Thule 560

iStock.com/Meletios Verras

Una mirada más allá del mundo conocido

25/02/2019  •  de latrompeta.es
Su conexión con el objeto más distante jamás explorado
 

En las primeras horas de la mañana del 1º de enero, la nave espacial New Horizons de la nasa realizó un sobrevuelo del objeto más distante jamás explorado.

2014 MU69 es un pedazo de hielo o roca a más de 6 mil millones de kilómetros de la Tierra. La nasa apodó al objeto “Ultima Thule”, según el término latino que significa más allá de las fronteras del mundo conocido.

Es un nombre adecuado. El gran logro anterior de New Horizons fue su sobrevuelo del inimaginablemente distante planeta enano Plutón, en 2015. Ahora, está otros miles de millones de kilómetros más lejos, hacia el remoto anillo de hielo y rocas conocido como el Cinturón de Kuiper.

Mucho de esta misión es asombroso. Antes de la visita de la sonda espacial, la humanidad apenas sabía cómo se vería Ultima Thule. Es tan remota, tan distante que no la descubrimos hasta 2014. Ahora New Horizons ha revelado un nuevo mundo.

Pero hay algo aún más impresionante acerca de Ultima Thule: su conexión con usted.

Durante el último siglo, los astrónomos se dieron cuenta que nuestro sistema solar está rodeado por inmensas nubes de escombros. Ultima Thule es sólo una pequeña pieza.

El Cinturón de Kuiper es la más pequeña y cercana de estas nubes de escombros. La Nube de Oort es mucho más grande y mucho más lejana, extendiéndose desde como 160 mil millones de kilómetros del Sol hasta 16 billones de kilómetros más allá. Eso es 100.000 veces más lejos, que la distancia entre la Tierra y el Sol.

Algunos científicos estiman que podría haber 1,6 billones de objetos en la Nube de Oort. Los modelos de los científicos de cómo se formó el sistema solar no predicen nada cercano a esa cantidad de restos. Esta es parte de la razón por la que los científicos están tan emocionados por el sobrevuelo de Ultima Thule. Esperan que muestre cómo se formó el sistema solar, y de dónde provienen todas las rocas destrozadas y los fragmentos de hielo.

Herbert W. Armstrong, fundador de nuestra revista predecesora The Plain Truth (La pura verdad), también estaba emocionado por las misiones de la nasa. El 20 de julio de 1976, llegó al Auditorio Ambassador justo antes de las 5 a.m. para ver llegar las primeras imágenes de la superficie de Marte, enviadas por la sonda Viking i. Él escribió que estas imágenes “mostraron precisamente lo que esperaba de lo que Dios ha revelado en la Biblia sobre la creación. Era una superficie seca, estéril, de decadencia y futilidad —de improductividad total.

“Efectivamente, pocos tienen una remota idea del hecho de que el Dios Todopoderoso revela hechos sobre este universo, con planetas como Marte, su origen, su estado actual, sus causas y razones. A veces parece inútil que muchas de las mejores mentes humanas estén dedicadas a toda una vida de vanas especulaciones, basadas en hipótesis erróneas totalmente falsas”.

“Tenía que darme cuenta de que, desde este laboratorio científico justo aquí en Pasadena, las grandes mentes están, de hecho, descubriendo hechos que son revelados en el libro que ellos no entienden y que probablemente no aceptan—¡los hechos revelados y la verdad del Eterno Dios viviente!”

Romanos 8:21 nos dice que “la creación” —el universo entero— está en “esclavitud de corrupción”. El Sr. Armstrong escribió, “[N]o se imaginan la emoción que experimenté, viendo en nuestro propio Auditorio y Casa de Dios, las primeras fotografías reales en primer plano de la superficie misma de Marte, confirmando el estado en que la Biblia revela que están hoy día tales planetas”.

La misión New Horizons confirma esto a gran escala. No es sólo uno o dos planetas sujetos a esta decadencia. Todo nuestro sistema solar está rodeado por una vasta e inerte nube de escombros. Sólo la Biblia nos cuenta el origen del universo y explica toda esa decadencia.

El mismo pasaje explica que toda esa decadencia terminará. El versículo 21 afirma que “la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios”. Esto sucederá cuando el pueblo de Dios nazca como Sus hijos. Romanos 8 describe el anhelo de todo el universo por aquel momento. “¡No se podría escribir un pasaje más asombroso, extraordinario y revelador!”, escribió el Sr. Armstrong en su libro El increíble potencial humano

La Biblia está llena de Escrituras que describen esa visión. Hebreos 2:8 nos dice que “todas las cosas” estarán sujetas al hombre. En Hebreos 1, la versión Moffatt traduce “todas las cosas” como “el universo”. Todas las cosas (la Nube de Oort y mucho más allá) estarán sujetas al hombre. Tendremos la inmensa responsabilidad de limpiar la decadencia.

Dios dice en Isaías 51:16 que Él tiene la intención de “plantar los cielos”. “¡Entienda esto profundamente!”, escribe el jefe editor de la Trompeta Gerald Flurry en Los templos de Jerusalén. “¡Dios va a plantar los cielos! … ¡Dios va a emprender un proyecto de construcción masivo en el cosmos para hacer el universo exquisito!”

“Cuando oímos historias como la de Gene Cernan [el último astronauta en caminar sobre la luna] y vemos imágenes del universo, nuestro futuro entre las estrellas se vuelve más real para nosotros”, escribe el Sr. Flurry en The New Throne of David (El nuevo trono de David. Disponible en inglés). “Justo ahora el universo está en un estado de decadencia. Pronto cambiaremos eso”.

Usted puede ganar una mayor visión de ese futuro con nuestro folleto a todo color Our Awesome Universe Potential (Nuestro impresionante potencial en el universo. Disponible en inglés). Éste le mostrará por qué el universo está actualmente en un estado de decadencia y le explicará detalladamente lo que dice la Biblia sobre su futuro. Está lleno de imágenes y datos para hacer que esa visión realmente cobre vida. 

IHP, AD