Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

Obama%20oval%20office 103751829 brendansmialowski%20getty%20copy

(BRENDAN SMIALOWSKI/GETTY IMAGES)

Barack Obama en la profecía bíblica

Ha sido descubierto el organizador detrás de la vasta y elaborada red de mentiras y anarquía destinada a destruir a EE UU.

El 20 de enero de 2017, en su último día en la Casa Blanca, Barack Obama le dejó un mensaje escrito a mano al presidente entrante. En éste, el Sr. Obama le dijo a Donald Trump que los presidentes de EE UU son “guardianes de aquellas instituciones y tradiciones democráticas tales como el Estado de Derecho, la separación de poderes, la igualdad de protección y las libertades civiles, por las que nuestros antepasados lucharon y derramaron su sangre. Independientemente del tire y empuje de la política diaria, depende de nosotros dejar esos instrumentos de nuestra democracia al menos tan fuertes como los encontramos”.

La nota del Sr. Obama parece tan noble y sincera. Pero es uno de los mensajes más diabólicos e hipócritas jamás escritos por un presidente de EE UU. Barack Obama cursó su mandato como presidente haciendo exactamente lo que le advirtió al Sr. Trump que no hiciera. Durante ocho años, el Sr. Obama atacó las “instituciones y tradiciones democráticas” de Estados Unidos en la búsqueda de su objetivo supremo: el de “transformar fundamentalmente a EE UU”.

¿Por qué hablar de esto ahora... cuatro años después que el Sr. Obama dejó el cargo? Pues, porque este hombre continúa persiguiendo su ambición de transformar fundamentalmente a EE UU.

¡Barack Obama estuvo en el epicentro de la crisis electoral, y del esfuerzo de la izquierda radical para evitar que Donald Trump fuera reelecto!

El 3 de noviembre de 2020, el día de las elecciones presidenciales, Estados Unidos entró en su mayor crisis política. Para lograr a Joe Biden como presidente, la izquierda radical manipuló flagrantemente el sistema de votación de la nación. Luego, durante semanas los principales medios de comunicación, al menos la mitad del público, la mayoría de los políticos de la nación (demócratas y republicanos) y gran parte del resto del mundo, creyeron que Biden había sido elegido presidente legítimamente.

Pero eso fue una mentira gigante. Montañas de evidencia demostraron que esta elección fue manipulada. En audiencias judiciales en varios Estados, cientos de testigos dieron relatos de primera mano sobre todo tipo de comportamiento nefasto. Miles de testigos firmaron declaraciones juradas alegando el fraude. Destacados científicos y analistas de datos investigaron las cifras y testificaron sobre la imposibilidad estadística de algunas sumas de votos. Las máquinas de votación electrónica y el software fueron auditados y revelaron actividades deshonestas. Incluso hubo imágenes de video que exponen un comportamiento ilícito obvio.

Todo el sistema electoral de EE UU es ahora un caos. La nación nunca tendrá otra elección segura e indisputada. Y todo porque la izquierda radical se enfrascó en un ataque desenfrenado sobre las “instituciones y tradiciones democráticas” de EE UU, incluyendo la Constitución y el Estado de Derecho. Directa o indirectamente, cientos e incluso miles de personas e instituciones estuvieron involucradas en este golpe. Prácticamente todas las organizaciones y personalidades principales de los medios de EE UU fueron cómplices, así como las poderosas empresas de tecnología y la mayoría de los principales políticos del país.

Pero detrás de toda esta vasta red de mentiras, corrupción y desafuero, había un hombre: Barack Obama.

Existe evidencia convincente de que el Sr. Obama no sólo estaba al tanto del complot para pervertir esta elección, sino que estaba íntimamente conectado con quienes manejaban los hilos. Una cosa es segura: este escándalo épico fue el resultado del liderazgo de Barack Obama en el Partido Demócrata y la izquierda radical.

Muchos se han referido a esto como un golpe [de Estado] progresivo, y tienen razón. Este golpe fue iniciado por Barack Obama antes de dejar el cargo en enero de 2017. Incluso mientras escribía aquel “hermoso” mensaje en el que instruía a Donald Trump a proteger la democracia y el Estado de Derecho, ¡ese hombre estaba elaborando planes para derrocar al Sr. Trump y regresar la izquierda radical a la Casa Blanca!

Quiero mostrar cómo la crisis electoral de 2020 expone al Sr. Obama y a sus aliados más cercanos. Aún más importante, esta crisis revela la fuerza invisible pero extremadamente poderosa detrás del Sr. Obama y la izquierda radical. ¡Esta crisis pone el foco en una profecía bíblica crucial, una que he estado explicando desde 2012 y que usted debe entender!

