Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

Germans%20to%20turkey carmenjaspersenafp

Carmen Jaspersen/AFP/Getty Images

Ataques de París: La respuesta relámpago de Alemania

Nunca en la historia de posguerra Alemania respondió tan rápido y tan fuerte como con los ataques de París.

Tres semanas después del día siguiente a los ataques, el parlamento de Alemania aprobó una misión militar a Siria con cerca de 1.200 soldados y un despliegue de hasta 650 tropas más a Mali.

Esa es la respuesta inicial más rápida y más grande de Alemania frente a una crisis en décadas. En diciembre de 2001, tres meses después de los ataques del 11 de septiembre contra Estados Unidos, su parlamento aprobó una orden para que hasta 1.200 soldados se unieran a Estados Unidos en Afganistán. Cuando Mali estaba en crisis y solicitó ayuda, se tomaron dos meses para aprobar una misión de solamente 300.

Alemania ahora tiene cuatro despliegues importantes de casi 1.000 tropas cada uno, en Afganistán, Kosovo, Siria y Mali. Este es el número más grande de despliegues simultáneos y de este tamaño, que Alemania ha llevado a cabo desde la Segunda Guerra Mundial.

Por supuesto, es importante no exagerar la misión. Los líderes del Estado Islámico difícilmente estarán temblando de miedo al saber que Alemania está enviando a Siria una fragata y un puñado de aeronaves con cámaras fotográficas y no con bombas. No obstante, este hecho muestra la nueva seriedad de la política exterior alemana; una Alemania que ha descartado su antigua renuencia de desplegar su ejército en el extranjero. Alemania todavía está lejos de ser una potencia militar mundial, pero acaba de dar un paso significativo en esa dirección.

Y desde la Segunda Guerra Mundial los medios alemanes no habían estado tan interesados en las misiones militares.

Berthold Kohler, jefe de redacción del periódico Frankfurter Allgemeine Zeitung, describió la guerra contra el Estado Islámico como “una guerra mundial”. El mensaje de los ataques de París, señaló él, es que “sus esfuerzos y sacrificios en la ‘guerra contra el terrorismo’, ya sea en tierra extranjera o en la propia, han sido en vano” (15 de noviembre de 2015; traducción de Trompeta en todo el artículo). La forma en que Occidente está combatiendo el radicalismo islámico simplemente no está funcionando.

“Los alemanes no se oponen a tener una cara amigable en su gobierno. Pero en tiempos como este, ellos quieren y necesitan ver una diferente: una dura”, concluyó Kohler.

“Esto es guerra”, escribió Frank Jansen en el diario Der Tagesspiegel. “Las imágenes de anoche son tan horribles, tan incomprensibles, tan arcaicamente sangrientas que parece imposible no reconocer que nosotros en Occidente, y ciertamente todo el planeta hemos sido forzados a entrar en una tercera guerra mundial”. La periodista francesa Anna Erelle, en una entrevista para la revista de noticias semanales Stern, dijo: “Nosotros estamos en medio de la Tercera Guerra Mundial” (16 de noviembre de 2015). Erelle es un seudónimo. Después que ella escribió sobre las prácticas de reclutamiento del Estado Islámico, los clérigos islámicos pronunciaron en su contra una fatwa, una sentencia de muerte religiosa, y ahora ella tiene que vivir escondida.

Los líderes y la prensa de Alemania reconocen públicamente la amenaza del terrorismo radical, mucho más que los líderes de Gran Bretaña y Estados Unidos. Los de Alemania están discutiendo seriamente confrontar el terrorismo islámico por toda África y el Oriente Medio, mientras que el presidente de EE UU Barack Obama insiste en que, fundamentalmente, la estrategia de Estados Unidos está funcionando. Mientras tanto, las autoridades alemanas están enfatizando la necesidad de expandir la guerra para contener a los islamistas.

Un anillo de fuego

El presidente de la Asociación de las Fuerzas Armadas alemanas Teniente Coronel André Wüstner dijo que el ataque terrorista de noviembre en la capital de Mali “hace claro una vez más” que un “anillo de fuego” se extiende “desde Afganistán vía Yemen, y de Siria e Iraq hasta África”.

