Reciba nuestro boletín gratis

Caen los gobiernos de Gran Bretaña y de Judá, ¿sigue Estados Unidos?

(JUSTIN TALLIS/AFP VÍA GETTY IMAGES)

Caen los gobiernos de Gran Bretaña y de Judá, ¿sigue Estados Unidos?

El gobierno británico cayó la semana pasada [a principios de julio]. Durante meses, la administración del Primer Ministro Boris Johnson se ha visto salpicada por el escándalo. En la última revelación, un alto miembro del Parlamento fue acusado de un comportamiento inapropiado tras emborracharse. Resultó que ya había tenido problemas similares antes, pero el primer ministro Johnson le dio su puesto de todos modos, y luego mintió sobre ello al país.

Esta vez, un gran número de ministros del gobierno trazaron un límite y comenzaron a dimitir en masa. El jueves, Johnson se vio obligado a anunciar que dejaría de ser primer ministro británico.

El momento fue notable. Apenas unas semanas antes, el gobierno de Israel también se derrumbó. El primer ministro, Naftali Bennett, no consiguió el apoyo de su coalición en una pieza clave de la legislación. El Sr. Bennett dimitió y su colega de coalición, Yair Lapid, se hizo cargo del gobierno. Así que ahora, el 1 de noviembre, está programado que el país celebre su quinta elección en los últimos cuatro años.

Todo esto ha sucedido mientras la política de Estados Unidos también se encuentra agitada, como lo ha estado durante los últimos dos años. Se ha expuesto la verdad de que la última elección presidencial fue robada. Ahora un presidente ilegítimo va de crisis en crisis.

El hecho de que estos tres países estén cayendo juntos, de manera muy similar, es profundamente significativo. El vínculo entre estas naciones apunta directamente a un secreto profundo en la profecía bíblica.

El secreto profundo

Un pasaje bíblico fundamental para entender lo que está sucediendo en estas naciones se encuentra en Oseas 5.

En los versículos 8 al 9, Dios dice esta profecía: “Tocad bocina en Gabaa, trompeta en Ramá: sonad alarma en Bet-avén; tiembla, oh Benjamín. Efraín será asolado en el día del castigo; en las tribus de Israel hice conocer la verdad”.

Dios dice: ¡Hice conocer la verdad! Él profetizó de antemano eventos para nuestros días. Y Él dice además que ¡proclamará este mensaje en este tiempo final sobre estas profecías! Entonces, ¿dónde está ese mensaje hoy? Dios usa a los hombres, ¡pero es Su obra!

Note que estos versículos hablan de un mensaje que va a las “tribus de Israel”. Esto no se refiere sólo a la nación judía moderna en el Oriente Medio llamada “Israel”. Había 12 tribus de Israel antiguamente, y tres de ellas son mencionadas en particular en estas profecías.

Los judíos de Oriente Medio descienden de una tribu de Israel: Judá. Pero la Biblia tiene mucho que decir sobre otras tribus; en particular, las tribus de Efraín y Manasés. ¿Dónde están? Si la Biblia es la Palabra inspirada de Dios, deben estar en algún lugar, y Dios quiere que lo sepamos.

Los descendientes actuales del Israel profético, como hemos demostrado, son los pueblos estadounidense, británico y judío. Esto se explica a partir de la historia y la Biblia en nuestro libro Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía. Con gusto le enviaremos un ejemplar gratuito de este libro para que pueda comprobar esta verdad por sí mismo.

¡La identidad de estas naciones en la profecía bíblica es un secreto profundo que todos deberíamos conocer y entender! Sin embargo, nadie habla de esto. Eso se debe a que Dios tiene que revelar este secreto. Él lo revela sólo a las personas que lo buscan a Él fervientemente.

Ahora, observe lo que el versículo 5 de Oseas 5 dice sobre todas estas naciones: “La soberbia de Israel [Estados Unidos] le desmentirá en su cara; Israel y Efraín [Gran Bretaña] tropezarán en su pecado; Judá [el Israel judío de hoy] tropezará también con ellos”.