El arquitecto del desafuero

Desde el día de las elecciones, la corrupción y el desafuero en la política y el sistema electoral de EE UU han sido descubiertos de manera espectacular. Esto ha revelado un enorme giro hacia la anarquía en esta nación. Y eso tiene una causa que debemos entender.

Satanás el diablo es un ser espiritual; el ser más anárquico del universo. En 2 Corintios 4:4 se le llama “el dios de este mundo”. Eso significa que la gente en este mundo lo adora, incluso sin saberlo. Este espíritu maligno tiene un poder aterrador, ¡un poder que difícilmente podemos imaginar! Puede parecer una afirmación extrema, pero en estos tiempos extremos y confusos, ¿no merece al menos considerarse? Hay mucho en juego para EE UU, ¡y para usted personalmente!

Un capítulo notable que nos ayuda a comprender el alcance de la influencia del diablo sobre el hombre es Apocalipsis 12. Este pasaje profetiza de una guerra en el cielo donde grandes seres angelicales lucharon contra el diablo y sus demonios, de los cuales hay millones. Aquí está el resultado de esa guerra espiritual: “[Y] luchaban el dragón y sus ángeles [ángeles caídos, o sea, demonios], pero no prevalecieron; ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él” (versículos 7-9).

Note que el versículo 9 dice que Satanás engaña al mundo entero, ¡a todos! Su engaño afecta la educación de este mundo, la religión, la política, la ciencia, ¡todo! La Biblia lo dice. Efesios 2:2 llama a Satanás “el príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia”. Él está provocando emociones, estados de ánimo y actitudes en la gente. Eso es asombroso, pero es bíblico y puede comprobarlo, y ciertamente debería hacerlo.

Apocalipsis 12:9 es una profecía del tiempo del fin. Nos dice que Satanás fue arrojado a la Tierra. En mi folleto gratuito Estados Unidos bajo ataque, explico por qué podemos saber que este evento crítico ocurrió el 16 de enero de 1986. Todo gira en torno a eventos en la Iglesia de Dios. El versículo 13 muestra que cuando el diablo fue arrojado, ¡él atacó a la Iglesia de Dios!

Quizás usted, como la mayoría de nuestros lectores, no tenga una historia con esa Iglesia. Pero esta historia sigue siendo extremadamente relevante para usted. La Biblia describe a la Iglesia como “Israel” espiritual (por ej., Gálatas 6:16; Efesios 2:12). Cuando Satanás fue arrojado, inmediatamente atacó a Israel espiritual. Ése fue su primer objetivo. Pero no se detuvo allí. Después de eso, dirigió su odio contra el Israel físico. ¿Y cuál es éste? Específicamente, son tres de las naciones modernas que descienden de la nación bíblica de Israel, principalmente EE UU, Gran Bretaña y el Estado judío. (La prueba de la identidad de estas naciones se puede encontrar en el libro de Herbert W. Armstrong Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía).

Éste es un objetivo principal del diablo y sus demonios: ellos buscan derribar a Israel, ya sea espiritual o físico. Lo que sucedió en esa Iglesia muestra un patrón de lo que Satanás le está haciendo hoy a EE UU y Gran Bretaña. Por eso la historia de la Iglesia es tan relevante, y es importante que usted la comprenda. (Puede leer sobre este ataque a la Iglesia en El mensaje de Malaquías y en el libro de mi hijo, Raising the Ruins [Levantando las ruinas, disponible en inglés]. Toda nuestra literatura es gratuita).

Toda la historia de la profecía bíblica muestra que Satanás tiene un ataque de tres flancos después de ser arrojado. Primero, ataca a la Iglesia de Dios (Israel espiritual). En segundo lugar, ataca a las naciones de Israel, especialmente a EE UU, la nación líder. En tercer lugar, trabaja a través del Sacro Imperio Romano y destruye a esas naciones en la Gran Tribulación.

Este pasaje de Apocalipsis está lejos de ser el único pasaje bíblico que describe la pasión destructiva del diablo. Realmente, el odio de Satanás hacia Israel es un tema prominente en toda la Biblia. He explicado la profecía en 2 Reyes 14:23-29, por ejemplo, que describe un movimiento en el tiempo del fin liderado por Satanás, para “borrar el nombre de Israel de debajo del cielo”. (Puede estudiar más de esta profecía en mi folleto gratuito Great Again {[Grande otra vez, disponible en inglés].

Éste es el plan maestro de Satanás: él quiere destruir la Iglesia de Dios, y las naciones de EE UU y la Mancomunidad británica. Para comprender los eventos en EE UU y Gran Bretaña, debemos considerarlos en este contexto profético.

¡Todas estas profecías se cumplirán si nuestro pueblo no presta atención al mensaje de advertencia de Dios!

