Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

Gettyimages 455966894b

(SASHA MORDOVETS/GETTY IMAGES)

El regreso de Rusia al estatus de superpotencia

Paso a paso, el gobernante de Rusia está restaurando su nación a su antigua grandeza. He aquí por qué prevemos que continuará logrando un éxito espectacular, y por qué el mundo debería tomar precauciones.

Durante una década después de la caída de la Unión Soviética en 1991, Rusia estaba mermada, derrotada y fuera de la corriente principal de los asuntos mundiales. Pero Vladimir Putin se convirtió en presidente en el año 2000, y desde entonces, Rusia ha cambiado drásticamente.

Putin ha llamado al colapso de la Unión Soviética la “mayor catástrofe geopolítica” del siglo xx. Se ha dedicado a revertir esa “catástrofe” y a restaurar Rusia a lo que él ve como su posición legítima como gran potencia mundial.

Putin impuso su control sobre los territorios en Georgia en 2008, y en 2014 anexó la península ucraniana de Crimea. Su esfuerzo por reconstruir partes del antiguo imperio soviético ha tenido éxito, y no ha terminado.

La reconstrucción del poder económico, político y militar de Rusia es una tendencia mundial crucial. La Trompeta espera que, en un futuro cercano, Rusia se vuelva notablemente aún más poderosa que la Unión Soviética.

También pronosticamos que el surgimiento de este gigante asiático contribuirá directamente a algunos de los eventos más catastróficos en la historia de la humanidad. La profecía bíblica es clara sobre el papel que jugarán Rusia y sus aliados asiáticos en la Tercera Guerra Mundial, la guerra más sangrienta que la humanidad jamás experimentará. Es debido a estas profecías irrefutables que la Trompeta observa e informa cuidadosamente sobre el resurgimiento de Rusia.

Una tendencia crucial relacionada que nosotros también estamos observando de cerca es la respuesta de Europa al ascenso de Rusia, que según la Biblia también jugará un papel importante en los eventos futuros.


Antiguos Estados soviéticos: 1) Estonia, 2) Letonia, 3) Lituania, 4) Bielorrusia, 5) Ucrania, 6) Moldavia, 7) Georgia, 8) Armenia, 9) Azerbaiyán, 10) Turkmenistán, 11) Uzbekistán, 12) Tayikistán, 13) Kirguistán, 14) Kazajistán

Un hombre fuerte se levanta

Antes de convertirse en presidente, Putin trabajó por 16 años como agente de la infame kgb—el brazo asesino del servicio secreto del gobierno ruso que sucedió a la policía secreta de Joseph Stalin.

En las elecciones parlamentarias de 2003, Putin combinó tácticas de la kgb con sus poderes presidenciales para manipular el proceso electoral a fin de garantizar la victoria de su partido. Esto le permitió cimentar el control sobre Rusia de una manera que recordaba la historia autoritaria de esa nación.

En los años posteriores, Putin ha liderado un régimen que controla sistemáticamente los medios nacionales, confisca empresas privadas, encarcela o asesina a opositores políticos, apoya a tiranos extranjeros y toma el territorio de otras naciones por la fuerza.

Desde el comienzo de su reinado, Putin también ha trabajado para controlar el activo más estratégico de Rusia: el petróleo. Al tomar el control sobre los vastos recursos de petróleo y gas de Rusia, Putin ganó una considerable influencia global. Algunos analistas dicen que su propiedad de facto de la energía rusa lo convierte no sólo en el hombre más rico del mundo actual, sino en una de las personas más ricas de la historia del mundo.


Vladimir Putin, magnate del petróleo y el gas, visita un laminador de tubos en Chelyabinsk. (Crédito: ALEXEY DRUZHININ/AFP/Getty Images)

En el invierno de 2005-06, Putin dio a conocer por primera vez una poderosa arma.

Ucrania se había rebelado recientemente contra Rusia al rechazar a un candidato pro-ruso a favor del pro occidental Viktor Yushchenko. El país se estaba alejando de la influencia de Rusia y dando pasos hacia la membresía en la Unión Europea, por lo que Rusia respondió.

A mediados del invierno, Moscú cerró los gasoductos hacia Ucrania y anunció que sólo reabriría el flujo cuando los ucranianos pagaran un precio mucho más alto. Ucrania no tuvo más remedio que ceder. El corte de gas también afectó a Europa—un recordatorio oportuno de que Rusia podría hacer pagar a los Estados europeos si se atrevían a enfadar al Kremlin.

