Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

9716

Getty Images

El secreto nuclear de Europa

La mayoría de la gente está completamente desapercibida de esta situación.

Desde 1999 hasta 2010, la revista Time escribió una serie de artículos acerca del “secreto sucio de Europa”. ¿Cuál es ese secreto? Es, el hecho que Estados Unidos almacena cientos de armas nucleares allá .

La mayoría de la gente está completamente desapercibida de esta situación. Incluso aquellos que están investigándolo a fondo no entienden completamente los peligros que representan esas armas.

Cuando hablamos de naciones europeas con armas nucleares, usualmente pensamos en Gran Bretaña y Francia. Pero hay otras cinco naciones con bombas nucleares, bombas que técnicamente le pertenecen a Estados Unidos.

Estados Unidos tiene unas 150 a 200 bombas termonucleares en Bélgica, Holanda, Italia, Alemania y Turquía. Originalmente desplegó esas bombas y otras más en las naciones de la otan en Europa durante la Guerra Fría desde 1947 hasta 1991. En el apogeo de este programa, Estados Unidos tuvo más de 7.300 armas nucleares tácticas en Europa. Desde la caída del muro de Berlín, esas cifras han disminuido continuamente. Pero muchas de estas armas aun están allí.

¿Siguen siendo necesarias estas bombas? ¿Vale la pena el riesgo de dejar armas nucleares en naciones que eran enemigas de Estados Unidos en tiempos tan recientes como la Segunda Guerra Mundial?

¿No recuerda nadie la destrucción que esas naciones causaron, o la devastación que han provocado las armas nucleares?

Piense en esta declaración de 2005 hecha en un reporte de Hans Kristensen, director del Proyecto de Información Nuclear en la Federación de Científicos Estadounidenses: “Una característica interesante es que las armas nucleares que fueron retiradas de dos bases alemanas, dos bases turcas, y una base italiana a mediados de la década de 1990, no fueron regresadas a Estados Unidos, sino transferidas a la base principal de Estados Unidos en esos países. (…) En todos estos casos, las armas continúan estando destinadas para el ‘uso de la nación anfitriona’ y para que las fuerzas aéreas nacionales se encarguen de lanzarlas”. El número exacto de armas nucleares tácticas desplegadas, almacenadas y destinadas para uso de la nación anfitriona, es reservado. Sin embargo, al sumar las que supuestamente debieron ser “retiradas” (pero que aún están en las naciones anfitrionas) con el número que se reporta como desplegadas y activas, entonces la pesadilla solamente empeora.

Las armas nucleares son una amenaza espantosa. Solo una puede vaporizar una ciudad llena de gente. ¡Doscientas de ellas son suficientes para destruir el mundo entero! Sin embargo, Estados Unidos ha dado esas bombas a estas cinco naciones, ¡dos de las cuales eran nuestros enemigos acérrimos hace apenas 70 años!

La pregunta crucial es, ¿tiene Estados Unidos realmente el control sobre esas bombas?

¿Qué tan seguras están esas bombas?

La revista Time dijo que esas armas técnicamente pertenecen a Washington, pero ¿es así en realidad? Ellas permanecen bajo el control de EE UU a menos que se conceda un permiso para entregarlas a las naciones anfitrionas en tiempos de guerra. Sin embargo, a raíz de una serie de errores cometidos al paso del tiempo, la seguridad de esas armas nucleares ha sido puesta en duda.

“De acuerdo a una Evaluación de Expertos establecida por la Fuerza Aérea de Estados Unidos en 2008, la mayoría de los sitios de almacenamiento de las armas nucleares estadounidenses en Europa no cumplen con los estándares de seguridad del Departamento de Defensa de EE UU”, escribieron Tom Sauer y Bob van der Zwaan en un reporte de mayo de 2011 para la escuela Harvard Kennedy, llamado “Armas nucleares tácticas de Estados Unidos en Europa después de la cumbre de la otan en Lisboa: por qué su retirada es deseable y factible”.

La base aérea Kleine Brogel en Bélgica es una de las bases que aloja armas nucleares tácticas de Estados Unidos. En 2001, esta base fue objetivo de un extremista de al Qaeda llamado Nizar Trabelsi. En 2010, la misma base fue penetrada por activistas por la paz. Los activistas escalaron la cerca del perímetro y deambularon por la base durante más de una hora, filmando su aventura. Cuando finalmente fueron capturados, ¡la guardia de la base ni siquiera les confiscó la grabación de video!

