Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

201125 mideast%20deal 1272643209 alexwong%20getty%20copy

(ALEX WONG/GETTY IMAGES)

El error mortal en los acuerdos de paz de Oriente Medio

Los acuerdos entre árabes y judíos apuntan a la paz en esta región devastada por la guerra. ¿Pero están de acuerdo con la profecía bíblica? Estos nos dan un aviso anticipado de las acciones de alianzas específicas que ya se están formando.

A fines de 2020, en el espacio de cuatro meses el Estado judío de Israel habrá forjado acuerdos de paz con tres Estados árabes: Bahréin, Sudán y los Emiratos Árabes Unidos.

La rápida sucesión de acuerdos les ha dado a los judíos la sensación de que después de 70 años de ser considerados intrusos, finalmente están siendo aceptados. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, calificó estos acuerdos como un “giro histórico”.

Este logro incomparable en la diplomacia fue mediado por el presidente Donald Trump de EE UU, y debido a eso éste fue en gran medida ignorado por los medios de comunicación en EE UU. ¡Pero no así en Oriente Medio!

El presidente Trump dijo que está trabajando para el amanecer de un nuevo Oriente Medio. Ciertamente el progreso de Israel hacia la paz con las naciones árabes circundantes es un momento lleno de esperanza en un tiempo en el que todo el mundo busca esperanza. El pueblo judío ha orado por la paz durante miles de años, ¡pero nunca la tuvo!

El acuerdo de Israel con los E.A.U. fue nombrado “Abraham Accords” [los Acuerdos de Abraham], por la figura bíblica. El primer ministro Netanyahu habló sobre la esperanza para todos los descendientes de los hijos de Abraham: los israelíes de Isaac y los árabes de Ismael.

El Sr. Netanyahu conoce el precio de la guerra: su propio hermano fue muerto en la legendaria Operación Entebbe en 1976. ¿Por qué no deberían él y todos los demás buscar arduamente las bendiciones de la paz?

Todos queremos la paz. Pero, lamentablemente, estos pactos de paz recientes tienen un error mortal.

La profecía bíblica nos da una visión profunda de estos acuerdos. De hecho, predice que los árabes moderados se unirán, algo parecido a lo que estamos viendo ahora. ¡Pero está profetizado que no cooperarán con EE UU ni Israel!

Una profecía en el Salmo 83 expone una realidad oculta detrás de estos acuerdos de paz. Ya estamos en las etapas iniciales de su cumplimiento.

Hay otro socio en esta alianza profetizada de árabes moderados.

¿Un nuevo mediador en Oriente Medio?

Aunque el acuerdo entre Israel y los E.A.U. fue mediado por EE UU, el primer encuentro oficial entre los dos tuvo lugar en Alemania.

El 6 de octubre de 2020, los ministros de Relaciones Exteriores de Israel y los E.A.U. se reunieron con Heiko Maas, el ministro de Relaciones Exteriores alemán, en el Monumento del Holocausto en Berlín. Después de recorrer el monumento, el ministro de Relaciones Exteriores de los E.A.U. el jeque Abdullah bin Zayed Al Nahyah, escribió un mensaje en el libro de visitas en conmemoración de las “víctimas judías europeas del Holocausto”. Terminó el mensaje diciendo: “Nunca más”.

El Times de Israel informó que la visita fue un “paso altamente simbólico, que marca el cambio de actitud en el mundo árabe hacia Israel y los judíos”.

Maas calificó como “un gran honor que los ministros de Relaciones Exteriores de Israel y los Emiratos eligieran Berlín como el lugar para su histórica primera reunión”. Luego dijo: “La moneda más importante en la diplomacia es la confianza, y yo estoy personalmente agradecido de que ambos colegas estén poniendo esta confianza en Alemania” (énfasis mío).

Se podría ver la elección de esta ubicación como un signo del arrepentimiento árabe y alemán por sus pecados históricos contra el pueblo judío. Pero la profecía del Salmo 83 nos advierte que no aceptemos las apariencias superficiales.

De hecho, el encuentro entre Israel y los E.A.U. en Berlín es una señal de que Alemania está a punto de entrar en Oriente Medio de forma poderosa.