“El mensaje a Occidente es claro: los días de desechar a Rusia como una fuerza agotada han terminado”.

— WASHINGTON TIMES, 19 DE AGOSTO DE 2007

A partir de ahí, la Rusia de Putin sólo se volvió más audaz y más beligerante. En 2007, una fuerte evidencia apuntaba a la participación rusa detrás de un ataque masivo y organizado de Internet en contra de Estonia. Fue etiquetado como el primer ataque cibernético de un Estado en contra de otro Estado en la historia. Más tarde en ese año, Putin anunció que la Fuerza Aérea Rusa reanudaría los vuelos de bombarderos nucleares al estilo de la Guerra Fría en el espacio aéreo internacional. Ese verano, los bombarderos rusos ingresaron al espacio aéreo sobre el Reino Unido y también volaron en un trayecto de cruce hacia la base militar estadounidense en Guam. “El mensaje a Occidente es claro: los días de desechar a Rusia como una fuerza agotada han terminado”, escribió el Washington Times (19 de agosto de 2007).

Rusia también aumentó su poder a través de ventas estratégicas de armas, cortejando a naciones de Asia, Suramérica e incluso a Oriente Medio.

En diciembre de 2007, después de una elección parlamentaria que consolidó aún más poder bajo Putin, rechazó oficialmente el Tratado de las Fuerzas Armadas Convencionales en Europa. Por lo tanto, los europeos ya no tenían ninguna garantía de que Rusia no desplegaría miles de tanques en sus fronteras orientales.

Todos estos fueron movimientos alarmantes, pero 2008 parecía el final para Putin—al menos para algunos. Según la Constitución rusa, el presidente estaba limitado a dos períodos consecutivos en el cargo. Putin no podría continuar como presidente más allá de las elecciones de 2008 sin cambiar la ley. Entonces, él cambió de cargo. Se convirtió en primer ministro, manteniendo el poder, con Dmitry Medvedev, más o menos un títere, asumiendo la presidencia. Putin permaneció en el Kremlin, continuó presionando sus políticas autoritarias y luego regresó a la presidencia en 2012.


Una columna de vehículos blindados rusos se alinea en la frontera entre Rusia y Georgia el 23 de agosto de 2008. (Crédito: DMITRY KOSTYUKOV/AFP/Getty Images)

Expansión geográfica: Georgia y Ucrania

En agosto de 2008, Rusia atacó a la exrepública soviética de Georgia e impuso el control de aproximadamente una quinta parte del territorio de Georgia. Las regiones de Osetia del Sur y Abjasia se convirtieron de hecho en partes de Rusia.

Las acciones violentas de Rusia en Georgia son fáciles de entender a la luz de la historia reciente en los Balcanes, específicamente en Kosovo. Allí, Rusia sintió que las naciones occidentales habían declarado esencialmente la guerra al promover las ambiciones europeas a expensas de los aliados rusos. La invasión de Georgia fue la represalia de Rusia.

Pero Rusia no se detuvo allí.

Justo después de que Rusia usó la fuerza militar para invadir Georgia, el redactor jefe de la Trompeta, Gerald Flurry, escribió lo siguiente en la edición de octubre de 2008: “El ataque de Rusia contra Georgia en agosto, marca el comienzo de una nueva peligrosa era en la historia. Éste fue el primer ataque militar de una superpotencia asiática en ascenso, ¡y habrá más! (…) ¿Se producirá una crisis en Ucrania? Esa área es el granero de Rusia, y seguramente también está dispuesta a hacer la guerra por esa causa”.

El ataque de Rusia contra Georgia en agosto marca el comienzo de una nueva peligrosa era en la historia. Éste fue el primer ataque militar de una superpotencia asiática en ascenso, ¡y habrá más! (…) ¿Se producirá una crisis en Ucrania? Esa área es el granero de Rusia, y seguramente también está dispuesta a hacer la guerra por esa causa.

— GERALD FLURRY, OCTUBRE DE 2008 TROMPETA



El tiempo demostró que el pronóstico fue impresionantemente preciso.

Durante varios años, Ucrania había estado trabajando para unirse a la Unión Europea. En 2009, se unió al programa de la Asociación Oriental de Europa y trató de usarlo como un trampolín hacia la UE. El presidente ucraniano, Víctor Yanukovich, planeaba firmar un acuerdo el 29 de noviembre de 2013, marcando una integración más profunda con la UE. Pero el 21 de noviembre, Yanukovich anunció abruptamente que después de todo no lo firmaría. Muchos analistas se sorprendieron. ¿Por qué el presidente ucraniano hizo un giro de 180 grados tan dramático?

