Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

12216

(c)iStock.com/ KevinFotografikExperience

La Europa de la Biblia toma forma

Los expertos están viendo una nueva Europa formándose, una Europa que Herbert W. Armstrong profetizó hace décadas.

Hace más de 70 años, Herbert W. Armstrong comenzó a dar una serie de pronósticos claros y dramáticos de hacia dónde guiarían los eventos mundiales. Desde la muerte del Sr. Armstrong, el jefe de redacción de Trompeta , Gerald Flurry ha continuado publicando esas mismas advertencias. Y con cada vez más frecuencia esas advertencias se están convirtiendo en realidad. Alemania domina a Europa, y el Continente está en vías de convertirse en una superpotencia, tal como el Sr. Armstrong dijo que sería.

Otros pronósticos que él hizo también se están cumpliendo. La creciente amistad entre China y Rusia inunda las noticias. El descenso de Estados Unidos es claramente visible. Pero la advertencia central del Sr. Armstrong siempre fue, Europa.

En julio, el Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ecfr, por sus siglas en inglés), publicó un documento titulado “El camino de vuelta al poder europeo”. En él, este grupo (no oficial, pero influyente) de expertos tuvo como objetivo “ayudar a poner en marcha la fase estratégica de esta discusión” la del “asesoramiento completo de las relaciones exteriores de Europa”.

Sorprendentemente, en casi toda área de los asuntos mundiales, el análisis del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores se asemeja al pronóstico europeo hecho por el Sr. Armstrong.

Estados Unidos divorciado de la realidad

Quizás la parte más notable de ese documento, es lo que dice sobre Estados Unidos: “El panorama actual es de deriva continental, mientras los estadounidenses y los europeos se vuelven cada vez menos capaces o interesados en trabajar juntos efectivamente en un mundo aún más controvertido. (…) El Congreso [está] tan atado a un pequeño grupo de donantes que ha llegado a estar más divorciado que nunca antes de las realidades mundiales”.

El grupo de expertos explica que Europa “depende” de Estados Unidos más que de cualquier otro país para la “seguridad nuclear”. Dice que la historia de la asociación trasatlántica ha guiado a los europeos a creer en un pacto de seguridad donde “EE UU conserva la responsabilidad definitiva por la paz y la seguridad en Europa, mientras los europeos contribuyen en lo que pueden y generalmente apoyan a EE UU políticamente en los mayores temas de seguridad internacional”. Pero de acuerdo al reporte, “el antiguo acuerdo simplemente ya no está en oferta”.

En un mundo que ya no puede dominar, Estados Unidos, como discuten estos analistas, es un aliado poco fiable del que Europa no puede depender para su seguridad de la misma manera que antes. Al mismo tiempo, Estados Unidos está activa y deliberadamente animando a Europa a desarrollar una fuerte independencia militar de las fuerzas armadas de su país.

El documento afirma que “muy frecuentemente en décadas recientes, los europeos han estado satisfechos con acompañar y respaldar a EE UU en asuntos internacionales. Una negociación trasatlántica nueva y más realista, requerirá un sentido europeo más fuerte de los propios intereses e identidad de Europa.

Este nuevo acuerdo, dice el documento, necesitará “una nueva división del trabajo, en la que la UE desempeñe un papel central en las relaciones de seguridad trasatlánticas como la otan, en la cual los estados más grandes de Europa, en particular Alemania, pueden aprovechar su poder geoeconómico para tomar mayor responsabilidad dentro de la alianza”.

Este reconocimiento de la debilidad estadounidense y de la necesidad de una Europa más fuerte, nos recuerda las predicciones que Herbert W. Armstrong hizo por años.

Estados Unidos tiene una “debilidad crónica”, escribió en La Pura Verdad (mayo de 1971). Él dijo que los líderes de la nación fallaron en “reconocer quiénes son nuestros verdaderos amigos y quiénes son nuestros enemigos”, y confiaron demasiado en sus aliados como “amantes”. Las profecías bíblicas muestran que esta perversa relación de “amantes” va a terminar en una traición amarga, pues Europa se volverá completamente contra EE UU.

Las realidades geopolíticas que darán lugar a esa futura traición, e incluso algunas de las actitudes dentro de quienes toman las decisiones en Europa, pueden ser vistas en el razonamiento del documento del ecfr.

