Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

Kod es 04 04

El Misterio de los Siglos

La Llave de David con Gerald Flurry (transcripción)

Acabamos de ver la mitad sur de California con incendios record. Y desde luego eso va aumentarles en mucho su déficit. Y vemos el gobierno federal con un déficit record de más de 7 billones hasta ahora. Estamos viendo unos problemas enormes en Estados Unidos quien junto con Gran Bretaña están atascados en una guerra en Irak. Y el pueblo está muy dividido por esa guerra. Ese es otro problema grave que estamos teniendo que enfrentar. Y también apoyamos a los judíos en Oriente Medio en su lucha contra el terrorismo. Pero, ¿no están realmente perdiendo esa guerra? Y ese va a ser un grave problema no solamente para Estados Unidos sino para la mayoría del mundo.

Y ¿Cómo vamos a resolver todos estos graves problemas? Y son ENORMES problemas y sin embargo todos tienen solución. Siempre existe una solución si sabemos en donde encontrarla. La solución, por supuesto, está explicada en la Biblia. Y allí está muy claro que podríamos resolver todos estos problemas. Pero la Biblia es un misterio; es un misterio para este mundo. No es comprendida por la religión, ni la ciencia la explica, ni la educación la enseña. La gente simplemente supone que la Biblia dice esto o aquello, y en realidad no saben lo que la Biblia dice realmente.

Pero lo que necesitamos hacer es remover el misterio de la Biblia. ¿Cómo podemos hacerlo? Si realmente entendiéramos la Biblia, ella misma dice que debería llenarnos de gozo si realmente la entendiéramos. Pero Dios no es real para la mayoría de la gente y la Biblia en realidad no tiene sentido para ellos. Pregúntele a la gente sobre la Biblia que si tiene sentido, háganles preguntas y les aseguro que obtendrán respuestas muy confusas.

Y hoy quiero hablarles de un libro titulado El misterio de los siglos, este es un gran libro, escrito por Herbert W. Armstrong, y que tiene el siguiente subtítulo: Se ha preguntado alguna vez: “¿Quién soy yo? ¿Qué soy yo? ¿Por qué estoy aquí? Usted es un misterio. El mundo a su alrededor es un misterio. ¡Ahora usted sí puede entender!

Ahora... sí puede entender con este libro. Miren... le digo a usted, como persona o a toda la nación, que sí pueden entender la Biblia, y me estoy refiriendo a un libro que está siendo decodificado, pues la Biblia es un libro codificado.

Pero, ¿Acaso no tiene sentido para usted? ¿No le parece lógico que, en este tiempo del fin, cuando el problema número uno es la supervivencia humana, deberíamos ser capaces de investigar en la Biblia y encontrar la solución? ¿No tiene sentido que Dios quisiera que entendiéramos lo que nos está sucediendo? ¡Y cuál es la causa de todos estos problemas que enfrentamos y del problema de la aniquilación humana! Esto es lo que nos enfrentamos.

Quiero leerles el título de los capítulos de este libro o los siete misterios y decirles que estos misterios han desconcertado al mundo. Fíjense en el capítulo uno: ¿Quién y qué es Dios? ¿Quién y qué es Dios? La gente no lo entiende. Ellos piensan que sí, pero la verdad es que no.

Capítulo dos: El misterio de los ángeles y los espíritus malignos. ¿Qué hay sobre los ángeles y los espíritus malignos? ¿Realmente rondan por ahí? ¿Cree usted eso? Bueno, la Biblia habla mucho de ello, pero es un misterio para la mayoría de la gente, bueno, para casi toda.

Capítulo tres, el tercer misterio: El misterio del hombre. ¿Cuál es el propósito del hombre? ¿Por qué estamos en la Tierra? ¿Cuál es nuestro propósito? ¿Es solo buscar placeres y luego morir y eso es todo? Bueno, un animal puede tener esa clase de placer y propósito. Pero nosotros somos más que un animal, y voy a demostrárselos.

El número cuatro: El misterio de la civilización. No comprendemos las civilizaciones del mundo, ni cuál es su origen, ni por qué tenemos todos estos problemas, que sencillamente no podemos resolver.

El misterio número cinco: El misterio de Israel. La Biblia es un libro acerca de Israel. ¿Hay alguno que sepa algo de Israel hoy día? Es decir, ¿Qué sabe usted acerca de Israel? Bueno, tenemos un libro que se lo explicará y está disponible. Pero la Biblia es un libro acerca de Israel, y la gente no sabe ni siquiera en donde está Israel hoy día.