Alianza del Salmo 83

La mayoría de la gente piensa que los Salmos son sólo un libro de poesía encantadora. No es así. Algunos de los salmos son profecías, y algunas de ellas profetizan específicamente sobre nuestros días.

El Salmo 83 es una profecía del tiempo del fin que describe una alianza de Estados árabes moderados y una Europa unida dirigida por Alemania. Ésta nos da el contexto profético para comprender los acuerdos de paz de Israel con los Estados árabes, especialmente con la participación de Alemania. Y describe un acuerdo entre naciones, que no conduce a la paz sino a la guerra.

“Oh Dios, no guardes silencio; no calles, oh Dios; ni te estés quieto. Porque he aquí que rugen tus enemigos, y los que te aborrecen alzan cabeza. Contra tu pueblo han consultado astuta y secretamente, y han entrado en consejo contra tus protegidos” (versículos 1-3).

Los enemigos están conspirando, pero ¿contra quién? Contra Israel, la nación de Dios. Es vital saber, en este tiempo actual, quién es “Israel” en la profecía. El primer ministro Netanyahu habló de los israelíes y los judíos, ambos como descendientes de Abraham. Eso es cierto. ¡Pero lo que la mayoría de la gente no sabe es que Estados Unidos también desciende de Abraham! Jacob, el nieto de Abraham, tuvo 12 hijos, que engendraron las 12 tribus de Israel. Los descendientes modernos del antiguo Israel incluyen a los judíos, pero ellos son hijos de sólo una de esas 12 tribus, la cual es Judá. Las naciones modernas más prominentes, Gran Bretaña y EE UU, descendieron de José y de las tribus que surgieron de sus hijos Efraín y Manasés. (Hemos estado enseñando esta verdad durante más de 80 años. Para comprobarlo, solicite su copia gratuita del libro de Herbert W. Armstrong Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía).

De los enemigos de Israel, el Salmo 83 continúa: “Han dicho: Venid, y destruyámoslos para que no sean nación, y que no haya más memoria del nombre de Israel. Porque se confabulan de corazón a uno, contra ti han hecho alianza” (versículos 4-5). ¿Por qué se unen estos enemigos? ¡Para destruir completamente a Israel!

Los versículos 6 al 8 enumeran a los miembros de esta alianza: “Las tiendas de los edomitas y de los ismaelitas, Moab y los agarenos; Gebal, Amón y Amalec, los filisteos y los habitantes de Tiro; también el asirio se ha juntado con ellos…”.

Nunca se ha producido tal alianza en la historia. La Biblia Anchor explica que “La historia no cuenta ningún registro de crisis nacional cuando las naciones enumeradas en este salmo formaron una liga para acabar con Israel”. El Comentario de Lange está de acuerdo: “Las 10 naciones que se enumeran aquí como unidas contra Israel, nunca se mencionan en ningún otro lugar como enemigos aliados al mismo tiempo, con el propósito de aniquilar a Israel”. Esto es porque es una profecía de una alianza del tiempo del fin.

La clave para descifrar esta profecía, es saber quiénes son los actuales descendientes de estos pueblos. Y Dios en este tiempo del fin ha proporcionado esta clave. Basado en investigaciones bíblicas e históricas, y con la inspiración de Dios, Herbert W. Armstrong dio una buena idea general de a qué naciones corresponden estos pueblos hoy, identificando a los ismaelitas como Arabia Saudí y los Estados del Golfo, los agarenos como Siria, los filisteos como los palestinos; Gebal y Tiro como el Líbano, Moab y Amón como Jordania, y Edom y Amalec como Turquía.

Los Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Sudán corresponden a los ismaelitas en esta profecía. Esta lista incluye naciones árabes que están haciendo propuestas de paz con el Estado judío, y con los pueblos que actualmente están envueltos en esfuerzos para redefinirse a sí mismos y a sus gobiernos. El Salmo 83 predice a dónde conducirán los cambios significativos en esta región.

Aunque parezca que estas naciones se están alejando del radicalismo y la violencia, debemos mirar bajo la superficie. Después de todo, esta profecía revela que tomarán “consejos astutos”; o sea, un acorde sutil y astuto. ¡Esta profecía certera muestra que estas naciones se aliarán para tratar de borrar el nombre de Israel para siempre! ¡Eso es un odio intenso!

