Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

Hologram%20on%20bible%20cover%203.920

Ilustración de la Trompeta/Gary Dorning

El corazón de la profecía para los últimos días

¡Es uno de los textos más misteriosos pero poderosos de la Biblia!

¡Apocalipsis 17:10 es una de las profecías más grandes en toda la Biblia! “Este versículo contiene el corazón de la profecía para estos últimos días”. Eso es lo que mi padre, Gerald Flurry, escribe en Daniel Unlocks Revelation [Daniel descifra Apocalipsis, disponible en inglés]. ¡El corazón de la profecía! La comprensión básica de la profecía de los tiempos del fin está encapsulada en este versículo único:

“[Y] son siete reyes. Cinco de ellos han caído; uno es, y el otro aún no ha venido; y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo”.

Cinco han caído, uno es, y otro aún no ha venido. ¿Qué significa esto? Para entender, primero examinemos la descripción general de Apocalipsis 17.

Un misterio: Babilonia la grande

“Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo diciéndome: Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas; con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación” (Apocalipsis 17:1-2).

En la profecía bíblica, una mujer simboliza una iglesia. ¡Este pasaje es sobre una religión o iglesia dirigida por Satanás! Es una iglesia que fornica con los reyes de la Tierra. Los versículos 4 y 15 muestran que esta mujer es fabulosamente rica y preside sobre muchas naciones que hablan diferentes idiomas. Ésta es una iglesia del mundo que mezcla religión con política. Ella es como una prostituta que vende a los gobiernos políticos su capacidad de influir en las personas a cambio de más poder. Ella gana con éxito influencia poderosa sobre grandes naciones.

“Y me llevó en el Espíritu al desierto; y vi a una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez cuernos” (versículo 3). Apocalipsis usa repetidamente el término “bestia” para simbolizar un poderoso imperio (p. ej., Apocalipsis 12 y 13). Imágenes relacionadas aparecen en Daniel 7. (Estos símbolos son explicados detalladamente por Herbert W. Armstrong en su folleto, ¿Quién o qué es la bestia profética?, que le enviaremos gratuitamente a su solicitud).

La bestia de Apocalipsis 13 representa el Imperio Romano. El versículo 3 señala que esta bestia fue herida pero luego sanada. Aunque el Imperio Romano fue invadido en año 476 d.C., fue sanado y resucitado en la Restauración Imperial de Justiniano en el año 554 d.C. De ese momento en adelante, la relación del imperio con la Iglesia Católica Romana lo hizo algo muy diferente.

Esta unión de iglesia y estado es conocida en la historia como el Sacro Imperio Romano. Y esto es específicamente lo que se describe en Apocalipsis 17. Las siete cabezas de esta bestia simbolizan las siete resurrecciones de este imperio a ocurrir. La imagen de una mujer montando a la bestia muestra que estas resurrecciones fueron guiadas por una iglesia.

“[Y] en su frente un nombre escrito, un misterio: babilonia la grande, la madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra” (versículo 5). El versículo 3 también señala que esta bestia está llena de blasfemias (al igual que Apocalipsis 13:1 y 6). Ésta es una gran iglesia falsa que dice ser cristiana, pero está inmersa en los misterios religiosos paganos de la antigua Babilonia. Es una religión universal de las costumbres y tradiciones babilónicas, cubierta con una apariencia de “adoración a Cristo”.

Esta iglesia también se llama la madre de las rameras. Cientos de iglesias hijas salieron de ella en protesta. Pero todas vinieron de ella. Las protestantes se pelean con ella por el derecho a gobernarse, pero sus enseñanzas y festivales paganos vinieron de la madre.

Esta profecía fue registrada hace 1.900 años, ¡sin embargo, describe perfectamente y en detalle lo que ha sucedido en los siglos desde entonces!

El nombre “Babilonia” significa confusión. La religión de Babilonia era conocida como una “religión de misterios”. Mire el mundo cristiano tradicional. Hay cientos y cientos de denominaciones, todas diferentes, y sin embargo, todas comparten el mismo origen (la misma madre y las mismas enseñanzas y festivales que se remontan al paganismo) y todas están envueltas en un manto de “cristianismo”.

Estamos acostumbrados al estado de cosas en el cristianismo tradicional. Pero pensándolo bien, ¡está lleno de confusión!

“Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús; y cuando la vi, quedé asombrado con gran asombro” (Apocalipsis 17:6). Esta iglesia tiene una historia muy oscura de perseguir e incluso matar a muchos de los que eran realmente cristianos. La Biblia profetizó esto hace 1.900 años, ¡y esa ha sido la historia desde entonces!

Las siete resurrecciones

“Y el ángel me dijo: ¿Por qué te asombras? Yo te diré el misterio de la mujer, y de la bestia que la trae, la cual tiene las siete cabezas y los diez cuernos” (Apocalipsis 17:7). ¡El detalle y la precisión en esta profecía son asombrosos! Sin embargo, ésta tiene a muchas personas perplejas y ellos suponen que el significado es incognoscible.

Pero, ¿por qué deberíamos asombrarnos? Dios abre estos misterios a los verdaderos cristianos que se someten a Él y dejan que la Biblia se interprete a sí misma. Como mi padre escribe en Daniel Unlocks Revelation [Daniel descifra Apocalipsis, disponible en inglés], ¡podemos entenderlo si juntamos las piezas y aceptamos los hechos!

“La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir a perdición; y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida, se asombrarán viendo la bestia que era y no es, y será” (versículo 8). La bestia simboliza el Imperio Romano. Sus siete cabezas simbolizan las siete resurrecciones de ese antiguo sistema bajo una gran iglesia falsa, el “Sacro” Imperio Romano.

El versículo 8 describe a esta bestia emergiendo del “abismo”. El versículo 9 compara las siete resurrecciones con las montañas. En otras palabras, la historia de este imperio tiene picos y valles. En The Outline of History [El esquema de la historia], H. G. Wells escribió: “El Imperio Romano se tambalea, se desplaza, es lanzado fuera del escenario y luego reaparece, y, si podemos llevar la imagen un paso más allá, es la iglesia de Roma la que desempeña el papel de mago y mantiene vivo este cadáver”.

Compare esas Escrituras con el panorama de la historia europea durante los últimos 1.500 años.

En el año 554 d.C. Justiniano (el emperador romano de oriente) reconoció la supremacía del Papa. ¡Y el viejo sistema Romano volvió a la vida, ahora como el “Sacro” [“Santo”] Imperio Romano! ¡La herida de Apocalipsis 13:3 fue sanada!

En el año 800 d.C., el Papa León iii coronó a Carlomagno como emperador de los romanos. El Papa incluso lo pronunció como “el emperador número 73 del cuarto imperio mundial”. ¡Él reconoció que ésta era otra resurrección del Imperio Romano, el cuarto sistema gobernante mundial de Daniel 7, Apocalipsis 13 y Apocalipsis 17!

En el año 936 d.C., Otto el Grande se convirtió en rey de las tribus alemanas unidas cuando fue coronado en Aquisgrán, la capital utilizada por Carlomagno. En el año 962 d.C., su ejército entró a Italia a petición del Papa Juan xii, quien estaba bajo asedio. Éste coronó en el Vaticano a Otto como sacro emperador romano. La revivida asociación de la iglesia y el estado dominó a Europa central.

En 1438, los monarcas de la dinastía de los Habsburgo revivieron el trono del Sacro Imperio Romano y lo ocuparon continuamente hasta 1740.

En 1804, con el Papa Pío vii presente, Napoleón Bonaparte se coronó emperador del Imperio Francés. Los territorios que conquistó incluyen los del Sacro Imperio Romano.

En 1870, Giuseppe Garibaldi revivió el Sacro Imperio Romano por sexta vez. Esta sexta resurrección culminó con el eje Hitler-Mussolini (1936–1945).

En 2019, ¡el mismo Sacro Imperio Romano está saliendo del abismo una vez más! Esta séptima resurrección ahora está tomando forma.

Uno es, el otro aún no ha venido

Ahora considere nuevamente este asombroso versículo: “y son siete reyes. Cinco de ellos han caído; uno es, y el otro aún no ha venido; y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo” (Apocalipsis 17:10).

Los cinco que “han caído” se extienden por un período de 1.260 años, tal como Dios profetizó en Apocalipsis 13:5. (Cuarenta y dos meses equivalen a 1.260 días. Números 14:34 y Ezequiel 4:6 establecen la norma de sustituir un día por un año en la profecía. En este caso, estos 42 meses equivalen a 1.260 años.) ¡De la Restauración Imperial de Justiniano en el año 554 d.C. (el primer rey) a la derrota de Napoleón en Waterloo en 1814 (el quinto rey) es precisamente 1,260 años!

