Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

24736

GARY DORNING/LA TROMPETA

Europa está a punto de ser secuestrada

Observe con atención las crisis políticas en el Continente. Están impulsando una profecía bíblica crucial hacia su dramático cumplimiento.

“Hay acontecimientos que catalizan la historia”. Estas palabras fueron pronunciadas por Josep Borrell, responsable de la política exterior de la Unión Europea, en una reunión de alto nivel celebrada en septiembre. “A veces ocurre algo que empuja la historia, crea un avance, y creo que los acontecimientos de este verano en Afganistán son uno de estos casos”.

Estoy totalmente de acuerdo con el Sr. Borrell. Estamos empezando a ver cómo la desastrosa retirada de Estados Unidos de Afganistán, y el colapso del liderazgo estadounidense que representó, está cambiando al mundo. Ese desastre cumplió la profecía bíblica e impulsó varias otras profecías hacia su consumación.

Los acontecimientos mundiales muestran que nos acercamos al cumplimiento de una asombrosa profecía bíblica que describe el surgimiento de un hombre fuerte del tiempo del fin en Europa; el último líder humano antes del regreso de Jesucristo. ¡Estoy seguro de que estamos a punto de ver a este hombre levantarse para secuestrar a la Unión Europea!

Sólo para nuestro tiempo

La visión más larga de la Biblia está registrada en Daniel 10:10 hasta 12:4. Dios reveló la visión a Daniel durante el tercer año del reinado de Ciro el Grande (Daniel 10:1), alrededor del año 535 a. C. Esta profecía predijo acontecimientos que fueron demostrablemente cumplidos más tarde. Nuestro folleto gratuito The History and Prophecy of the Middle East (Historia y profecía de Oriente Medio, disponible sólo en inglés) explica estos eventos que ocurrieron hace milenios. Por ejemplo, Daniel 11 profetizó el ascenso y la caída de Alejandro Magno. El versículo 4 profetizó que “su reino será quebrantado y repartido hacia los cuatro vientos del cielo”. Eso fue lo que ocurrió a finales del siglo iv a. C. tras la prematura muerte de Alejandro, cuando su reino se dividió entre sus cuatro generales principales.

La profecía se centra entonces en lo que finalmente sucedió en dos de las cuatro divisiones de su imperio caído: los reinos del norte y del sur. Después de que el reino del sur se hiciera fuerte (versículo 5), acabó provocando el ascenso de Antíoco Epífanes en el reino del norte, el cual tomó el control de forma ilegal. Este relato se explica vívidamente en muchos libros de historia. ¡Pero fue profecía antes de convertirse en historia! Como lo explicó el difunto Herbert W. Armstrong en The Proof of the Bible (La prueba de la Biblia), la profecía cumplida es la prueba más fuerte de que existe un Dios Todopoderoso. Esto debería edificar nuestra fe en Dios y Sus profecías.

Sin embargo, gran parte de la visión de Daniel sigue sin cumplirse. Daniel revela claramente que esta visión es para “los postreros días” (Daniel 10:14). Algunos de los acontecimientos que ocurrieron antiguamente también tienen un cumplimiento en el tiempo del fin. Hoy tenemos de nuevo un “rey del norte” y un “rey del sur”. La descripción detallada de Daniel sobre Antíoco Epífanes apunta a un Antíoco de los últimos días que gobernará sobre un “rey del norte” del tiempo del fin. Esta profecía nos dice exactamente lo que sucederá y cómo este hombre fuerte moderno llegará al poder. ¡Las partes más sorprendentes de esta profecía se cumplirán en nuestros días!

Antíoco fue un rey del Imperio Seléucida en el siglo ii a. C. Él controlaba la mayor parte de Oriente Medio. (Lea nuestro artículo “¿Quién fue Antíoco Epífanes?” en laTrompeta.es para entender lo malvado que fue este hombre). Este antiguo Antíoco se ajustaba a muchos de los detalles registrados en Daniel, pero no vivió para ver la venida del Mesías con todo el poder y la gloria como lo hará este Antíoco moderno.

De hecho, al concluir esta visión, cuando Daniel dijo que no la entendía, se le dijo explícitamente: “Pero tú, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin (…) Anda, Daniel, pues estas palabras están cerradas y selladas hasta el tiempo del fin” (Daniel 12:4, 9).