Con ayuda de Alemania

Note también que Asur, o Asiria, está en esa lista. Esto se refiere a la Alemania actual. (Lea “The Remarkable Identity of the German People” [‘La notable identidad del pueblo alemán’ en theTrumpet.com/7490 en inglés] y nuestro folleto gratuito Alemania y el Sacro Imperio Romano).

Este es un detalle impresionante. EE UU está negociando estos acuerdos entre Israel y los Estados árabes. Pero en esta profecía, EE UU no está negociando ni participando en la alianza; de hecho, ¡está siendo su objetivo! El principal aliado externo de estos Estados de Oriente Medio no será EE UU sino Alemania. Y otras profecías muestran que Alemania será la nación líder en un imperio europeo multinacional.

No es difícil imaginar cómo Oriente Medio podría pasar de EE UU, a Alemania haciendo un papel tan importante. EE UU está políticamente dividido y quiere salirse de los enredos externos. Mientras tanto, Alemania se está involucrando cada vez más en Oriente Medio.


Adolf Hitler se reúne con el Gran Mufti de Palestina el 12 de diciembre de 1941.
(Crédito: Photo 12/Universal Images Group/Getty Images)

La participación de Alemania en esta alianza puede parecer extraña. Pero esto no sorprenderá a los estudiantes de la historia del siglo xx. Alemania inició dos guerras mundiales, y durante la Segunda Guerra Mundial contó con el apoyo de la mayoría de las naciones árabes. Adolfo Hitler se reunió personalmente con el gran muftí de Jerusalén, Amin al-Husseini, quien lo ayudó a difundir propaganda pro-nazi. Hitler también agradeció la colaboración de Arabia Saudí. Lo que los unió fue su odio contra los judíos.

El Salmo 83 revela que Alemania se aliará una vez más con los árabes. Y muestra que su propósito será similar al de la Segunda Guerra Mundial. Alemania y los árabes querían destruir a los judíos; ¡de hecho, borrar el nombre de Israel!

Sin embargo, Israel parece ciego a los peligros de esta alianza.

El rey del sur

¿Entonces por qué las naciones árabes moderadas están haciendo acuerdos de paz con Israel? Un factor importante es la amenaza que ambos enfrentan: la República Islámica de Irán. Esto también es proféticamente significativo.

La gente quisiera ver los Acuerdos de Abraham como prueba de un nuevo amor entre los árabes del Golfo y el Estado judío. La realidad, como dijo Ghaith al-Omari, investigador principal del Instituto de Washington para la Política de Oriente Próximo, es que “Irán está en el centro de la convergencia de intereses entre Israel y los E.A.U., quienes lo ven como una amenaza existencial, y este paso reforzará el eje anti-iraní” (Hill, 13 de agosto de 2020).

Esta es una relación de conveniencia, arraigada en la necesidad de contrarrestar al Estado islámico radical de Irán.

La profecía bíblica revela que la amenaza iraní pronto será eliminada. Daniel 11:40-41 describe un choque colosal entre el “rey del norte” (la Europa dirigida por los alemanes) y el “rey del sur” (el islam radical dirigido por Irán).

El versículo 43 de esta profecía muestra que los aliados de Irán, en la guerra contra la Europa unida liderada por los alemanes incluirán a Egipto, Libia y Etiopía. Ninguna de estas naciones está incluida en la confederación del Salmo 83, ni tampoco Irán. Eso se debe a que se trata de una alianza rival aparte, de Oriente Medio.

Estos dos grupos de naciones ya se están formando, ¡uno liderado por Irán y el otro motivado básicamente por el miedo a Irán!

¡Lo interesante es que Alemania reconoce la misma realidad y tiene el mismo objetivo! ¡Y esto le da vida a la profecía de Daniel 11!

Esta es una relación de conveniencia,
arraigada en la necesidad de contrarrestar
al Estado islámico radical de Irán.

Este pasaje predice que Irán provocará a Alemania a la guerra, ¡y el imperio liderado por Alemania aniquilará la alianza liderada por Irán! Incluso describe el método específico que utilizará Alemania: “Pero al cabo del tiempo el rey del sur contenderá con él; y el rey del norte se levantará contra él como un [torbellino, dice la VKJ ], con carros y gente de a caballo, y muchas naves; y entrará por las tierras, e inundará, y pasará” (versículo 40).