Israel en este caso está hablando específicamente de Manasés, que es Estados Unidos, la más fuerte y prominente de las naciones de Israel en este tiempo final. Se puede ver eso porque Gran Bretaña también es parte de Israel, pero aparece por separado como “Efraín”, junto con “Israel”. Dios puso el nombre de “Israel” a Efraín y Manasés en particular (Génesis 48:14-16), y las profecías sobre el Israel del tiempo del fin se aplican más específicamente a los descendientes modernos de estos dos. Muchas escrituras muestran que Efraín y Manasés, las dos naciones de la primogenitura, van a ser corregidas por Dios juntas. Creo que Dios se refiere aquí a Estados Unidos como Israel, y “la soberbia de Israel”, porque Estados Unidos es la superpotencia del Israel moderno, aunque ahora está dejando de cumplir ese papel.

Oseas 5:3 también se refiere a Efraín y Manasés, Gran Bretaña y Estados Unidos, como “Efraín e Israel”. Efraín también se menciona junto a Judá en el versículo 13. Repito, está profetizado que estas tres naciones caerán juntas.

Esa caída es dolorosa de ver. Pero cuando uno comprueba la identidad moderna de estas tres naciones y se da cuenta que Oseas está dando un cuadro detallado del fin de los tiempos, y que está describiendo exactamente lo que vemos sucediéndoles ante nuestros ojos, ¡se obtiene una perspectiva espiritual que es realmente muy inspiradora!

“Yo, pues, seré como polilla a Efraín, y como carcoma a la casa de Judá” (versículo 12). La palabra carcoma debería leerse “como un gusano” o “como gusanos que infestan las heridas abiertas”. Espiritualmente, hay algo muy podrido en estas tres naciones que ellos necesitan ver, y llega hasta los huesos; es así de profundo. Los estadounidenses, los británicos y los judíos han rechazado a Dios y Su ley y han vivido a su manera. ¡Nuestras naciones están enfermas!

Los tres están profundamente divididos por líneas ideológicas. Este abismo está en el centro de la agitación política de estos tres países.

Estados Unidos está dividido en dos mitades en guerra. La izquierda radical no se detendrá ante nada para asegurarse de prevalecer en esta guerra. Al otro lado del Atlántico, los británicos han tenido dificultades para dar poder a cualquier líder que pueda durar más de un par de años. E Israel se ha tambaleado de una elección inconclusa a la siguiente.

En lugar de amar la democracia y a sus electores por encima de sí mismos, la mayoría de los políticos ansían el poder. Hemos visto ejemplos en nuestros días en los que los políticos hacen prácticamente cualquier cosa, incluso cometer crímenes atroces, sólo para ser elegidos y aferrarse al poder.

Como consecuencia, la gente en Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel ¡confía menos que nunca en sus gobiernos!

Lo que viene para Estados Unidos

La Biblia va más allá de decirnos que estos tres países caerán juntos. También dice que Dios dará al menos a dos de ellos un aplazamiento temporal para poder advertirles.

El libro de Amós, al igual que Oseas, está lleno de profecías para este tiempo final. Amós describe una advertencia final dirigida a estas naciones de Israel durante el reinado del rey Jeroboam ii. El hecho de que este libro de profecías describa a este hombre muestra que el antiguo israelita Jeroboam ii es un tipo de líder moderno. Debemos acudir al libro de Reyes para saber más sobre él.

En 2 Reyes 14:26-27 dice: “Porque [el Eterno] miró la muy amarga aflicción de Israel; que no había siervo ni libre, ni quien diese ayuda a Israel; y [el Eterno] no había determinado raer el nombre de Israel de debajo del cielo; por tanto, los salvó por mano de Jeroboam hijo de Joás”. 

El rey Jeroboam ii no era un hombre justo. Hizo el mal y cometió los mismos pecados que el primer Jeroboam. Sin embargo, la Biblia registra algo notable: Dios usó a este rey injusto para ayudar a la nación.