¡Por causa de Rusia! A fines de noviembre se supo que a principios de mes Yanukovich había volado en secreto a Moscú para reunirse con Putin. Aparentemente en esta reunión secreta, Putin acordó dejar de presionar económicamente a Ucrania y ofreció a Yanukovich algunas recompensas financieras que lo ayudarían a aferrarse al poder si se retiraba del acuerdo con la UE.

“La presión sin precedentes de los rusos fue el factor decisivo”, dijo el ex presidente e intermediario polaco Aleksander Kwasniewski.

Ucrania parecía estar a camino de convertirse en miembro de la Unión Aduanera de Rusia. Pero cuando el gobierno ucraniano hizo este cambio radical, muchos ucranianos se sintieron traicionados y oprimidos. Temían el creciente autoritarismo de Rusia y la corrupción de su propio gobierno, por lo que organizaron protestas masivas.


El pueblo de Crimea celebra el unánime voto parlamentario de Rusia para ratificar un tratado que incorpora la península al territorio ruso en marzo de 2014. (Crédito: VIKTOR DRACHEV/AFP/Getty Images)

Los ucranianos protestaron hasta que Yanukovich huyó del país. Putin puede no haber esperado este resultado, pero utilizó la agitación para avanzar aún más en su objetivo. Se centró específicamente en la República federal de Crimea, que era una región semi autónoma de Ucrania. Después de desplegar agentes encubiertos para desestabilizar Crimea, organizó un referéndum que aparentemente permitiría al pueblo de la península decidir si querían regresar a la Madre Rusia o no.

En verdad, la ley ucraniana prohíbe inequívocamente cualquier referéndum. Pero nadie se opuso a Putin para detener el ficticio referéndum. Entonces, el 18 de marzo de 2014, Crimea se convirtió en una parte oficial de Rusia.

Putin había vuelto a dibujar literalmente las fronteras de Europa.


Rusia ha regresado

Putin continúa haciendo todo lo posible por evitar que Georgia, Ucrania y todos los demás países exsoviéticos desarrollen vínculos más estrechos con Europa. También expulsó a Estados Unidos de su patio trasero en 2013 al presionar a Kirguistán para que los expulsara de la Base Aérea de Manas, que era la última base militar estadounidense que quedaba en Asia Central.

La profunda participación de Rusia en Oriente Medio ha ayudado al brutal régimen sirio a retener el poder y ha sido fundamental para permitir que Irán continúe buscando tener armas nucleares.

A nivel nacional, Putin ha transformado a los medios rusos en una máquina de propaganda. Ha frenado severamente el poder de la democracia y ha castrado al parlamento de Rusia. Bajo el reinado de Putin, Rusia también está transformando su máquina militar en una fuerza moderna y tecnológica del siglo xxi.

Con todas estas tácticas de mano dura, el presidente Putin no sólo ha vuelto a poner a Rusia en la jugada como potencia mundial, sino que también ha asegurado su posición al frente de la nación.



Con todas estas tácticas de mano dura, el presidente Putin no sólo ha vuelto a poner a Rusia en la jugada como potencia mundial, sino que también ha asegurado su posición al frente de la nación.

Y no olvide: Rusia tiene un arsenal nuclear increíblemente vasto y ha declarado públicamente que las armas nucleares siguen siendo clave para la estrategia de defensa de la nación. ¡Moscú incluso ha dejado en claro que no es contrario a la posibilidad de lanzar ataques preventivos para defender sus intereses!

Los expertos nos dicen que una vez que comience una guerra nuclear, no podrá ser detenida.

Nuestro mundo se está acercando a la locura nuclear, precisamente como Jesucristo profetizó hace casi 2.000 años: “Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados” (Mateo 24:21-22).

Si una guerra nuclear comienza, y si no es interceptada por algún poder superior, ¡ninguna persona o animal sobrevivirá en la Tierra!


Un ejército de 200 millones de hombres

La Biblia nos advierte que esperemos a un gran potencia surgiendo de Oriente; lo llama “los reyes del oriente” (Apocalipsis 16:12). Alrededor del año 90 d. C., el apóstol Juan registró una asombrosa profecía sobre este bloque de poder oriental: “Y el número de los ejércitos de los jinetes era doscientos millones. Yo oí su número” (Apocalipsis 9:16).

¡Eso significa que esta fuerza asiática tendrá un ejército de 200 millones de hombres! Eso es más gente de la que vivía en el mundo cuando esa profecía fue registrada. Ésta es una profecía del tiempo del fin que seguramente veremos cumplida muy pronto.

