Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

Hwa1

La Trompeta

El Armagedón nuclear está 'a las puertas' (sexta parte)

El Armagedón nuclear está 'a las puertas'

Continuación de El Armagedón nuclear está 'a las puertas' (quinta parte)

El evangelio predicado en ‘todo el mundo’

Note esta declaración crucial dentro de la profecía de Cristo en Mateo 24: “Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin” (versículo 14).

Si el evangelio hubiera sido predicado alrededor del mundo en el año 800 o 1200 d.C., eso hubiera cumplido Mateo 24:14. Así que el evangelio no fue predicado alrededor del mundo desde el primer siglo hasta el último, o no podría ser una señal. Cristo está hablando del verdadero evangelio.

La palabra traducida “fin” en el versículo 14 no es la misma palabra griega del “fin” en el versículo 3. Los comentarios nos dicen que el contexto debe revelar a qué fin se está refiriendo el versículo 14. El contexto nos muestra que éste es el fin de un periodo durante el cual el evangelio fue predicado al mundo como la comisión primaria (la señal de la venida de Cristo).

Así que este fin de Mateo 24:14 no es el fin de esta era mencionado en el versículo 3.

Los discípulos hicieron dos preguntas: “¿Qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?”

Reitero, aquí tenemos una doble señal. La primera señal de la venida de Cristo es la predicación del evangelio alrededor del Mundo. La segunda pregunta es específicamente sobre la señal del fin de la era del hombre.

Herbert W. Armstrong preparó el camino para la Segunda Venida de Cristo (Malaquías 3:1). Su obra fue una señal de la venida de Cristo, pero no la conclusión llevando directamente a Su venida. La conclusión de la obra de Dios en la era del hombre, antes de que Cristo regrese, es la comisión del fin de la era. Ésta es la obra de la Iglesia de Dios de Filadelfia hoy, de profetizar otra vez (Apocalipsis 10:11).

Desde Mateo 24:14, Dios comienza a enfatizar específicamente la señal del fin del siglo en la era laodicena.

Dios inspiró a los discípulos a hacer sus preguntas en la manera que lo hicieron. Claramente es acerca de las dos últimas eras de la verdadera Iglesia de Dios. (Para una explicación completa, solicite nuestro libro gratuito The True History of God’s True Church (La verdadera historia de la verdadera Iglesia de Dios; disponible en inglés).

Después que el evangelio cesa como la comisión principal, luego, en el siguiente versículo, viene una señal ominosa: el rápido ascenso de la abominación desoladora. Aquí es donde estarán la mayoría de los problemas para EE UU, Gran Bretaña e Israel.

La abominación desoladora

“Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), entonces los que estén en Judea, huyan a los montes” (Mateo 24:15-16). Aquí Jesús le dice a Su pueblo en Judea que huyan inmediatamente cuando ven la abominación desoladora. “Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá” (versículo 21).

¡Nos estamos acercando mucho a cuando debamos huir!

¿Qué es esta abominación desoladora? Mateo, Marcos y Lucas todos nos dan sus versiones de lo que es la abominación en Mateo 24, Marcos 13 y Lucas 21.

Comparemos la versión de Lucas con la versión de Mateo.

Lucas 21:20 habla de la desolación de Jerusalén acercándose cuando sea “rodeada de ejércitos”. La abominación que hace desolación es, los ejércitos rodeando a Jerusalén. Esto sucede justo antes que comience la Gran Tribulación.

Los ejércitos árabes han estado en esa área por largo tiempo. Pero la abominación es un ejército europeo con 10 reyes. Esto está todo explicado en nuestro libro The Holy Roman Empire in Prophecy (El Sacro Imperio Romano en profecía; disponible en inglés). Muchos de nuestros lectores ya han leído nuestro libro fundacional sobre este tema, Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía

Alemania y la Unión Europea ya son el verdadero poder económico de este mundo. Su poder militar está rápidamente creciendo ahora.

Cuando la abominación haya rodeado a Jerusalén, se les dice a los muy elegidos de Dios que huyan (versículo 21). Esto será señal de un cataclismo mundial, cuando un poderoso Sacro Imperio Romano comienza la Tercera Guerra Mundial nuclear.

Estos ejércitos son la abominación desoladora física. Pero Dios ha revelado que hay dos abominaciones: una abominación física y una abominación espiritual. Ambas son conducidas por el diablo, que lidera a un hombre en cada abominación. 

Continúa en El Armagedón nuclear está 'a las puertas' (septima parte)

Armageddon, Ad