El número seis: El misterio de la Iglesia. ¿Cuál es el propósito de la Iglesia? ¿Cuál se supone que es el papel de la Iglesia? Dios dice que ella tiene el trabajo más importante sobre la Tierra. ¿Y cuál es?

Y el número siete: El misterio del reino de Dios. Y les diré que son siete misterios enormes que han confundido y frustrado a la humanidad en toda su historia.

El Sr. Armstrong, como ya mencioné, es el autor del libro, El misterio de los siglos, y queremos obsequiárselo gratis. Él dijo que era el libro más importante que alguna vez escribiera en su vida y también creía que era el libro más importante en el mundo, después de la Biblia. De hecho, este libro resume toda su obra, y lo publicó seis meses antes de su muerte que fue el 16 de enero de 1986. Pero después de tres años, la Iglesia que él fundó decidió no imprimirlo más, y un grupo de nosotros no estaba de acuerdo con eso y decidimos imprimirlo por nuestra cuenta, por lo que fuimos demandados y tuvimos que ir a la corte. Ellos querían que el libro ya no se imprimiera. Entonces fuimos a corte con ellos y ahora hemos ganado los derechos de autor de este libro y otros 18 libros y folletos escritos por el Sr. Armstrong.

Ahora, la pregunta que me gustaría hacerles hoy, es por qué, si nosotros invertimos varios millones de dólares luchando legalmente en corte para ganar ese libro así como otros libros y folletos, varios millones de dólares para ganar esos libros y especialmente este libro, ahora se lo queremos dar gratis. ¿Por qué haríamos eso? Bueno, creemos que después de que lea este libro, usted mismo va descubrir el valor que tiene, si de verdad lo estudia, y va a remover todo el misterio de su Biblia. ¡Aunque usted no lo crea! Así de importante y poderoso es este libro.

Así que, examinemos más en detalle estos misterios. Voy a extenderme lo más que pueda en esta ocasión. Puede ser que tenga que hacer otro programa o dos sobre este tema, pero quiero hablarles de estos siete misterios que han confundido, frustrado y desconcertado a la humanidad a través de toda su historia, porque son misterios que en realidad no deberían ser misterios, pero lo son.

El primer misterio es ¿Qué y quién es Dios? Y como lo dije, esa es una pregunta que no es respondida por la religión o la ciencia o la educación. Y ahora estamos enfrentando el peor sufrimiento jamás en la Tierra; el peor sufrimiento y los problemas más grandes que la humanidad haya enfrentado jamás; y no sabemos cómo resolverlos. No sabemos.

Y bueno, si hay un Dios amoroso, pues vamos, si hay un Dios amoroso y nosotros lo conocemos, entonces seguramente podremos resolver esos problemas. Ahora, si no hay Dios, está bien, ustedes pueden creer eso si quieren; pero yo puedo comprobarles que en realidad es muy fácil saber que Dios existe y que está vivo, y que está tratando de enseñarnos unas lecciones importantes.

Él quiere quitarle el misterio a la Biblia, y eso aplica a usted individualmente o colectivamente (no hay diferencia), aplica a toda la nación.

Pero la humanidad es la causa de todos estos problemas. Nos hemos echado encima estos problemas porque algo anda mal con el hombre y la Biblia nos dice lo que tenemos que hacer para resolver nuestros problemas; primero tenemos que cambiar la naturaleza humana, Eso está muy claro en la Biblia.

Pero fíjense, un poco de lógica debería decirnos que si hay un Dios creador que vive, Le gustaría ayudarnos a resolver esos problemas; y pueden ir a cualquier institución en este mundo y no pueden darles una respuesta a estos misterios. Ellos no pueden resolverlos pues son enormes problemas, pero necesitamos resolverlos o nos van a abrumar.

¿Hay una voz clamando en este mundo? ¿La hubo en el reciente pasado? ¿Una voz clamando en este mundo, diciéndonos cómo salir de la demencia... la demencia del mundo? usted sabe que cuando ve a su alrededor, honestamente ve lo que está sucediendo en el mundo y que hay serios problemas que deberíamos poder resolver. Y los vamos a resolver a su tiempo, pero primero va a haber mucho sufrimiento a menos que escuchemos a Dios y a Su mensaje. Estos problemas van a ser solucionados.

