Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

Americarealenemy5

melissa barreiro/trompeta

El verdadero enemigo de Estados Unidos

La política de Estados Unidos hoy está llena de personas señalando con sus dedos y lanzando culpas. Pero el origen real de los problemas de la nación está siendo pasado por alto.

El 11 de septiembre es una fecha casi sagrada para la mayoría de los estadounidenses. Ese día en 2001 cuando terroristas islámicos asesinaron a cerca de 3.000 personas sobre suelo estadounidense cambió permanentemente a la nación. Ese día quedó marcado en nuestras mentes.

Once años después ese mismo día en 2012, mientras los estadounidenses estaban honrando a sus víctimas, egipcios atacaron la Embajada de Estados Unidos en el Cairo. Ellos rasgaron la bandera estadounidense en pedazos e izaron una bandera negra islamista.

El mismo día, terroristas atacaron el Consulado de Estados Unidos en Bengasi, Libia. Mataron a cuatro estadounidenses, incluyendo al embajador en Libia, Christopher Stevens.

El ataque de Bengasi en particular fue horrible y profundamente vergonzoso por varias razones. Menos de un año antes, Estados Unidos había proporcionado el poder militar para derrocar al dictador de Libia, Muamar Gadafi. El embajador Stevens estuvo personalmente involucrado. Él arriesgó su vida ayudando para asegurarse de que los libios tuvieran un gobierno más democrático. Por causa de sus esfuerzos en promover la democracia, Stevens se convirtió en blanco de un grupo terrorista afiliado con al Qaeda. Él lo sabía y le dijo a Washington que su vida estaba bajo amenaza. El último día de su vida, él estuvo implorándole al gobierno estadounidense que enviara más ayuda para protegerlo. Hay evidencia de que el personal del consulado estaba solicitando ayuda mientras se estaban efectuando los tiros pero la ayuda fue denegada.

¿Por qué EE UU no respondió a esa solicitud? ¿Por qué no se envió ayuda a un hombre tan dedicado, tan dispuesto a arriesgar su vida por su país? Esa es una pregunta desesperante.

Sin embargo y tristemente, este fue sólo el primero de varios aspectos del ataque de Bengasi y sus secuelas que deberían ser fuente de consternación y tristeza para todo estadounidense, y para cualquiera preocupado por Estados Unidos.

En primer lugar, la administración del presidente Barack Obama inmediatamente implementó una agresiva estrategia para encubrir y desviar la culpa por lo que había sucedido. Aunque ellos supieron inmediatamente que éste era un ataque vinculado con al Qaeda, los funcionarios de la administración, incluyendo a la entonces secretaria de estado Hillary Clinton, lo minimizaron como una demostración espontánea contra un video de YouTube anti-musulmán. En vez de oponerse el ataque terrorista asesino, ¡dirigieron su condena más fuerte hacia el video por su intolerancia religiosa! Ellos se fueron muy lejos pretendiendo que este video “inflamatorio” era el culpable (incluso ridículamente arrestando al productor del video) ¡mientras no hacían nada por llevar a esos terroristas a la justicia!

Las investigaciones ya han dejado perfectamente claro lo incontables y flagrantes que fueron realmente las mentiras de la administración sobre lo que sucedió esa noche. ¡Nunca un presidente y su personal habían sido tan descarados y deliberados en el uso del engaño!

Hasta la fecha, ¡no se ha hecho nada con respecto a estos terroristas libios que mataron a un embajador de Estados Unidos y tres personas más en la fecha más dolorosa posible! Este es un insulto enorme a nuestro país y a nuestros muertos. Pero eso no enfurece a nuestro pueblo de la forma en que debería.

La patética respuesta de Estados Unidos al ataque de Bengasi fue más peligrosa que insultante, porque le mostró al mundo entero qué tan débil ha llegado a ser Estados Unidos. Este fue un espectáculo de debilidad estadounidense. Hizo mucho para enardecer la falta de respeto, la indignación y el desprecio que nuestros enemigos están mostrando con creciente descaro.

¿Debería sorprendernos ver a EE UU bajo tal ataque hoy, cuando el propio presidente de la nación no hará nada para defenderla? La respuesta de la administración Obama a Bengasi fue consistente con la forma en que el presidente repetidamente se ha disculpado en nombre de la nación, actuando como que el odio de nuestros enemigos es justificado. En su opinión, EE UU es la causa de las injusticias y males del mundo. Estados Unidos es el verdadero problema.