La indignación anti-Estados Unidos estalló el año pasado en el pueblo europeo, a raíz del escándalo de espionaje de la Agencia Nacional de Seguridad. En ese entonces, el Sr. Flurry escribió: “Fue profetizado que Alemania se separaría de Estados Unidos, y está sucediendo ante nuestros ojos. ¡Pero la animosidad que vemos hoy es solo el comienzo más pequeño!” (Octubre de 2014). Estudiar el razonamiento calculado de este grupo de expertos, demuestra que los ingredientes para una futura separación trasatlántica van mucho más allá de la simple emoción en las calles de Europa.

A medida que Estados Unidos le delega más poder y responsabilidad a Europa, los europeos están haciendo un cambio radical de su pasado dependiente de aquél. Pronto, en cumplimiento de la profecía bíblica, esa tendencia será completa.

Europa y Rusia: es complicado

“La prioridad número uno de Europa debe ser limitar el daño causado por la crisis en sus fronteras al oriente y al sur”, declaró el ecfr, haciendo un llamado a una política de “amor rudo” hacia Rusia; a una “estrategia dual de sanciones y acercamiento”.

“Nosotros debemos expresar que al final del día queremos tener una relación que funcione con Rusia, si no es basada en valores compartidos entonces al menos organizada de manera que le permita a Europa no socavar sus propios valores” (ibíd.).

El enfoque que el Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ecfr) fomenta es similar al que Alemania ya está tomando: “confrontación cooperativa”. (Usted puede leer al respecto en nuestro artículo (en inglés) “Alemania y Rusia de vuelta a la normalidad” en theTrumpet.com/go/12887.

Este enfoque se alinea con dos tendencias que Trompeta está vigilando en las relaciones entre Europa y Rusia. Por un lado, el miedo a Rusia está empujando a naciones como Polonia y otras en Europa Central y Oriental más cerca de Alemania. Acercarse demasiado a Rusia arriesgaría las relaciones de Alemania con estos países. Pero por otro lado, Alemania y Rusia tienen muchos intereses compartidos, por lo que hemos advertido a nuestros lectores a que estén atentos a otro pacto [tipo] Molotov-Ribbentrop.

“Observen la historia”, escribió el Sr. Flurry en octubre de 2008. “Cada vez que la competencia entre Rusia y Alemania se enciende, forman un tratado entre ellos, ¡justo antes de ir a la guerra!…

“La relación entre Rusia y Alemania está muy tensa en estos momentos. Alemania ignoró a Rusia sobre Kosovo, pero Rusia ya no volverá a ser ignorada. La presencia de un tratado entre estas dos naciones no es una señal de paz. El pacto Molotov-Ribbentrop (y muchos otros antes de este), es una señal exactamente de lo contrario. Ambas naciones están buscando asegurar su frontera compartida, ¡de modo que puedan perseguir sus objetivos imperialistas en otros lugares! ¡Es un precursor de la guerra! ¡Así operan ellos! Y Estados Unidos no tiene ni idea”.

Relaciones con Oriente Medio

La crisis migratoria de Europa está volviéndose peor cada semana. Las autoridades locales en Italia y Grecia están abrumadas por los refugiados que huyen de Oriente Medio y del Norte de África. Pero eso es sólo la más visible de una serie de amenazas que estas regiones plantean para Europa. El Continente depende grandemente de estas áreas, para muchos de sus recursos. El Mar Rojo y el Mediterráneo son cruciales para el comercio europeo. También existe el constante peligro del terrorismo.

“Los europeos tendrán que fortificar su propia resistencia nacional contra la probabilidad de nuevas atrocidades motivadas por el extremismo en ciudades europeas y contra ciudadanos europeos en la región” escribe el ecfr. “Las respuestas mal concebidas de Europa a provocaciones pasadas han avanzado la agenda de extremistas a través de la reacción exagerada europea y las políticas islamofóbicas en casa…”. Miles de europeos estarían de acuerdo en decir que vienen más ataques, y estarían fuertemente en desacuerdo en que la respuesta de Europa hasta ahora ha sido una reacción exagerada.