“No es suficiente enfrentar al [Estado Islámico] en Siria”, dijo él, pidiendo que en Mali se destaquen “fuerzas de combate robustas y poderosas”.

Roderich Kiesewetter, presidente de la asociación de reservistas del Bundeswehr y experto en política extranjera para la Unión Demócrata Cristiana de Merkel, dijo “firmemente” que “el Bundeswehr enviará más de 1.200 soldados en la lucha contra el [Estado Islámico]”. La otan tendrá que enviar tropas terrestres a Libia, explicó él, señalando que “la Fuerza Aérea, la Naval y oficiales de policía de Alemania pueden ayudar a estabilizar a Jordania, Líbano y Libia”.

Harald Kujat, exinspector general del Bundeswehr, tuvo un mensaje similar, advirtiendo que aun si Occidente destruye al Estado Islámico en Siria e Iraq, este “no estará totalmente derrotado” sino que “evadirá”. Kujat advirtió que el Estado Islámico ya está instalado en Libia y se está extendiendo a Mali.

Un claro consenso está emergiendo de los líderes involucrados en las decisiones militares: el ejército de Alemania debe confrontar al Islam radical a lo largo de una serie de frentes de batalla que se extienden desde el noroccidente de África hasta Afganistán y Asia central.

El jefe de redacción de Trompeta Gerald Flurry describió exactamente esta respuesta en nuestra edición de julio de 2013. Alemania ve la creciente amenaza del Islam radical y está “planeando para la guerra mayor que viene”, escribió el Sr. Flurry. ¿Cuál es la respuesta de la nación? Es una “estrategia de torbellino” rodeando al Islam radical y prepararse para confrontarlo.

Argumentar que Alemania debe confrontar al Islam radical a lo largo de un “anillo de fuego” describe exactamente esta estrategia.

Esta estrategia también explica la presencia de Alemania en Mali. Lo que Alemania está haciendo en Mali es algo entre la construcción de un puesto militar de avanzada y el lanzamiento de una toma absoluta del país. Es parte de un intento de cimentar a Mali como el ancla de la estrategia tipo torbellino de Alemania en la región.

Alemania tiene aproximadamente 200 soldados apostados en Mali como parte de una misión de entrenamiento de la Unión Europea, con permiso parlamentario para tener hasta 350. Ahora tiene un mandato para otros 650 como parte de una Misión de Naciones Unidas. Esa es una presencia seria, de casi 1.000 soldados para un país que ha sido renuente a enviar tropas al extranjero después de sus días nazi. Esto también muestra cierto compromiso serio de Alemania. Mali es una de las misiones más peligrosas de la onu.

Francia actualmente tiene alrededor de 1.000 soldados en Mali, pero se espera que reduzca este número una vez lleguen las tropas extras alemanas. Esto dejará a Alemania liderando el mayor contingente de tropas occidentales en Mali. Alemania está actualmente liderando la misión de entrenamiento de la UE, y también dirige la misión civil de la UE para entrenar a la fuerza policial de Mali. A pesar de ser una misión “civil”, el entrenamiento lo están haciendo soldados alemanes.

El Teniente Coronel Michael Hanisch del Federal College for Security Studies, un comité de expertos responsable de asesorar a los militares alemanes, escribió que los planes de Alemania “exigirían a una nueva calidad de (…) compromisos del ejército alemán en África”.

El ejército de Alemania quiere usar a Mali como su base principal en el Sahara; un punto desde el cual puede proyectar poder por todo África del Norte.

Mali juega un “papel crucial” como una “fuente de conflicto” y un “centro de rutas de refugiados a Europa”,
escribió el Coronel Hanisch.

Él escribió que la ministra de defensa alemana Ursula von der Leyen ve a África “como el futuro foco de los compromisos del ejército alemán”, y esto pone el enfoque en Mali.

“Esta es una gran operación que no se puede limitar a Mali”, dijo Kiesewetter en una entrevista con Deutschlandfunk, una estación de radio pública alemana.

“A largo plazo, es importante que pensemos en Libia”, dijo Kiesewetter el 23 de noviembre. Él también describió cómo es que armas y terroristas se extienden por la región, desde Nigeria hasta el sur de Sudán.