El apóstol Juan vivió cientos de años antes de que comenzara el Sacro Imperio Romano. Pero en Apocalipsis 17, Dios lo llevó en una visión hasta el momento de la sexta resurrección de ese imperio, que culminó en el eje Hitler-Mussolini. La razón por la que Dios llevó a Juan a la sexta resurrección es que el significado completo de esta profecía se revelaría durante el tiempo de la sexta resurrección, en el momento que “uno es”. Dios reveló esta profecía a Su siervo durante la sexta resurrección, y ese hombre advirtió de otra resurrección que aún no había “venido”. Ese hombre fue Herbert W. Armstrong.

Aquí está lo que mi padre escribe en su folleto Profetiza otra vez:“Esta revelación es de un período cuando el Sr. Armstrong, el Elías del tiempo del fin, estaba haciendo esta obra de Dios. (...) Nosotros vimos el axis Hitler-Mussolini durante la Segunda Guerra Mundial; pero luego, ¡se desapareció del escenario y ya ‘no es’! Y Dios dice que ¡sin embargo ‘es’! Los poderes del Axis perdieron la guerra, pero como el Sr. Armstrong lo predicó una y otra vez, solamente se fueron clandestinos, al ‘abismo’ [al ‘hoyo sin fondo’, dice la kj en inglés] (versículo 8). Ellos aún existen, sólo que están clandestinos…”.

El versículo 10 no sólo trata sobre las dos últimas resurrecciones del Sacro Imperio Romano. ¡También se trata de las dos últimas eras de la Iglesia de Dios! Dios reveló la verdad completa sobre esta profecía a través de Herbert W. Armstrong, a quien también usó como líder humano de la sexta era de la Iglesia de Dios (Apocalipsis 3:7-13). El Sr. Armstrong advirtió acerca de la séptima y última resurrección, pero la séptima cabeza no había salido del abismo cuando el Sr. Armstrong murió en 1986.

¡Apocalipsis 17:10 es el corazón de la profecía para nuestro tiempo de hoy!

La débil sexta cabeza

Otro detalle fascinante en este pasaje profético es la forma en que Dios caracteriza a la sexta cabeza de la bestia en el versículo 8: “era y no es”. La razón de esta descripción es que el eje Hitler-Mussolini “no podía compararse con el poderoso Imperio Romano de la antigüedad”, escribió el Sr. Armstrong en ¿Quién o qué es la bestia profética?

Tendemos a pensar que la sexta cabeza de la bestia es mucho peor que las cinco anteriores, debido a la extensa matanza causada por la guerra moderna, de 60 a 70 millones de personas muertas y cientos de millones de heridos. Pero en términos de un imperio de dominio mundial que asciende desde el corazón de Europa, el eje Hitler-Mussolini fue en realidad bastante débil y de corta duración en comparación con las cinco resurrecciones anteriores que conquistaron la parte establecida del mundo occidental.

El régimen de Hitler no era tan poderoso ni tan amplio. Él conquistó Europa durante unos cuatro años. Pero nunca conquistó Gran Bretaña. Y una vez que su aliado, el Imperio de Japón trajera a EE UU a la guerra al bombardearlo, la máquina de guerra de Hitler no era rival para el poder industrial de EE UU.

Dios sabía que la sexta cabeza de la bestia sería exigua e insignificante, comparativamente hablando, porque ascendería del abismo al mismo tiempo en que EE UU y Gran Bretaña alcanzarían su máximo poder. Esto implica otra profecía impresionante en la Biblia que se encuentra en Génesis 35:10-11.

Los descendientes de Efraín bíblico (el Imperio Británico) fueron los que (con la ayuda de aliados europeos) vencieron la quinta cabeza del Sacro Imperio Romano, forzando a Napoleón al exilio en 1814. Napoleón intentó volver el siguiente año pero fue aplastado por los británicos en Waterloo. Como escribe el historiador británico Paul Johnson: “Waterloo fue una de las batallas más decisivas de la historia y puso fin a todo el período revolucionario y napoleónico”. ¡Éste fue decisivo porque los 1.260 años que encerraban los “Cinco de ellos [que] han caído” habían terminado!

Luego, en la década de 1940, los descendientes modernos de los hermanos bíblicos Efraín y Manasés (Gran Bretaña y EE UU) fueron quienes aplastaron el sueño de Hitler de dominar Europa y luego el mundo.