¿Cómo podría un presidente socavar tan completamente los intereses de la nación? ¿Cómo podría ser él tan comprensivo con los enemigos de su país, y tan descuidado en defender el honor y bienestar de éste?

¿Será que hay un plan más mortífero en contra de Estados Unidos? ¡Y que está viniendo desde adentro! Algo ha salido profunda y terriblemente mal.

¡Esto es acerca de la muerte de nuestra nación! (Ezequiel 33:11).

Un manto de la clase más negra de mal se cierne sobre esta tierra. ¡Está a punto de traer un nivel de sufrimiento peor que cualquier cosa que este mundo haya experimentado!

Acumulando poder

Este presidente no ha sido débil en todo. Lejos de eso. Al mismo tiempo que la administración Obama ha socavado el poder estadounidense en el extranjero, ha aumentado el poder en el gobierno federal dentro de la nación, especialmente en la presidencia misma. Esto podría parecer contradictorio, pero de hecho es el otro lado de la misma historia.

En un caso tras otro, esta administración ha tomado más poder para sí misma e incrementado su control sobre el pueblo estadounidense. El presidente Obama modificó e ignoró una cantidad de disposiciones de la Ley de Cuidado de Salud Asequible [“Obamacare”] con apenas una pretensión de legalidad. Él lanzó una campaña militar en Libia sin la aprobación del Congreso. Evadió el requisito constitucional de que el Senado confirme funcionarios del gobierno de alto nivel, nombrando “zares”. Él impuso el derecho a matar ciudadanos estadounidenses sin el debido proceso, con solo que un “funcionario de alto nivel” diga que ellos son una amenaza inminente para la nación.

Los ejemplos de esta tendencia abundan. Aquí hay una lista corta: El presidente Obama decidiendo ignorar leyes que no le gustan, tales como: decidir no deportar a inmigrantes ilegales a quienes se les habría permitido permanecer en el país si el Congreso hubiera aprobado la ley “Dream” [Ley de fomento para el progreso, alivio y educación para menores extranjeros]; la Oficina Federal de Investigación (fbi) admitiendo que usa drones de vigilancia sobre suelo estadounidense; el poderoso Servicio de Impuestos Internos (irs) persiguiendo a los enemigos del presidente, en su mayoría grupos conservadores y pro-Israel, para suprimir su participación política antes de la elección presidencial; el Departamento de Justicia incautando secretamente los registros de más de 20 líneas telefónicas de la Associated Press, la cual fue llamada una “intrusión masiva y sin precedentes”, mientras que el fiscal general declaraba no saber nada al respecto; la Agencia Nacional de Seguridad (nsa) llevando a cabo programas de vigilancia encubierta ilegal, en violación de la Cuarta Enmienda, guardando registros telefónicos y de Internet de millones de estadounidenses con la total cooperación de las nueve principales compañías de Internet. Tales revelaciones han salido a la luz repetidamente durante esta presidencia.

Antes que el presidente Obama fuera reelecto, Franklin Graham, el hijo del famoso predicador Billy Graham, dijo que dos de sus ministros fueron perseguidos por la irs. Él cree que un anuncio de periódico que ellos publicaron apoyando una enmienda contra el “matrimonio” del mismo sexo desencadenó una auditoría, amenazando su estatus de exención de impuestos. El proceso duró el doble de lo acostumbrado y no fue finalizado sino hasta después de que el presidente Obama fue reelegido. Muchos otros grupos conservadores contaron historias similares. ¡Esto indica un aumento sin precedentes de intromisión política! Esta administración flagrantemente manipuló el proceso político; ¡y la nación es demasiado débil para hacer algo al respecto!

Si usted no está prestando atención a esta tendencia, debería hacerlo. Mucha gente pretende que esto no es un problema real, y que aquellos que están preocupados están reaccionando exageradamente. ¡Pero esto debería estar preocupando profundamente a todo estadounidense! Aquí hay un espíritu sin precedentes de ilegalidad, y está conduciendo a un resultado mucho peor que lo que la mayoría de la gente se da cuenta.