¡El libro de Daniel es sólo para el tiempo del fin! Nunca antes ha sido comprendido. Daniel 8:19 también habla de “al fin”, es decir, el último fin del tiempo del fin. Como explico en detalle en mi folleto gratuito Daniel: ¡Al fin descifrado!, ¡ese es el tiempo en el que vivimos ahora!

Dios ha abierto ahora este libro para nuestro entendimiento, para que el significado de estas profecías pueda ser claramente entendido. Dios quiere que usted sepa con exactitud lo que está sucediendo y lo que significa para usted personalmente.

El “rey del norte” se encuentra hoy en Europa, y en el corazón de Europa está Alemania. Esta es la potencia que debemos observar de cerca. Una profecía relacionada en Isaías 10:5-7 se refiere a Asiria, el antiguo nombre de Alemania (para comprobarlo, lea “¿Está Alemania en la profecía bíblica? en laTrompeta.es). Varios pasajes muestran que debemos observar a Alemania para ver cómo se desarrolla esta visión de Daniel.

Esta profecía tiene muchas malas noticias; puede parecer deprimente, incluso desalentadora. Daniel 12:1 dice “Y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces”. Cristo llamó a este tiempo “gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá” (Mateo 24:21). ¡Eso es un sufrimiento como nunca se ha experimentado en la Tierra! Sin embargo, lea todo Daniel 12:1: Allí Dios promete, “pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro”. Dios protegerá a Su pueblo fiel de todo ese sufrimiento. Luego detalla la resplandeciente recompensa que espera a esos santos (versículos 2-3). Otras profecías muestran que estos eventos desembocan directamente en la noticia más gloriosa de la historia: ¡la Segunda Venida de Jesucristo!

¡Qué maravilloso es que veamos que los eventos actuales ya llevan a su conclusión esta asombrosa profecía!

Eventos que aceleran la visión

Al evacuar Afganistán, EE UU ha abandonado prácticamente Oriente Medio. Seguramente fortalecerá a Irán, que es el principal patrocinador del terrorismo y está aliado con los talibanes y otros grupos terroristas. Ya estamos viendo el ascenso de Irán en el vacío de liderazgo que dejó EE UU. Y como escribí en mi artículo de portada en nuestra edición de la Trompeta de octubre de 2021, la retirada de EE UU fue diseñada, a propósito, para que fuera una debacle.

Los líderes europeos se conmocionaron por la retirada de EE UU de Afganistán, que dejó expuesta la disposición del país a abandonar a amigos y aliados. Demostró, de hecho, ¡que ni siquiera vamos a ayudar a nuestra propia gente! Sacamos a nuestros militares a escondidas y dejamos atrás al menos a cientos de estadounidenses. ¡Así no es como opera una superpotencia! Lo ocurrido en Afganistán ha sacado a EE UU del escenario mundial. No sólo nos estamos retirando de Afganistán; ¡nos estamos retirando del mundo!

Después de presenciar lo que hizo EE UU, los líderes europeos saben que no pueden confiar en la nación como aliado, como lo han hecho desde la Segunda Guerra Mundial.

Los ministros de Defensa y Asuntos Exteriores de la UE, junto con funcionarios de la otan y de las Naciones Unidas, se reunieron en Eslovenia el 2 de septiembre para debatir la necesidad de una fuerza militar combinada de la UE. Ahora están temerosos. ¿Por qué? “Está claro que la necesidad de una mayor defensa europea nunca ha sido (…) tan evidente como hoy tras los acontecimientos en Afganistán”, dijo Josep Borrell antes de la reunión.

Europa ya no confía en la protección de EE UU. “En mi opinión, no necesitamos otro acontecimiento geopolítico de este tipo para comprender que la UE debe esforzarse por lograr una mayor autonomía en la toma de decisiones y una mayor capacidad de acción en el mundo”, declaró el 1° de septiembre el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. Este pensamiento no es nuevo, pero la retirada de EE UU está dando a Europa la urgencia de actuar.

Europa se encuentra en un estado precario y está al borde de un cambio radical. La Biblia profetiza que 10 reyes se levantarán en Europa y se combinarán para formar un imperio único y formidable: una resurrección moderna del Sacro Imperio Romano (lea “El proyecto de unificación de Europa en curso” en laTrompeta.es). Apocalipsis 17 habla de estos “diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia” (versículo 12). Debemos entender cómo la debacle de Afganistán está acelerando ese cambio. ¡Está ayudando a esa alianza de 10 reyes a unirse y catalizar la formación de un imperio europeo bíblicamente profetizado!

