180228 putin%20opener gettyimages 154214223
El primer ministro Vladímir Putin pronuncia un discurso durante una manifestación de sus partidarios en el estadio Luzhniki en Moscú el 23 de febrero de 2012.
yuri Kadobnov/AFP/Getty Images

Un hombre fuerte ruso dominando Asia

15/05/2018  •  de latrompeta.es
Una profecía bíblica registrada hace más de 2.500 años, menciona específicamente a un ‘príncipe’ de Rusia. Ese gobernante ahora está en el escenario.
 

Él es un maestro de yudo, un joven prodigio de la kgb , y probablemente el hombre más rico del mundo. Él es el salvador de la Rusia moderna—el hombre responsable por retornar a la inmensa nación el estatus de gran potencia. Él es el pionero del retorno global moderno al autoritarismo, el hombre fuerte más astuto en el escenario, y el líder mundial mejor equipado que cualquier otro para hacer frente a Estados Unidos.

Esta clase de hechos y declaraciones comúnmente surgen en discusiones sobre el presidente ruso Vladímir Putin.

Pero hay algo mucho más trascendental acerca de Putin que pocos observadores del Kremlin reconocen: Vladímir Putin está profetizado en la Biblia para jugar un papel importante en los eventos del tiempo del fin que conducen al retorno de Jesucristo. Y él ya está cumpliendo las primeras fases de su papel profetizado.

Esto se encuentra en el corazón del por qué Trompeta observa cuidadosamente a Vladímir Putin.

En la actualidad él juega un papel clave en las tendencias profetizadas del tiempo del fin, y ese papel se volverá más crítico en los meses y años por venir. La Biblia muestra que el peor conflicto en la historia de la humanidad se está aproximando rápidamente, y que Putin estará en el timón de uno de los principales bloques de poder en ese conflicto.

Ese es el por qué nosotros monitoreamos e informamos sobre el ascenso de Putin y su creciente control no sólo sobre Rusia, sino también las naciones de Asia y otros lugares en la periferia de Rusia.

Los reyes de Oriente

Alrededor del año 90 d.C., el apóstol Juan registró una asombrosa profecía sobre una fuerza militar que surgiría en el tiempo del fin: “Y el número de los ejércitos de los jinetes era doscientos millones. Yo oí su número” (Apocalipsis 9:16).

Eso está describiendo una fuerza militar de asombrosamente 200 millones de hombres.

El asombro va incluso más allá cuando contemplamos cuantas personas habían vivas cuando esa profecía fue escrita. Las estimaciones de población del historiador John Tanton muestran que solo un poco más de un total de 150 millones de personas había en la Tierra en ese momento. Ésa es evidencia irrefutable de que esta profecía viene de la mente de un Dios todopoderoso que es capaz de predecir el futuro (ej. Isaías 55:11)—y que esta profecía es para la era moderna. Después de todo, solo ha sido en tiempos bastante recientes que la población ha crecido los suficiente como para hacer que una fuerza militar de este tamaño sea incluso posible.

Incluso en esta era de explosión demográfica, ¿de dónde podría venir un ejército tan grande?

Los datos históricos muestran que las naciones pueden enviar aproximadamente un hombre combatiente por cada 15 adultos en la población. En extremos, 1 de cada 10 adultos, podría ser hecho soldado.

En Estados Unidos hoy, hay cerca de 250 millones de adultos. Eso significa, en tiempos de amenaza extrema, Estados Unidos posiblemente podría desplegar un ejército de 25 millones de tropas. (eso es más de 15 veces el número actual).

Con esta fórmula, la enorme población de la Unión Europea podría desplegar una fuerza de aproximadamente de 40 millones; los países combinados de Latinoamérica podrían producir un ejército de 48 millones; los de África, 90 millones.

Estos números impresionantes aún están lejos de la fuerza de 200 millones de hombres que Apocalipsis 9:16 profetiza que se levantará en el tiempo del fin.

Leyenda: soldados del Ejército Popular de Liberación ensayan para un gran desfile militar con motivo del 90 aniversario de la fundación del Ejército Popular de Liberación en la base de entrenamiento Zhurihe el 13 de julio de 2017.

Es sólo desde una combinación de naciones asiáticas que una fuerza de este tamaño asombroso podría ensamblarse. Dependiendo de cuál de los países orientales usted incluya, no es difícil alcanzar una población combinada de 2,5 mil millones a 4 mil millones de personas. Incluso yéndose con el rango bajo de esta estimación, ¡construir un ejército de 200 millones de hombres es demográficamente realista!