Israel estaba en una amarga aflicción, ¡a punto de ser borrada de la existencia! Dios concedió misericordia cuando Israel realmente no la merecía. En lugar de enviar a Israel al cautiverio en ese momento, Dios utilizó a este rey para salvar a Israel y dar a la nación un último período de prosperidad antes de enfrentar un ajuste de cuentas por los pecados de los que nunca se arrepintió.

Hemos enseñado durante varios años que Donald Trump cumple el papel de este Jeroboam del tiempo del fin. Dios lo usó para salvar a Estados Unidos de ser destruido por la izquierda radical.

El siguiente versículo introduce a Judá en el cuadro: “Los demás hechos de Jeroboam, y todo lo que hizo, y su valentía, y todas las guerras que hizo, y cómo restituyó al dominio de Israel a Damasco y Hamat, que habían pertenecido a Judá, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Israel?” (versículo 28).

Este versículo muestra que el Jeroboam del tiempo del fin tiene que hacer guerra para recuperar algo. Después de usar la palabra salvó en el versículo 27, usa otra palabra aún más fuerte: guerras. Jeroboam tiene que hacer guerra para recuperar algo. Como escribo en mi nuevo libro Estados Unidos bajo ataque, al juntar esto con otras profecías se revela que es una presidencia robada lo que él recuperará.

El hecho de que el versículo sobre la guerra venga después del versículo sobre salvar, indica que el Jeroboam del tiempo del fin hace la “guerra” después de haber salvado a Israel una vez. Hay varias formas diferentes en las que Dios podría usar a Jeroboam para hacer guerra hoy.

El versículo 28 indica fuertemente que el Sr. Trump recupera su presidencia por algún tipo de guerra, ¡lo que indica fuertemente más que sólo una votación! Me parece seguro que esto sucederá antes de la próxima elección presidencial en 2024, a menos que haya algún tipo de guerra y votaciones combinadas. Pero este versículo ni siquiera insinúa una elección.

En 2 Reyes 14:28 se afirma que Jeroboam recuperó Damasco y Hamat. El Comentario de Soncino afirma que Damasco fue gobernada por el rey David, y que el rey de Hamat pagó tributo a David y pasó a formar parte del reino de su hijo Salomón (2 Samuel 8:9-10; 1 Reyes 8:65). Así que la indicación es que Jeroboam reclamó algo para ayudar a Judá, la nación judía.

Este versículo vincula la política de Estados Unidos y de Judá.

Cuando Barack Obama fue presidente, fue terriblemente despiadado con la nación judía de Israel. Pero en el primer mandato del presidente Trump, salvó a la nación judía de Israel (el Judá bíblico) de gran parte de la tiranía de Obama. Apoyó a Israel de muchas maneras, incluyendo la eliminación del acuerdo con Irán, el traslado de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén y la ayuda a Israel para firmar los “Acuerdos de Abraham” con las naciones árabes de la región. Joe Biden ha llevado a Estados Unidos de vuelta a las políticas de apoyo al terrorismo de Barack Obama.

Desde la toma de posesión de Joe Biden, predije que tendríamos más ataques terroristas palestinos debido al cambio de liderazgo. Eso es exactamente lo que comenzó a suceder. ¡Cualquiera debería ser capaz de reconocer el por qué!

También hay aquí una conexión con la obra de Dios. Isaías 40:9 muestra que la Iglesia de Dios en este tiempo final tiene un mensaje que debe ser entregado a “las ciudades de Judá”: “¡Ved aquí al Dios vuestro!” Como confirma Oseas 5, tenemos un mensaje que debe ser proclamado en Estados Unidos, Judá y el Reino Unido. Un empeoramiento de la situación de seguridad en Judá podría obstaculizar seriamente nuestra capacidad de entregar ese mensaje.

Parece que el Sr. Trump puede tener que recuperar algo de la libertad de Judá para que la obra de Dios pueda siquiera entregar el mensaje de Dios a las ciudades de Judá.

