Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

24348

CAPT. ROBYN HAAKE/US ARMY/AFP POR GETTY IMAGES

Estados Unidos se retira de Irak—otra vez

¿Está Irak a punto de caer en manos de Irán?

Para finales de año, Estados Unidos e Irak tienen previsto anunciar oficialmente la retirada de tropas de combate estadounidenses de Irak, según informó el Wall Street Journal el 22 de julio. Al parecer, el ejército estadounidense mantendrá su presencia en Irak para ayudar en funciones no combativas.

“No necesitamos más combatientes porque nosotros mismos los tenemos”, dijo el ministro iraquí de Asuntos Exteriores, Fuad Hussein. “¿Qué necesitamos? Necesitamos cooperación en el campo de inteligencia. Necesitamos ayuda con el adiestramiento. Necesitamos tropas que nos ayuden en el aire”.

Estados Unidos ya se retiró de Irak una vez, en 2011. Alrededor de 150.000 soldados estadounidenses fueron enviados a casa después de que la administración Obama declarara que la misión en Irak estaba cumplida. El actual secretario de Defensa, Lloyd Austin, fue fundamental en el proceso de traer a los soldados de EE UU a casa. El presidente Joe Biden escribió en el Atlantic que el Sr. Austin “desempeñó un papel crucial” en la retirada de 2011.

La actual retirada iraquí ocurrirá después de que el ejército estadounidense salga de Afganistán el 31 de agosto.

Tanto la retirada iraquí de 2011 como la de Afganistán en 2021 demuestran que la salida de EE UU es una gran oportunidad para los islamistas radicales.

Después de que EE UU abandonara Irak la primera vez, el Estado Islámico surgió y se apoderó de grandes partes del país. Pero el Estado Islámico no surgió de la nada; estuvo esperando durante años para lograr su objetivo. En la época en la que todavía se conocía como Al Qaeda en Irak, recibía ayuda de Irán, el patrocinador número uno del terrorismo mundial y el “rey” del islam radical. El Estado Islámico era una amenaza en aquel entonces, pero no podían hacer mucho con las tropas estadounidenses ocupando el país. No obstante, una vez que aquellas tropas regresaron a casa, el grupo terrorista se extendió. No pasó mucho tiempo antes de que EE UU tuviera que volver a intervenir.

Mientras tanto, EE UU mantuvo una presencia de 20 años en Afganistán. EE UU invadió el país en 2001 para expulsar del poder al gobierno brutal y fundamentalista Talibán. Sin embargo, los talibanes realmente nunca se fueron, sino que mantuvieron el control de partes del país. Pero Kabul, la capital, y otros centros urbanos fueron liberados. Esta fue la primera experiencia de libertad al estilo occidental que tuvieron muchos afganos.

Al igual que en Irak, con la retirada de las fuerzas estadounidenses, los islamistas radicales están haciendo estragos. Los talibanes —en declive constante pero nunca fuera de combate— han capturado la gran mayoría del territorio afgano. Algunos analistas estiman que Kabul podría caer en meses.

Irán también está entrando en Afganistán. El ministro de Asuntos Exteriores iraní, Mohammed Javad Zarif, mantuvo una reunión con los talibanes y organizó una declaración conjunta. En la declaración, los talibanes renunciaron a atacar a civiles, escuelas, mezquitas y hospitales, y también quedó expreso su deseo de alcanzar una solución a la guerra civil.

Es importante recordar que EE UU aún no ha retirado todas sus tropas. Sin embargo, eso no ha detenido los avances del Talibán.

Con una segunda retirada estadounidense por venir, pudiéramos ser testigos de una toma de posesión islamista similar a la de 2011. Sólo que, esta vez, el Estado Islámico ha sido derrotado. Entonces, ¿quién llenará el vacío de poder?

El Estado Islámico no es el único grupo terrorista en Irak patrocinado por Irán. Actualmente patrocina a muchas “milicias shiíes” en Irak. Originalmente creadas para luchar contra el Estado Islámico, estas milicias están en una posición privilegiada para convertirse en el nuevo “mandamás” islamista de Irak. Son lo suficientemente poderosas como para convertir a Irak en “la plataforma de lanzamiento de misiles de Irán”. Estas milicias bombardean regularmente las bases militares estadounidenses y saudíes cercanas.