La Biblia da algunos detalles importantes sobre este numeroso ejército jamás reunido en la Tierra, incluso que tendrá un país líder: Rusia.

Una profecía en Ezequiel 38 dice: “Vino a mí palabra de [el Eterno] diciendo: Hijo de hombre, pon tu rostro contra Gog en tierra de Magog, príncipe soberano de Mesec y Tubal, y profetiza contra él” (Ezequiel 38:1-2).

Los eruditos generalmente están de acuerdo en que “Gog” es Rusia y que “la tierra de Magog” incluye a China. Los descendientes de Mesec y Tubal han estado juntos a lo largo de la historia. En las historias asirias y griegas, Mesec aparece como Musku, Muski o Mushki, todos nombres relacionados con la ortografía rusa de Moscú, como se puede leer en la Enciclopedia Bíblica Internacional Estándar. ¿Y qué decir de Tubal? En el lado oriental de los Montes Urales se encuentra la ciudad de Tobolsk, llamada así por el río Tobol, derivado de Tubal. Tobolsk fue una vez la sede del gobierno ruso sobre Siberia y era considerada básicamente la capital asiática de Rusia.

Otro pueblo ruso es mencionado en Ezequiel 38:2. Existe controversia sobre cómo la palabra hebrea rosh en este versículo debe ser traducida. La versión King James usa el adjetivo “jefe”. Pero la interpretación correcta (usada por Moffatt, New King James y otros) usa la palabra no como un adjetivo, sino como un nombre propio: Rosh. Por lo tanto, ese versículo debería leerse, “el príncipe de Rosh, Mesec y Tubal”.

Rosh era el antiguo nombre de Rusia, anteriormente llamada Rus. Muchas enciclopedias y comentarios (como el Comentario Jamieson, Fausset y Brown) lo reconocen. Entonces, ¿quién es este “príncipe” de Rusia, Moscú y Tobolsk? El uso de los tres nombres indica que éste es un gobernante individual de todos los pueblos de Rusia, de oriente a occidente.

¡Esto prueba que Rusia será la nación líder de este masivo bloque de poder de “reyes del oriente”! Esa es la razón por la cual la Trompeta observa el regreso de Rusia al estado de superpotencia tan atentamente.

También es vital notar que “reyes” está en plural en la frase “reyes del oriente”. Esto diferencia este bloque de poder del “rey del norte” y el “rey del sur”, que también están profetizados en la Biblia. La pluralización significa que, aunque Moscú estará a la cabeza del bloque, Rusia dependerá de su alianza con otros países asiáticos, en particular uno que es el más poderoso y más poblado: China.

Dado que Ezequiel señala que China es el principal aliado de Rusia en este bloque, la Trompeta también observa e informa cuidadosamente sobre la floreciente asociación de Rusia y China.

Un notable pasaje en Daniel 11 muestra cómo el eje de los “reyes del oriente” liderados por Rusia ¡será un factor en la Tercera Guerra Mundial! “Pero al cabo del tiempo el rey del sur [ésta es una potencia islámica radical de Oriente Medio, dirigida por Irán] contenderá con él; y el rey del norte [un Sacro Imperio Romano europeo revivido, dirigido por Alemania] se levantará contra él como una tempestad, con carros y gente de a caballo, y muchas naves; y entrará por las tierras, e inundará, y pasará. Entrará a la tierra gloriosa, y muchas provincias caerán... Pero noticias del oriente y del norte lo atemorizarán, y saldrá con gran ira para destruir y matar a muchos” (versículos 40-44).

El jefe de un Sacro Imperio Romano revivido escuchará noticias preocupantes del oriente y del norte. ¡Estas noticias vienen después de que el rey del sur ha sido destruido, y provienen del eje asiático, liderado por Rusia! El Sacro emperador Romano quedará preocupado con lo que están haciendo los rusos y los chinos.

Antes de esto, al principio de la Gran Tribulación, este emperador habrá estado cooperando con el eje asiático liderado por los rusos a fin de asediar económicamente a las naciones anglosajonas. Pero quizás escucha rumores de que el eje asiático planea invadir América del Norte y conquistarla por sí mismo. Independientemente de cuáles sean las “noticias” exactamente, ¡la Biblia es clara en cuanto a que las noticias sobre el profetizado eje asiático liderado por Rusia llevarán que el Sacro Imperio Romano salga con gran ira para destruir!


