Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

200402 hungary%20viktor%20orban gettyimages 1180419021

AURELIEN MEUNIER/GETTY IMAGES

El Coronavirus trae el primer dictador a la UE

Un poderoso ejemplo de cuán rápido un hombre fuerte puede tomar el control en una crisis.

Una dictadura dentro de la Unión Europea solía ser impensable. Habíamos llegado al “final de la historia”. La democracia era la forma de gobierno definitiva, y era sólo una cuestión de tiempo antes de que todos la aceptaran.

Sin embargo Viktor Orbán, el primer ministro de Hungría se estableció ayer efectivamente como un dictador.

El parlamento de Hungría votó con una mayoría de dos tercios para concederle a Orbán poderes de emergencia casi ilimitados, durante un período de tiempo ilimitado. Él puede gobernar por decreto, suspendiendo cualquier ley que desee. El parlamento está cerrado; y las elecciones han sido canceladas. Cualquiera que difunda información considerada “falsa” puede ir a la cárcel durante cinco años.

Eso es suficiente para convertirlo en un dictador.

¿Y qué se necesitó para darle estos enormes poderes? Este lunes, Hungría tenía alrededor de 450 casos y 15 muertes de coronavirus.

La oposición trató de poner un límite de tiempo a sus poderes, pero eso fue rechazado. La única manera en que esos poderes serán removidos, es si el mismo Orbán renuncia a ellos. Orbán parece estar yendo por el mismo camino que el presidente ruso Vladimir Putin y el primer ministro turco Recep Tayyip Erdoğan ya han recorrido.

¿Abandonará Orbán voluntariamente estos poderes? En 2015, él declaró estado de emergencia por la crisis de migrantes y se atribuyó poderes más amplios. Sin embargo, aún no ha renunciado a esos poderes.

El Guardian escribió que la nueva ley le otorga “lo que equivale al gobierno de un sólo hombre en un estado de la UE”.

Incluso si la presión externa en forma de protestas masivas obligara a Orbán a devolver este poder una vez que la crisis haya terminado, esto sigue siendo una poderosa advertencia sobre la rapidez con la que un dictador puede asumir el poder durante una crisis.

El historiador y ex juez del Tribunal Supremo del Reino Unido, Lord Sumption, advirtió en el programa de la BBC, World at One: “El verdadero problema es que cuando las sociedades humanas pierden su libertad, no suele ser porque los tiranos se la hayan arrebatado. Suele ser porque la gente renuncia voluntariamente a su libertad a cambio de protección contra alguna amenaza externa. Y la amenaza suele ser una amenaza real, pero normalmente exagerada. Eso es lo que me temo que estamos viendo ahora”.

Eso es lo que ha pasado en Hungría.

Como escribí la semana pasada, ninguno de nosotros debe suponer que eso no nos puede pasar. Pero debemos estar especialmente vigilantes y observando lo que sucede en Europa.

Uno de los pronósticos más consistentes tanto en la revista la Trompeta como en nuestra predecesora, La Pura Verdad, es que un hombre fuerte alemán se levantará en Europa.

El jefe editor de la Trompeta, Gerald Flurry, emitió esa advertencia el primer año en que la revista fue establecida, y todos los años desde entonces.

“Si una verdadera crisis se desencadena, ¿clamarán los alemanes por un nuevo führer?”, preguntó él en el número de la Trompeta de diciembre de 1991. “¡Su Biblia dice que eso va a suceder! Esa crisis probablemente se desencadenará debido a un colapso económico en EE UU”.

Puede que a veces esa advertencia le haya parecido irreal. Quizás haya parecido muy lejana. Ya no debería ser así.

Ha habido señales de advertencia en Hungría desde hace algún tiempo. Orbán siempre ha tenido una personalidad de hombre fuerte, concentrando el poder en sí mismo. Características similares se están extendiendo por toda Europa. Y vea cuán rápida y fácilmente Hungría se deslizó en una dictadura.

Si a usted se le dificulta creer que la Biblia predice los eventos mundiales, entonces sólo mire cómo Europa se está moviendo en la dirección pronosticada en la Biblia.

“Este gobernante que llegará muy pronto podría literalmente ser llamado un rey”, escribe el Sr. Flurry en el folleto: Un líder alemán fuerte es inminente“Incluso si no es así, la Biblia le da esa etiqueta. Cuando la Biblia habla acerca de un rey, en la mayoría de los casos está diciendo que éste no es un gobierno democrático. Incluso si él no tuviera ese título, él va a liderar como un rey”. El Sr. Flurry explica que “el imperio europeo está a punto de volverse más autoritario”.

Europa se volvió mucho más autoritaria esta semana. Durante años, los expertos en relaciones internacionales han pronosticado que el mundo está en el camino hacia la democracia. Pero la Biblia ha pronosticado lo contrario. ¿Quién ha demostrado ser más preciso?

Si usted no está familiarizado con lo que la Biblia dice sobre el futuro de Europa, ahora es el momento de hacerlo. Un líder fuerte podría estar en escena muy pronto y él afectará su vida. Para saber cómo y qué dice la Biblia sobre él, lea nuestro folleto gratuito, Un líder alemán fuerte es inminente

LEAD_ES_AD