Recopilación de datos

En junio de 2013, nos enteramos que la nsa tenía una bodega secreta de datos en Utah, un “epicentro de mil millones de dólares” donde pueden almacenar cantidades masivas de información. Microsoft, Yahoo!, Google, Facebook, YouTube, aol, Skype, PalTalk y Apple fueron sorprendidos entregando al gobierno toda clase de información sobre los estadounidenses (incluyendo registros telefónicos, correos electrónicos y otro tipo de comunicaciones digitales). Ellos declararon que fueron forzados a hacerlo. Sin embargo, la nsa dice que no hay motivo para preocuparse: Un portavoz de la agencia dijo que “sus operaciones serán conducidas legalmente en acuerdo con las leyes y políticas estadounidenses”. ¿Eso lo tranquiliza a usted? ¿Ha hecho algo esta administración para sugerir que tiene cuidado de seguir la ley?

Cuando se realizó una ceremonia en mayo de 2013 para celebrar la finalización del exterior del centro de datos en Utah, ésta fue “una reunión exclusiva sólo con invitación y cerrada al público, que prohibía la entrada incluso al alcalde de Bluffdale”, informó la Associated Press. “La nsa también rechazó una solicitud de funcionarios de la ciudad para llevar a un grupo de visitantes de la administración de Utah en un recorrido de autobús a las afueras de las instalaciones. La agencia dijo que todos los recorridos, inclusive de las afueras de la edificación, estaban prohibidos” (13 de junio de 2013).

¿Por qué tanto secreto? Washington declaró que necesita toda esa información para la guerra de EE UU contra el terrorismo. Fue expandiendo los poderes de la nsa exponencialmente, usando la guerra contra el terrorismo como una razón. Pero al mismo tiempo, el Presidente dio un discurso diciéndoles a los estadounidenses que no hay guerra contra el terrorismo. “Esta guerra, como todas las guerras, debe terminar”, dijo él. Estados Unidos no debería estar en “un perpetuo pie de guerra”. Afirmó que la guerra se está reduciendo, gracias a varias victorias por parte de su administración. Si esto es verdad, ¿para qué necesita el gobierno esta instalación en Utah?

A pesar de todos los datos que el gobierno está recogiendo, esto no detuvo a los atacantes de la maratón en Boston en 2013. No detuvo a un islamista de asesinar a cuatro marines en dos instalaciones militares en Chattanooga, Tennessee, en 2015. No detuvo a dos musulmanes de asesinar a 14 personas en San Bernardino ese año. No detuvo a un hombre de matar a 49 personas en Orlando Florida quien prometió lealtad al Estado Islámico, en junio. El “underwear bomber” (terrorista con material explosivo en su ropa interior) no fue detenido en 2009 por el programa de vigilancia, sino por una pista de los padres del que habría sido el atacante. ¿Cuántos terroristas está este programa atrapando? Algunos analistas dicen que los yihadistas tienden a utilizar recursos online que los motores de búsqueda populares ni siquiera ven. Eso significa que estas herramientas de vigilancia son básicamente buenas tan sólo para recolectar datos de ciudadanos que guardan la ley.

A William Binney, un veterano con 32 años en la nsa que se volvió denunciante, le preguntaron que a dónde se estaban almacenando los datos de vigilancia. Él dijo: “Realmente ésta es una operación de preparación que puede tornarse con bastante rapidez para convertir a la nación en un estado totalitario. La capacidad para hacer eso se está construyendo ahora” (énfasis mío en la cita). ¡Esa es una declaración escalofriante que llega al corazón del asunto! Mire el poder potencial que el gobierno ya tiene.

¿Qué clase de mentalidad está detrás de la bodega secreta de datos de la nsa en Utah? Este veterano de la nsa dice que “¡puede tornarse con bastante rapidez para convertir a la nación en un estado totalitario!”

¿Tenemos miedo de siquiera considerar lo que realmente está en la agenda de la izquierda radical?