¡Es espantoso que EE UU sea tan descuidado con algo tan mortalmente peligroso! Esta es la clase de errores que traerán consecuencias terribles para el mundo real.

¿Cree usted que las naciones europeas que albergan estas armas son tan indiferentes respecto a ellas como lo es Estados Unidos?

Estados Unidos diseñó esos cientos de bombas para montarlas en aviones de sus países anfitriones. El 2 de diciembre de 2009, en un artículo titulado “¿Qué hacer con las armas secretas de Europa?”, Time escribió: “Veinte años después de la caída del muro de Berlín, pilotos holandeses, belgas, italianos y alemanes están listos para participar en una guerra nuclear” (énfasis mío en todo). ¡Así es, Alemania e Italia, enemigos acérrimos de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, están listos para hacer guerra con bombas que le pertenecen a Estados Unidos!

La alianza de la otan fue creada durante la Guerra Fría principalmente como una protección contra la Unión Soviética. El sitio Web de la otan dice esto acerca de la capacidad nuclear de la alianza: “Las fuerzas nucleares radicadas en Europa y comprometidas con la otan, proporcionan un vínculo político y militar esencial entre los miembros europeos y norteamericanos de la alianza. Por lo tanto, la alianza mantendrá fuerzas nucleares suficientes en Europa” (24 de abril de 1999).

Pero ahora hay nuevos enemigos en la escena mundial, ¡y EE UU no puede ver quiénes son!

Piense en la posibilidad de una debacle nuclear. Pocos podrían interponerse en el camino de aquellas naciones que estén apoderándose de esas bombas y usándolas como se les antoje. ¡Esas armas posiblemente podrían volverse contra Estados Unidos!

Actualizaciones

Oficiales de Washington están planeando la actualización de las armas nucleares B61 que están almacenadas en Europa. Las nuevas B61-12 reemplazarán los modelos antiguos 3, 4, 7, 10 y 11 y B83. La nueva arma va a reemplazar bombas que ya son 90 veces más poderosas que las bombas lanzadas en Hiroshima (Der Spiegel, 6 de noviembre de 2013). Hans Kristensen describió esto como una “bomba nuclear todo en uno basada en esteroides”.

Esta bomba nueva está diseñada para desplegarla desde aviones Tornado alemanes. La versión multinacional de los aviones Joint Strike Fighter también tendrá capacidad para llevar y lanzar estas armas. Italia, Holanda y Turquía ya se han comprometido a comprar estos aviones. La nueva bomba B61 será el arma nuclear más poderosa y mortal alguna vez desplegada en Alemania y otras naciones participantes del intercambio nuclear.

¡Cuán ingenuo es Estados Unidos al confiar esta inmensa potencia de fuego a naciones que tan recientemente, y a través de la historia, han demostrado ser los enemigos del mundo libre!

Las armas tácticas usualmente son transportadas por vehículos de lanzamiento de corto alcance como misiles de crucero o aviones cazabombarderos con rangos de alcance inferiores a 850 millas. Las bombas no están capacitadas para lanzamientos intercontinentales pero son lo suficientemente pequeñas como para ser transportadas adonde se requiera ¡en la parte trasera de un camión!

Otra consideración horrible de contemplar es que estos dispositivos más pequeños están en riesgo de ser robados por naciones rebeldes o terroristas. ¡Estas son armas inmensamente poderosas! ¿Podemos realmente confiar en otras naciones con tal potencia de fuego?

En este momento, Alemania parece ser un aliado de Estados Unidos. Pero, ¿qué pasa si esta nación, nuestro archienemigo en la Primera y Segunda guerras mundiales, se vuelve contra nosotros en la próxima guerra?

Queremos confiar en Alemania, ¡pero la historia nos dice a gritos que no debemos hacerlo! Sin embargo, no solo equipamos a los alemanes con nuestras armas, sino que entrenamos a su fuerza aérea en bases estadounidenses tales como la base aérea Holloman, en Nuevo México.

Lo que está haciendo EE UU es absolutamente condenado por la Biblia. ¿Por qué? Porque es confiar en otras naciones en lugar de confiar en Dios.

El renacimiento de un imperio antiguo

He aquí porqué incluso el peor escenario que mencionó el escritor de Time, es como nada comparado con lo que está por suceder en realidad.