Además, en septiembre la administración Biden llegó a un acuerdo para reforzar la alianza militar entre EE UU, el Reino Unido y Australia (aukus). La medida fue especialmente provocativa para China. Algunos dijeron que intensificaba la guerra fría que se está desarrollando entre estas naciones y China. ¿Dónde deja esto a Europa?

“En toda Europa, muchos estrategas y analistas hablan hoy de la necesidad de construir una estrategia de defensa común europea, ya que ahora está al margen del nuevo Gran Juego del siglo xxi entre China y aukus”, escribió John Allen Jr. para Crux. Los líderes europeos hablan de posicionar a Europa “como una ‘tercera vía’ legítima entre los polos de la nueva guerra fría” (18 de septiembre). ¡La “vía” anglosajona se desvanecerá rápidamente si no aprendemos algunas lecciones! Y los europeos ya ni siquiera se consideran parte de la alianza anglosajona.

Con esta guerra fría que se está desarrollando entre EE UU y China, escribió Allen, Europa está “relegada o encontrando un nuevo papel para sí misma”.

En Levítico 26:19, Dios advirtió que Él quebrantaría el orgullo del poder de EE UU si no nos arrepentimos y cambiamos nuestros caminos. Todavía tenemos poder, ¡pero nos falta la voluntad de usarlo! Y como resultado, Europa está cada vez más preocupada por su propio vacío de liderazgo.

Europa reconoce realmente su necesidad de la unidad militar. El problema es que carecen del liderazgo robusto necesario para lograrla. Los analistas dicen que Europa está en juego.

No es casualidad que en este momento Alemania esté sumida en una aguda confusión política. Como resultado, toda Europa está sin líderes. Estas crisis están sentando las bases para el surgimiento de un Antíoco actual.

La oportunidad política de Alemania

Allen escribió su artículo el 18 de septiembre, antes de las elecciones nacionales alemanas del 26 de septiembre. Angela Merkel, la líder más respetada de Europa, está a punto de ser sustituida, pero las elecciones no han dado un ganador claro.

“Los alemanes se enfrentan a meses de incertidumbre tras unas elecciones al filo de la navaja”, informó el Times de Londres. ¡La votación produjo un punto muerto! Podría pasar algún tiempo, tal vez meses, antes de que Alemania, la nación más fuerte de Europa, tenga un nuevo gobierno. E incluso entonces, la coalición de gobierno seguramente será frágil y quebradiza.

Esto va a producir una magnífica oportunidad para que alguien asuma el poder mediante engaños y halagos. ¡Debemos seguir de cerca la política alemana! ¡Europa está realmente en juego!

Se profetiza el surgimiento de un Antíoco moderno. Él va a secuestrar y ganar el control de lo que va a convertirse rápidamente en un poderoso Sacro Imperio Romano. Él usurpará el control de aquellos que podrían haber tenido ideas más nobles sobre ese imperio.

La cruda realidad es que, sin un hombre así al frente, ¡Europa nunca se convertirá en la superpotencia que quiere ser! Por mucho que hablen de construir un ejército unificado, la UE, tal y como está constituida actualmente, ¡no puede estar a la altura de los crecientes desafíos de un mundo posestadounidense!

Si Europa construye un poderoso ejército único, ¿quién lo comandaría? El politólogo italiano Ernesto Galli della Loggia planteó esta pregunta crucial en el Corriere della Sera el 22 de septiembre. ¡Hacer la guerra requeriría el consenso de los 27 Estados miembros de la UE! “¿Es siquiera imaginable que 27 líderes políticos (expresiones de electorados, tradiciones e intereses enormemente diferentes entre sí) decidan embarcarse en una acción militar que podría volverse violenta y costar la vida de algunos de sus propios ciudadanos, además de crear complicaciones imprevisiblemente graves?”, preguntó él.

No, eso nunca ocurrirá. Europa necesita un hombre fuerte al mando. Y lo va a tener.