Antíoco del tiempo del fin

Esta profecía en Apocalipsis 12 se conecta con una asombrosa profecía del tiempo del fin entregada por el profeta Daniel. El libro de Daniel es sólo para este tiempo del fin (Daniel 12:4, 9). Él muestra que Satanás persigue su ambición de destruir a Israel mediante instrumentos humanos.

La última parte de Daniel 8:17 dice: “Entiende, hijo de hombre, que la visión es para el tiempo del fin” (Versión Revisada Estándar). En el versículo 26, Dios le dijo a Daniel que sellara la visión, “porque se relaciona con el futuro lejano (Moffatt). Muchos de los eventos descritos en este capítulo se cumplieron como tipo en los siglos posteriores a cuando Daniel los registró en el año 550 a. C. Sin embargo, incluso esos eventos señalan el cumplimiento principal de esta profecía en el tiempo del fin, justo antes del regreso de Cristo.

Al principio del versículo 9 hay una profecía de un “cuerno pequeño” que surgió de una de las cuatro divisiones del Imperio Griego. Prácticamente todos los comentarios coinciden en que esto se refiere a Antíoco Epífanes, un dictador que obtuvo el gobierno de Palestina en el 176 a. C. por engaño y adulación. Sin embargo, lo que ellos pasan por alto es que esto también tiene un cumplimiento en el tiempo del fin.

Cuando colocamos esta profecía junto con otras, así como los eventos del tiempo del fin en la actualidad, queda claro que en realidad hay tres tipos de Antíoco del tiempo del fin. Primero, está el Antíoco espiritual, el hombre que descarrió a la Iglesia de Dios. Segundo, hay un Antíoco en el Israel físico. Tercero, también un Antíoco lidera la resurrección final profetizada del Sacro Imperio Romano, al que Dios usa para castigar a Israel.

¡Barack Obama es el tipo de Antíoco del tiempo del fin que busca destruir al Israel físico!

Ésta no es una profecía nueva. He estado advirtiendo sobre el Sr. Obama y sus ambiciones antiamericanas desde antes que asumiera la presidencia en 2008. A lo largo de sus ocho años de presidencia, expliqué que el Sr. Obama era un tipo de Antíoco que buscaba la destrucción de EE UU. Éste es el tema principal de mi folleto Estados Unidos bajo ataque, publicado por primera vez en 2012.

Cuando el Sr. Obama dejó la Casa Blanca en enero de 2017, algunos dijeron que se trataba de una profecía fallida. El Sr. Obama ya no era presidente y parecía que ya no tenía ninguna influencia en la política estadounidense. Pero la verdad es que este Antíoco nunca dejó la escena política, ¡y nunca dejó de tratar de socavar a EE UU!

Sus libros muestran que desde que él era niño ha tenido el objetivo de cambiar fundamentalmente a EE UU. Y ese objetivo de toda la vida no desapareció cuando dejó el cargo.

Los detalles de esta profecía tienen un significado muy personal y emocional para mí, porque tratamos personalmente con el Antíoco en la Iglesia de Dios. ¡Satanás usó a ese hombre para destruir la Iglesia! Daniel 8:11 dice que ese hombre “se engrandeció contra el príncipe de los ejércitos [Jesucristo], y por él fue quitado el continuo sacrificio [la Obra de Dios], y el lugar de su santuario fue echado por tierra”. El diablo usó a ese hombre tipo Antíoco dentro de la Iglesia de Dios, para destruir la Obra de Dios.

El versículo 12 describe más del carácter de este hombre: “Y a causa de la prevaricación le fue entregado el ejército [de demonios] junto con el continuo sacrificio; y echó por tierra la verdad, e hizo cuanto quiso, y prosperó”. Antíoco arrojó la verdad por tierra. ¡Él era un hombre inicuo, sin ley! Además, su campaña de desafuero “practicó y prosperó”, tuvo mucho éxito.

Lea toda la profecía de Daniel para ver qué clase de hombre es este Antíoco. La historia también proporciona información. Daniel 11:21 dice que este líder obtuvo el gobierno a través de mentiras y halagos engañosos. Era un orador suave y tenía una personalidad absorbente. En la antigüedad, Antíoco Epífanes ganó el control pretendiendo ser alguien que no era. Es igual con los tres tipos de Antíoco del tiempo del fin: son engañadores expertos.

Siempre debemos tener cuidado con el diablo por esta razón: Él viene como un ángel de luz (por ej. 2 Corintios 11:14).

Daniel describe al Antíoco más a fondo en Daniel 8:23-24: “Y al final del reinado de éstos, cuando los transgresores lleguen al colmo, se levantará un rey altivo de rostro y entendido en enigmas. Y su poder se fortalecerá, mas no con fuerza propia; y causará grandes ruinas, y prosperará, y hará arbitrariamente, y destruirá a los fuertes y al pueblo de los santos”.