Estados Unidos ha olvidado lo que Alemania con Hitler a la cabeza, e Italia con Mussolini, hicieron en la Segunda Guerra Mundial. Pero este problema no solo se limita a la Primera y Segunda guerras mundiales. La combinación de Alemania e Italia es realmente el corazón del “Sacro” Imperio Romano, ¡el cual se ha levantado seis veces para causar derramamiento de sangre como ningún otro imperio en la historia! ¡Seis veces, hasta ahora!

La alianza de Alemania con Italia en contra de Estados Unidos y Gran Bretaña en la Segunda Guerra Mundial, hace apenas siete décadas, fue la sexta resurrección de esta destructiva combinación de iglesia-estado que ha durado siglos, conocida como el “Sacro” Imperio Romano.

Y ahora, este imperio está de regreso. El séptimo y último renacimiento de ese imperio ya se ha formado. Cuando sea el momento preciso, este se levantará una vez más como una terriblemente destructiva combinación iglesia-estado con armas nucleares, ¡y causará tal destrucción y muerte que uno casi no se puede imaginar!

Todo esto fue profetizado en la Biblia: las repetidas resurrecciones de este imperio, su sexta aparición en la alianza nazi-fascista, su actual levantamiento en la alianza europea liderada por Alemania, e incluso el tiempo que va a durar este resurgimiento y como terminará.

Es aquí donde la profecía bíblica en realidad tiene buenas noticias para nosotros: ¡porque la última resurrección de este imperio va a concluir con la Segunda Venida de Jesucristo!

¿Amigo o enemigo?

Boyden Gray, embajador de EE UU para la Unión Europea, dijo que Alemania es el “aliado más importante” de Estados Unidos. ¿Que él lo diga lo hace cierto? No de acuerdo a la profecía de la Biblia.

En la Biblia, Dios condena a Estados Unidos y Gran Bretaña (y otros descendientes modernos del antiguo Israel) por olvidarse de Él y halagar con dotes a sus “amantes”. Y hoy día, ¿qué nos encontramos haciendo? Armando a dos naciones belicosas, nuestros enemigos históricos, ¡con potencia de fuego nuclear! ¡Este es un error terriblemente peligroso!

En el libro del tiempo del fin de Ezequiel, Dios dice: “Y Ahola cometió fornicación aún estando en mi poder; y se enamoró de sus amantes los asirios, vecinos suyos (…) Por lo cual la entregué en mano de sus amantes, en mano de los hijos de los asirios, de quienes se había enamorado” (Ezequiel 23:5, 9). Todo este capítulo se refiere a Israel, aquí llamado Ahola, y a los judíos, llamados Aholiba, ¡tendiéndose ellos mismos la trampa de una de las traiciones más impactantes de la historia!

“Se enamoró de los hijos de los asirios sus vecinos, gobernadores y capitanes, vestidos de ropas y armas excelentes, jinetes que iban a caballo, todos ellos jóvenes codiciables” (versículo 12). Este es un país muy militarista, una nación con soldados impresionantes. Un embajador estadounidense podría llamarlos “nuestro aliado más importante”.

“Se enamoró de ellos a primera vista, y les envió mensajeros a la tierra de los caldeos. Así, pues, se llegaron a ella los hombres de Babilonia en su lecho de amores, y la contaminaron, y ella también se contaminó con ellos, y su alma se hastió de ellos” (versículos 16-17). En la actualidad “los babilonios” se refiere al Sacro Imperio Romano, el cual tiene a Alemania, Italia y el Vaticano en el núcleo.

Dios tiene una firme opinión respecto a estar intimando con “amantes” como ese. Es un asunto de confianza. Washington no tiene confianza en Dios para la protección, así que está confiando en otras naciones, en este caso, ¡una con una terrible historia! Hemos puesto seres humanos por delante de Dios. Dios condena al Israel moderno, especialmente a Estados Unidos, Gran Bretaña y a los judíos, porque ellos se han “olvidado de mí” (versículo 35). Ese es un error serio que estas naciones llegarán a lamentar.

Rearmando a Alemania

Cerca del final de la Segunda Guerra Mundial, Winston Churchill y Franklin Roosevelt presentaron un documento prometiendo que ellos nunca permitirían que Alemania se rearmara de nuevo. Ellos estaban motivados por su reciente experiencia y la larga historia de la guerra alemana, la cual en realidad se remonta hasta la antigua Asiria.

Esa promesa hace tiempo fue olvidada. ¿Sabe usted que actualmente Alemania está de hecho construyendo componentes necesarios para las armas nucleares?