¡Sólo piense en lo detallado de esta impresionante profecía!

La séptima resurrección

Durante los últimos 70 años, el Sacro Imperio Romano ha estado una vez más en un valle histórico. Pero ahora está saliendo del abismo una vez más. La séptima resurrección está tomando forma. La Unión Europea de hoy es un grupo sobredimensionado de 28 naciones pero está a punto de reducirse a 10 naciones o grupos de naciones. Apocalipsis 17:12 dice: “Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia”.

Eso se refiere a los “Estados Unidos de Europa” liderados por 10 reyes, que son de un mismo pensar (versículo 13). Esos 10 reyes, o jefes de estado, están dirigidos por un líder temible profetizado en Daniel 8.

Herbert W. Armstrong predijo que una Europa unida bajo el liderazgo de un líder alemán fuerte surgiría de una crisis. Él escribió en la edición noviembre-diciembre de 1954 de Plain Truth [la Pura Verdad]: “Alemania inevitablemente [emergerá] como el líder de una Europa unida. Requerirá un poco de fuerza espiritual unidora para inspirar esta confianza, para eliminar estos temores, ¡y esa fuerza espiritual unidora debe surgir desde dentro de Europa! Toda Europa está realmente lista, sólo esperando al líder que inspire confianza...”.

Esa séptima resurrección está surgiendo ahora mismo. Sólo está esperando que ese líder alemán fuerte y que inspire confianza, unifique a Europa en un sólo poder. Como escribió el Sr. Armstrong, se requerirá una fuerza espiritual unidora para inspirar esa confianza.

Mi padre escribió en la Trompeta noviembre-diciembre de 2018 [octubre, en inglés]: “La profecía bíblica aclara que pronto, los europeos obtendrán exactamente lo que están pidiendo: otro líder tipo Carlomagno. Este hombre llegará al poder y se establecerá como un hombre fuerte sobre toda Europa. ¡Él efectivamente secuestrará a la Unión Europea! (…) Independientemente de quién sea ese hombre fuerte, está claro que estamos viendo un renacimiento del Sacro Imperio Romano en Europa de una manera que no se había promovido antes. (…) Cuando este hombre llegue al poder, afectará de la manera más horrible a todo ser humano en la Tierra, ¡a menos que Dios lo proteja a usted! Pero Dios sólo protege a aquellos que se arrepienten”.

Estamos enfrentando la peor crisis en la historia de la humanidad. En el pasado, cuando Europa ha sido dirigida por un hombre fuerte y ha estado aliada con el Vaticano, ha sumido en guerra al Continente e incluso al mundo entero.

Aunque también hay una gran esperanza en estas profecías. ¡La misma Biblia que pronosticó con precisión los últimos 1.500 años de historia geopolítica europea y la actual resurrección del Sacro Imperio Romano también pronostica que esta resurrección será la última!

Observe la conclusión del artículo de mi padre: “No podemos predecir o establecer fechas; solamente Dios el Padre sabe el día o la hora (Mateo 24:36). ¡Pero Dios nos advierte que es mejor que sepamos cuándo está a la puerta! (versículo 33). Debemos estar observando y orando”.

“La gran esperanza de todo esto, es que un poco más allá de ese tiempo de gran tribulación, está el evento más grandioso e inspirador que haya tenido lugar...”.

Hemos estado comprobando las profecías de Apocalipsis 17. Hemos visto cómo se cumplieron, desde el año 554 hasta el 2019 d.C., en un colorido temible, violento y vívido. La Biblia profetiza que la próxima resurrección del Sacro Imperio Romano causará una destrucción aún peor, e incluso en menos tiempo. Otras profecías bíblicas especifican que este “tiempo de tribulación”, debido a que es tan destructivo, continúa por un período aún más corto que el del eje Hitler-Mussolini.

Pero note Apocalipsis 17:14: “Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles”.

La séptima resurrección del Sacro Imperio Romano será la resurrección más corta y la última. ¿Por qué? ¡Porque el Cordero, Jesucristo, la aplastará! Este imperio malvado, esta combinación de una iglesia falsa y un estado bestial, finalmente será destruido permanentemente. La Biblia profetiza que luego el Mesías establecerá Su gobierno en la Tierra.

Qué visión tan poderosa, sobria pero llena de esperanza la que está contenida en Apocalipsis 17. Seis reyes ya han caído. Uno está por llegar. Éste continuará, pero sólo por un espacio corto. 

Assyria, Germany