Considere las elecciones recientes en EE UU. ¡Es justo decir que vivimos en un momento “cuando los transgresores han llegado al colmo”! La anarquía, la corrupción y el pecado abundan, ¡incluso se celebran! Y aquí hay un líder que entiende “enigmas” y es capaz de destruir poderosamente, “no con fuerza propia”, sino por la del diablo.

“Con su sagacidad [mediante su política, VKJ] hará prosperar el engaño en su mano; y en su corazón se engrandecerá, y sin aviso [por la paz, VKJ] destruirá a muchos; y se levantará contra el Príncipe de los príncipes [Jesucristo Mismo], pero será quebrantado, aunque no por mano humana” (versículo 25). Note que Antíoco tiene una política de sagacidad. ¡Él engaña a la gente, aparentando venir en paz antes de destruirlos!

Satanás es engañoso y falso, hábil para presentarse como algo que no es. Es padre de mentirosos y asesino desde el principio (Juan 8:44). ¡Cuando él está involucrado, las cosas conducen al asesinato si no despertamos!

Una Tierra prometida

En noviembre pasado, en el tiempo cercano a las elecciones estadounidenses, Barack Obama publicó su nuevo libro, Una tierra prometida. El libro y su autor recibieron muchos elogios de la crítica literaria tanto en EE UU como en todo el mundo. El tiempo de su lanzamiento no fue pura coincidencia.

El Sr. Obama es un orador público excepcional y puede lucir y sonar muy interesante. Parece sofisticado e ilustrado; lleno de amor y preocupación por EE UU y su gente. Y justo cuando la nación se convulsionaba por la crisis política, ese libro y la publicidad asociada llevaron a Barack Obama al centro de atención. Él estaba en las pantallas de todo EE UU, sonando racional, sabio y presidencial.

En su libro el Sr. Obama escribe varias veces de la “necesidad de un cambio fundamental” en EE UU; fue un tema importante de su campaña y presidencia. Él ha dicho reiteradamente que EE UU necesita cambiar. Durante un mitin electoral el 30 de octubre de 2008, él declaró: “Estamos a cinco días de transformar fundamentalmente a Estados Unidos de Norteamérica”.

¡Éste es un tema sobresaliente en la vida de Barack Obama! Sus libros muestran que desde que era niño ha tenido el objetivo de cambiar fundamentalmente a EE UU. Y ese objetivo de toda la vida, no desapareció cuando dejó el cargo.

Como presidente, el Sr. Obama persiguió esta ambición con pasión. Tuvo mucho éxito remodelando la identidad de EE UU, tanto a nivel nacional como internacional.

Recuerde el apoyo de la administración de Obama al levantamiento popular islamista contra el presidente egipcio Hosni Mubarak. Y recuerde cómo la Administración ignoró el levantamiento popular en Irán; y luego negociaron un grotesco acuerdo nuclear con los líderes iraníes que los llenó de dinero en efectivo y les proveyó un capote para encubrir la actividad nuclear en marcha. Recuerde la forma como manejaron a Bengasi cuando una turba yihadista atacó a la embajada de EE UU, en el aniversario del 11 de septiembre. Con descaro, los funcionarios de Obama les dijeron a nuestros soldados que se retiraran mientras los terroristas mataban a un embajador y a otros tres estadounidenses. Recuerde la restauración de los lazos diplomáticos de Obama con la Cuba comunista. Recuerde cómo trató Obama a Gran Bretaña (por ejemplo, la amenaza de enviar al Reino Unido al final de la fila, si votaba a favor de abandonar la Unión Europea). Recuerde su abierta hostilidad contra el Estado judío. Recuerde su gran apoyo a organizaciones internacionales como la corrupta Organización Mundial de la Salud, o las Naciones Unidas, que son anti-Israel y anti-EE UU. Recuerde su participación entusiasta en el Acuerdo Climático de París, que perjudicó a la industria y la economía de EE UU.

A nivel nacional, la administración de Obama logró “cambios fundamentales” igualmente importantes. Recuerde la Ley del Cuidado de Salud Asequible; es una legislación destructiva que aumenta la deuda nacional y convierte a EE UU en un Estado más socialista. Recuerde cómo la administración de Obama armó políticamente al fbi (la Oficina Federal de Investigaciones), a la cia (Agencia Central de Inteligencia) y a otras agencias de inteligencia, y cómo usó instituciones federales para espiar a los estadounidenses. Recuerde el escándalo de Fast and Furious (Rápido y furioso), el escándalo del irs (Servicio interno de impuestos). Recuerde al Sr. Obama diciendo que los estadounidenses blancos tienen el racismo en su adn. Recuerde la forma en que él socavó a la fuerza policiaca oficial de EE UU.