A diferencia del Estado Islámico, es mucho más probable que las milicias shiíes se alineen con Bagdad. En 2019, el entonces primer ministro iraquí Adel Abdul-Mahdi integró a las milicias shiíes de Irán a las Fuerzas Armadas iraquíes. Están mucho más establecidas en Irak de lo que alguna vez estuvo el Estado Islámico.

Estas milicias forman parte de las Fuerzas Armadas iraquíes, pero están patrocinadas por Irán. Son financiadas por dos países diferentes, excepto que Irán tiene una economía mucho mayor que la de Irak. Y mientras Irak es una república secular, Irán está gobernado por un hombre santo shií. Si las milicias tuvieran que elegir un bando, ¿a quién cree que elegirían?

Una retirada estadounidense equivale a entregarle Irak a Irán en bandeja de plata.

Oriente Medio es una región volátil. Todo el tiempo hay nuevos regímenes reemplazando a los antiguos. Constantemente las potencias extranjeras se inmiscuyen en las guerras civiles y los levantamientos locales. Pero la toma de Irak por parte de Irán es única.

¿Por qué? Porque llevamos décadas pronosticándola.

El redactor jefe de la Trompeta, Gerald Flurry, escribió en la edición de junio de 2003 un artículo titulado “¿Está Irak a punto de caer en manos de Irán?”. Fue escrito el año en que comenzó la guerra en Irak. Escribió:

¿Qué pasará con Irak cuando Estados Unidos y Gran Bretaña no puedan seguir apoyándolo? Habrá un cambio radical en los acontecimientos mundiales.

¿Se imagina el poder que tendría Irán si se hiciera con el control de Irak, que en su momento fue el tercer exportador de petróleo del mundo? Los expertos dicen que Irak tiene más petróleo que cualquier otro país del mundo, excepto Arabia Saudí. (...)

El único líder al que temía Irán era Saddam Hussein. Ahora Estados Unidos lo ha quitado del camino. (...)

¿Será que ahora hemos despejado el camino para que Irán shií gobierne a Irak shií?

¡Estas audaces predicciones se están cumpliendo! ¿Cómo pudo el Sr. Flurry saber esto con tanta anticipación?

La Trompeta examina los acontecimientos actuales a través del lente profético bíblico. Hay una profecía en particular que es muy relevante a este respecto: “Pero al cabo del tiempo el rey del sur contenderá con él; y el rey del norte se levantará contra él como una tempestad, con carros y gente de a caballo, y muchas naves; y entrará por las tierras, e inundará, y pasará. Entrará a la tierra gloriosa, y muchas provincias caerán; mas éstas escaparán de su mano: Edom y Moab, y la mayoría de los hijos de Amón. Extenderá su mano contra las tierras, y no escapará el país de Egipto. Y se apoderará de los tesoros de oro y plata, y de todas las cosas preciosas de Egipto; y los de Libia y de Etiopía le seguirán”.

El “cabo del tiempo” es el tiempo en el que estamos viviendo ahora. Las referencias a lugares como Egipto y la “tierra gloriosa” (la Tierra Santa) muestran que esta profecía se refiere a Oriente Medio. Uno de los personajes principales de esta profecía es el “rey del sur”. Este “rey” tiene una política exterior agresiva y provocadora. Extiende sus tentáculos para controlar países inestables como Egipto y Libia.

El Sr. Flurry identifica a este “rey del sur” como un islam radical dirigido por Irán.

Irán no suele conquistar directamente. En cambio, domina a través de grupos interpuestos. Lo hace a través de Hamás en Gaza, Hezbolá en Líbano, al Shabaab en Somalia y otros grupos. Irak está a punto de unirse a sus filas. Cuando EE UU se retire de Irak va a coronar a Irán como rey.

El Sr. Flurry escribió un folleto sobre este tema: El rey del sur. Le recomiendo seriamente que pida un ejemplar gratuito. Puede ayudarle a dar sentido a la caótica situación actual en Oriente Medio. Lea también el artículo “EE UU ha ganado su última guerra”, escrito por el redactor ejecutivo de la Trompeta, Stephen Flurry, para saber por qué EE UU no pudo ganar las guerras de Irak, Afganistán o cualquier otra. 


Boletín, AD