Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

Gettyimages 1197377655%20edited

YUI MOK/PA IMAGES/GETTY IMAGES

¡El Brexit fue profetizado!

¡La Biblia predijo que el Reino Unido abandonaría la Unión Europea! ¿Qué dice esta fuente de noticias anticipadas que seguirá después?

A las 11 p.m. del 31 de enero, el Reino Unido oficialmente dejó la Unión Europea. Para aquellos en Reino Unido, fue una causa para celebrar o apenarse, dependiendo de la opinión de cada quien.

Pero esta fecha también es de gran importancia para todos en todas partes. Este evento enseña la lección más importante que cualquiera pueda aprender.

La decisión de Gran Bretaña de dejar la UE fue una de las noticias más importantes de la década. Sorprendió incluso a sus seguidores más apasionados. Nigel Farage, un defensor del Brexit, terminó el día del referéndum (el 23 de junio de 2016) creyendo que su causa estaba perdida.

Incluso después que el referéndum pasó, Farage y sus compañeros euroescépticos tuvieron más batallas que luchar. La oposición a la implementación puso barrera tras barrera, y la causa aún parecía sin esperanza. Pero el 31 de enero de este año, Gran Bretaña finalmente abandonó la UE.

Este evento que sorprendió a tantos, no sorprendió a los lectores de la Trompeta.

Predicciones consistentes

Herbert W. Armstrong pasó décadas advirtiendo sobre eventos mundiales basados en la profecía bíblica. Constantemente decía que Gran Bretaña no estaría en un próximo súper Estado europeo.

En 1945, transmitiendo cuando terminó la Segunda Guerra Mundial, el Sr. Armstrong predijo que Alemania se levantaría nuevamente dentro de “una unión europea”. A medida que esta unión tomaba forma y algunos hablaban de la incorporación de Gran Bretaña, él escribió en 1956: “Alemania es el corazón económico y militar de Europa. Probablemente Alemania liderará y dominará los próximos Estados Unidos de Europa. ¡Pero Gran Bretaña no será parte de eso!”

Cuando Gran Bretaña se unió en 1973, él pronosticó que lo lamentarían, y escribió: “Gran Bretaña va a mirar hacia atrás, al lunes 1 de enero de 1973, con toda probabilidad, como la fecha histórica más trágica, ¡una fecha cargada de presagios potenciales! Porque esa fecha marcó la entrada del Reino Unido a la Comunidad Europea”.

Más de una década después que Gran Bretaña se uniera al Mercado Común, el Sr. Armstrong continuó pronosticando que no sería parte de esta superpotencia europea. “El ‘Sacro Imperio Romano’ pronto por surgir resucitado (una especie de ‘Estados Unidos de Europa’) será una unión de 10 naciones [que surgirá, o] seguirá al Mercado Común actual (Apocalipsis 17)”, escribió en 1985 en El misterio de los siglos, publicado menos de un año antes que muriera. “Gran Bretaña no estará en ese imperio pronto a aparecer”.

La Trompeta ha proclamado consistentemente el mismo mensaje. “Hemos (…) dicho por muchos años que Gran Bretaña no sería parte de la Unión Europea final”, escribió el jefe editor de la Trompeta, Gerald Flurry, en 2012.

¿Pero hacia dónde va Gran Bretaña ahora? ¿Cuál será su relación con Europa? Gran Bretaña está fuera, pero queda mucho por decidir sobre su futuro.

En medio de toda esta incertidumbre, tiene sentido recurrir a la misma fuente que pronosticó la salida de Gran Bretaña: la Santa Biblia.

Por qué Gran Bretaña salió

La Biblia muestra que los británicos son descendientes de la tribu israelí de Efraín. Hay abundantes pruebas de que los británicos son israelitas modernos; tal como un valioso libro lo comprueba, de hecho. Nos gustaría ofrecerle una copia de ese libro: Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía, por Herbert W. Armstrong, de forma gratuita, sin costos ni obligación ni seguimientos.

El antiguo Israel se dividió en dos naciones después de la muerte del rey Salomón. Judá era la nación al sur con su capital en Jerusalén, y su gente hoy es conocida como judíos. Esa es una verdad generalmente desconocida. Pero las 10 tribus del norte eran llamadas la casa de Israel. Se convirtieron en una nación completamente separada de los judíos. De hecho, la palabra judíos aparece por primera vez en la Biblia en un relato sobre Judá luchando contra Israel (2 Reyes 16:5-6).

