Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

Istock 136966566

ISTOCK.COM/WITR

Irán se alía con Egipto

La Trompeta ha predicho por más de dos décadas que las fuerzas del islam radical se convertirán en un importante bloque de poder en Oriente Medio, y que este bloque será liderado por Irán. La Trompeta también ha pronosticado específicamente que Irán se aliará con Egipto.

E gipto y la República Islámica de Irán no han sido aliados cercanos desde 1979, y no tienen una alianza hasta ahora que escribo esto (2017). De hecho, estas dos naciones musulmanas de Oriente Medio han estado amargamente divididas. Irán es persa; Egipto es árabe. Irán es musulmán chií: Egipto es musulmán suní. Irán quiere dominar todo el Oriente Medio y Egipto es un líder en África del Norte. Y hace no mucho, Irán presuntamente asesinó al presidente de Egipto.

Aun así, la Trompeta está esperando que estas dos naciones terminen juntas, en algún tipo de alianza con Irán como el poder dominante. Esperamos que este cambio ayudará en realidad a definir esta volátil región por una breve ventana de tiempo.

¿Cuál es la fuente de este inusual pronóstico geopolítico?

15541 Map

Historia de amargura


Anwar Sadat, presidente de Egipto desde 1970–1981
(Crédito: Keystone-France/Gamma-Keystone/Getty Images)

En la década de 1970, el presidente egipcio Anwar Sadat estaba liderando a Oriente Medio en una reconciliación con Occidente. Incluso hizo la paz con Israel, una nación a la cual había dirigido un ataque en 1973. Sadat habló ante el Knesset (Parlamento israelí) en 1977, y normalizó relaciones con el Estado judío en 1978.

Mientras tanto, Irán estaba recorriendo un camino muy diferente. En 1979, el país sufrió la Revolución Islámica y tuvo un giro radical. Poco después, Egipto e Irán rompieron relaciones. Egipto enfadó a Irán al darle asilo al sah. En 1981, el presidente Sadat fue asesinado por islamistas radicales del ejército egipcio. Muchas autoridades están de acuerdo en que Irán patrocinó el asesinato. El asesino de Sadat es honrado con grandes murales en Teherán.

En otras palabras, hay mucha historia y mutuo resentimiento trabajando contra cualquier alineamiento entre Irán y Egipto.

¿Por qué, entonces, sostiene la Trompeta que se aproxima dicho alineamiento? ¿Por qué decimos que esta alianza entre Egipto e Irán será tan fuerte que, de hecho, Egipto se mantendrá firme con Irán incluso cuando chocará fatalmente con otra superpotencia?

La confianza de la Trompeta viene no de consejeros políticos, análisis económicos, operaciones de inteligencia o precedentes históricos. Viene de la Biblia. Se debe a una profecía bíblica clave que el jefe editor de la Trompeta ha explicado y enfatizado desde nuestras primeras ediciones.


Pronóstico

La profecía está en Daniel 11:40:

“Pero al cabo del tiempo el rey del sur contenderá con él; y el rey del norte se levantará contra él como una tempestad, con carros y gente de a caballo, y muchas naves; y entrará por las tierras, e inundará, y pasará”.

Guiada por esta profecía, la Trompeta ha rastreado de cerca el surgimiento de Irán como “rey del sur”—el poder dominante en Oriente Medio en las últimas décadas. El jefe editor, Gerald Flurry, predijo correctamente que éste emergería del lodazal de la década de 1980, dramáticamente más poderoso.

En la edición de septiembre-octubre de 1990 de la Trompeta, la historia de portada del Sr. Flurry preguntaba, “El rey del sur, ¿está ahora en la escena mundial?”. El Sr. Flurry identificó a este “rey” como el bloque de poder de Oriente Medio que se enfrentaría violentamente con “el rey del norte”, probablemente por el asunto del petróleo. Él escribió:

“El petróleo y el dinero le dan al rey del sur el poder para ‘contender’. El rey del norte (la comunidad económica europea) ¡ha sacudido al mundo con su meteórico ascenso al poder! ¿Estamos ahora viendo al rey del sur levantándose de una forma similar?

El Sr. Flurry nuevamente se enfocó en el bloque de poder de Oriente Medio con su artículo “Un rey del sur islámico” en la edición de julio de 1992 de la Trompeta. Escribiendo sobre la inmensa población del islam, el control del petróleo y la posible adquisición de armas nucleares de la antigua Unión Soviética, el Sr. Flurry escribió: “El rey del sur podría gobernar Irak o Irán, o ambos países. Pero ahora parece más como que Irán produciría a este rey”.

