Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

Metalwork

ISTOCK.COM/PHOTLLURG

Abasteciendo a un imperio

Los acuerdos comerciales masivos con Suramérica y África le dan a Europa los recursos que necesita.

Para el Imperio Romano, Egipto era especial. No se regía como las otras provincias, sino que era propiedad personal del imperio. A ningún aristócrata se le permitía siquiera poner un pie en el país sin el permiso del emperador. ¿Por qué? Porque Egipto alimentaba al Imperio. El control de este granero daba un poder enorme, y el emperador no quería arriesgarse a que nadie se lo quitara.

Dos mil años después, el principio sigue siendo el mismo: el control de los recursos significa poder.

En una era de comercio abierto, océanos abiertos y la Marina de EE UU, nos hemos dado el lujo de olvidar este principio. Pero a medida que se multiplican los aranceles, se avecina la guerra comercial y las naciones delimitan pasajes oceánicos como propios, la realidad está retumbando.

Es por esto que la participación de la Unión Europea (UE) en dos enormes bloques comerciales es tan significativa. La UE está obteniendo acceso a las fuentes de materia prima más importantes del mundo. La noticia ha sido poco comentada, pero es un gran paso de Europa hacia el poder mundial.

El área comercial más grande del mundo

El 28 de junio, la Unión Europea y el bloque comercial latinoamericano llamado mercosur anunciaron un acuerdo en borrador sobre la mayor área de libre comercio del mundo. Cuando el acuerdo se negoció a principios de este año, el jefe editor de la Trompeta, Gerald Flurry, escribió: “¡Este acuerdo comercial repercutirá en el mundo entero! Y va a afectar dramáticamente su vida” (la Trompeta, marzo de 2019).

¿Por qué es tan importante este tratado? Porque se trata de mucho más que de comercio. Se trata de la llegada de un peligroso imperio al patio trasero de EE UU.

El nuevo acuerdo es un paso oficial importante hacia una alianza europeo-latinoamericana. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, lo llamó “un momento realmente histórico”. El presidente argentino, Mauricio Macri, quien dirigió las negociaciones para el mercosur, dijo que es “el acuerdo más importante que hemos firmado en nuestra historia”.

El acuerdo crea un área de libre comercio con una población de 780 millones de personas y una producción económica anual de 21 billones [¡21 más 12 ceros!] de dólares. Cubre las cuatro naciones centrales del mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) y suprimirá los aranceles por un valor de 4,5 mil millones de dólares. En los próximos 10 a 15 años, eliminará gradualmente más del 90% de los aranceles que la UE y el mercosur tienen actualmente entre sí.

El mercosur generalmente aplica aranceles muy altos a los productos de países externos. Estos aranceles continuarán en bienes de otras economías avanzadas como la de EE UU, pero no en los producidos en Europa. Mientras tanto, le permite al mercosur vender materias primas y productos agrícolas baratos a Europa, lo cual son enormes nuevas ventajas para la industria alemana.

Pero esto es mucho más que economía. La letra pequeña del acuerdo aún no se ha publicado, pero los bosquejos muestran que el mercosur está consintiendo a varias de las normas y regulaciones de la UE. El acuerdo también bloqueará a las economías más grandes de la región, Brasil y Argentina, en una relación económica y política con Europa. La comisionada de comercio de la UE, Cecilia Malmström, dijo que “acercaba (...) a amigos y aliados con quienes hemos tenido lazos históricos por años y con quienes trabajamos muy bien en muchas otras áreas”.

Los dos bloques ya tienen vínculos económicos estrechos. La UE es la principal fuente de inversión del mercosur y el segundo mayor socio comercial de bienes.

Los fuertes vínculos no económicos de Europa con la región facilitarán que continúe acercándose a Latinoamérica. Los fuertes vínculos culturales de la región con Europa se remontan a su conquista por España y Portugal. Estas potencias usaron a la religión, para cimentar su dominio sobre la región. Las poblaciones de Argentina, Paraguay, Bolivia, Chile, Perú, Colombia y Venezuela son al menos 70% católicas en la actualidad. Alrededor del 40% de los católicos del mundo viven en Latinoamérica, y un hombre nacido en Argentina dirige la Iglesia Católica en Roma.