Note la palabra torbellino. Mi folleto gratuito La estrategia secreta de Alemania para destruir a Irán explica cómo Alemania ya está planeando enfrentar a Irán y ganar de manera decisiva con una estrategia de “torbellino”. Un mapa en ese folleto muestra la presencia que tienen Alemania y sus aliados en Oriente Medio. Alemania tiene rodeados a Irán y sus aliados, ¡y rodeados, varias veces! Este posicionamiento estratégico permitirá una conquista rápida, repentina y como un torbellino contra Irán por parte de Alemania.

Después de aplastar a Irán, Alemania “entrará a la tierra gloriosa, y muchas provincias caerán…” (versículo 41). Alemania y sus aliados europeos entrarán en “la tierra gloriosa” (Jerusalén) no por la fuerza, sino bajo la apariencia de paz. La indicación aquí es que Israel realmente invitará a los alemanes a entrar porque creen que ya tienen paz con ellos.

Los actuales acuerdos de paz entre Israel y los Estados árabes están creando esa sensación de seguridad. ¡Pero Israel debería estar más consciente de la historia y la profecía!

¡Lo que les espera a los judíos a manos de esta alianza europeo-árabe es una de las traiciones más infames de la historia!

La fe de Abraham

Al cerrar el trato con los E.A.U., el primer ministro Netanyahu hizo referencia al Salmo 29:11 “… [el Eterno] bendecirá a su pueblo con paz”.

La pregunta es, ¿buscan la paz a la manera de Dios estos líderes mundiales? El Sr. Trump y el Sr. Netanyahu están hablando de Abraham, ¡pero no están hablando de lo que Abraham hizo ni cómo él vivió!

Abraham fue tan fiel y obediente que estuvo dispuesto a sacrificar a Isaac, el único hijo suyo y de su esposa, porque Dios se lo ordenó. Abraham puso toda su confianza en Dios. Por esto se le describe como el padre de los fieles (Romanos 4:19-22). Para tener verdadera paz, necesitamos la fe de Abraham.

En su propia vida, si usted imita el ejemplo de Abraham y sigue su fe, ¡puede tener una paz y esperanza que es un millón de veces mayor que lo que se está formando en Oriente Medio en este momento!

Tener relaciones pacíficas con otras naciones es una buena meta que perseguir, pero no a costa de no confiar en la protección de Dios.

Debemos buscar en la Biblia y ser enseñados por el ejemplo de fe de Abraham. Abraham acudió a Dios en busca de liberación como pocos hombres lo han hecho. Él luchó y derrotó a Asiria, los antepasados de la Alemania actual (Génesis 14). Si sólo siguiéramos el ejemplo de Abraham, Dios les daría la victoria a nuestras naciones hoy, y Él nos daría paz y seguridad.

Dios no ha cambiado desde los días de Abraham. Dios recompensará la fe (como la de Abraham) en una nación o un individuo. Por impresionante que sea la reconciliación de Israel con los árabes, la única forma de lograr la paz permanente, colectiva e individualmente es seguir la fe de Abraham y confiar en Dios.

Dios dice de la humanidad que, “No conocieron camino de paz…” (Isaías 59:8). ¡Durante toda la trágica historia de la humanidad, hemos demostrado que no conocemos el camino de la paz! ¡Sólo Dios lo conoce!

El resultado de nuestros esfuerzos equivocados por la paz es siempre el mismo. Dios profetiza que “los embajadores de paz llorarán amargamente” (Isaías 33:7). Esa declaración abarca a todos ellos. ¡A todos los embajadores de paz! La profecía bíblica revela que muy pronto —dentro de una década— ¡finalmente experimentaremos la paz mundial, la prosperidad y el gozo! ¡Pero la paz mundial no vendrá por esfuerzo humano! Vendrá a la Segunda Venida de Jesucristo. 


Kos Es E02

EL REY DEL SUR

El profeta Daniel escribió acerca de una futura confrontación entre el rey de norte y el rey del sur. ¡Estamos ahora en el tiempo donde estos dos importantes poderes están rápidamente levantándose! El rey del sur está provocando problemas incluso hoy. ¡Es crítico que usted sepa la identidad de este poder profetizado!