En 1994, el Sr. Flurry predijo que Irán crecería hasta convertirse en el futuro poder dominante en Oriente Medio, encabezando una poderosa alianza de naciones islámicas radicales. El Sr. Flurry también especificó que Egipto podría convertirse en uno de esos aliados. Esto está basado en los detalles registrados en los versículos 42 y 43 de esta profecía, que muestra a Egipto como un blanco del rey del norte, junto con Irán, lo que implica una fuerte alianza entre ellos. En la edición de la Trompeta de diciembre de ese año, él escribió, “El movimiento islámico radical, liderado por Irán, es muy fuerte en Egipto y Argelia. Esta religión probablemente tomará control de ambos países muy pronto”.

Examinaremos estas profecías en más detalle. Pero primero veamos qué ha estado ocurriendo en la región desde que este pronóstico apareció por primera vez en las páginas de la Trompeta.

“El movimiento radical islámico, liderado por Irán, es muy fuerte en Egipto y Argelia. Esta religión probablemente tomará el control de ambos países muy pronto”.


—Gerald Flurry, Diciembre 1994 Philadelphia Trumpet


Radicalización en Egipto

La Trompeta ha escrito por muchos años de un factor clave que probablemente desempeñe un papel en empujar a Egipto al campo iraní: la Hermandad Musulmana. Muchos países consideran a este grupo islámico una organización terrorista. En 2006, el Sr. Flurry escribió: “A medida que la HM [Hermandad Musulmana] se vuelve más popular, fortalecerá sus lazos con los poderes islámicos en toda la región—especialmente con Irán. (…) Espere que El Cairo se distancie de Estados Unidos. De tomar alguna vez el control la HM, no hay duda de que se construirá una fuerte alianza entre Irán y Egipto”.

La Hermandad Musulmana se mantuvo a raya bajo los 30 años de reinado del presidente egipcio Hosni Mubarak, un hombre que también fue herido en el asesinato del presidente Sadat. Mubarak mantuvo al grupo oficialmente prohibido y adoptó medidas severas contra él en muchas ocasiones. Pero permitió que continuara funcionando, en parte debido a su inmensa popularidad entre los egipcios. El grupo permaneció como la oposición más fuerte y mejor organizada de Egipto.

En 2005, el régimen de Mubarak cedió ante la presión internacional y permitió unas elecciones más abiertas. Aunque la HM aún estaba prohibida y había presentado a sus candidatos como independientes, el grupo presentó a 160 candidatos, y ganó el 40% del voto electoral, asegurando 88 de los 454 asientos parlamentarios.

En 2007, las relaciones comenzaron a entibiarse entre Egipto e Irán. El régimen de Mubarak envió a representantes en la primera visita oficial de Egipto a Irán desde 1979. El entonces presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, dijo que “Irán y Egipto son dos naciones fraternas” y que las dos habían desarrollado relaciones culturales y económicas, y sólo necesitaban restablecer relaciones políticas plenas para “pavimentar el terreno para una cooperación masiva”.

Con respecto a la mejora en las relaciones, el personal de la Trompeta escribió en diciembre de 2007: “Continúe observando, sin embargo, que la profetizada relación entre Egipto e Irán no ha terminado aún. Lo que hemos visto hasta ahora es un precursor de futuras relaciones y una señal del sentimiento pro-iraní de Egipto. Espere ver, ya sea [al líder de la Hermandad Musulmana Mohamed] Morsi o a otro islamista radical tomar las riendas del poder en Egipto en el futuro cercano”.

El Sr. Flurry escribió por ese mismo tiempo, “El presidente egipcio, Hosni Mubarak, ha sido la principal fuerza en mantener a Egipto secular y relativamente moderado en la generación pasada. Pero, a la edad de 79 años y con una salud deteriorada, la interrogante de lo que le espera a Egipto se vuelve más clara.

En 2011, la Primavera Árabe caló al mundo árabe con protestas, disturbios, golpes de Estado y derramamiento de sangre. La agitación en Egipto, más visible en la Plaza Tahrir en El Cairo, finalmente forzó a la dimisión de Mubarak.

Getty Images 108994884
Manifestantes antigubernamentales en la plaza Tahrir el 10 de febrero de 2011, en El Cairo, Egipto. (Crédito: Chris Hondros/Getty Images)


Como resultado, los egipcios votaron en lo que muchos consideraron la única elección libre de Egipto en sus 5.000 años de historia. Le pusieron el Parlamento en bandeja a la Hermandad Musulmana. Seis meses después, eligieron a su nuevo presidente: Mohamed Morsi.

Morsi es un islamista en cuya campaña lanzada en 2012, con el clérigo egipcio Safwat Higazi, éste le dijo a la multitud entusiasmada con Morsi en primera fila, “Podemos ver cómo el sueño del califato islámico se está cumpliendo, si Alá quiere, a través del Dr. Mohamed Morsi. (…) La capital del califato… será Jerusalén, si Alá quiere” (traducción del Instituto de Investigación de Medios de Oriente Medio).