Los dos también tienen una fuerte relación militar. Entre 2002 y 2011, más del 49% de las armas importadas por naciones suramericanas provenían de la UE. Entre 2014 y 2018, Francia y Alemania vendieron significativamente más a la región que EE UU.

El continente está lleno de buques de guerra europeos de segunda mano y tanques alemanes.

“Suramérica claramente ha evitado ser dependiente de EE UU para sistemas críticos de armas. Pero depende de Europa”, afirma nuestro folleto Él tenía razón. “Suramérica está soldada al sistema militar de Europa” (Solicite su copia gratuita).

Nicholas J. Spykman, uno de los grandes pensadores geopolíticos de EE UU, advirtió sobre el poder que tendría una Europa unida en Latinoamérica. Brasil y Argentina están muy lejos de EE UU, y es difícil que éste proyecte poder allí, explicó. Para todos los propósitos prácticos, es tan fácil viajar de Buenos Aires a España o Portugal, como lo es viajar a Washington, D.C.

Spykman advirtió que una de las principales prioridades de EE UU debería ser detener la unificación de Europa. Con vínculos tan estrechos con Suramérica, sería difícil para EE UU mantener a una Europa unida, fuera de Latinoamérica. Y una vez que un poder europeo esté ahí, puede amenazar a EE UU. Por esta razón Spykman fue uno de los primeros a favor de la guerra contra Hitler y los nazis. Él advirtió contra el aislacionismo, argumentando que “incluso si EE UU hubiera podido evitar la guerra por Europa y contra Alemania, no podría haber evitado una lucha con Alemania por la hegemonía sobre Suramérica”.

Robert Kaplan, otro pensador geopolítico destacado, analiza las ideas de Spykman en su libro La venganza de la geografía. Advierte que “ya se puede ver que cuanto más unida está Europa, mayores son las tensiones con EE UU. Un verdadero súper Estado europeo con fuerzas armadas y una sola política exterior a su mando, sería un firme competidor de EE UU y posiblemente el poder externo dominante en la zona equidistante del sur de Suramérica”.

En 1962, la revista The Plain Truth (La Pura Verdad) de Herbert W. Armstrong escribió: “EE UU quedará excluido a medida que dos enormes bloques comerciales, Europa y Latinoamérica, se unan y comiencen a tomar decisiones en el comercio mundial”.

El 28 de junio, esos dos bloques se unieron.

¿Cómo predijo The Plain Truth un desarrollo tan específico hace tanto tiempo?

Haciendo África a la imagen de Europa

No pasó mucho tiempo para que se rompiera el récord de la UE-mercosur como la zona de libre comercio más grande del mundo. Después de casi 20 años de negociaciones y pasos intermedios, 54 naciones africanas firmaron para activar el Área de Libre Comercio Continental de África (afcfta, por sus siglas en inglés) el 7 de julio. Este masivo bloque que cuenta con una población de 1.300 millones de personas tiene como objetivo mejorar el comercio entre los países africanos, introducir viajes sin visa e integrar el transporte.

China domina la mayoría de las noticias comerciales en África. Es cierto que China se está volviendo más activa en África, generalmente por la diplomacia de la deuda. Nadie sabe exactamente cuántos miles de millones ha prestado a los países africanos, aunque claramente es mucho. Pero Europa sigue siendo también un jugador importante. Según la Comisión Europea, la inversión extranjera directa de China en África en 2017 fue de 40 mil millones de dólares; la inversión de la UE fue de 325 mil millones de dólares.

La UE también es el mayor socio comercial de África. En 2017, África exportó el 38% de todos sus productos a las naciones de la UE, y la UE importó el 37% a África, según Eurostat. Después de la UE, la siguiente mayor fuente de importaciones a África fue China, con un 19%. EE UU representó el 15%. Los miembros de la Unión Africana comercian cuatro veces más con la UE que entre ellos. En 2018, el comercio entre la UE y África tuvo un valor de 271 mil millones de euros (302,2 mil millones de dólares).