Francia tiene algunas bases militares en países africanos que prácticamente controla, y que usa para proyectar poder a través de la región. Alemania aparentemente ha decidido que quiere establecer lo mismo en Mali.

Siria

Comparado con la transformación de Mali en un virtual protectorado alemán, el despliegue en Siria es un poco menos dramático, aunque todavía significativo.

Una vez más, la respuesta alemana se conecta a objetivos de larga data. La marina alemana está muy familiarizada con esta parte del Mediterráneo. Inicialmente lideró el componente marítimo de la fuerza de tareas interinas de las Naciones Unidas en Líbano, y ha permanecido involucrada mientras el liderazgo ha rotado a otras naciones. También ha estado entrenando a la marina libanesa. El regreso de una fragata alemana a estas aguas no es sorprendente.

Los alemanes también se han desplegado antes en las fronteras de Turquía. La nación recientemente tuvo una misión de 200 hombres para operar dos baterías de misiles Patriot, protegiendo a Turquía de cualquier misil que pudieran hacer volar desde Siria. Ahora, Alemania está buscando estacionar cerca de 550 soldados en Turquía como parte de su misión de reconocimiento y reabastecimiento de combustible en vuelo en Siria.

Todo esto internará a Alemania más profundamente en Oriente Medio. Al mismo tiempo, esto forzará al ejército a incrementar su disponibilidad de combate y apoyo logístico. En los últimos años, Alemania ha puesto en marcha un esfuerzo serio para mantener sus fuerzas en mejor condición y su personal mejor preparado.

El ejército alemán de la posguerra fue diseñado para un propósito: lanzar el mayor número de tanques y hombres posibles contra una invasión soviética. Desplegar y mantener grandes contingentes de tropas a cientos de millas de distancia de su patria requiere un conjunto de habilidades completamente diferente. El hecho de que Alemania ahora sea capaz de mantener cuatro despliegues separados de casi 1.000 soldados cada uno, muestra cuánto progreso ha hecho aquí; lo cual también la forzará hacia un mayor progreso.

Finalmente, los líderes del ejército alemán están indicando que Alemania podría estar más profundamente involucrada en el conflicto. El general Kujat dijo que las tropas alemanas “no necesariamente” serían desplegadas en el territorio en Siria, pero que era muy posible.

El Coronel Wüstner dijo que el uso de tropas terrestres en Siria seguía siendo “una línea roja”. “Sin embargo, en estos días vemos lo rápido que el gobierno federal puede pasar una línea roja”, agregó. ¿Será esta misión de Siria el inicio de una participación alemana mucho más amplia?

El futuro de Alemania en Oriente Medio

Los ataques de París y la crisis de migrantes están impulsando a Alemania a acelerar su estrategia de torbellino relámpago. La idea de que Alemania está planeando confrontar efectivamente al Islam radical tiene implicaciones para todos.

¿Cómo pudo Trompeta reportar sobre esta estrategia hace dos años? La fuente para el análisis del Sr. Flurry fue Daniel 11:40. Este versículo describe un choque entre el rey del norte, Alemania, y el rey del sur, el Islam radical liderado por Irán. El rey del norte atacará “como una tempestad”. Esta palabra enfatiza el terror y la ferocidad del ataque. Pero también describe un ataque que “no es simplemente un asalto directo”, escribió el Sr. Flurry. “¡Es un torbellino que da vueltas y vueltas, invadiendo la tierra e inundándola! El rey del norte no podría venir como una tempestad tal a menos que rodee a Irán y sus aliados” (op.cit.).

Actualmente, el Estado Islámico es el gran nombre en el terrorismo radical. Muchos grupos terroristas por todo Oriente Medio y África del norte han prometido lealtad a él. Pero aquellos grupos también tienen profundos y antiguos lazos con Irán. La Trompeta ha predicho desde hace tiempo que Irán emergería como el líder del Islam radical.

Actualmente para muchos, la Biblia se ve como una extraña fuente para este tipo de pronósticos. Pero esta estrategia relámpago es solamente una cosa específica en donde la Biblia se ha demostrado exacta. Para aprender más sobre lo que la Biblia dice acerca de la estrategia relámpago de Alemania y qué significará para el mundo, lea >“The Whirlwind Prophecy” (La profecía del torbellino relámpago, disponible en inglés.