Bob Beckel de Fox News, un demócrata, dijo que la extracción de datos de la nsa “está sorprendentemente cerca de un régimen autoritario que no tiene lugar en este país, y que positivamente no tiene cabida en ningún lugar bajo nuestra Constitución”. Herbert Meyer sirvió como especialista de inteligencia en la administración Reagan, como asistente especial del director de la cia y vicepresidente del Consejo Nacional de Inteligencia. Este hombre comparó las acciones de esta administración a lo que los nazis hicieron bajo Adolfo Hitler. (Él no dijo que estos funcionarios fueran como los nazis, sino que estaban abordando su plan de la misma manera en que ellos lo hicieron). ¡Incluso los alemanes criticaron severamente al presidente Obama por su programa de la nsa! Algunos críticos dicen que él está actuando igual que la Gestapo.

La nsa está acumulando un enorme poder. Si ignora las leyes de la nación, puede obtener prácticamente cualquier cosa que quiera.

Imagine lo que un gobierno tiránico podría hacer con toda esa información.

Los estadounidenses se han venido acostumbrando y vuelto complacientes con esta erosión constante de su privacidad y libertad. Ellos no aprecian la libertad como alguna vez lo hicieron. Este descuido va a costarles muy caro.

Destruyendo la separación de poderes

En los casos cuando el Congreso se rehusó a implementar la agenda radical, el presidente Obama simplemente hizo a un lado a la rama legislativa del gobierno, y gobernó por decreto ejecutivo.

“No vamos a estar esperando por legislación para asegurar que le estamos proveyendo a los estadounidenses la clase de ayuda que ellos necesitan”, les dijo a los reporteros antes de una de sus reuniones de gabinete en 2014. “Tengo un lápiz y tengo un teléfono. Y puedo usar ese lápiz para firmar órdenes ejecutivas y tomar acciones ejecutivas y acciones administrativas que moverán la bola hacia adelante ayudando a asegurar que nuestros hijos estén teniendo la mejor educación posible, asegurando que nuestros negocios estén teniendo la clase de apoyo y ayuda que ellos necesitan para crecer y avanzar, para asegurar que la gente esté teniendo las habilidades que ellos necesitan para obtener esos empleos que nuestros negocios están creando”.

Para hacer que a las cortes les sea más difícil frenar sus decisiones ejecutivas, el presidente Obama está usando “acciones ejecutivas”, en vez de órdenes ejecutivas. A diferencia de las órdenes ejecutivas, las cuales son publicadas como una transcripción catalogada oficial, las acciones ejecutivas son órdenes informales del presidente a sus subordinados en la rama ejecutiva, haciéndolas más difícil de impugnar legalmente, y haciendo más fácil para él destrozar la Constitución, es decir, la suprema ley de la nación. ¡Todo es acerca de desobediencia a la ley!

El profesor de derecho en Georgetown, Jonathan Turley, un político liberal, es una de las pocas mentes legales advirtiendo del peligro de tal apoderamiento del poder ejecutivo. “El sistema de separación de poderes no fue creado para proteger la autoridad de cada rama por su propio bien”, escribió en un editorial de Los Angeles Times. “En vez de eso, es una protección primaria de los derechos del individuo porque evita la concentración de poder en cualquiera de las ramas. En este sentido, Obama no está simplemente presentando un peligro al sistema constitucional sino que él ha llegado a ser el peligro mismo que la separación de poderes fue diseñada a evitar” (9 de marzo de 2014).

Por favor lea ese párrafo nuevamente. Si no lo estremece de miedo, ¡éste debería asustarlo!

En las elecciones intermedias más tarde ese año, el Sr. Obama y su Partido Demócrata recibieron una paliza. Los votantes dejaron en claro que estaban descontentos con los resultados del presidente en los seis años anteriores. Y cuando el presidente habló de los resultados, él no reconoció ninguna falla o error de su parte. Inmediatamente después de la elección, el Sr. Obama renovó sus batallas sobre la inmigración y la neutralidad de la red. Ese noviembre, publicó acciones ejecutivas sobre la política de inmigración. Dio instrucciones a la rama ejecutiva del gobierno para ofrecer estatus legal temporal a millones de inmigrantes ilegales. Esta orden unilateralmente promulgó la reforma inmigratoria que los legisladores del Congreso no aprobarían.

Cuando se le enfrentó acerca de su registro de extralimitaciones ejecutivas, el Presidente se burló de sus críticos diciendo: “Las familias de clase media no pueden esperar que los republicanos en el Congreso hagan las cosas; así que, demándenme pues”.