El profesor Michel Chossudovsky escribió un artículo publicado por Global Research el 21 de marzo de 2013, titulado “Bélgica o Irán, ¿dónde está la amenaza nuclear? Los cinco ‘estados con armas nucleares no declarados’ de Europa”. En este él escribió: “Aunque Alemania no está clasificada oficialmente como una potencia nuclear, ésta produce cabezas nucleares para la Marina francesa. Alemania almacena ojivas nucleares (hechas en Estados Unidos) y tiene la capacidad de transportar armas nucleares. Además, la Compañía Europea de Defensa Aeronáutica y del Espacio (eads, por sus siglas en ingles) –una empresa conjunta franco-alemana-española controlada por Deutsche Aerospace y el poderoso grupo Daimler– es el segundo productor militar más grande de Europa, proveyendo misiles nucleares M51 de Francia”.

¡Esto es sorprendente! En el transcurso de una sola vida, hemos pasado de negar el derecho de Alemania a militarizarse otra vez, ¡a permitirle que construya cabezas nucleares!

¡Al comenzar la Segunda Guerra Mundial, Alemania e Italia causaron la muerte de más de 50 millones de personas! Ahora, porque nosotros creemos que estas naciones han cambiado, les hemos dado nuestras bombas nucleares. Pero, ¿realmente han cambiado esas naciones? ¿Estamos absolutamente seguros de que ellos nunca repetirán su pasado?

Muchos autores han mostrado que después de la Segunda Guerra Mundial, los Aliados gastaron solo dos años desnazificando a Alemania. Luego nos detuvimos y les dijimos a los alemanes que se desnazificaran ellos mismos. Ahora, basados en nuestra suposición de que ellos completaron la tarea, nos arriesgamos a la aniquilación nuclear.

La verdad es que al final de la Segunda Guerra Mundial, cuando ellos supieron que su derrota era inevitable, los líderes nazis comenzaron a prepararse para ir a la clandestinidad. Grandes corporaciones como Messerschmitt y Volkswagen se comprometieron a contratar algunos de los oficiales nazis de alto rango para que ellos pudieran continuar clandestinamente su plan para la dominación alemana hasta la Tercera Guerra Mundial.

¡Esa es historia documentada! En la década de 1990, la inteligencia de EE UU desclasificó esa información para que todos la vieran, ¡después de mantenerla vergonzosamente en secreto por 50 años!

Cuando se hizo pública la prueba de este plan secreto, Elan Steinberg del Congreso Mundial Judío dijo: “La pregunta central es si eso se ha llevado a cabo”. ¡Nosotros hemos mostrado repetidamente que sí lo fue! Hay elites en Alemania quienes nunca desistieron del plan de conquistar el mundo. Y ahora, ¡Estados Unidos ha entregado el control de parte de su armamento increíblemente poderoso a esta nación!

Esta es una política insensata, inclusive para los estándares normales del sentido común. Pero Dios ve esto como realmente es. Él dice que Estados Unidos y Gran Bretaña son peores que una prostituta: nosotros somos como una mujer que ha olvidado a su esposo y se ha convertido en una prostituta que le paga al cliente para que venga a ella (Ezequiel 16:33-34). ¡Así de abominable es esto para Dios!

La triste realidad es que cualquiera de los países que tienen esas bombas podría tomar control de estas armas por la fuerza y usarlas contra EE UU. Doscientas bombas nucleares están asentadas en países europeos, suficientes para destruir el mundo, ¡y la proliferación está aumentando!

Mateo 24:21-22 encapsula esta terrible realidad. Este dice que, a causa de todas las bombas nucleares y otras armas que están a punto de explotar, ninguna carne se salvará con vida, ¡a menos que Jesucristo regrese!

¡Pero la asombrosa noticia es que Cristo regresará! Él nos dejará experimentar el sufrimiento que hemos traído sobre nosotros mismos a causa de nuestros pecados. Pero tan seguro como esas siete resurrecciones del Sacro Imperio Romano que han venido a la escena exactamente de acuerdo a la profecía, y tan seguro como la profetizada Tercera Guerra Mundial que está a punto de llegar, nosotros podemos estar absolutamente confiados en que Él regresará.

Cuando esto suceda, esas bombas y toda la destrucción que ellas causan, serán destruidas para siempre. Jesucristo traerá la solución a este terrible problema. Usted puede comprobar esa verdad directamente en la Biblia.

¡Gracias a Dios por esa esperanza sin fin!