Déjenme darles un ejemplo, una historia que el Sr. Armstrong tuvo cuando fue a conocer el primer ministro de la India, Indira Gandhi: Mientras él iba en un taxi en Nueva Delhi, vio muchas vacas y bueyes alrededor y entonces le preguntó al taxista que si los animales no se alejaban mucho de sus casas. Y él respondió, “bueno sí, lo hacen”; y el Sr. Armstrong le preguntó, “bueno, ¿y el dueño cómo los encuentra?”; y el taxista se sonrió y dijo, “el dueño no los encuentra, ellos saben dónde está el dueño y regresan a casa; saben en dónde está su casa y su dueño y regresan”.

E inmediatamente el Sr. Armstrong recordó una Escritura que me gustaría leerles hoy. Está en Isaías 1: 2-4. Y dice: Oíd, cielos, y escucha tú, tierra… Estas son profecías del tiempo del fin.

Oíd, cielos, y escucha tú, tierra; porque habla [el Eterno]: Crié hijos, y los engrandecí, y ellos se rebelaron contra mí. El buey conoce a su dueño, y el asno el pesebre de su señor; [pero] Israel no entiende, mi pueblo no tiene conocimiento.

Mi pueblo no Me conoce, está diciendo.

Versículo 4 Oh nación pecadora… Hablándole a Israel, pueblo cargado de maldad… muy cargado y agobiado con iniquidad, pecado o anarquía (debería decir). Ellos están quebrantando la ley de Dios.

…generación de malignos, ¡hijos depravados! Dejaron a [el Eterno], provocaron a ira al Santo de Israel, se volvieron atrás.

Ellos se han olvidado de Dios. Uno no puede olvidarse de Dios si nunca lo conoció, así que la gente Lo conocía en cierto nivel. En el antiguo Israel, y desde luego que Israel es la única nación que alguna vez conoció a Dios y fue guiada por Él y tuvo una historia con Él, la única nación, y ellos abandonaron a Dios, lo abandonaron.

Dios no les ofreció salvación, pero sí le ofrece salvación a Israel espiritual, es decir la Iglesia. Pero en este tiempo del fin y esta es una profecía del tiempo del fin, Dios dice que se aplica específicamente a Su propia Iglesia, ¡a Su propia Iglesia! Ellos se han olvidado de Dios. Usted ve que ellos entienden lo espiritual y se les ha ofrecido la salvación, y sin embargo, espiritualmente hablando, Dios dice que ellos se han olvidado de Dios así como Israel antiguo lo hizo.

Tenemos un folleto sobre Isaías , y si usted lo desea puede solicitarlo gratis y comprobar esto por usted mismo.

Primero que todo, Dios envía este mensaje a Su propio pueblo. Y hemos ofrecido muchas veces nuestro libro “Los Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía”, que les probará quien es Israel, Estados Unidos y Gran Bretaña. Este libro se los comprobará. Y bueno, nosotros ganamos ese libro en su versión completa en la corte, y pues se lo estamos ofreciendo completamente gratis. Queremos que tenga estas preciosas verdades que no tienen precio. Y usted no puede ponerles precio, queremos dárselas gratis. Queremos que vea lo que la Biblia realmente dice; y qué gran regalo es si usted lo entiende y puede removerle todo el misterio.

Pero hay un panorama horroroso en Isaías 1: 2-4. Dios está diciendo que las naciones de Israel son menos inteligentes que un buey porque este reconoce a su dueño. Dios es nuestro dueño y creador. Y Él dice, ¡miren el torpe buey conoce a su dueño pero ustedes no me conocen a mí! Esto está ¡en la Biblia misma! Viene justo de la Biblia y está profetizado para este tiempo del fin. Sería bueno que pensaran en esto. ¿Conoce usted realmente a Dios? ¿Podemos ser más inteligentes que un buey o una vaca? Bueno, esta es la tragedia más grande en el mundo hoy, aunque la gente no se da cuenta; es la tragedia más grande que enfrentamos hoy.

Pero también quiero que vea que Dios está llamando a los habitantes de la Tierra, que la Tierra escuche esto. Ellos no le conocen; el mundo entero está engañado, como dice Apocalipsis 12:9 ¡Ellos no conocen a Dios!

Ahora bien, se suponía que Israel antiguo les enseñara acerca de Dios. Por eso Dios lo dice de esa manera. Él culpa específicamente a Israel; pero Él dice; miren, esto es para el mundo entero. Se suponía que Israel tenía que llevar este mensaje al mundo entero. Hoy día la Iglesia se encarga de eso. La verdadera Iglesia de Dios lleva este mensaje a todo el mundo, Es un mandamiento; este es un mensaje para todo el mundo y este libro es para el mundo entero. El mundo entero necesita saber lo que la Biblia significa y las respuestas a las más grandes preguntas que ellos han enfrentado en sus vidas. Deben de enfrentarlas y responderlas. Entonces, Dios quiso que este mensaje saliera a este mundo, a todo hombre, mujer y niño en la Tierra; esa era su intención.