Miles ovacionaron y cantaron, “Morsi liberará a Gaza mañana”, “Millones de mártires marchan hacia Jerusalén”, y “Vengan, amantes del martirio, todos ustedes son Hamas”.

“El Corán es nuestra constitución, el profeta es nuestro líder, yihad es nuestro camino, y la muerte en nombre de Allah es nuestro objetivo”.


—Mohamed Morsi

Los medios de comunicación rusos reportaron la respuesta de Morsi: “El Corán es nuestra constitución, el profeta es nuestro líder, la yihad es nuestro camino, y la muerte en el nombre de Alá es nuestro objetivo”.

Mientras, en el periodo previo y durante el reinado de Morsi, la Trompeta afirmó, “Irán busca lazos más estrechos con Egipto”, “Egipto se aleja de Israel, y se acerca a Irán”, “La [ley] sharia ganará en Egipto”, “Egipto le propone a Irán demostrar la alianza”, “La Hermandad Musulmana: el genio fue soltado”, “Los presidentes egipcio e iraní se reúnen por primera vez en 30 años”, “Egipto está perdido”, “¿Por qué las elecciones en Egipto están destinadas a impactarle a usted”, y casi otros 80 titulares enfocados en Morsi, la Hermandad Musulmana e Irán.

Estas historias de la Trompeta cubrieron varios eventos: la toma del poder del ejército por parte de Morsi, su decreto que contravenía a la corte suprema constitucional, asumir el poder de legislar sin revisión judicial, su empuje para un borrador de constitución islámica, su declaración de un estado de emergencia, su cálido abrazo con el presidente de Irán, y, lo más interesante, sus esfuerzos por derribar el régimen de Assad en Siria (un actual aliado iraní que la Trompeta ha predicho que pronto dejará esa alianza). Estas historias de la Trompeta ofrecían varios posibles desenlaces, pero todos compartían la misma profecía sólida como una roca: de alguna manera, en algún punto, Egipto se aliará con Irán.

El panorama se veía claro cuando Morsi llegó al poder: Muchos egipcios querían a la Hermandad Musulmana, al presidente Morsi, una nueva constitución islámica, un nuevo gobierno islámico y nuevas y mejores relaciones con Irán. Pero la historia no había terminado todavía. Muchos otros, incluyendo a los líderes más poderosos e influyentes del ejército de la nación, no querían estas cosas. Las protestas contra la toma del poder de Morsi estallaron sólo un año después de asumir su mandato, y el ejército lo expulsó de la presidencia. En los años posteriores, el ejército ha mantenido el control del gobierno.

Este cambio en la trama hace que el pronóstico de la Trompeta sea aún más intrigante. ¿No había gastado ya su fuerza la Hermandad Musulmana? ¿No había probado el ejército secular ser más poderoso que los islamistas?

La Trompeta continúa manteniendo que la Hermandad Musulmana (o alguna otra fuerza radical) hará que Egipto se alíe con Irán.

Getty Images 174164964
Seguidores egipcios de los Hermanos Musulmanes sostienen retratos del presidente derrocado de Egipto, Mohamed Morsi, durante una manifestación en El Cairo el 21 de julio de 2013. (Crédito: MOHAMED EL-SHAHED/AFP/Getty Images)



Profecía

Fue en una edición de julio de 1993 de la Trompeta que Gerald Flurry identificó al “rey del sur” como Irán.

Él escribió: “Estos versículos señalan a un rey del sur que está aún en el futuro. Y yo creo que todas las indicaciones apuntan al islam radical, encabezado por Irán como este rey”.

Vea nuevamente la profecía de Daniel: “Pero al cabo del tiempo el rey del sur contenderá con él, y el rey del norte se levantará contra él como una tempestad, con carros y gente de a caballo, y muchas naves; y entrará por las tierras, e inundará, y pasará” (Daniel 11:40).

Este versículo dice que el rey del sur “contenderá” con el rey del norte. El Léxico hebreo-caldeo de Gesenius dice que “contender” significa “golpear—generalmente animales con cuernos” o “empujar con el cuerno”. Se “usa figurativamente de un vencedor que postra a las naciones ante él”. También significa “librar una guerra con alguien”.

En ese mismo artículo, el Sr. Flurry da varios ejemplos desde principios de la década de 1990 de que Irán ya estaba presionando a través del uso de organizaciones terroristas y su deseo por obtener energía nuclear. También explicó que Egipto va a apoyar la agresiva política exterior de Irán.