La UE es la principal fuente de ayuda al desarrollo de África, según el Fondo Monetario Internacional. Las naciones africanas recibieron el 54% de toda su asistencia oficial para el desarrollo, de los Estados miembros de la UE en 2017, mientras que sólo el 27% provino de EE UU.

Esto le da a la UE mucha influencia. Y está presionando a África para rehacerse a la imagen de Europa. La importancia de la relación entre Europa y África a menudo está oculta en la jerga oficial, pero en su nivel más básico, es la historia de la Unión Europea financiando la integración de la Unión Africana, al estilo de la UE, todo mientras hace que África sea más dependiente de Europa en el proceso.

El afcfta está diseñado en la UE. Al igual que la UE, está dirigida por una comisión. Su objetivo es crear el mismo tipo de mercado único, con libre circulación de personas y capital. La Unión Africana está trabajando en un pasaporte que permita a todos los ciudadanos de los países miembros evitar la red de tarifas y burocracia actualmente asociada con los viajes en la región, tal como lo ha hecho la UE con su Zona Schengen.

Europa había estado presionando, a veces con fuerza, por la creación del afcfta y ha ayudado a financiar el proyecto. “La UE ha estado apoyando la integración económica africana tanto política, técnica y financieramente desde el principio”, afirma el sitio Web oficial África-UE. “Para preparar el afcfta, la UE ha apoyado la Comisión de la Unión Africana (auc) en negociaciones, experiencia y estudios técnicos”.

El impulso para esta zona de libre comercio en África comenzó en 2007 en la Cumbre de Lisboa, donde 54 líderes africanos y 27 europeos se reunieron para crear la Estrategia Conjunta África-UE. Desde entonces, este acuerdo ha servido como base para que millones de euros vayan, en ayuda de la UE al desarrollo de África. Actualmente, Europa ha presupuestado 62,5 millones de euros (69,7 millones de dólares) para el apoyo del afcfta.

Europa también instituyó el fondo de Ayuda para el Comercio. Las naciones de todo el mundo aportan a un fondo común que se gasta en desarrollo relacionado con el comercio. Europa aporta la mayor parte (32%). A través de la Ayuda para el Comercio, Europa ha otorgado 92 millones de euros (mil millones de dólares) al África Occidental, específicamente para ayudar a prepararse para la nueva área de libre comercio. Ésto es solo una donación de dinero. La UE ha invertido regularmente decenas de millones en el afcfta.

El dinero de la UE ha financiado las negociaciones. Los burócratas de la UE han asesorado a las naciones africanas sobre cómo elaborar las normas para el bloque comercial. Y parece que fue una promesa de inversión de la UE lo que persuadió al país más poblado de África a inscribirse. Parecía que Nigeria no participaría en el acuerdo comercial; lo que sería un gran golpe para la unidad africana. Pero luego la UE ofreció una promesa de inversiones por un valor de 45 mil millones de dólares, una ganancia inesperada que Nigeria no podía perder. Días después Nigeria anunció que se uniría.

Europa está dispuesta a pagar si puede fortalecer su presencia en África. Aunque otros países como China invierten en África, ninguno ha hecho tantas contribuciones importantes a largo plazo como Europa.

¿Qué sucede cuando las naciones africanas se niegan a ajustarse a los deseos de la UE? En 2014, Kenia se negó a suscribirse a un Acuerdo de Asociación Económica (epa) de la UE, que la UE describe como un acuerdo de ayuda al comercio y al desarrollo hecho a medida para las necesidades del país en desarrollo. Sin embargo, la UE no estaba de humor para negociar. Recurrió a tácticas de presión económica, imponiendo aranceles estrictos a ciertas importaciones procedentes de Kenia. Esto condujo a dificultades financieras y despidos en varias empresas africanas importantes. Como era de esperar, Kenia firmó el mes siguiente.