Aunque ellos no hablen de esto específicamente como un medio de contrarrestar estas amenazas, los autores de los reportes definitivamente abogan por un compromiso más robusto en Oriente Medio. Ellos sugieren que Europa debe aumentar su actividad directa y su trabajo con naciones en la región. “Nos relacionaremos con El Cairo, Riad y Teherán, incluso si ellos no comparten nuestros valores, y con Tel Aviv a pesar de sus violaciones a las normas internacionales, porque nos conviene hacerlo así”, escriben.

Los autores recomendaron no escoger a un bando u otro en la creciente brecha entre Irán y Arabia Saudí. Sin embargo, ellos notaron que el Consejo de Cooperación del Golfo alineado por Arabia Saudí, “dirigió y financió compras de armas desde Francia, por ejemplo, por una suma de alrededor de €14 mil millones (us$15,5 mil millones) en lo que va de 2015, mientras el Golfo ha llegado a ser uno de los compradores de armas más grande del mundo”.

El Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ecfr) prefiere una dirección diferente. Mas la realidad actual nos provee un vislumbre en el futuro de Europa, porque la profecía bíblica muestra que la división entre Irán y Arabia Saudí definirá a la región, y que Alemania se alineará con los estados árabes.

Desde 1996, el Sr. Flurry mencionó algunas de las naciones que se aliarían finalmente con Europa: Turquía, Arabia Saudí, Jordania, Siria y Líbano. Muchas de estas naciones hoy están en una alianza suní liderada por Arabia Saudí, y esa alianza se está acercando continuamente hacia Europa. El Sr. Flurry también escribió acerca de una alianza separada que incluiría a Irán, Irak y Egipto. Hoy, vemos a Irán e Irak sólidamente opuestos a la alianza saudí. Estas alianzas aún no están formadas completamente, pero sus contornos son más que visibles, pues están dominando los titulares de Oriente Medio.

Invadiendo África

“¿Cómo puede hacer más la UE para enfrentar el conflicto, la inestabilidad, el aumento de las redes terroristas y los efectos del cambio climático, y crear mejores perspectivas económicas en el amplio sur del Mediterráneo, el Sahel y las regiones al sur del Sahara en África?”, pregunta el ecfr. Una parte importante de esa respuesta, es simplemente tener un poder militar más grande y mejor coordinado.

El Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ecfr) encuentra que el uso de ayuda como palanca “es una fuente de influencia en declive”. Mientras tanto, “la crisis migratoria y la inestabilidad en Mali y el Sahel también apuntan a los límites de los esfuerzos de los poderes europeos por construir la seguridad en África mediante la financiación de la ONU, y las operaciones de paz guiadas por África”.

Esto, apunta en qué dirección va Europa: “Mientras muchos gobiernos europeos son instintivamente cautelosos al enviar sus propias tropas al África, la convergencia de la crisis humanitaria y amenazas terroristas en ese continente están cambiando sus cálculos. Después que Francia lideró la intervención en Mali y el Sahel, los Países Bajos, Estonia, los países escandinavos e incluso Alemania han enviado números más pequeños de tropas a África en los últimos dos años”.

El Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ecfr) observa que Nigeria, Senegal y otras naciones quieren mayor cooperación militar de la UE y que los “europeos aún tienen mayores activos de seguridad en África que China”.

Este uso de fuerza militar en la región general del Norte de África, para combatir el terrorismo islámico, es algo que el Sr. Flurry destacó desde 2013. Irán tiene “planes de ser el poder más fuerte en toda la región, y está extendiendo su alcance hasta el África del Norte”, escribió él. “Pero Irán no es el único interesado en África. Alemania también está haciendo fuertes incursiones. Ambos poderes están compitiendo para conseguir tanto control como puedan en el Norte de África. E inevitablemente chocarán el uno con el otro…”.

“Justo ahora, los líderes europeos ven al rey del sur tratando de dominar el combustible en Oriente Medio y África, y usted puede estar seguro de que [Europa] van a reaccionar. Ese combustible es crítico para esas naciones; así que ellos se volverán a ese hombre fuerte en busca de liderazgo (…) Europa una vez más escogerá el camino de la guerra a fin de asegurar sus recursos” (abril de 2013).

El Sr. Flurry escribió esto antes de que Francia enviara 5.000 soldados y gastara cientos de millones de dólares para luchar contra el Islam radical en Mali. Antes de que la UE lanzara una misión militar allí, incluyendo el primer despliegue de fuerzas militares de la Unión Europea en forma de la Brigada franco-alemana. Y antes de que Francia enviara más de mil soldados para luchar contra los islamistas en la República Centroafricana.