Ese artículo fue además la primera vez que él habló sobre una alianza iraní-egipcia. El Sr. Flurry escribió bajo el subtítulo “El destino de Egipto”: “El extremismo islámico está ganando poder a un paso aterrador en Egipto también. Hay una profecía que indica que Egipto probablemente caerá ante el islam—o que será fuertemente influenciado por el islam”.

Esa profecía está en los versículos 42-43. Léalos nuevamente:

“Pero al cabo del tiempo el rey del sur contenderá con él; y el rey del norte se levantará contra él como una tempestad, con carros y gente de a caballo, y muchas naves; y entrará por las tierras, e inundará y pasará (…) Extenderá su mano contra las tierras, y no escapará el país de Egipto. Y se apoderará de los tesoros de oro y plata, y de todas las cosas preciosas de Egipto…”.

Cuando el rey del norte ataca a Irán, también acabará con Egipto. ¿Por qué? Estos versículos indican fuertemente que él ve a Egipto como parte del problema, y que debe tratarlo con decisión. Ese poder europeo se moverá como un torbellino y resolverá todo el asunto de una sola vez, ¡con decisión!

“¡Creo que esta profecía en Daniel 11:42 indica que estamos a punto de ver un cambio radical en la política egipcia!”, escribió el Sr. Flurry.

El escenario se está preparando para que un grupo de naciones islámicas sea dirigido por Irán como el profetizado rey del sur. El principal objetivo estratégico de Irán es ser la potencia dominante en Oriente Medio. Convertirse en el líder indisputado del campo islámico radical es un gran paso en esa dirección.

En 2007, la Agencia de Noticias Fars de Irán curiosamente copió gran parte de [l artículo] “Egipto e Irán avanzan hacia lazos diplomáticos plenos”, sacado de theTrumpet.com, incluyendo esta porción:

El jefe editor de la Trompeta Gerald Flurry, ha predicho por más de 13 años que Irán sería el rey de Oriente Medio, y que seríamos testigos de una alianza tomando lugar entre Irán y Egipto. “Daniel 11:42 implica que Egipto será aliado con el rey del sur, o Irán. (…) ¡Esta profecía indica que habría un cambio radical en la política egipcia!”.

Desde que el Sr. Flurry escribió esas palabras, aproximadamente tres años antes de que Mubarak perdiera el poder, la política egipcia ha cambiado radicalmente. El país continúa luchando con un futuro tumultuoso e incierto.

El libro de Daniel profetiza un resultado muy específico: Egipto e Irán se convertirán en aliados cercanos. Además, afirma que este giro hacia el Islam radical resultará en un desastre para los egipcios.

Pero el libro de Daniel profetiza un desenlace muy específico: Egipto e Irán se convertirán en aliados cercanos. Afirma además que este giro hacia el islam radical resultará ser un desastre para los egipcios.

El versículo 43 de Daniel 11 muestra que Egipto no escapará de la ira del imperio europeo cuando venga contra Irán. ¿Por qué querría este rey del norte conquistar o controlar Egipto? Eso sería innecesario e irrelevante—a menos que Egipto estuviera aliado con Irán en este “tiempo del fin”. (Para comprobar que estos son, de hecho, los tiempos del fin profetizados en la Biblia, lea “¿Son éstos los ‘últimos días’?”).

Compruebe usted mismo si este antiguo libro de Daniel, escrito hace 2.600 años, realmente predijo los eventos actuales en Egipto, descubra la identidad de este poderoso “rey del norte” y entienda cómo estos eventos afectarán su vida, lea History and Prophecy of the Middle East [Historia y profecía de Oriente Medio, disponible en inglés] y el folleto de Gerald Flurry El rey del Sur. Continúe observando Oriente Medio para comprobar si la Trompeta—y la Biblia—son precisas en esta audaz profecía: Egipto se aliará con Irán. ▪


LA PREDICCIÓN QUE NADIE
CREE—HASTA QUE OCURRE


Casi nadie hoy insiste en que Egipto se aliará con Irán. Y a mediados de la década de 1990, estas dos naciones de Oriente Medio eran incluso los peores rivales. Pero Gerald Flurry escribió en 1994 que Irán guiaría un bloque de poder islámico de Oriente Medio que incluiría a Egipto. Su única fuente para esa predicción fue la Biblia (Daniel 11).

Hoy, las señales de una próxima alianza entre Irán y Egipto comienzan a emerger. Lea sobre estos sorprendentes indicadores en el folleto de Gerald Flurry El Rey del Sur (publicado por primera vez en 1996). Este folleto le mostrará lo que la Biblia pronostica para Egipto e Irán, y cómo estos pronósticos están ocurriendo delante de sus ojos—si es que sabe dónde mirar. Solicite su copia gratuita ahora.