Estas son las acciones de un hombre que trabaja para “transformar fundamentalmente a EE UU”—o para “borrar el nombre de Israel”.

Éstas son las acciones de un hombre y una administración que trabajan para “transformar fundamentalmente a EE UU”. Expresado en términos bíblicos, ¡éstas son acciones destinadas a borrar el nombre de Israel! ¡Así se comporta Antíoco!

Finalmente, recuerde la forma en que la administración de Obama manejó su salida de la Casa Blanca y el traspaso del poder a Donald Trump. ¡Estudie esta historia y verá que fue en ese entonces cuando comenzó el Golpe de Estado!

Golpe de Estado

El 5 de enero de 2017, Barack Obama se reunió con sus principales funcionarios de inteligencia en la Oficina Oval. El propósito de esta reunión era comunicarle al presidente Obama sobre el informe que él había comisionado para investigar la acusación de interferencia rusa en las elecciones de 2016. Obama ordenó esa investigación, basado en gran medida sobre el expediente (dosier) de Steele, que es un informe fraudulento iniciado por la campaña de Hillary Clinton que alegaba colusión entre el Kremlin y la campaña de Donald Trump.

En esa reunión del 5 de enero, el presidente fue informado por James Comey, Michael Rogers, John Brennan y James Clapper, directores respectivamente del fbi, la Agencia de Seguridad Nacional (nsa), la cia y la Oficina de Inteligencia Nacional. También estuvieron presentes el vicepresidente Joe Biden, la asesora de seguridad nacional Susan Rice y la fiscal general interina Sally Yates. Prácticamente todos los poderes clave del gobierno estuvieron presentes en esta reunión sobre Donald Trump, quien estaba a punto de mudarse a la Casa Blanca.

Después de esta reunión, Obama se reunió con Yates y Comey, quienes permanecerían en el cargo cuando Trump asumiera la presidencia. Con ellos, el Sr. Obama continuó la discusión sobre la investigación de Rusia, la investigación en curso de Donald Trump, la investigación del fbi sobre el general estadounidense jubilado Michael Flynn (un hombre que Obama detestaba), y la información que el director Comey del fbi le daría al presidente entrante al día siguiente, el 6 de enero.

Durante esta segunda reunión, el presidente Obama ordenó al director Comey que fuera selectivo cuando informara al presidente electo Trump. No debía decirle a Trump que él estaba siendo investigado. “Los funcionarios de Obama afirmaron adherirse a un libro que prohibía las consultas entre líderes políticos e investigadores. Pero aquí ellos estaban consultando”, escribió Andrew McCarthy en National Review (15 de febrero de 2018; énfasis mío en todo). ¿Y sobre qué estaban consultando?

¡Estas reuniones del 5 de enero se trataban de seguir la investigación de Donald Trump, incluso después de convertirse en presidente!

La periodista Mollie Hemingway escribió lo siguiente sobre estos eventos de enero de 2017: “No sólo la información sobre Rusia no se compartió completamente con el equipo entrante de Trump, como se los indicó Obama, las filtraciones y emboscadas hicieron que la transición fuera caótica, ahuyentando a personas calificadas para trabajar en la administración, haciendo casi imposible una gobernabilidad eficaz, dañando materialmente la seguridad nacional” (New York Post, 10 de mayo de 2020).

Dos semanas después, el 20 de enero de 2017, Susan Rice se escribió a sí misma un correo electrónico documentando lo que sucedió en la reunión del 5 de enero. Ese correo electrónico fue extraño. Como escribió McCarthy, esto no fue realmente “un correo para uno mismo. Es conscientemente un correo electrónico para el archivo” (óp. cita). En él, Rice escribió que todo en la reunión del 5 de enero fue completamente correcto. El Presidente [Obama] escribió e hizo “todo en regla”. La verdad es que, como escribió McCarthy, el correo electrónico de Rice “no fue escrito para recordar lo que se decidió. Fue escrito para modificar la idea de lo que se decidió, para racionalizar lo que se había hecho”.

Rice sabía que lo que habían discutido era ilegal. ¡Ella quería adelantarse a cualquier investigación dejando constancia de que todo estaba “en regla”!

Si usted tiene acceso a la Internet, le animo a que lea el artículo titulado “What Did Comey Tell President Trump About the Steele Dossier?” [¿Qué le dijo Comey al Presidente Trump sobre el dosier de Steele?] De Andrew McCarthy en National Review; así como “Obama Meeting Could Be Behind Corrupt Michael Flynn Probe” [La reunión de Obama podría estar detrás de la corrupta investigación a Michael Flynn], de Mollie Hemingway en el New York Post.