Destrozando la Constitución

Cuando llegó a ser presidente, Barack Obama prometió a sus seguidores una transformación radical de EE UU. Para el final de su primer periodo, algunos seguidores sintieron que el cambio que él prometió no estaba llegando lo suficientemente rápido. Para ellos el Presidente explicó: “Lo que frustró a la gente es que no he sido capaz de forzar al Congreso a implementar cada aspecto de lo que dije en 2008. …Bueno, ustedes saben, resulta que nuestros fundadores diseñaron un sistema que hace más difícil de lo que a mí me gustaría algunas veces, traer el cambio”.

Esta es una de varias declaraciones que el presidente ha hecho mostrando su desagrado por la Constitución de Estados Unidos. El Sr. Obama es un crítico abierto de la Constitución y durante mucho tiempo ha deseado deshacerse de sus restricciones. En una entrevista de radio pública en 2001, el entonces senador Obama dijo que la Constitución reflejaba la “falla fundamental” de EE UU. Él definió la ley suprema de la nación como “un decreto de libertades negativas que dice lo que los estados no pueden hacerle a usted, y lo que el gobierno federal no puede hacerle a usted, pero no dice lo que el gobierno federal o el gobierno estatal debe hacer por usted”.

Hay una razón por la que la Constitución se enfoca en lo que el gobierno no puede hacerle a usted: ¡Su objetivo es frenar el despotismo y preservar la libertad! Esa es su gran fortaleza, ¡no su falla fundamental!

La Constitución estadounidense le ha dado más libertad a más personas que cualquier otro decreto de gobierno en la historia. Es un documento noble que ha inspirado y ha permitido a muchos alcanzar logros, que cualquier otro sistema de cualquier otro lugar del mundo les hubiera negado.

Usted pensaría que los estadounidenses amarían su Constitución, pero ese ya no es el caso en este país. ¡La izquierda radical quiere destruir la Constitución! La administración de Obama y los demócratas de la izquierda radical son muy hostiles a la Constitución; y también los medios de comunicación. Algunos en los medios dicen que el único verdadero problema del Sr. Obama ha sido que él no ha usado suficientemente las acciones ejecutivas para implementar la política radical. Muchos liberales predican ahora que para que Estados Unidos resuelva sus muchos problemas, necesita abandonar la Constitución. A la mayoría de las instituciones educativas les gustaría deshacerse de ella. ¡Muchos incluso argumentan que ni siquiera es la ley suprema de la nación! Es más, uno de los jueces de la Corte Suprema de Justicia dijo que la Constitución es obsoleta y no debería ser usada.

Esto también es una estrategia liberal para usurpar el poder que los fundadores de Estados Unidos nunca planearon que los políticos tuvieran. Una administración que no pone ninguna atención a la Constitución cuando ésta no se ajusta a su propia agenda, ¡tiene demasiado poder!

Más reciente aún, el ataque a la Constitución se ha vuelto aún más vil. Personas la han criticado no simplemente por hacer los cambios más difíciles, ¡sino porque ésta representa lo que ellos perciben como racismo institucionalizado inherente dentro del sistema estadounidense!

Esto es un parafraseo de lo que Alicia Garza dijo durante un evento de Black Lives Matter (Las Vidas Negras Importan) en la Universidad de Missouri, en febrero de este año: “La meta de la Constitución era hacer un acuerdo entre facciones conocidas como estados, los cuales fueron construidos sobre las espaldas de los esclavos negros”. Garza es uno de los tres miembros fundadores de Black Lives Matter, una organización en la que el presidente Obama y la izquierda radical han sido sus principales partidarios. “La gente que jura proteger la Constitución”, dijo Garza, “está jurando proteger la supremacía blanca y el genocidio”.

¡Esa es una mentira satánica! ¿Cómo pueden el Presidente y la izquierda radical apoyar tal organización racista? ¡La verdad es que el sistema construido por la Constitución fue lo que permitió que Estados Unidos llegara a ser una de las primeras sociedades en la historia en abolir completamente la esclavitud!

Comentarios como esos son ataques despreciables a la Constitución de EE UU ¡la ley suprema de la nación! Tales declaraciones viles están agitando mucha ira y amargura contra el sistema de gobierno establecido por los forjadores de Estados Unidos.