En Daniel 11:21 dice: “Y le sucederá en su lugar un hombre despreciable, al cual no darán la honra del reino; pero vendrá sin aviso y tomará el reino con halagos”. Antiguamente, los hombres eran ingenuos y crédulos, y Antíoco se aprovechó de ellos. Fingió ser alguien que no era y obtuvo el cargo mediante lisonjas y engaños. Este es un patrón que debemos observar en el moderno “rey del norte”. Moffatt dice que esta “persona vil” es “una criatura despreciable”. Una “criatura despreciable” va a tomar el control.

¿Cómo pudo ocurrir esto en las sofisticadas naciones de Europa?

Los europeos se enfrentan a grandes crisis, como la inestabilidad económica, el terrorismo y la inmigración ilegal, y las crecientes amenazas de Asia. En tiempos de crisis, la gente se preocupa menos por las normas democráticas. Necesitan un liderazgo fuerte. Y eso tiene que venir de Alemania, la cual domina e incluso controla a Europa hoy en día. Es el centro neurálgico.

Al final, 10 reyes darán su poderío militar a un solo hombre, ¡y formarán una superpotencia que conmocionará al mundo! Creemos que habrá un rey supremo sobre 10 reyes. (Hay una ligera posibilidad de que haya sólo 10 reyes en total y que el liderazgo salga de Alemania.) Pero ya sea que este gobernante profetizado tenga una posición en Alemania o no, gobernará Alemania y el resto de este conglomerado europeo.

El actual vacío de liderazgo en Europa crea una oportunidad. Aunque los Estados europeos elijan por votación a sus líderes, podrían acordar que un hombre gobernara sobre todos ellos y entregar todo su poderío militar (incluso las bombas nucleares de Francia) a esa potencia global. De repente, no sólo serían una superpotencia, ¡sino también una potencia nuclear con submarinos nucleares!

Durante las elecciones estadounidenses de 2008 y 2012, parecía que las elecciones estaban en juego. ¿Cuál fue el resultado? Llegó al poder un hombre que hizo una terrible destrucción a la nación. Tom Brokaw dijo que cuando Barack Obama fue elegido presidente, ni siquiera lo sometieron a investigación; estaban con la guardia baja. ¡Usted sabe que el diablo explotó eso! Es la forma en que Satanás opera.

Como he explicado, ese hombre también es un tipo de Antíoco del tiempo del fin que quiere “raer el nombre de Israel de debajo del cielo” (2 Reyes 14:27). Israel significa Estados Unidos y Gran Bretaña (como se explica en nuestro libro gratuito Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía). El Estado judío de Israel, Judá bíblico, también está incluido en esta profecía específica (Oseas 5:5).

¡Pronto surgirá un líder europeo con el mismo objetivo!

‘Al cabo del tiempo’

¿Qué hará este Antíoco europeo cuando llegue al poder? Para saberlo, podemos mirar tanto la historia como la profecía bíblica. El Antíoco antiguo se enfrentó en varias batallas con el rey del sur, Egipto en ese momento. Al igual que el Antíoco en la antigüedad, este hombre fuerte del tiempo del fin ganará el control de todo Oriente Medio. ¡Conmocionará al mundo y cambiará el curso de la historia!

Daniel 11:40 enfatiza nuevamente el escenario del tiempo del fin y comienza una profecía de la destrucción final del rey del sur: “Pero al cabo del tiempo el rey del sur contenderá con él, y el rey del norte se levantará contra él como una tempestad, con carros y gente de a caballo, y muchas naves; y entrará por las tierras, e inundará, y pasará”.

Como explico en mi folleto El rey del sur, Irán es el rey del islam radical. En este momento, ¡Irán está desarrollando la confianza para empujar a Alemania! A diferencia de EE UU, Alemania tiene fuertes intenciones de seguir participando en la región. Pero a Irán no le gustarán sus planes y tratará de expulsar a los alemanes.

¡Pero el rey del norte va a destruir al rey del sur! Esto se conecta directamente con lo que vemos en Afganistán. El rey del norte ve que tiene que hacer algo, ¡y creo que lo va a hacer muy rápidamente! Como los talibanes están aliados con Irán, ¡esta profecía muestra que están a punto de ser destruidos! ¡La victoria de los talibanes no durará mucho tiempo!

