Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

170427 catholic istock 178446892

iStock.com/Diego_Cervo

¿Está el catolicismo enfrentando una división?

Muchos aseguran que la Iglesia Católica Romana se podría dividir sobre los temas del divorcio, las segundas nupcias y la intercomunión.

El cardenal Robert Sarah advirtió que la Iglesia Católica Romana está enfrentando un “grave riesgo” de división. El cardenal guineano dijo que los oficiales de la Iglesia que insisten en que las conferencias episcopales regionales tienen autoridad para hacer sus propias doctrinas están amenazando la unidad católica.

“Sin una fe común, la Iglesia es amenazada por la confusión y luego, progresivamente puede deslizarse a la dispersión y la división”, dijo él en una entrevista del 18 de abril. “Actualmente hay un grave riesgo de fragmentación de la Iglesia, de que se desintegre el cuerpo místico de Cristo por insistir en las identidades nacionales de las Iglesias y así en su capacidad para decidir por sí mismos, sobretodo en el dominio tan crucial de la doctrina y la moral”.

Muchos observadores del Vaticano ven los comentarios del cardinal Sarah como críticas al papa Francisco. En su exhortación del 2016, Amoris Laetitia, Francisco escribió, “Quisiera aclarar que no todas las discusiones y asuntos morales o pastorales necesitan ser establecidos por intervenciones del magisterio”. El Pontífice mencionó que en cambio, “Cada país o región (…) puede buscar soluciones que se ajusten mejor a su cultura y que sean más susceptibles a sus tradiciones y necesidades locales”.

Las conferencias episcopales dentro de la Iglesia Católica ahora no concuerdan entre sí sobre el asunto del divorcio y las segundas nupcias.

Después de que el papa Francisco publicó su exhortación de 2016, las conferencias episcopales en Argentina, Alemania y Malta adoptaron guías que permiten que los católicos divorciados reciban la comunión. Mientras tanto, el líder de la Conferencia Polaca de Obispos y prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe ha decretado que los divorciados que se han vuelto a casar no pueden recibir la comunión a menos que escojan abstenerse de tener actividad sexual.

Aunque cuatro cardenales han publicado una carta abierta al papa Francisco, pidiéndole que emita una declaración aclarando los párrafos controversiales de Amoris Laetitia, el Papa se ha rehusado a hacerlo. La situación está ahora en un punto donde una declaración papal que apoya la comunión para los que se casan nuevamente podría alienar a las conferencias episcopales en Polonia y África, mientras una declaración que condena la comunión para los que se vuelven a casar podría alienar a los obispos alemanes.

Es por esto que el cardenal Sarah dice que la Iglesia Católica está enfrentando un “grave riesgo” de división. Es también por eso que muchos católicos tradicionalistas dicen que la Conferencia Alemana de Obispos ya está en “división de hecho” con Roma.

El mismo papa Francisco supuestamente le dijo a un pequeño grupo de consejeros que, “No es para ser excluido que voy a entrar en la historia como quien divide a la Iglesia Católica”.

Por otra parte, el hecho que el papa Francis esté permitiendo que las conferencias episcopales adapten unas pocas reglas está haciendo que la unidad católica con denominaciones protestantes sea mucho más fácil. Ahora que la Conferencia del Obispo Alemán está permitiendo que muchos católicos divorciados tomen la comunión, un obispo alemán está afirmando que la comunión para los no católicos que estén casados con católicos es una posibilidad real en el futuro próximo. Según una declaración hecha por el obispo Franz-Josef Bode de Osnabrück, no es “utópico” pensar que podría haber intercomunión entre católicos y protestantes en el 2017.

Por supuesto que muchos católicos tradicionalistas se oponen a la intercomunión con aquellos que no se han vinculado formalmente con la Iglesia Católica. Muchos afirman que el catolicismo podría aun dividirse por asuntos relacionados con el divorcio, las segundas nupcias y la intercomunión. Sin importar los giros y vueltas que las políticas del Vaticano tomen en el futuro próximo, sin embargo, Trompeta predice con audacia que no habrá división mayor en el mundo católico romano. En cambio, Trompeta predice que las denominaciones protestantes de Europa serán reabsorbidas por la madre Iglesia, a medida que el catolicismo se vuelve la autoridad suprema que une a las naciones de Europa.

Desde comienzos de 1930, Herbert W. Armstrong, jefe de redacción del predecesor de Trompeta, la Pura Verdad, escribió acerca de una próxima unión entre católicos y protestantes. Note este extracto de la Pura Verdad en octubre de 1961 (énfasis añadido): “El Papa va a aparecerse como la autoridad unificadora suprema, la única que finalmente puede unir a las naciones en discrepancia de Europa. La jurisdicción de hierro tanto sobre las escuelas como sobre la religión será entregada a la Iglesia Católica Romana. ¡Europa se volverá católica romana! El protestantismo será absorbido por la ‘madre’ Iglesia, y será totalmente abolido”.

Esta predicción no fue sólo una buena suposición; sino que se basó en la profecía de la Biblia. Para entender lo que la Biblia dice acerca del sistema religioso que dominará al mundo occidental durante los últimos días de la civilización del hombre, solicite una copia gratuita del folleto del Sr. Armstrong ¿Quién o qué es la bestia profética? 

WWB_ES_AD