El ascenso de China

El ecfr observa el dramático ascenso de China en años recientes, aunque no dice mucho acerca de lo que Europa debería hacer al respecto. La recomendación principal es que Europa “establezca una lista más corta de prioridades” en lo que respecta a leyes internacionales y derechos humanos. Al hacerlo así, estaría en una mejor posición para competir con China, la cual pone poca atención a los derechos humanos en su política interna y en relaciones internacionales.

Los autores del ecfr observaron cómo muchos países europeos están haciendo esfuerzos para forjar buenas relaciones con China, escribiendo: “Nada simbolizó mejor el cambio en el orden internacional que la exitosa propuesta de China del Banco de Inversión de Infraestructura Asiática, que ganó el apoyo de 56 naciones, entre ellos 14 estados miembros europeos”.

Este cambio ha sido uno de los grandes eventos de los últimos meses y años. Ese Banco es sólo un símbolo de esto. Para la primera mitad de este año, la inversión no financiera de China en Europa subió un 400 por ciento. China está trabajando duro para aumentar aún más su cooperación comercial y económica con Europa a través de sus iniciativas de la Ruta de la Seda.

Trompeta ha pronosticado que los lazos entre Europa y China se fortalecerían. En Isaiah’s End-Time Vision [Isaías, la Visión del Tiempo del fin, disponible en inglés] El Sr. Flurry escribió: “Vale la pena ver la tendencia de colusión entre estos dos grandes bloques económicos. (…) Con una Europa guiada por Alemania (el rey del norte) poseyendo gran poder marítimo, Norteamérica estará rodeada en el este por Europa y en el sur por América Latina. La Biblia contiene muchas profecías sobre ese poder europeo atacando a Estados Unidos, y en muchas otras profecías, sitiándolo.

“Ahí es donde China y los gigantes asiáticos entran a la escena. Cuando el Sacro Imperio Romano ataca a Estados Unidos, no habrá ayuda ni simpatía desde Asia. De hecho, considerando que China ha llegado a poseer la mayoría de las puertas marítimas y estratégicas del mundo (las cuales, irónicamente, una vez fueron controladas por Gran Bretaña y Estados Unidos), creemos que puede haber una breve alianza entre el Sacro Imperio Romano guiado por Alemania y algunas potencias asiáticas (como Rusia, China y Japón, los reyes de oriente). En caso de que Europa (el Sacro Imperio Romano resucitado) encuentre una manera de tomar ventaja, incluso si es por solo un momento, de los recursos claves y propiedades estratégicas de China, Rusia y Japón, tendría más que suficiente poder para sitiar las naciones anglosajonas y esclavizarlas”.

Ahora el comercio entre Europa y China está siendo más obvio y más voluminoso. Esta tendencia también tiene el efecto de cortarle los beneficios a EE UU.

Una herramienta de pronóstico exacto

La mayoría de la gente desestima la profecía bíblica porque considera que tiene poca relevancia en los eventos de nuestro mundo actual. Entre aquellos que tienen un grado de respeto por la profecía, su entendimiento es limitado a una idea general de que las descripciones de los eventos del tiempo del fin, están tomando lugar hoy.

La realidad, sin embargo, es que las profecías de la Biblia son extraordinariamente específicas, no simplemente acerca de tendencias y condiciones de la sociedad, sino también acerca de los eventos geopolíticos, las interacciones entre naciones, los cambios de poder, el auge y caída de imperios globales.

Los eventos actuales, y particularmente los eventos desarrollándose dentro de Europa, se están alineando exactamente cada vez más con lo que La Trompeta y La Pura Verdad han estado diciendo, con lo que Herbert Armstrong y Gerald Flurry han estado enseñando por décadas directamente de la Biblia. Eso sólo es posible por la herramienta de pronóstico que respalda nuestro análisis; a saber, la profecía bíblica. Aunque ésta es una fuente que muchos son reacios a aceptar, está demostrando cada vez más su precisión conforme pasa el tiempo.

Aprenda lo que la Biblia predice, y vea por sí mismo si ésta no coincide con la situación actual en Europa, en detalle.