Los siguientes versículos revelan, y el Salmo 83 coincide, que después de que Alemania destruya a Irán, tendrá como objetivo a Israel. Sin embargo, este Antíoco moderno no se presentará como enemigo al principio. “Entrará a la tierra gloriosa…” (Daniel 11:41). Esto no indica una entrada forzada o la conquista de Jerusalén. Es probable que los judíos lo inviten a entrar, presumiblemente para ayudar a mantener la paz allí. Así que entrará pacíficamente en la ciudad, sin duda con sus halagos, sus engaños y mentiras.

¡Pero esto conducirá directamente a una violencia impactante! ¡En Habacuc 1:11, Isaías 10:7 y otras escrituras, dice claramente que este hombre tendrá un cambio de mentalidad brutal! ¡Estará poseído por el diablo mismo! ¡Satanás se apoderará de la mente de este hombre de una manera horrible! En su odio feroz, Satanás quiere borrar el nombre de Israel; ¡él odia a Israel con toda su pasión! Eso es lo que pretendía hacer Antíoco, y la Biblia revela que será lo mismo hoy.

Bajo esa influencia maligna, este hombre fuerte llevará a este imperio europeo a ejercer una crueldad como el mundo nunca ha visto. Se avecina un desastre para la zona de Jerusalén e Israel. Los judíos no tendrán a nadie que los ayude. ¡Todo va a terminar horrible y repentinamente!

Otras profecías muestran que las “muchas provincias [que] caerán” en Daniel 11:41 incluyen a los otros descendientes modernos del antiguo Israel, ¡principalmente los pueblos británicos y EE UU! ¡Hay una crueldad revelada en esta profecía que la historia nunca ha presenciado!

¡Esto viene! Esta es una advertencia contundente de Dios. Para muchas personas que observan los eventos mundiales, ¡esto será un giro inesperado y repentino de los acontecimientos!

Influencia religiosa

A medida que se desarrolla la profecía de Daniel, incluye un detalle muy revelador: “Y plantará las tiendas [que sería su religión] de su palacio [que sería para el rey] entre los mares [el mar Muerto y el mar Mediterráneo] y el monte glorioso y santo [Jerusalén]…” (Daniel 11:45).

El Sacro Imperio Romano moderno es, una vez más, una alianza de iglesia y Estado, ¡en realidad un imperio guiado por un poder religioso! No sólo tenemos que observar el surgimiento de un hombre fuerte que guíe al imperio, sino que tenemos que observar el aumento de la influencia de la Iglesia católica sobre él.

Europa está diversificada política e incluso culturalmente. Cuando Constantino el Grande gobernó el Imperio Romano desde el año 306 hasta el 337 d. C., encontró en la Iglesia católica romana el pegamento necesario para unir al imperio. Las resurrecciones del Sacro Imperio Romano que siguieron siempre necesitaron el pegamento de la religión. Esto sin duda será cierto de este imperio europeo final, que es representado en la profecía de Daniel 2 como una mezcla de hierro y barro cocido, en parte fuerte y en parte frágil (versículos 41-42).

John Allen Jr. escribió otro artículo el 23 de septiembre, explicando cómo el éxito de los esfuerzos de Europa por unificarse podría estar determinado por el Vaticano y la fuerza de la influencia católica. Utilizó el ambiguo término “humanismo cristiano” para describir el efecto de la iglesia, pero dijo que éste “fue el fundamento sobre el que se construyó originalmente la UE, y sigue siendo el único logro cultural europeo lo suficientemente fuerte como para sostener algo más que la prosperidad económica”. Concluyó: “La conclusión es que los próximos meses pueden ser decisivos en cuanto a si Europa puede desarrollar una infraestructura política capaz de sustentar el deseo de Von der Leyen de mejorar la capacidad militar. En ese esfuerzo, la Iglesia católica de toda Europa, y especialmente del Vaticano, podría desempeñar un papel decisivo”.

La profecía bíblica muestra que eso absolutamente correcto: para que Europa se unifique, ¡la Iglesia católica debe jugar un papel decisivo! Esté atento a que esto ocurra!

‘Quebrantado aunque no por mano humana’

Daniel 8:9-11 habla simbólicamente de “un cuerno pequeño”. La mayoría de los comentarios bíblicos le dirán que eso también se refiere a Antíoco, pero de nuevo, esta figura antigua era sólo un tipo de un Antíoco del tiempo del fin. Este hombre “creció mucho al sur, y al oriente, y hacia la tierra gloriosa” y “aun se engrandeció contra el príncipe de los ejércitos”, ¡Jesucristo! ¡Este hombre tendrá el descaro de desafiar a Cristo Mismo!