La Biblia provee muchos detalles vitales sobre el más grande ejército alguna vez reunido sobre la tierra. Escrituras como Daniel 11:44, 12:1 y Mateo 24:21-22 dejan claro que esta gigantesca fuerza oriental será uno de los principales actores en una Tercera Guerra Mundial nuclear.

Apocalipsis 16:12 revela que este mega ejército está conformado por los “reyes del Oriente”, lo cual muestra que éste será una confederación de varias naciones orientales o asiáticas.

Otro pasaje detallado en el libro de Ezequiel dice cuales países específicos contribuirán con soldados para este mega ejército, y también muestra que tendrá un país líder—y un hombre específico—en su timón.

El ‘príncipe de Rusia’

Ezequiel 38:8 discute “al cabo de años”. Esta frase describe el tiempo en que estamos viviendo ahora. Este capítulo de Ezequiel es acerca de los tiempos en que estamos viviendo ahora y los meses y años justo adelante. Y este incluye información algo alucinante sobre quien liderará el ejército de 200 millones de hombres de los “reyes del Oriente” durante estos tiempos tumultuosos.

Los versículos 1 y 2 dicen: “Vino a mí palabra de Jehová, diciendo: Hijo de hombre, pon tu rostro contra Gog en tierra de Magog, príncipe soberano de Mesec y Tubal, y profetiza contra él”.

¿Quién es el “príncipe” mencionado aquí? Los detalles de este pasaje pintan una imagen clara.

Los eruditos de la Biblia generalmente concuerdan que “Gog” se refiere a Rusia y “la Tierra de Magog” incluye el área inmensa donde China actual está localizada.

Mesec es un grupo de pueblos cuyos nombres aparecen a través de la historia en distintas variaciones: Musku, Muski, Mushki. Todas estas están relacionadas con la con la forma de deletrear moderna rusa de Moscú: Москва.

Tubal se refiere a otra sección de Rusia. Al oriente de los montes Urales en Rusia se encuentra la ciudad de Tobolsk, la cual es llamada así por el río Tobol, una denominación derivada del nombre antiguo Tubal. Tobolsk fue antiguamente la sede del gobierno ruso sobre la expansión de Siberia y funcionó esencialmente como la capital de la región asiática de Rusia.

Sin embargo, otro nombre para toda Rusia yace algo escondido en este pasaje. Hay desacuerdo sobre como la palabra hebrea rosh debería ser traducido al inglés en este versículo. La versión King James arriba lo traduce como el adjetivo “soberano”. Pero la traducción correcta—usada por la Moffatt, la versión American Standard, la Traducción Literal de Young y otras—lo traducen no como un adjetivo, sino como un nombre propio: Rosh.

Correctamente traducido, el versículo lee: “príncipe de Rosh, de Mesec y Tubal”.

Rosh fue un antiguo nombre para Rusia, alguna vez llamada Rus. Muchos relatos y comentarios—incluyendo la Exposición de Gill de la Biblia entera—reconocen esto.

Así que la identidad de este “príncipe” de Rusia, Moscú y Tobolsk empieza a tomar forma clara: La lista de todos los tres nombres confirma que éste es un individuo gobernando sobre todos los diversos pueblos en Rusia—desde Kaliningrado en el occidente hasta Vladivostok en el oriente.

Y la mención de Magog muestra que el liderazgo de este hombre se extiende más allá de las fronteras de Rusia y hasta la China. Los versículos 5 y 6 muestran que los pueblos de naciones tales como India, Japón, las Coreas, Camboya, Tailandia, Birmania, Laos y Vietnam también vendrán bajo la influencia de Rusia y prestarán su poderío militar y sus soldados a este bloque liderado por Moscú.

Leyenda: Ya, Vladímir Putin está construyendo alianzas con otras naciones asiáticas. Desde la izquierda, Putin se reúne con el presidente japonés Shinzo Abe, el primer ministro indio Narendra Modi y el presidente chino Xi Jinping.

Mikhail Svetlov/Getty Images (2), GREG BAKER/AFP/Getty Images

Aún más detalles sobre este ejército asiático son revelados en pasajes como Jeremías 50 y Joel 2.