Como presidente, ¿fue Barack Obama el guardián de las “instituciones y tradiciones democráticas de EE UU, tales como el Estado de Derecho”? ¿Dejó los “instrumentos de nuestra democracia al menos tan fuertes como [él] los encontró”?

La evidencia muestra que Barack Obama pasó sus últimos días en el cargo, trabajando con operativos del Estado Profundo, fraguando cómo él podría continuar debilitando, ¡e incluso estar espiando, al presidente entrante!

¡De esta manera, Barack Obama inició el golpe de Estado progresivo, que culminó en las elecciones de 2020!

El presidente Joe-bama

Ésta es la expresión que Freddy Gray, editor del Spectator usa, utilizó para describir una posible presidencia de Joe Biden. “Obama suena un poco como un Rey del Mundo en estos días, pero no se le puede culpar por sentirse alegre. Ya tiene un tercer libro de memorias publicado (…) está ganando millones de dólares a través de publicaciones y acuerdos con Netflix, Donald Trump (su gran némesis) parece finalmente haber sido derrotado — y su pandilla está tomando cargo de Washington otra vez” (28 de noviembre de 2020).

Barack Obama se mostró complacido cuando Biden comenzó a anunciar a sus seleccionados para varios puestos en su administración. En una entrevista del 23 de noviembre con Politico, él dijo: “Estamos viendo la formación de un equipo en el que yo tengo mucha confianza”. Por supuesto que tiene una gran confianza en ellos: ¡son su gente!

“De hecho, la administración entrante de Biden es probablemente más ‘obamista’ que la administración original de Obama”, escribió Gray. Un miembro del personal de la campaña de Biden incluso le dijo a Politico que “los empleados de Obama ahora están eliminando a las personas que votaron por Biden”.

La presencia de Barack Obama en la campaña electoral de Joe Biden nunca recibió el escrutinio que se merecía. Eso no fue una preocupación para la mayoría de la gente, especialmente los medios principales de comunicación (que adoran a Obama). Pero proféticamente, ¡eso sí es una gran preocupación! ¡Antíoco estaba activo, y estaba persiguiendo su gran objetivo de transformar a EE UU!

En el Epoch Times, Lee Smith escribió: “Obama quiere que se entienda que Biden es un avatar para un tercer mandato de Obama. Ahora él puede completar la obra de “transformar fundamentalmente a EE UU, como lo dijo días antes de las elecciones de 2008” (17 de noviembre de 2020).

Barack Obama fue el primer presidente en más de un siglo, en tomar residencia en Washington después de dejar el cargo. La mayoría de los presidentes dejan la capital, en parte por respeto a su sucesor. ¿Por qué Obama se quedó? En marzo de 2017, el Daily Mail escribió que la casa de Obama en Washington, D.C., que está a menos de tres kilómetros de la Casa Blanca, se había convertido en el “centro neural de la creciente insurgencia contra su sucesor, el presidente Donald J. Trump”.

Grf Obama Biden Getty Images 629520374

(Crédito: Chip Somodevilla/Getty Images)

Si este plan no hubiera sido interrumpido, creo que Barack Obama habría terminado de regreso en la Casa Blanca, al menos como el gran titerero dirigiendo a Joe Biden y a Kamala Harris.

¿Lo puede imaginar? Con sede en la capital, este hombre ha estado entrenando a la izquierda radical todo el tiempo. El Sr. Obama ha estado involucrado personalmente en procurar derrocar al presidente Trump. En marzo, dirigió personalmente la selección de Joe Biden como candidato demócrata a la presidencia. Por ejemplo, Obama llamó personalmente a Pete Buttigieg después que se retiró de la carrera y le pidió que respaldara a Biden. Y mandó a sus ayudantes que hicieran llamadas similares a Amy Klobuchar y Elizabeth Warren.

Entre marzo y noviembre, Barack Obama y su equipo hicieron una intensa campaña a favor de Joe Biden. No sólo eso, alentaron a los votantes a votar pronto, y a votar por correo. Ahora sabemos que gran parte del fraude se cometió con estos votos por correo. Para el 3 de noviembre, la izquierda radical estaba lista para manipular la elección.

Luego, el 7 de noviembre, Joe Biden—la mano derecha de Barack Obama durante ocho años—fue proclamado como el próximo presidente de EE UU. La vicepresidenta de Biden, Kamala Harris, también fue seleccionada por Obama. Cuando Biden y Harris anunciaron candidatos para posiciones en la nueva administración, muchas de estas personas eran cercanas a Obama o habían sido parte de su administración anterior.

¡Para mediados de diciembre, se había creado lo que prácticamente es una tercera administración de Obama, que estaba lista para mudarse de nuevo a la Casa Blanca!

