Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

15506.ag

Sean Gallup/Getty Images

Europa: unida por el terror

De frente a lo impensable, Europa se une en el temor.

La noticia del ataque terrorista en Berlín no sólo provocó ondas de choque por toda Alemania sino también empujó a toda Europa al borde del asiento, en anticipación de la reacción de Alemania. De repente, y al menos por el momento, las diferencias están siendo descartadas mientras Europa se olvida de sus incoherencias y se unifica más para enfrentar el cruel monstruo del terrorismo. “Europa va a unirse más que nunca para detener los ataques contra nuestra sociedad”, declaró el ministro del Interior austriaco Wolfgang Sobotka. (Todo el artículo: traducción de la Trompeta ).

El horror en Berlín muestra que no es solamente Alemania, Francia, Bélgica, Austria o cualquier otro país europeo que está bajo ataque. Europa entera se enfrenta con la amenaza creciente del terrorismo. No se puede decir más: “Esto no es mi problema”. Toda Europa está afectada. Se ha vuelto un problema para cada nación de ahí.

El presidente francés François Hollande, quien se enfrentó a una situación semejante el 14 de julio, expresó su dolor y compasión: “Los franceses comparten el duelo de los alemanes frente a esta tragedia que ha golpeado a toda Europa”.

El primer ministro francés Bernard Cazeneuve tuiteó en alemán: “Ganz Frankreich steht an Deutschlands Seite”, es decir, “Toda Francia se queda al lado de Alemania”.

El antiguo ministro de Finanzas griego Yanis Varoufakis expresó sus sentimientos conforme a un filósofo griego: “El dolor y la ansiedad por nuestro mundo y nuestra alma –eso es lo que compartimos hoy en toda Europa con los berlineses”.

Los altos funcionarios de la Unión Europea lo consideran además como un problema que afecta a toda Europa. El comisario de la UE Jean-Claude Juncker dijo: “Mis pensamientos y los de toda la Comisión Europea están con las familias y los parientes de todos los que fueron asesinados y lastimados en Berlín. Esta noticia es aún más devastadora, dado que la gente se había reunido para celebrar la temporada de Navidad, la cual muchos asocian con la tranquilidad y la paz. Nos quedamos unidos en profundo dolor con las víctimas”.

La víspera de la Navidad, que solía unir a Europa en paz y que incluso incentivó treguas momentáneas en guerras, une a Europa de nuevo. Pero esta vez, no lo hace en paz sino en el miedo.

Los europeos de todas partes del Continente se unen después de este terror. Prometen apoyo a Alemania en la lucha contra el mal que está surgiendo entre ellos. Muchos se dan cuenta que este problema puede resolverse solamente decapitando la serpiente terrorista en Oriente Medio. Ahora Alemania disfruta de un apoyo unánime para tomar tal acción ofensiva. Pero carece del liderazgo para llevarla a cabo, lo cual provoca aún más temor entre los alemanes.

Después de los ataques terroristas de 2015 en París, Hollande tomó medidas drásticas para proteger a su pueblo; incluso ordenó ataques aéreos contra el Estado Islámico en Siria. Además, pidió apoyo de sus vecinos europeos. El mundo entero ahora mira hacia el Gobierno alemán para una respuesta semejante. El presidente elegido de Estados Unidos Donald Trump hizo un llamado a Europa a tomar acción:

Nuestros corazones y oraciones están con los seres queridos de las víctimas del horripilante ataque terrorista que ocurrió hoy en Berlín. Ciudadanos inocentes fueron asesinados en las calles mientras se preparaban para celebrar las fiestas navideñas. ISIS y los otros terroristas islámicos masacran continuamente a los cristianos en sus comunidades y lugares de adoración como parte de su yihad global. Estos terroristas y sus redes regionales y globales deben ser borrados de la faz de la Tierra, una misión que llevaremos a cabo junto con nuestros compañeros que aman la libertad.

La fecha del ataque golpeó a Europa de manera particularmente dura. Europa y las denominaciones cristianas alrededor del mundo sienten una unidad más profunda durante esta festividad, lo cual hace de este ataque algo muy personal. Esperan que Alemania actúe pero la canciller alemana Angela Merkel vacila. Se queda horrorizada frente a este monstruo creciente y sin corazón. Ella está perdiendo la confianza del pueblo –no sólo entre los alemanes sino entre todos los europeos. El Continente gime en busca de un liderazgo audaz.

El periódico francés Le Parisien identificó el blanco del ataque –a Europa, o más específicamente, al cristianismo:

La tragedia que ocurrió ayer en Berlín es, desafortunadamente, semejante a la pesadilla que los agentes de la policía en los países occidentales han temido por años. Por mucho tiempo ya, los terroristas islámicos se han dirigido al símbolo del mercado navideño, el cual une la tradición cristiana y la celebración popular. En Francia, los planes mortales que se concentraban en la ciudad de Estrasburgo fueron desbaratados. Ahora la capital alemana fue golpeada. Pero no golpeó sólo a un país: golpeó el corazón de Europa.

Una respuesta semejante vino de Londres. El Times escribió: “Es un ataque no sólo contra los alemanes o contra el mundo occidental. Fue también un ataque contra la comunidad, las familias, la estabilidad y contra Navidad y el cristianismo”.

“Durante 15 años hemos repetido que esta guerra es una guerra de culturas en la cual solamente la defensa de nuestros valores de la democracia, respeto y solidaridad puede construir una barrera contra el terrorismo”, declaró el periódico italiano La Repubblica. Pero mientras Europa sostiene sus valores, su tolerancia y su amor, el terrorismo los destroza con sangre.

¿Cómo entonces responderá Europa? ¿Quién protegerá los valores de Europa? ¿Quién defenderá el cristianismo en Europa y en Oriente Medio? Europa no puede unificarse sin un líder –Merkel no lo hará. A medida que Europa se amedrenta más y sus niños se espantan más, ellos van a clamar por un hombre fuerte. Y la profecía bíblica nos dice que van a tenerlo. Para más información sobre el impacto del ataque en Berlín, lea el artículo del columnista de Trompeta Brad Macdonald, intitulado “El ataque de Berlín, ¿fue esto el 11-9 de Alemania?”