Desde el 721 al 718 a. C. el reino de Israel fue invadido, conquistado y removido de su tierra por el imperio asirio (2 Reyes 17:18). Sus habitantes fueron deportados a las costas del sur del Mar Caspio (versículo 6; 1 Crónicas 5:26). Mientras tanto, el reino de Judá permaneció en su tierra por más de un siglo hasta que más tarde fue conquistado y tomado cautivo.

Los asirios fueron conquistados luego por el imperio caldeo-babilónico, y después migraron hacia el norte y al occidente de Europa. Finalmente, los asirios se volvieron la moderna Alemania. Las “10 tribus perdidas” también migraron al noroccidente, pero éstas migraron aún más lejos. Algunas tribus se asentaron en Francia, Bélgica, Holanda y los países escandinavos, donde hoy están sus descendientes.

Pero dos tribus en particular migraron más lejos aún: Efraín y Manasés. La Biblia profetizó que esas dos tribus heredarían una inmensa riqueza nacional (Génesis 48:14-16).

Efraín emigró a las Islas Británicas. Luego Manasés se estableció en Estados Unidos.

Génesis 48 profetiza que Efraín se volvería una gran compañía de naciones y que Manasés se convertiría en una gran nación (versículos 18-20). Génesis también especifica que estos descendientes de Abraham controlarían los pasos más estratégicos del mundo en pasos montañosos, puertos, canales, cabos y otros puntos estrechos estratégicos (Génesis 22:17-18).

Sólo dos naciones en la historia pueden ajustarse a las promesas de Dios a estas dos tribus: el Imperio Británico y Estados Unidos. Estos dos pueblos comparten una ascendencia común. En los siglos xix y xx, ambos tomaron posesión de la mayoría de las riquezas del mundo y de todas sus rutas comerciales y puertas marítimas. Ninguna otra nación ha recibido estas promesas tan abundantemente.

Ésta es sólo la descripción resumida. La prueba de esta verdad es abundante, y es realmente importante investigarla profundamente, estudiarla y comprobarla por sí mismo. Porque sus implicaciones son asombrosas. Ésta abre el significado de una tremenda cantidad de profecías bíblicas, mostrando por qué Dios fue tan cuidadoso para asegurar que estas profecías fueran registradas y preservadas a través de los milenios, y muestran cuán profundamente relevantes son para nuestros días.

¿Campos fértiles y soleados?

La batalla por el Brexit fue enormemente disgregadora. En un esfuerzo por detenerlo, los pro-UE [Remainers] alcanzaron un nuevo bajo nivel en política, calificando a quienes apoyan el Brexit como fanáticos racistas.

Pero con el Brexit hecho, ahora hay esperanza de que Gran Bretaña pueda avanzar a un futuro glorioso. Se han eliminado los grilletes de la membresía de la UE. Las amargas divisiones han terminado.

¿Es éste un nuevo nacimiento de libertad para Gran Bretaña? En la Trompeta, ciertamente hemos señalado los defectos en la relación de Gran Bretaña con Europa. Hemos lamentado la pérdida de soberanía en Europa. Entonces, ¿hay campos fértiles y soleados de ahora en adelante?

Ciertamente puede haber un resurgimiento a corto plazo después de dejar la UE. Pero cuando uno entiende la profecía bíblica, se puede ver que el futuro de Gran Bretaña después del Brexit es mucho más oscuro de lo que cualquier analista cree; pero a la larga, es mucho más espectacular.

Si usted entiende que el pueblo británico es llamado Efraín en la profecía bíblica, ¡descubrirá que la misma Biblia que profetizó la riqueza y el poder del moderno Efraín, también profetiza su convulsión catastrófica!

Dios profetiza que después que Efraín y Manasés recibieran sus riquezas y poder prometidos, si no se volvían a Dios quien los bendijo, Él removería estas bendiciones y castigaría a estas naciones con guerra y cautiverio.

Daniel 12:1 profetiza de un “tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces”. ¡Jesucristo lo llamó un periodo de “gran tribulación”, que aniquilaría a la humanidad si Él no interviniera! (Mateo 24:21-22).

Dios especifica que EE UU y Gran Bretaña recibirían lo peor de este castigo cuando diga: “¡Ah, cuán grande es aquel día! tanto, que no hay otro semejante a él; tiempo de angustia para Jacob; pero de ella será librado” (Jeremías 30:7). El nombre Jacob se refiere a los dos hijos de José, Efraín y Manasés, a quienes se les dio el nombre de Jacob. ¡El versículo siguiente muestra que los descendientes de Efraín y Manasés irán al cautiverio!