La parte más notable fue que la mayoría en EE UU no tuvo ningún problema con esto. Antíoco estaba listo para recuperar el control, ¡y a los ciudadanos no les importó!

Si este plan no hubiera sido interrumpido, creo que Barack Obama habría terminado de regreso en la Casa Blanca, al menos como el gran maestro de marionetas dirigiendo a Joe Biden y a Kamala Harris. Esto puede sonar descabellado para algunos, ¿pero lo es realmente?

Considere lo que dijo el propio Obama en una entrevista con Stephen Colbert en noviembre. “La gente me preguntaba: sabiendo lo que sabes ahora, ¿te gustaría tener un tercer mandato? Y yo solía decir, si pudiera hacer un arreglo en el que yo tuviera un suplente, un testaferro, y tuvieran un auricular puesto y yo estuviera en mi sótano con vestimenta deportiva mirando las cosas, y yo pudiera transmitir qué decir, pero alguien más estuviera hablándolo por mí y haciendo las formalidades, yo estaría bien con eso porque encontré el trabajo fascinante”. ¡El Sr. Obama ha hecho otras declaraciones similares indicando que quiere volver a ser presidente!

En Mateo 12:34, Jesús dijo: “... de la abundancia del corazón habla la boca”.

Considere lo que Rudy Giuliani, el abogado de Donald Trump, dijo durante una entrevista a Fox News el 6 de diciembre. “Éste fue un patrón que fue establecido por alguien en Washington, porque todos los demás lo hicieron exactamente de la misma manera, y lo hicieron en las ciudades corruptas. (…) No sé quién estaba a cargo de eso. Todo lo que puedo decirles es que parece una situación muy bien planificada y muy bien ejecutada”.

El Sr. Giuliani tiene acceso a todo tipo de hechos e inteligencia, y él dice que alguien en Washington, D.C. orquestó este golpe. No dijo quién cree que fue. ¡Pero es lógico concluir que fue el Antíoco!

¡En las próximas semanas y meses, espere ver que surjan aún más pruebas que demuestren que Barack Obama estuvo detrás del ataque de la izquierda radical, contra la administración Trump y el sistema electoral de EE UU!

Cómo ser salvo

Imagínese lo destructivo que sería para EE UU si Barack Obama liderara la nación por los próximos cuatro años, ya sea directamente como presidente o mediante un representante como Joe Biden o Kamala Harris. Desde que [Obama] dejó el cargo, la izquierda radical se ha vuelto mucho más poderosa. Piense en el poder asfixiante de las empresas de tecnología, la supremacía indiscutible de los principales medios de comunicación radicalizados y el ascenso de los marxistas acérrimos en el Partido Demócrata. Todas estas poderosas entidades están dirigidas por un Antíoco que se opone a Dios, cuyo objetivo es borrar el nombre de Israel, ¡o el plan maestro de Dios para la humanidad! Con el apoyo de esta gente, ¡Obama podría terminar fácilmente el trabajo de “transformar fundamentalmente” a EE UU!

¡Barack Obama y sus sustitutos tendrían el poder de asegurarse de que un líder como Donald Trump nunca volviera a estar en el poder! EE UU sería destruida de como la conocemos: una nación sustentada por los valores judeo-cristianos; gobernada por las normas de la ley; una nación que respeta a sus antepasados; ¡una nación única por el poder y la prosperidad que Dios le ha dado!

He explicado las profecías en Amós 7 y 2 Reyes 14, las cuales revelan que Dios no permitirá que el Sr. Obama y la izquierda radical borren el nombre de Israel. Estas profecías son duales, lo que significa que los eventos descritos en estos capítulos ocurrieron antiguamente en Israel, pero también ocurrirán en EE UU y Gran Bretaña (los descendientes del Israel bíblico) en el tiempo del fin.

Cuando Dios salva a EE UU de la izquierda radical, le está dando a la nación una última oportunidad para arrepentirse del pecado y volverse a Él.

En 2 Reyes 14:26, Israel está en grave aflicción. “Porque [el Eterno] se compadeció de las inconmensurables miserias de Israel tanto de fuera como de adentro, cuando no había calma para Israel” (traducción de Ferrar Fenton). Fíjese que gran parte del sufrimiento se inflige desde dentro de la nación. ¡La nación está siendo destruida desde adentro por Antíoco y sus partidarios!

Y recuerde que el libro de Reyes es uno de los profetas anteriores, que contiene profecías principalmente para los últimos días, nuestro tiempo hoy.

Pero observe el versículo 27: “Y [el Eterno] no había determinado raer el nombre de Israel de debajo del cielo; por tanto, los salvó por mano de Jeroboam, hijo de Joás”. El nombre de Israel está a punto de ser borrado. Dios Mismo interviene y salva a Israel temporalmente. ¿Cómo? ¡Por mano de un Jeroboam del tiempo del fin!