Una vez que este mensaje sale a la luz durante la época del Jeroboam del tiempo del fin, Dios dice: “No lo toleraré más [o, no volveré a pasar frente a ellos, versión King James]” (Amós 7:8). Dios pasa por última vez para mostrarles a tres naciones de Israel del tiempo del fin (Estados Unidos, Gran Bretaña y la nación judía) cómo resolver sus problemas y para advertirles de las consecuencias de no hacerlo. 2 Reyes 14:28 nos dice que Donald Trump vuelve y afecta la política tanto de Estados Unidos como de Judá para permitir que se proclame ese mensaje. Las cosas mejoran en esas dos naciones durante un tiempo.

¿Podría ocurrir lo mismo en el Reino Unido? En 2 Reyes 14:28 no se menciona específicamente a Efraín. Pero sigue siendo parte de Israel.

Estos tres países caen juntos. Pero este versículo también indica que Dios da a los tres países un respiro de esa caída conjunta, permitiendo que Su mensaje salga una vez más. El cambio de política en Gran Bretaña e Israel podría mostrar que estamos cerca de que se cumpla esta profecía.

Conclusiones

A menos que los habitantes de estos tres países presten atención al mensaje, la caída continuará. Siguen viviendo la misma forma de vida que causa todos estos problemas. Pero el mensaje que Dios hace llegar en este tiempo tendrá un efecto, incluso si las naciones no responden de inmediato.

¿Por qué Dios está permitiendo e incluso provocando un sufrimiento tan terrible para Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel? ¡Porque es la única manera de curarnos de nuestra enfermedad espiritual! Después de que seamos aplastados y veamos lo que produce nuestro pecado, finalmente, ¡buscaremos a Dios!

Va a ser doloroso. La destrucción y la muerte serán inimaginables. Pero para aquellos que sobrevivan, ¡hará que finalmente busquen a Dios y lo conozcan! Y a los que no sobrevivan, Dios los resucitará y les enseñará, ¡y ellos también llegarán a conocerlo!

Mire a dónde nos lleva la profecía de Oseas: “Andaré y volveré a mi lugar, hasta que reconozcan su pecado y busquen mi rostro”, dice Dios, “En su angustia me buscarán” (Oseas 5:15). Estas naciones han cometido una ofensa contra Dios. Él no quiere ver a la gente sufrir, ¡quiere lo contrario! Pero hoy no lo escuchan. Dios dice, sin embargo, que cuando Él comience a corregirlos, entonces en esa intensa aflicción y sufrimiento, los judíos, la gente de Estados Unidos y Gran Bretaña van a buscarlo, y lo van a encontrar.

He aquí una poderosa lección de Dios: si lo buscamos, lo encontraremos, y todo estará bien. Si no nos arrepentimos y nos volvemos a Dios, no podremos escapar de la aflicción que viene sobre estas naciones. Puede que sea demasiado tarde para que estas naciones se arrepientan, pero usted puede hacerlo individualmente. Durante estos tiempos difíciles en los que nos adentramos más profundamente cada semana, usted puede tener la protección de Dios.

¡Oseas continúa dándonos la profecía de estas tres naciones buscando a Dios! ¡Qué hermosa actitud de arrepentimiento! Es una buena noticia que nunca hemos visto en nuestras naciones, pero que está a punto de producirse. Todos estos eventos están conduciendo directamente a ese punto. ¡Esto es mejor que un final de Hollywood!

Así como las profecías de Dios ya han sucedido, están sucediendo y sucederán, usted puede tener una esperanza infinita en el rumbo final de estos días oscuros. Nuestras naciones van a sufrir, ¡pero luego se arrepentirán! Junto con el mundo entero, conocerán al gran Dios. ¡Y su amoroso Padre está a punto de traerles a ellos y a todo el mundo la paz para toda la eternidad!


ESTADOS UNIDOS Y GRAN BRETAÑA EN PROFECÍA

La gente del mundo occidental estaría sorprendida y boquiabierta, ¡si lo supieran! Los gobiernos de Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, Australasia y África del Sur pondrían en marcha gigantescos programas de protección, ¡si lo supieran! ¡Ellos podrían saberlo! ¡Pero, no lo saben! ¿Por qué?