¿Se da usted cuenta lo mortalmente peligrosa que es esta tendencia a la falta de apego a la ley? Muy pocas personas lo notan. Pero esto le da una idea de la naturaleza real de la amenaza que actualmente está enfrentando EE UU.

Esto está moviendo rápidamente al país hacia una guerra racial y un gobierno dictatorial o tiránico.

Mentiras

El Sr. Obama dijo repetidamente cuán transparente sería su administración, pero virtualmente todo lo que él ha hecho ha sido en la oscuridad. Muchos periodistas se han quejado de que la administración de Obama ha sido la más opaca en la historia.

¡Esa es la senda para un dictador violento gobernando sobre EE UU! Y sólo se necesitarían algunos grandes y destructivos disturbios para alcanzar esa pesadilla.

En marzo de 2013, el director de Inteligencia nacional James Clapper fue llamado ante el Congreso y se le preguntó: “¿Recolecta la nsa algún tipo de datos de los millones o cientos de millones de estadounidenses?”. Clapper respondió, “No señor (…) [es decir] no intencionadamente”. Esa fue una mentira, y él lo sabía.

El fiscal general Eric Holder también le ha mentido al Congreso acerca del escándalo de Rápido y Furioso, y acerca de lo que su departamento le hizo al reportero James Rosen.

A medida que todos estos escándalos aumentan, ¡nadie puede decirles nada a los funcionarios de la administración! Ellos han mentido y mentido y mentido, ¡y han sido atrapados en sus mentiras! Esta administración se cubre a sí misma en un manto de engaño. En algunos casos, ¡ellos han bromeado o se han jactado de sus mentiras!

Es imposible medir el daño que tales engaños le han causado a la estructura de nuestra política y nuestra sociedad. Pero esto no parece importarle a nadie. Cuando la secretaria de estado Clinton fue investigada después sobre las mentiras en la respuesta de la Casa Blanca a los ataques de Bengasi, ella respondió: “¿Qué diferencia hace eso en este momento?”. Aparentemente muchos estadounidenses están de acuerdo con ella. ¡Ahora la Sra. Clinton es la candidata demócrata, y podría llegar a ser la próxima presidente de Estados Unidos!

Eso dice mucho de nuestro pueblo. Tenemos los líderes que merecemos. Especialmente en una república democrática, ¡nosotros, el pueblo, debemos aceptar la culpa por los problemas!

Muchos cristianos oran por líderes más justos, pero sus oraciones no están siendo contestadas. ¿Por qué? Por causa de sus pecados.

¿Qué le sucede a una nación cuando la gente espera que sus líderes le mientan, y la gente abraza al engaño? Esa es una crisis mucho más mortal de lo que la mayoría de la gente se da cuenta. Las mentiras nos esclavizan y destruyen. Las mentiras son las herramientas de los tiranos. La verdad es lo que nos hace libres. Deberíamos ser amantes apasionados de la verdad.

Debemos ver la realidad: Algo mortalmente peligroso se ha apoderado del país, mucho más de lo que la gente piensa. Lo que está sucediendo tiene una dimensión espiritual, y usted no puede entender estos eventos a menos que reconozca ese hecho.

Conozca a su enemigo

Lo que le está sucediendo al liderazgo estadounidense, su política doméstica y su política extranjera no es simplemente una rareza de la historia. El hecho de que los estadounidenses estén echando por tierra a la Constitución y animando el desafuero en sus matrimonios, en su gobierno y en su política extranjera tiene una causa definitiva.

Debemos conocer a nuestro enemigo con el fin de entender lo que está sucediendo en Estados Unidos.

Apocalipsis 12:12 revela que Satanás es nuestro mortal adversario. Él es quien está detrás de estos acontecimientos peligrosos. El diablo está lleno de ira, ¡y ha tomado el control del gobierno de esta nación! Él controla a la izquierda radical; los frutos lo prueban. Estas personas quieren tumbar el sistema. Ellos están engañados (versículo 9).

Nuestra gente no entiende sus Biblias como alguna vez lo hicieron. Ellos no entienden las muchas Escrituras acerca de Satanás el diablo. Él tiene su agenda en contra de EE UU, y ésta prevalecerá.

