Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

201127 border gettyimages 483354674%281%29

(JOHN MOORE/GETTY IMAGES)

Cruces fronterizos ilegales aumentan en anticipación a la presidencia de Biden

Las caravanas de extranjeros que se dirigen hacia la frontera de Estados Unidos son un presagio de problemas mucho mayores por venir.

Ahora que la gente espera que Joe Biden sea el próximo presidente de Estados Unidos, migrantes a través de México y Centroamérica se apresuran hacia la frontera de Estados Unidos. Según las estadísticas publicadas el 19 de noviembre, de la oficina de aduanas y protección fronteriza de Estados Unidos, el mes pasado las autoridades arrestaron a más de 69.000 personas que cruzaron la frontera [ilegalmente]. Esto es un aumento del 21% con respecto al mes anterior, y el total más alto de cualquier Octubre desde 2005.

No obstante que estos arrestos ocurrieron antes de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, el comisionado interino de aduanas y protección fronteriza, Mark Morgan, le dijo a Fox News que la anticipación de políticas migratorias más indulgentes estaba contribuyendo a un aumento en los cruces fronterizos ilegales. “Los cambios anticipados en la política están creando nuevos factores de incentivo”, dijo, refiriéndose a los planes declarados por Joe Biden para revertir muchas de las políticas de inmigración del presidente Trump.

La administración de Trump está por comenzar el año entrante con arrestos fronterizos que se acercan a los 100.000 por mes, un nivel más alto que cualquier mes durante la administración de Barack Obama. Sin embargo, Biden ha prometido restablecer las protecciones en contra de las deportaciones para los aproximadamente 650.000 que llegaron ilegalmente a Estados Unidos cuando eran menores de edad. Y muchos activistas del partido demócrata exigen que el gobierno deje de ejercer la ley migratoria por completo.

El Departamento de Seguridad Nacional informa que el número de inmigrantes ilegales que viven en EE UU aumentó de 11.590.000 en 2010, a 11.960.000 en 2015. Pero el gobierno calcula estos números restando el número de inmigrantes legales del total de la población nacida en el extranjero, como identificados en las encuestas del censo.

Entonces, estos datos indican que hay 12 millones de inmigrantes ilegales tan seguros de que jamás serán deportados que están dispuestos a llenar las encuestas del censo. Investigadores de la Universidad de Yale y el Instituto de Tecnología de Massachusetts han calculado que el número real de inmigrantes ilegales en Estados Unidos se encuentra entre 16 y 29 millones.

La administración de Trump sólo ha deportado a un poco más de 975.694 personas en los últimos cuatro años, por lo que inmigrantes ilegales saben que es muy probable que puedan quedarse en Estados Unidos una vez dentro del país. Y algo que alienta aún más a inmigrantes ilegales, son las promesas del Partido Demócrata de promulgar políticas migratorias aún más indulgentes.

Con 130 millones de habitantes, México es el único país del hemisferio occidental que podría amenazar el dominio de Estados Unidos, en América del Norte. Como lo señaló Peter Zeihan (analista de Stratfor) en 2008: “En muchos aspectos, México como país fallido sería un resultado peor para Washington que un México unido hostil. Un México hostil podría ser intimidado, sancionado o incluso invadido, cansándolo efectivamente hasta la sumisión. Pero un México fallido no restringiría en absoluto el tráfico de drogas. La frontera sería un caos y las implicaciones de eso van mucho más allá de las drogas. Uno de los socios comerciales más grandes de Estados Unidos bien podría convertirse en una anarquía hirviente que no se le podría impedir filtrarse al interior de Estados Unidos”.

Sin un control fronterizo efectivo, los problemas delictivos de México se filtrarán a Estados Unidos.

Hace casi 3.500 años, Moisés registró la promesa de Dios de bendecir a Israel por obediencia y maldecirlo por desobediencia. Una de las maldiciones que Dios dijo que vendrían a consecuencia de la desobediencia es la inundación de extranjeros en la nación. “Pero acontecerá, si no oyeres la voz de [el Eterno] tu Dios, para procurar cumplir todos sus mandamientos y sus estatutos que yo te intimo hoy, que vendrán sobre ti todas estas maldiciones, y te alcanzarán. (…) [El Eterno] traerá contra ti una nación de lejos, del extremo de la tierra, que vuele como águila, nación cuya lengua no entiendas; (…) Pondrá sitio a todas tus ciudades, hasta que caigan tus muros altos y fortificados en que tú confías, en toda tu tierra; sitiará, pues, todas tus ciudades y toda la tierra que [el Eterno] tu Dios te hubiere dado” (Deuteronomio 28:15, 49, 52).

Herbert W. Armstrong explicó en su libro Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía que estos versículos y muchos otros aplican principalmente a los descendientes del antiguo Israel del tiempo del fin: Estados Unidos y Gran Bretaña. La referencia a la caída de los “muros altos y cercados” de Israel se refiere a fronteras abiertas donde los extranjeros invaden la tierra. Actualmente, los extranjeros que cruzan las fronteras de Estados Unidos son de naciones como Honduras, Guatemala y México. Pero la Biblia profetiza en otros pasajes que los enemigos extranjeros de Europa pronto se unirán a sus filas.

Isaías dice que los “extranjeros” dentro de Israel se rebelarán y quemarán ciudades (Isaías 1:7). Y cuando estos incendios y anarquía empeoren lo suficiente, un ejército extranjero aprovechará el caos para invadir. Dios llama a Asiria “la vara” de Su furor y “el báculo” de Su ira (Isaías 10:5). Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía explica que los antiguos asirios se establecieron en la Alemania actual. En última instancia, será una superpotencia liderada por Alemania que se asociará con las naciones latinoamericanas para asediar e invadir a Estados Unidos.

Haciendo referencia a la profecía bíblica, el Sr. Armstrong escribió en 1956 que sólo un tercio de los estadounidenses sobreviviría este tiempo de asedio e invasión (Ezequiel 5:1-2). Luego explicó lo que sucederá con ese tercio restante: “Y ese tercio sobreviviente será desarraigado de sus hogares, transportado como ganado a ser esclavos en Europa, y probablemente algunos en Suramérica (los alemanes están ganando rápidamente dominio y control en Suramérica)”. Por muy impactante que parezca, la Biblia deja en claro que este es el castigo por no oír “la voz de [el Eterno] tu Dios, para procurar cumplir todos sus mandamientos y sus estatutos”.

Para obtener más información sobre lo que se profetiza que sucederá en Estados Unidos en un futuro próximo, solicite una copia gratuita de Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía. ¡Las caravanas de extranjeros que se dirigen hacia la frontera de Estados Unidos son un presagio de problemas mayores por venir! 


ESTADOS UNIDOS BAJO ATAQUE

¿Está usted preocupado sobre hacia dónde está dirigiendo el país la administración actual? ¿Y sobre si la nación puede o no sobrevivir los próximos cuatro años? La situación está peor de lo que usted piensa, y sólo existe una forma para solucionar este problema gigantesco.