Todo de acuerdo al plan

Hoy, el nerviosismo de Europa está aumentando por causa del comportamiento cada vez más agresivo de Rusia. Este nerviosismo nos da un destello sobre una aterradora profecía bíblica. ¡Todo se está levantando ahora—en este momento—para un cumplimiento espectacular! Estos eventos en Rusia y Europa se están cumpliendo de acuerdo al plan maestro de Dios.

Herbert W. Armstrong, el redactor jefe de La Pura Verdad, precursora de la Trompeta, profetizó que el ascenso de Rusia y su agresión serían un factor clave que llevaría a las naciones europeas a unirse. Él escribió: “Lo que Rusia está haciendo será la chispa que unirá a los jefes de las naciones de Europa con el Vaticano para formar unas ‘Naciones Unidas de Europa’” (carta a los colaboradores, 23 de enero de 1980).

Unos años después de que eso fue escrito, la Unión Soviética que Rusia estaba liderando, colapsó. Después de ese colapso, puede haber sido fácil descartar la profecía del Sr. Armstrong. Pero hoy, ¡Rusia ha regresado! Y el liderazgo ruso está decidido a restaurar su poder y gloria, lo que está acelerando la unificación de Europa, ¡tal como el Sr. Armstrong dijo que pasaría!

Él sabía que eso sucedería porque su pronóstico se basaba en la palabra segura de la profecía bíblica, incluyendo los pasajes específicos de las Escrituras mencionados anteriormente.

Incluso el pueblo ruso no entiende por qué su nación ha regresado al centro de los eventos mundiales. Pero usted puede saberlo, si entiende la Biblia y observa los eventos mundiales (Lucas 21:36).

Los eventos mundiales datan las profecías de la Biblia y revelan dónde estamos en el marco de tiempo general. Un gobierno ruso más poderoso y dictatorial está en la escena, y usted necesita saber hacia dónde se dirige. Ese poder podrá desafiar a Europa cuando nadie más pueda hacerlo—incluyendo a Estados Unidos. La UE se convertirá en la mayor superpotencia del mundo. Eso es lo que dice la profecía bíblica.

Un gobierno ruso más poderoso y dictatorial está en la escena, y usted necesita saber hacia dónde se dirige.



La economía y la demografía rusas están en problemas. Se está acabando el tiempo en su oportunidad de forjarse una posición de importancia duradera. Su ejército convencional y su arsenal nuclear están envejeciendo rápidamente, aunque Moscú está gastando enérgicamente para actualizar sus armamentos. Las tasas de natalidad demográficas están cayendo en picada. ¡Vladimir Putin y el Kremlin se están quedando sin tiempo para restaurar a Rusia al estado de gran imperio! Éste es el momento de Rusia. Estados Unidos está presionando a Rusia, esperando que la naturaleza siga su curso y el poder ruso disminuya. Pero usted puede estar seguro de que Rusia atacará violentamente en lugar de desvanecerse silenciosamente en la oscuridad.

¡La profecía bíblica dice que esto realmente sucederá!

No espere que Rusia salga de los titulares. De hecho, espere que Rusia intensifique sus esfuerzos para restaurar el imperio soviético. Es probable que esto signifique forjar vínculos más estrechos con China y otras naciones asiáticas y llegar a un acuerdo importante con Alemania y Europa, que aborde las vulnerabilidades, tanto europeas como rusas. Espere que Rusia continúe muy activa en la defensa y ampliación de su periferia. Cuente con que Ucrania, o al menos sus regiones orientales, continúen gravitando hacia Moscú. Es muy poco probable que veamos a la otan expandirse mucho más hacia el oriente.

Las naciones no saben adónde conducen estos eventos. Pero detrás de éstos hay un poder invisible que garantiza que se cumpla un plan maestro. Dios nos ha dado una advertencia notablemente detallada en la profecía bíblica de cómo estos eventos culminarán en un espectacular choque global. ¿Prestará usted atención? 


¿QUIÉN ES EL ‘PRÍNCIPE DE ROSH’?

La Biblia profetiza el futuro de los descendientes de Mesec y Tubal, el “príncipe de Rosh” y la tierra de Gog (Ezequiel 38). Las historias antiguas y las referencias modernas relacionan a Mesec y Tubal con Moscú y Tobolsk, y la tierra de Gog con Rusia. ¿Podría el príncipe de Rosh ser el presidente ruso Vladimir Putin? Compruebe la profecía por usted mismo: solicite su copia gratuita de El ‘Príncipe de Rusia’ profetizado, de Gerald Flurry.