Sólo Dios puede protegernos de este poderoso espíritu maligno.

En su segunda epístola al pueblo de Corinto, el apóstol Pablo dirigió la atención a este malvado ser espiritual. En 2 Corintios 4:4 él lo llamó “el dios de este mundo” quien ha cegado “el entendimiento de los incrédulos”. En 2 Corintios 6:15 y 11:3 advirtió sobre lo fácil que es ser engañado por medio de su sutileza. En el versículo 14, escribió que Satanás de hecho se disfraza como ángel de luz, ¡y sus ministros lucen como ministros de justicia! (versículo 15). ¡Este es un ser extremadamente engañoso con muchísimo poder!

Pablo advirtió a la gente de ser cuidadosos y vigilantes, “para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones” (2 Corintios 2:11). En cualquier guerra, es peligroso no tener conocimiento del enemigo. Somos mucho más vulnerables al diablo si somos ignorantes de sus maquinaciones o estratagemas. Entre más usted lo conoce, ¡mejor equipado está para resistir y pelear! Satanás está tendiendo una trampa, ¡y usted necesita reconocerla!

Las huellas del diablo están en todo lo que está sucediendo en Estados Unidos hoy. El engaño rampante lleva el sello del padre de las mentiras (Juan 8:44). El desprecio por la ley brota del propio desafuero de Satanás. El apoyo a los enemigos de EE UU, el apaciguamiento de dictadores, el debilitamiento de alianzas, el odio por el estado judío; todas estas son señales reveladoras de la influencia de Satanás. Incluso la forma en que todos estos problemas se están originando desde arriba es consistente con los métodos de operación del diablo.

Aun así, mucha gente se burla de que siquiera exista un diablo, ¡mientras éste los está destrozando! Ellos saben poco o nada de sus Biblias. No entienden nada acerca de Dios, ni tampoco conocen al diablo. Hasta que ellos lo capten, los problemas sólo se intensificarán.

Aquellos que fallan en ver que el diablo está detrás de lo que está sucediendo en EE UU hoy, terminarán siendo sus víctimas.

Permítame advertirle de nuevo no olvidar Apocalipsis 12:7-12. Satanás y millones de sus demonios han sido arrojados desde una guerra en el cielo. Ellos ahora están confinados a esta Tierra. Su tiempo es corto porque el retorno de Cristo es inminente; ¡y ellos están llenos de su peor ira jamás!

Usted puede ver evidencia de esa ira en este mundo violento lleno de engaño traicionero.

Estados Unidos está siendo atacado desde adentro y desde afuera. Hay fracasos en todas partes: económica, cultural, política, militar y moralmente. ¡Cualquiera que diga que no hay un verdadero problema aquí necesita abrir sus ojos! Necesitamos ver lo que está sucediendo en nuestra nación.

La izquierda radical no es nuestro gran problema. Ésta sólo está guiando el camino. En última estancia, esto no es acerca de un hombre o de una administración; es acerca de un ser espiritual maligno que está trabajando para destruir a esta nación, ¡y acerca de por qué Dios está permitiendo que esto suceda!

El tiempo es corto

Dios está en contra de tres naciones en particular (Estados Unidos, Gran Bretaña y la nación judía) a causa de su historia con Dios, de las bendiciones de primogenitura y del cetro actualmente, y de su rebelión sin precedentes. No es sólo que Dios no esté ayudándonos, ¡Él está en contra nuestra! (Ezequiel 5:8). (Todo esto está explicado en nuestro libro gratuito Estados Unidos y Gran Bretaña en Profecía).

Mire lo que Dios dice al respecto por medio del profeta Ezequiel: “Haz una cadena, porque la tierra está llena de delitos de sangre, y la ciudad está llena de violencia. Traeré, por tanto, los más perversos de las naciones, los cuales poseerán las casas de ellos; y haré cesar la soberbia de los poderosos, y sus santuarios serán profanados” (Ezequiel 7:23-24). Esta profecía es acerca de EE UU en particular (para comprobarlo, solicite nuestro libro gratuito, Ezekiel: The End Time Prophet (Ezequiel: El Profeta del Tiempo del Fin, disponible en inglés).

