero, y está preparando algunas primicias para ser Sus gobernantes y gobernar la Tierra durante mil años. Y realmente, ¡todo el universo por siempre!

Aquí tenemos a este Cristo resucitado, Jesucristo, que está ahí arriba como nuestro Sumo Sacerdote hoy, y está dispuesto, como ven, a pasar TODO este tiempo, unos dos mil años trabajando con personas. Y, por supuesto, incluso en el Antiguo Testamento eso también sucedió. Ciertamente había una congregación ENTONCES.

Y puede ver en Levítico 16, versos 20 a 26, que habla de ellos poniendo sus manos sobre este Azazel y enviándolo a un desierto, que no puede ser el cielo. El es el autor, realmente, de TODO el pecado, y Dios le va a hacer pagar el precio por esos pecados, pero nosotros somos culpables de nuestros pecados, también, y Dios va a pagar el precio por NUESTROS pecados, no por los de Satanás el diablo, porque él no se ha arrepentido. Pero aquellos hombres que entren al reino de Dios se van a arrepentir. Así que Jesucristo tomó NUESTRA culpa, pero ciertamente no tomó la de Satanás. Satanás es la causa original de TODO pecado.

Pero un Diccionario dice que “expiar” significa “poner en uno, unir en uno, formar uniendo”. ¡No seremos completamente unidos en UNO... unidos con Dios hasta que ésto sea HECHO! Como ve, la humanidad está a punto ser UNO con Dios! UNO con Dios! ¿Puede imaginar el cambio que va a traer eso a este mundo? Hoy no echamos suertes, sino que acudimos a Dios.

Y puede ver en Colosenses 2, versos 6 y 7. Dice esto: “Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en él; (7) arraigados y sobreedificados en él, y confirmados en la fe, así como habéis sido enseñados, abundando en acciones de gracias”. Tiene que estar arraigado en Él.

Y luego el versículo 8 dice que la filosofía vana es según “los rudimentos del mundo”. La filosofía vana. Así que la versión en inglés de hoy traduce esa expresión como “espíritus gobernantes del universo”. Pues, esta filosofía que ellos pensaron que era tan justa, los laodicenos antiguamente pensaron que era tan maravillosa, y fueron engañados por ella porque era todo acerca de Satanás, el diablo, y sus demonios, los espíritus gobernantes del universo, que ahora son arrojados a la Tierra y confinados a este planeta, y es por eso que ustedes ven TODOS estos problemas horribles que nos rodean todo el tiempo. Vea... estos eran los santos de Dios que tenían la verdad y luego la perdieron.

Usted puede ver en... pues, realmente necesita conseguir nuestro folleto en Colosenses porque le explica todo esto a usted. Pero el verso 18 habla de ser invadido por Satanás, pero luego dice que perdieron la Cabeza. El propio pueblo de Dios perdió la cabeza. Perdieron a Jesucristo y fueron a seguir a Satanás, el diablo. ¡El propio pueblo de Dios! ¡Así de poderoso y MORTAL es Satanás con su engaño!

Eso es lo que Dios quiere que entendamos sobre, bueno, Colosenses 3, versos 1 y 2: “Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra”. Esto viene, y viene rápido.

Colosenses 3 y verso 4 dice: “Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria”. Ven, a Su Segunda Venida, si salimos y proclamamos el mensaje de Cristo a este mundo hoy, vamos a sentarnos en Su trono con GLORIA, toda clase de gloria cuando Él regrese a la Tierra.

Hasta la próxima vez, soy Gerald Flurry, adiós, amigos.