“Los países en desarrollo tienen una pistola apuntando a su pecho: o firman, o restringimos su acceso al mercado de la UE”, dijo un político alemán. “La epa es lo opuesto a la cooperación para el desarrollo”.

Aunque todo el lenguaje da la impresión que la UE está tratando de hacerle un favor a Kenia y a otros, iniciar una guerra comercial es una extraña forma de responderle a alguien que rechaza su favor.

Los Acuerdos de Asociación Económica de Europa son motivo de preocupación. Los investigadores han señalado el riesgo de que las industrias y la agricultura africanas no estén listas para que caigan los aranceles, porque la competencia europea podría llevarlos a la quiebra. África todavía está subdesarrollada, y las industrias que anteriormente dependían de la protección del gobierno para sobrevivir pueden fallar bajo la presión de la competencia europea.

La paz y la seguridad también fueron una prioridad en una cumbre en 2014. Esto hace que África continúe recibiendo entrenamiento y despliegues militares europeos, especialmente porque la región del Sahel continúa luchando contra el terrorismo islámico radical.

Un imperio naciente

El libre acceso a recursos es una de las bendiciones menos valoradas de nuestras vidas. En un mundo desarrollado, la comida siempre está disponible y, según los estándares históricos, es increíblemente barata. Pasamos toda nuestra vida sin tener que preocuparnos de dónde vendrá el combustible para hacer funcionar nuestros automóviles o calentar nuestros hogares. Los dispositivos electrónicos que requieren miles de piezas pequeñas y muchos metales raros son baratos y abundantes.

La UE está forjando vínculos con sus fuentes para estos materiales. Quiere asegurarse que controla esos materiales. Mientras tanto, en Gran Bretaña y EE UU, no lo pensamos dos veces. De hecho, ni siquiera lo pensamos una vez.

Esta es una peligrosa consecuencia de décadas de fácil acceso a cualquier cosa que queramos.

La Biblia ofrece una visión general del plan de Dios para el mundo, incluyendo a las principales naciones. Como parte de ese plan, Él pretendía que los descendientes del antiguo Israel fueran un ejemplo de cómo obedecer a Dios, quien derramó bendiciones sobre los descendientes modernos del antiguo Israel, que incluyen a EE UU y el Reino Unido. (Para comprobarlo, solicite una copia gratuita de Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía). Esta es la razón por la que podemos acceder a cualquier material que deseemos desde cualquier parte del mundo. Suponemos que este fácil acceso es el estado natural del mundo. Sin embargo, es una bendición de Dios.

Pero en lugar de obedecer a Dios, nuestras naciones han sido un ejemplo del desafuero. Por lo tanto, Dios promete castigar. Deuteronomio 28 enumera algunas de las bendiciones que Él dio y las maldiciones que vienen debido a nuestra desobediencia. El versículo 52 establece que los enemigos de EE UU “[Pondrán] sitio a todas tus ciudades, hasta que caigan tus muros altos y fortificados en que tú confías”. Dios profetiza que los enemigos de EE UU lanzarán un asedio contra éste, cortándolo del comercio global.

Otros pasajes muestran que una potencia europea en ascenso jugará un papel importante en este asedio.

Está profetizado que este imperio europeo tomará el control de gran parte de las materias primas del mundo. Y podemos verlo sentando las bases para eso justo ahora.

Apocalipsis 17, escrito hace 2.000 años, ofrece una visión general de la historia y la profecía. Describe a un poder de bestia gobernado a veces por “reyes”. Es alguna forma de entidad política: un imperio, estado o reino. El versículo 3 muestra que es montado por una mujer. Otros pasajes como Apocalipsis 12 y Efesios 5, muestran que una mujer en el simbolismo bíblico es una iglesia.