Dios ha tenido problemas con la gente educada desde el comienzo; y Pablo tuvo problemas con ellos. Si se acuerdan de la historia en Hechos 17, él fue a los atenienses y ellos tenían un monumento para cada dios que usted pudiera imaginar, incluso tenían un monumento al dios ‘desconocido’. Y Pablo les dijo, “ese es el Dios del que les quiero hablar”.

En esencia, él estaba diciendo, “ustedes no conocen a Dios o no tendrían todos estos diferentes monumentos, ustedes no conocen al verdadero Dios”.

Esos eran filósofos eruditos y todo lo que hacían era hablar de filosofía y se pasaban toda su vida hablando; y Pablo dijo, “ustedes no conocen a Dios”.

Y tengo que decirles que tampoco la educación hoy día lo conoce. Mateo 13:15 dice que ellos cerraron sus mentes a Dios. Eso es lo que la Biblia dice. La gente educada lo ha hecho. Oh, ellos pueden decir que creen en la “primera causa”, o cualquier cosa que pudieran decir, pero Dios dice que a ellos no les pareció tener a Dios en su conocimiento (Romanos 1:28), y no solamente aplica a los educados.

Pero miren, también lean en Hechos 1:15 cuando Jesucristo vino a la Tierra ¿sabían ustedes cuantos conversos permanecieron con Él? ¡Ciento veinte! Ahora, Cristo y Dios no están tratando de salvar al mundo hoy. Él está dejando que aprendan las lecciones por el camino difícil. Él no está tratando de convertir al mundo. Después de todo, el Hijo de Dios solamente convirtió a 120 personas ¿tiene eso sentido? ¡Y eso es lo que sucedió! De hecho, Él habló en parábolas para que no pudieran entender, porque entonces se convertirían y Él los sanaría y después regresarían al mal camino de nuevo. Eso es lo que estaba diciendo.

Pero Dios dice en Isaías capítulos 40 y 41, Él dijo, miren, “Yo soy el Dios viviente. Yo creé todo, y el hombre no es nada y no puede hacer nada sin Mí”.

Eso es lo que Dios dice. Ahora, ese es el problema; ese es el gran problema. ¡El hombre no es nada y no puede hacer nada! Incluso Cristo mismo dijo: “No puedo hacer nada por mí mismo”.

Él sabía que necesitaba el Espíritu de Dios cuando era un ser humano en la Tierra para hacer cualquier cosa, y usted y yo no podemos hacer nada aparte de Dios. Nada.

Ahora, como ven, ahí es donde nos metemos en problemas. Los hombres no creen eso. ¡Ellos creen que pueden hacer mucho y que son realmente alguien! No son como niños ni como bebes y entonces Dios dice, “¡no puedo enseñarles porque no escucharán!” Y entonces Él dice, “muy bien, adelante, como un niño malcriado, vaya y aprenda de la forma difícil”.

Entonces eso es lo que Dios les permite hacer. Sin embargo, como ven, allí es donde yace el problema. Allí es donde está el gran problema.

Ahora voy a entrar al segundo misterio y lo cubriré tanto como pueda, éste trata del misterio de los ángeles y de los espíritus malignos. Si ven en Éxodo 25 notarán que había dos súper ángeles a cada lado del trono de Dios, y Dios los usó poderosamente, y los ángeles supervisaban y ahora cuidan de la Iglesia de Dios hoy día, y entonces ayudan a Dios en Su plan.

Pero ¿Por qué Dios creó a los ángeles? ¿Lo saben? ¿Por qué los hizo? Bueno, la Biblia dice que Él los creó para gobernar la Tierra y después al universo. Pero Lucifer y la tercera parte de los ángeles se rebelaron y Dios tuvo que utilizar un plan de reserva y Él se dio cuenta que esta Tierra y el universo no podía ser gobernados por nadie excepto por seres con el carácter de Dios mismo. Entonces Dios dispuso reproducirse a sí mismo en el hombre. Él se propuso reproducirse así mismo.

Fíjense lo que dice en Ezequiel 28:12 de Lucifer y lo que le sucedió. Versículo 12, en la última parte…Tú eras el sello de la perfección lleno de sabiduría y acabado de hermosura.