Cuando estos pasajes de la Biblia son examinados junto con los eventos actuales que muestran la dirección expansionista que la Rusia moderna está tomando bajo el liderazgo de Putin, la identidad de este “príncipe de Rusia” llega a ser aún más clara.

Reconstruyendo el imperio, dominando a los vecinos

En agosto de 2008, Rusia invadió a la ex república soviética de Georgia. El editor en jefe de Trompeta Gerald Flurry escribió en la edición de octubre de ese año, “El ataque de Rusia sobre Georgia en agosto marca el comienzo de una nueva era peligrosa en la historia. Éste fue el primer golpe militar de una superpotencia asiática en ascenso—¡y habrá más! … ¿Ocurrirá una crisis sobre Ucrania? Esa área es la alacena de Rusia, y seguramente estará dispuesto a librar una guerra por allá también”.

El tiempo ha probado que esta predicción ha sido notablemente exacta. En marzo de 2014, Fuerzas de Putin clandestinamente invadieron la península de Crimea en Ucrania y la anexaron a la madre Rusia. Putin literalmente ha redibujado las fronteras de Europa. “El hecho de que un hombre—un hombre—sea responsable de este enorme cambio geopolítico es profundamente significativo”, escribió el Sr. Flurry.

Desde entonces, Putin ha continuado ejerciendo su poder para evitar que Georgia, Ucrania y otros ex países soviéticos desarrollen lazos cercanos con Europa. Él también está convirtiendo el aparato militar ruso en una moderna y formidable fuerza del siglo XXI, y profundizando grandemente la influencia de Rusia con China, India, Japón y otras numerosas naciones asiáticas.

Todos estos eventos muestran que las profecías con respecto a este “príncipe” están siendo cumplidas. En la edición de septiembre de 2014 de la Trompeta de Filadelfia, El Sr. Flurry escribió:

Yo creo fuertemente que Vladímir Putin va a liderar el ejército de 200 millones de hombres. Tan solo mire el poder que él ya tiene. ¿Puede usted pensar en algún otro político ruso que pudiera llegar a ser tan poderoso y tener la voluntad de liderar a Rusia hacia la crisis de las crisis? No veo a nadie más en el horizonte que pudiera hacer eso. ¡Y solo quedan unos pocos años para que aparezca el príncipe de Rosh!

Ese tipo de hombre no aparece de la noche a la mañana. Se necesitan años incluso para que incluso un líder de voluntad fuerte gane tal control. Vladímir Putin ya tiene el poder—y la voluntad para usarlo. Yo creo que no hay tiempo suficiente para que un competidor se levante y lo desafíe. Más del 80% de su pueblo apoya su liderazgo.

Esto es absolutamente cierto: ¡La restauración del poder de Rusia por medio de Vladímir Putin—el príncipe de Rusia—fue profetizada! Él ya ha aliado sólidamente a Rusia con China. La profecía acerca del príncipe de Rusia incluye esa alianza importante.

En su folleto el Sr. Flurry ampliamente examina el papel que la Federación Rusa y Putin juegan en la profecía bíblica del tiempo del fin. Él escribe que el hecho de que Putin esté ahora en el escenario prueba que el evento posiblemente más lleno de esperanza en la historia de la humanidad esté ahora muy cerca: “Vladímir Putin es una señal, literalmente una señal, que Jesucristo está apunto de retornar!” él escribe. “Éste es uno de los mensajes más inspiradores en la Biblia”.

El Sr. Flurry continúa:

¡Lo que estamos viendo en Rusia finalmente conduce a la transición del hombre gobernando sobre el hombre a Dios gobernando sobre el hombre! ¡Y está prácticamente aquí! Está a tan sólo unos pocos años de distancia.

Necesitamos observar a Vladímir Putin muy de cerca. ¡Yo creo que muy seguramente él será el “príncipe de Rosh” de quien Dios inspiró a Ezequiel a escribir hace 2.500 años! Necesitamos observar lo que está sucediendo en Rusia y como Europa responde eso. … El resurgimiento de Rusia—, el cual vemos informado en los titulares a menudo—¡muestra que las profecías del tiempo del fin están siendo cumplidas rápidamente!

En el corto plazo, el ascenso de la Rusia de Putin es un presagio del terrible tumulto global. Pero este desarrollo está íntimamente ligado a las mejores noticias imaginables: ¡Jesucristo va a regresar a la Tierra y marcará el comienzo de una era de paz y prosperidad para los pueblos de Rusia, Asia y todo el mundo! 

Newsletter_ES