Así que aquí hay un poder político estrechamente aliado con una iglesia. Apocalipsis 17 da más detalles. El versículo 10 dice que este poder político asciende y cae continuamente. En el momento en que este pasaje fue revelado, este poder había ascendido y caído cinco veces. Su sexta encarnación estaba a punto de caer, y sería seguida por una séptima.

¿Dónde vemos un imperio, guiado por una iglesia, que asciende y cae repetidamente? Ésta es una descripción perfecta de los repetidos intentos en Europa de resucitar el tal llamado, “Sacro” Imperio Romano y sus estrechos vínculos con la Iglesia Católica Romana. Hay más Escrituras que se pueden juntar con Apocalipsis 17 para confirmar esta explicación. Solicite su copia gratuita de The Holy Roman Empire in Prophecy (El Sacro Imperio Romano en profecía. Disponible en inglés) para comprobar esto por sí mismo.

La sexta resurrección (dirigida por la Alemania nazi y el Vaticano) estaba ahí cuando Herbert W. Armstrong le enseñó al mundo lo que significaban estos versículos. La sexta cayó y después de que él murió, la séptima comenzó a ascender.

Este mismo imperio y esta misma iglesia tienen vínculos de larga data con Latinoamérica. Cuando The Plain Truth advirtió que Europa formaría una nueva alianza comercial con Latinoamérica, lo hizo en parte por la historia de Europa. Latinoamérica es el área para controlar más importante del mundo, si se quiere asediar a EE UU. Y el Sacro Imperio Romano a menudo ha tenido fuertes vínculos con esta parte del mundo.

El imperio de los Habsburgo llevó el catolicismo a esta región por medio de una afluencia masiva de misioneros, e importando la Inquisición Española. Por recomendación de la Inquisición, miles de “herejes” en el Continente fueron torturados hasta que murieron o confesaron. Sólo en Lima, Perú, 1.000 personas fueron ejecutadas.

Pero las potencias europeas también tienen una historia de forjar vínculos con Latinoamérica para llegar a EE UU.

Incluso con la tecnología moderna, atacar a EE UU a través del Océano Atlántico sería difícil. Entonces las potencias europeas han buscado bases en el Nuevo Mundo.

Napoleón lanzó una importante operación militar para conquistar Haití y poder crear allí un imperio colonial francés. Durante la Guerra Civil estadounidense, Francia intentó trasladarse a México mientras EE UU estaba distraído. A principios del siglo xx, Alemania trató de establecer una base naval en Venezuela, al mismo tiempo que el Alto Mando alemán estaba trabajando en planes para una invasión terrestre a EE UU. Durante la Primera Guerra Mundial, Alemania trató infamemente en secreto de persuadir a México para que fuera a la guerra contra EE UU.

Después de la Segunda Guerra Mundial, muchas naciones latinoamericanas les dieron la bienvenida a ex criminales de guerra nazis. Durante la Guerra Fría, la Rusia soviética estableció estrechos vínculos con Cuba, desplegó misiles nucleares allí y llevó al mundo al borde de la guerra nuclear.

Por esto el gobierno de EE UU ha mantenido históricamente la Doctrina Monroe, la cual establece que las potencias europeas no deben interferir en el hemisferio Occidental. Pero la administración de Obama abandonó abiertamente esa doctrina.

La Biblia dice que este imperio usará una vez más a Latinoamérica para atacar a EE UU.

De esto se trata realmente el acuerdo UE-mercosur. “¡Sin embargo, la realidad es que, al vincularse con Europa de esta manera, Latinoamérica está contribuyendo al surgimiento de una resurrección moderna del Sacro Imperio Romano medieval!”, escribió el Sr. Flurry en ese artículo de marzo.

La mayor parte del comercio marítimo de EE UU viaja a través de sus puertos en el Golfo de México. Simplemente no es posible asediar a EE UU sin una presencia en Latinoamérica.