Bueno, Él estaba hablando acerca de un rey, y luego habló de este Satanás, el diablo que estaba detrás de él y eso es una cosa diferente. Él dice…Tú has estado en el Edén el huerto de Dios…

Ciertamente no habla acerca de un hombre, y luego dice…de toda piedra preciosa era tu vestidura; de cornerina, topacio jaspe crisolito, berilio y ónice; de zafiro, carbunclo, esmeralda y oro; los primores de tus tamboriles y flautas estuvieron preparados para ti en el día de tu creación.

Ahora, ¿qué significa eso? Bueno, quiere decir que Satanás, o Lucifer, fue creado con todas estas habilidades musicales, toda esa habilidad excepcional, genio en la música, y luego cuando él se rebeló lo pervirtió todo, y usted lo sabe. Ustedes pueden ver a su alrededor y pueden ver la música hoy día y todos los gritos, lamentos y gemidos, y los estados de ánimo desalentadores en esa música, y eso no viene de Dios. Déjenme decirles, esto viene de esta rebelión justo aquí.

Como ven, hubo un tiempo, hace algunos años, cuando nosotros habríamos dicho que la mayoría de la música que escuchamos hoy era degenerada. Yo creo que tenemos que enfrentar duras verdades algunas veces. Pero miren, ¿qué le hace a la moral de nuestra gente joven? Quizás todos necesitamos ver eso muy de cerca. Pero ¿piensan ustedes que ese tipo de música, la mayoría de música que ven y oyen en televisión, viene de Dios? Les digo que ésta es una gran parte del misterio.

Vamos a tener que entender al dios de este mundo (2 Corintios 4:4). Es el diablo; él es el dios de este mundo, no el verdadero Dios. Dios dice, “bueno, ¿ustedes quieren seguirlo a él? Adelante. Yo voy a dejar que vean a dónde los lleva”.

Y eso es lo que hemos hecho. Y les digo, nuestra música, nuestra moral son una desgracia delante de este mundo. Nuestros antepasados estarían asombrados de lo que está sucediendo en Estados Unidos hoy día, y yo creo, ustedes ven, que todos necesitamos entender eso.

Estos ángeles justos están ayudándole a Dios, pero Dios tuvo que reconocer que ellos no tenían el carácter para desarrollar y construir el universo entero, que es lo que Él creó para ellos. Y entonces el plan de reserva fue el hombre.

Versículo 14, déjenme leerlo rápido. , querubín grande, protector; …(Él cubría el trono de Dios) …yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste en medio de las piedras de fuego te paseabas. [Versículo 15] Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad… o sea, la falta de ley.

¡Iniquidad! ¡Desenfreno! Dios estaba dirigiendo, a Lucifer y la tercera parte de los ángeles, para desarrollar y embellecer esta Tierra, y quería que embellecieran el universo entero y que lo desarrollaran y lo mejoraran, pero se rebelaron. ¡En iniquidad y desafuero! Ellos no querían administrar la ley de Dios y el gobierno de Dios, y ser el gobierno de Dios en la Tierra, y entonces ellos lo pervirtieron todo... todo lo pervirtieron.

Yo les digo, hay un gran propósito aquí, y tengo más notas para hablarles de este tema, pero no tengo tiempo hoy.

Pero solo quisiera recordarles lo que dice en el primer capítulo de la Biblia en Génesis 1:26, dice… hagamos al hombre a nuestra imagen conforme a nuestra semejanza;…

Bueno, como ven, el hombre se ve como Dios. Él dijo, los animales fueron hechos de acuerdo al reino animal, pero el hombre fue hecho conforme a Dios y él luce como Dios con sus características. Pero Dios dice que él tiene que construir el carácter de Dios, a la imagen de Dios, eso es lo que esa expresión significa. Dios quiere reproducirse a sí mismo en el hombre, y darnos este potencial superior de gobernar la Tierra y el universo entero.

Ahora, desde luego, la gran pregunta es: ¿podemos hacerlo o seremos como Lucifer? ¿Podemos hacerlo? ¿Podemos cumplir ese gran llamamiento que Dios nos ha dado? Como ven, no somos animales. Fuimos creados a la imagen de Dios y ese es un gran misterio para el mundo. La gente en este mundo no entiende esto. La religión no lo entiende, pero usted puede entenderlo y debe entenderlo. Y yo voy a exponer más de estos misterios en otros programas.

Hasta la siguiente semana. Les habló Gerald Flurry, Adiós amigos