“El rey se enlutará, y el príncipe se vestirá de tristeza, y las manos del pueblo de la tierra temblarán; según su camino haré con ellos, y con los juicios de ellos los juzgaré; y sabrán que yo soy [el Eterno]” (versículo 27). ¡Dios culpa a la gente por sus pecados, no a los líderes! Estados Unidos está lleno de pecados ¡y el mundo entero los puede ver! Un líder puede llevarnos a la destrucción, pero Dios culpa a la gente.

Dios dice que Él ha quebrantado el orgullo de nuestro poder (Levítico 26:19). Bengasi es sólo un ejemplo que muestra perfectamente que aunque Estados Unidos tiene tremendo poder, teme usarlo. Eso es una señal de que EE UU ha retrocedido hasta la retaguardia y está declinando rápidamente.

¡Ser débil causa violencia y guerras! El hecho de que EE UU no responderá sólo permitirá que males como éste se incrementen. Y a medida que nos hacemos más débiles, la gente nos atacará más y más violentamente.

¿Por qué Estados Unidos está tan débil? Estudie Levítico 26. Reitero, es por causa de nuestros pecados. Este es el porqué Dios ha traído esta maldición sobre nosotros.

Las maldiciones sobre Estados Unidos son muy claras. ¡La profecía está siendo cumplida en los acontecimientos en todo el mundo! Usted podría pensar que a medida que los tiempos se ponen cada vez peor, la gente buscaría en la Biblia para ver lo que Dios tiene que decir. Las condiciones se están intensificando y poniéndose tan mal que cualquiera puede reconocer que algo está terriblemente mal. Pero virtualmente nadie se está volviendo a Dios. Esto debería darnos vergüenza.

Los problemas de Estados Unidos son el resultado directo de los pecados de Estados Unidos. Ningún candidato político va a “hacer a Estados Unidos grande de nuevo”, ¡no importa lo que la gente piense! A mí me gustaría ver que eso sucediera, pero no va a suceder en esta era. ¡Antes de mucho tiempo, todos llegarán a reconocer esa verdad! Dios va a hacer a Estados Unidos grande de nuevo en el Mundo de Mañana. Él va a resolver nuestros problemas a pesar de nuestra rebelión. Él salvará a Estados Unidos (y al mundo) al retorno de Jesucristo, lo cual sucederá inmediatamente después que todas estas crisis alcancen su punto culminante.

Note el final del versículo 27 de Ezequiel 7: todo este castigo que está viniendo sobre nosotros tiene el propósito de traer a la gente de regreso a Dios. Esas son buenas noticias: Al final, ¡la gente va a conocer a Dios!

Es absolutamente necesario que usted comprenda la verdad de lo que está sucediendo en Estados Unidos hoy. Hemos sido protegidos en este país por un par de cientos de años. No hemos experimentado el desorden que muchos otros países tienen. Claro que estuvimos involucrados en dos guerras mundiales pero Dios nos ha dado mucha paz. Como resultado, nuestro pueblo se ha acostumbrado a vivir en una irrealidad de lo que de hecho está sucediendo a nuestro derredor. ¡Ellos no entienden cuán mortalmente peligroso es este mundo!

Este no es el mundo de Dios; hay mucha maldad en éste. Está lleno de tigres esperando despedazar a las personas. Siempre ha sido así. Como dijo Winston Churchill: la historia del hombre es la historia de la guerra. Pero de algún modo no podemos captar eso hoy.

¿Está usted dispuesto a enfrentar la realidad? La mayoría de la gente no lo está. Una nube de engaño envuelve a nuestro mundo. Es absolutamente impresionante ver lo fácil que la gente de esta nación hoy es engañada.

Mucha gente está alerta de los problemas de Estados Unidos hoy, pero como resultado sólo han llegado a estar profundamente desanimados y nerviosos. Pero si usted abre sus ojos a la dimensión espiritual, entonces verá la tremenda esperanza más allá de la tragedia que se está desarrollando. Poniendo estos eventos en todo su contexto profético, muestra cómo Dios está utilizándolos para servir a Sus propósitos, y cómo éstos están rápidamente conduciendo al evento más grande jamás: ¡cuando Él intervendrá para establecer Su gobierno sobre la Tierra! 

Newsletter_ES