Por poco tiempo, prosperará en su maldad (versículo 12). Por eso es que advertimos sobre el surgimiento de este hombre. “Y al fin del reinado de éstos, cuando los transgresores lleguen al colmo, se levantará un rey altivo de rostro y entendido en enigmas. Y su poder se fortalecerá, mas no con fuerza propia [¡está empoderado por el diablo mismo!]; y causará grandes ruinas [destruirá poderosamente, debería decir], y prosperará, y hará arbitrariamente, y destruirá a los fuertes y al pueblo de los santos. Con su sagacidad hará prosperar el engaño en su mano; y en su corazón se engrandecerá, y sin aviso destruirá a muchos…” (versículos 23-25). ¡Qué régimen tan destructivo gobernará este hombre satánico!

¡Pero vea adónde lleva su gobierno en última instancia! El versículo 25 continúa, “… y se levantará contra el Príncipe de los príncipes [Jesucristo]…”. Después de conquistar Jerusalén, este Antíoco y sus partidarios harán algo aún más impactante: a la Segunda Venida, ¡harán guerra contra Jesucristo!

Es una guerra que van a perder rotundamente. Como concluye el versículo 25, “… pero [Antíoco] será quebrantado, aunque no por mano humana”. Será quebrantado, no por seres humanos, ¡sino por Jesucristo y Su ejército espiritual!

Cristo destruirá este poder, y nunca más se levantará.

Daniel 2 describe el mismo resultado: “Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido; ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre” (versículo 44). Este es el fin del Sacro Imperio Romano, y de todos los imperios malvados ¡para siempre!

¡Qué noticias tan fabulosas! Cristo va a gobernar este mundo y le va a traer la paz, la alegría y la felicidad que siempre ha deseado pero que nunca ha podido conseguir.

Todo esto va a suceder en poco tiempo, porque Antíoco es una señal de que el regreso de Cristo es inminente. ¡Su aparición en el escenario mundial nos da un elemento de tiempo sobre cuándo esperar la Segunda Venida!

¡Una recompensa espectacular!

Ahora lea la inspiradora conclusión de esa larga profecía en el libro de Daniel.

Daniel 12 comienza advirtiendo sobre un “tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces…”. Este mundo ha visto muchos problemas graves en su historia, ¡pero la Tribulación que se avecina será peor que cualquier otra que haya habido antes! Imagine todas estas naciones con poder nuclear y otras armas espantosas guerreando entre sí! ¡Qué sufrimiento indecible nos sobrevendrá si el hombre no se arrepiente de sus pecados!

Sin embargo, incluso en este versículo, Dios dice: “… pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro”. Dios va a cuidar de Su pueblo. ¡Él protegerá a las personas que publican Su mensaje de advertencia al mundo!

“Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua” (versículo 2). Esa primera resurrección —para vida eterna— también ocurrirá en la séptima trompeta. Como escribió el apóstol Pablo: “Se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles” (1 Corintios 15:52), y continúa diciendo: “Sorbida es la muerte en victoria” (versículo 54). ¡Esta espléndida victoria espera a los que escuchan el mensaje de Dios y se entregan a Él!

“Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad” (Daniel 12:3). Si los santos de Dios convierten a la gente a la justicia, ¡entonces serán glorificados y brillarán por los siglos de los siglos! Es más, ¡los que transmitan este mensaje serán la Esposa de Jesucristo! (Apocalipsis 19:7). ¡Se sentarán en el trono de David con Jesucristo y Le ayudarán a gobernar al mundo y luego el universo por toda la eternidad!

La conclusión de esta visión muestra que Dios permite todo el sufrimiento porque quiere convertir a las personas a la justicia. ¡Nunca podemos olvidar ese objetivo supremo! ¡Y aquellos que ayuden a Dios a lograr este objetivo brillarán como las estrellas del cielo! Esas son las personas que Dios describe al final de ésta, la visión más larga de la Biblia. ¡Están motivados, entusiasmados y emocionados, movidos y conmovidos para convertir a muchas personas a la justicia! 


Boletín, AD