¿Y qué nación dice la Biblia que los llevará en cautiverio?

Gran Bretaña y EE UU no son las únicas potencias identificadas en la Biblia. Muchas Escrituras hablan sobre una potencia europea. Apocalipsis 17, por ejemplo, habla de una bestia; un símbolo en la Biblia para un imperio. Este imperio es controlado por una mujer, la cual simboliza a una iglesia. La bestia tiene “siete cabezas”, las cuales representan siete reyes (Apocalipsis 17:10). El capítulo continúa mostrando que esta bestia surge y cae siete veces.

¿Dónde se puede encontrar un imperio, liderado por una iglesia, que se le levante y caiga a través de la historia? Esto sólo puede referirse al Sacro Imperio Romano y los repetidos intentos de revivirlo. El Imperio Romano que fue guiado y controlado por la Iglesia Católica Romana.

Otros pasajes muestran que Asiria (la moderna Alemania) juega un rol principal en esta potencia.

En Isaías 10:5, Dios dice: “Oh Asiria, vara y báculo de mi furor; en su mano he puesto mi ira”. ¿Y contra quién usa Dios ésta vara? El versículo 6 muestra que es contra “el pueblo de mi ira”; a saber, las naciones de Israel, incluyendo Gran Bretaña, que han hecho enojar a Dios con sus pecados.

Cuando el Sr. Armstrong estaba en la escena, este imperio se había levantado y caído seis veces. Nosotros estamos viéndolo levantarse una última vez, en la forma de la Unión Europea. El Sr. Armstrong sabía que la Biblia dijo que se levantaría un imperio más. Por eso previó, en 1945 que una “unión europea” pronto surgiría.

Por esto es que sabíamos que, a largo plazo, Gran Bretaña no sería parte de esta unión. Será una víctima de esta nueva potencia europea, no un participante.

Si los pronósticos del Sr. Armstrong basados en la Biblia tenían razón sobre el Brexit, eso significa que puede confiar en ellos para que sean precisos en describir lo que viene a continuación: el surgimiento de un súper Estado que aterroriza al mundo. Puede parecer inverosímil, pero también lo fue la idea de una “unión europea” en 1945, o el Brexit en 1973.

La lección más importante que usted puede aprender

Este súper Estado europeo tendrá un enorme impacto en toda persona alrededor del mundo. Es crítico que sepamos que se acerca. Pero esa no es la razón más importante por la que usted necesita entender este pronóstico.

El pronóstico del Sr. Armstrong acerca del Brexit prueba que la Biblia es un libro actual, un libro que nos habla hoy, una fuente en la que podemos confiar totalmente. Un tercio de la Biblia, la Palabra inspirada de Dios, es profecía.

Daniel 4:17 dice: “[E]l Altísimo gobierna el reino de los hombres”. La profecía cumplida confirma esto. Dios predice los eventos como el Brexit. Cuando éstos son cumplidos, muestran Su poder. El jefe editor de la Trompeta, Gerald Flurry, escribió que esta lección (de que Dios gobierna en el reino de los hombres) es “la mayor lección que la humanidad podría aprender”.

Dios predijo los mayores eventos de nuestro mundo miles de años atrás. Él revela esta verdad al hombre que Él está usando. Esto es lo que debemos aprender de este exitoso pronóstico del Brexit.

Pero para realmente comprender esta lección, usted no puede simplemente creerlo sólo porque nosotros decimos que la Biblia profetiza la ruptura de Gran Bretaña con la UE. Usted debe probarlo por sí mismo. Si nunca los ha leído, solicite nuestros libros gratuitos Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía y ¿Quién o qué es la bestia profética?

En el primero, el Sr. Armstrong escribió que la identidad de Gran Bretaña y EE UU en la profecía bíblica es “¡la prueba más fuerte de la inspiración y autoridad de la Santa Biblia! Es, al mismo tiempo, ¡la prueba más fuerte de la muy activa existencia del Dios viviente!”

“Este libro abrirá, a las mentes abiertas, este vital tercio de toda la Biblia cerrado hasta ahora”, escribió él. “Ninguna historia de ficción fue tan extraña, tan fascinante, tan absorbente, tan llena de interés y suspenso como esta apasionante historia de nuestra identidad, y de nuestros ancestros”.

Esta “activa existencia del Dios viviente” se mostró vívidamente durante todo el proceso del Brexit. Por eso es fundamental que la entienda. 

USBP, AD