Ahora Europa se está instalando y forjando estrechos vínculos comerciales. Por eso el Sr. Flurry advirtió: “Pocos estadounidenses están prestando atención a la situación que se está desarrollando al sur de nosotros. Pero les garantizo que no podrán ignorarlo indefinidamente. ¡Este acuerdo comercial tendrá un impacto en todo el mundo! Va a afectar su vida dramáticamente. Se están sembrando las semillas para una guerra comercial y un asedio económico que ayudará a destruir a EE UU. ¡Así de importante es este acuerdo comercial!” (ibíd).

Europa no puede lanzar este tipo de asedio por sí sola. Isaías 23 describe un “emporio de las naciones”; una alianza comercial que excluye a EE UU. “Tiro” (es un léxico bíblico para esta superpotencia económica común) es un pilar de tal alianza. Pero también lo es Quitim (un léxico bíblico para China). Ambas potencias trabajarán juntas en el comercio y excluirán a EE UU.

La Biblia describe este asedio y sus resultados. Es un pronóstico sombrío. Mientras las maldiciones de Dios golpean a EE UU, la sociedad se derrumbará y muchos morirán. Las potencias extranjeras se aprovecharán rápidamente de la debilidad de EE UU, y será conquistado.

Una nueva superpotencia

En lugar de EE UU, Europa se convertirá en una superpotencia de materias primas. Apocalipsis 18:3 declara que “los mercaderes de la tierra se han enriquecido con la abundancia de sus lujos” (Nueva Versión King James). Los comerciantes europeos se convertirán en “los grandes de la tierra” (versículo 23).

Este pasaje incluso nos dice qué recursos controlará esta potencia europea: oro, plata y piedras preciosas (versículo 12). El campo de oro más rico jamás descubierto está en Suráfrica. La segunda mina de oro más grande del mundo se encuentra en Perú. África es una rica fuente de diamantes y otras gemas. El versículo también enumera el marfil, una mercancía que no se encuentra fácilmente en Europa. La inclusión del marfil nos dice algo importante sobre la naturaleza de este comercio. No se trata de un desarrollo sostenible, sino de pégale y quítale. El comercio a gran escala de marfil podría conducir a la extinción de los elefantes. Pero a este imperio eso no le importa.

Esta Escritura también destaca un par de diferentes tipos de madera, una exportación clave de la región amazónica. También se incluye el hierro, que es una importante exportación de Brasil. El versículo 13 enumera varios productos alimenticios diferentes, incluyendo trigo, harina y bestias, que probablemente incluye el ganado. Brasil y Argentina son importantes exportadores de trigo. Brasil es el principal exportador mundial de carne de res, y Argentina también juega un papel importante.

Pero el producto comercial más escalofriante en este pasaje son los “esclavos y las almas de los hombres”. En parte a través del control del comercio mundial, ¡este imperio es lo suficientemente poderoso como para conquistar naciones y comerciar vidas humanas!

Europa está sentando las bases para ese imperio en este momento. Está firmando acuerdos que ya le permitirían comercializar muchos de estos productos. Su intención es clara: ¡quiere dominar el comercio con Latinoamérica y África!

Pero este dominio no durará. Apocalipsis 18 enfatiza esto. Tres veces dice que la destrucción de este poder se produce en solo “una hora”. “Porque en una hora han sido consumidas tantas riquezas” (versículo 17). Este poder tiene su momento de gloria; pero eso es todo: un momento.

Dios permite esto porque está enseñando algunas lecciones cruciales. La prosperidad real y duradera no proviene de apropiarse de las materias primas del mundo. Tampoco proviene del estilo de vida hedonista actual de EE UU, que usa esos recursos para generar todo placer fugaz imaginable.

La prosperidad duradera viene sólo de Dios. Él le dio una probada de esto a Gran Bretaña y EE UU, pero ambos poderes se negaron a vivir de la manera que conduce a las bendiciones continuas.

Sin embargo, después del asedio y la conquista del Sacro Imperio Romano, el mundo aprenderá esta lección. La humanidad se verá obligada a reconocer que la prosperidad y la felicidad provienen sólo de Dios. Y esto, conducirá a una era de prosperidad sin precedentes para toda la humanidad. 

Boletín, AD