Hoy, Donald Trump desempeña el papel de un Jeroboam del tiempo del fin.

La mayoría de los estadounidenses considerarán esto una buena noticia, y lo es, pero no por la razón que muchos piensan.

Estas profecías no terminan con EE UU permaneciendo perpetuamente próspero y pacífico. En la antigüedad, el reino de Israel fue destruido por Asiria después que terminó el reinado del rey Jeroboam (2 Reyes 18). Profecías en Isaías 10 y Habacuc 1 nos dicen que esto también le sucederá a Israel en el tiempo del fin: EE UU y Gran Bretaña serán destruidos por el Sacro Imperio Romano, el cual está dirigido por Alemania, los descendientes de la antigua Asiria.

En Amós 7:8 Dios revela por qué salva a EE UU a través de Jeroboam. Él dice: “… Yo pongo una plomada de albañil en medio de mi pueblo Israel: no lo toleraré más”. Una plomada se usa generalmente para medir un edificio o construcción. Pero Dios la usa de manera diferente aquí; se trata de medir la destrucción que vendrá sobre las naciones de Israel. Esta destrucción no es al azar; Dios la está midiendo con cuidado y precisión. Pero producirá los resultados más maravillosos imaginables.

¡Cuando Dios salva a EE UU de Barack Obama y la izquierda radical, le está dando a la nación una última oportunidad de arrepentirse del pecado y volverse a Él!

Hablando de este tiempo, en Ezequiel 33:11 Dios dice: “No quiero la muerte del impío, sino que se vuelva el impío de su camino, y que viva. Volveos, volveos de vuestros malos caminos; ¿por qué moriréis, oh casa de Israel?”

¡Dios es profundamente emotivo con esto! Cuando Él salve a Israel, es sólo temporalmente. ¡Pero Dios anhela salvar a Israel permanentemente! No le agrada ver a la gente sufrir. Por eso Él les suplica a las personas año tras año, clamando a través de esta revista, el programa de televisión La llave de David y laTrompeta.es [y theTrumpet.com], suplicándoles que se arrepientan de sus pecados.

Dios está lleno de misericordia y amor, y es rápido para perdonar y proteger. Pero para recibir el perdón y la protección de Dios, el pueblo de EE UU y Gran Bretaña —y cualquier persona de cualquier raza o nación— debe arrepentirse. ¡Debemos dejar de pecar, dejar de rebelarnos contra la ley de Dios y dejar de resistirnos a Dios!

A medida que se deterioran las condiciones mundiales, recuerde este mensaje. Dios nos protegerá física y espiritualmente (Apocalipsis 12:14). Incluso en un mensaje abrasador como el de Amós, ¡hay buenas noticias! Cuando este mundo se desintegre ante nuestros ojos, ¡sabemos que un mundo nuevo ya casi está aquí! Claro, hay profecías difíciles por delante, ¡pero todas conducen al regreso de Cristo!

¡Este mundo no conoce a Dios! Están a punto de conocerlo y tener la oportunidad de ser salvos. Espiritualmente, la mayoría de ellos llegará a conocer a Dios por primera vez, luego de una resurrección de entre los muertos.

“He aquí vienen días, dice [el Eterno], en que el que ara alcanzará al segador, y el pisador de uvas al que lleve la simiente; y los montes destilarán mosto, y todos los collados se derretirán. Y traeré del cautiverio a mi pueblo Israel, y edificarán ellos las ciudades desoladas, y las habitarán; plantarán viñas y beberán el vino de ellas; y harán huertos, y comerán el fruto de ellos. Pues los plantaré sobre su tierra, y nunca más serán arrancados de su tierra que yo les di, ha dicho [el Eterno] Dios tuyo” (Amós 9:13-15). Ésta es la maravillosa conclusión que Amós nos da.

Las malas noticias en lo que se avecina, son sólo temporales. Pronto, todos serán educados y serán bendecidos por su obediencia.

Pero el tiempo para que ellos entiendan, está en el futuro. Mas para aquellos que estén preparados para arrepentirse y obedecer a Dios, hoy es nuestro día. Tenemos la oportunidad incomparable de darle a Dios, de darle a este mundo y de cumplir con nuestra responsabilidad de apoyar fielmente la obra misma de Dios. ¡Dios está preparando a Su pueblo para ayudarle a Jesucristo a gobernar por toda la eternidad! ▪


ESTADOS UNIDOS BAJO ATAQUE

¿Está usted preocupado sobre hacia dónde está dirigiendo el país la administración actual? ¿Y sobre si la nación puede o no sobrevivir los próximos cuatro años? La situación está peor de lo que usted piensa, y sólo existe una forma para solucionar este problema gigantesco.