Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

Silhouette%20trump

Mandel Ngan/afp/Getty Images

¿Puede el presidente Trump obtener el control de su propio gobierno dividido?

Una profecía bíblica indica que sí.

Desde que Donald Trump se convirtió en presidente, un peligroso nivel de corrupción ha sido expuesto en el gobierno federal de Estados Unidos. Funcionarios de varias poderosas agencias gubernamentales han trabajado activamente para sabotear al Sr. Trump y anular los resultados de las elecciones presidenciales de 2016. ¡Este es un comportamiento traicionero, y una gran amenaza para EE UU, más de lo que la mayoría de la gente se da cuenta!

Los hechos revelan una complicidad generalizada dentro de la cia y el Departamento de Justicia, incluyendo el fbi, junto con otras agencias gubernamentales, con la dirección de la Casa Blanca, y el apoyo total de los principales medios de comunicación. Vemos que la administración de Obama tuvo un aterrador grado de control sobre esas agencias. Y vemos a funcionarios que consideran estar por encima de la ley, y que están dispuestos a utilizar el engaño, la calumnia y prácticamente cualquier otro medio necesario para mantener o recuperar el poder a cualquier precio.

Para hacer esta realidad aún más alarmante, nada de esto habría visto la luz del día, si el Sr. Trump no hubiera ganado las elecciones. Pero Dios quería que se expusiera, y yo le explicaré por qué.

Ahora, parece que cuanto más duramente trabajan los enemigos del Presidente para destruirlo, más se descubren sus perversos caminos.

Isaías 1:4-6 es una profecía del tiempo del fin que se aplica directamente a EE UU. Ahí dice que “toda cabeza está enferma”, hablando sobre la corrupción en el gobierno. ¡Estamos teniendo una cruda visión de cuán grave es esta enfermedad! (Solicite mi folleto “Isaiah”. Disponible en inglés. Toda nuestra literatura es gratuita).

Robert Mueller realizó una tremenda investigación durante dos años sobre si el presidente Trump tuvo colusión con Rusia. No encontró ninguna irregularidad del Presidente, ¡pero Mueller sin darse cuenta reveló una gran cantidad de corrupción por parte de los enemigos del Presidente!

Ahora el nuevo fiscal general, William Barr, está haciendo una investigación por su cuenta. Así que vamos a saber aún más sobre la profundidad de esa podredumbre.

Sin embargo, la profecía bíblica indica que habrá algún giro, y que el presidente Trump obtendrá de hecho, más control de estas agencias gubernamentales que han estado trabajando para derrocarlo.

Para entender esta profecía, primero debemos observar lo que le estaba pasando al País bajo su predecesor, y lo que la profecía dice al respecto.

El legado de Obama

Cuando Barack Obama llegó a la presidencia, dijo que quería transformar a EE UU de una manera fundamental. Él tuvo éxito a una peligrosa escala.

El daño que su administración le hizo a este país es inconmensurable.

La administración de Obama tenía un control sobre los departamentos de ley e inteligencia. Fue autor de escándalos como “Fast and Furious” (Rápido y furioso), lo que puso armas en manos de los cárteles mexicanos de la droga. Utilizó el IRS (Servicio de Impuestos Internos) para fastidiar a organizaciones conservadoras. Utilizó su infraestructura de inteligencia para espiar a periodistas y otros miembros de los medios de comunicación. Abusó de los poderes de aplicación de la ley para castigar a opositores políticos y ampliar su poder. Y como quedó claro, espió a la campaña presidencial de Donald Trump. Fue un intento por impedir que la campaña del Sr. Trump ganara la elección primaria republicana. Luego, más tarde, ¡hizo un intento traicionero por derrocar su presidencia!

Ese complot continúa hasta la fecha.

Estos son sólo algunos de sus abusos mortales de poder; no se digan de los conflictos raciales que provocó, y el declive cultural y moral que fomentó.

Durante el segundo mandato de Obama, Peter Strzok fue jefe de contraespionaje en el fbi. Dirigió la investigación en el servidor de correo electrónico de Hillary Clinton, y también la investigación sobre la interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de EE UU de 2016. Al mismo tiempo, estaba teniendo una aventura con una colega llamada Lisa Page. Los dos intercambiaron mensajes de texto durante ambas investigaciones, que revelaron un siniestro doble estándar: una clara tendencia a favor de Clinton y en contra de Trump. Sus textos también revelaron que funcionarios de la Casa Blanca, incluso el presidente Obama, estaban seriamente interesados en las investigaciones y las dirigieron.

Después de una reunión el 5 de agosto de 2016, pocos días después de que había comenzado la investigación Trump-Rusia, Strzok envió un texto diciendo que alguien en la reunión dijo: “La Casa Blanca está dirigiendo esto”. No está claro si se refería a la investigación del correo electrónico de Clinton o a la investigación de Trump-Rusia, pero cualquiera de ellas habría sido ilegal. Y el 2 de septiembre de 2016, cuando el fbi estaba presentando informes sobre la investigación del correo electrónico de Clinton, Page le envió un mensaje de texto a Strzok: “potus [President Of The U.S .] quiere saber todo lo que estamos haciendo”. Si el presidente Obama quería involucrarse, ¿cómo cree usted que eso afectaría a los investigadores, sabiendo que contaban con el respaldo del cargo más alto del país?

Esto demuestra que había una clara motivación política, guiando a la principal agencia de investigación de la nación.

¡Esto debería alarmar a todos los estadounidenses! El Departamento de Justicia, incluyendo el fbi (una de las agencias del Departamento de Justicia), están obligados a ser imparciales. Los funcionarios del fbi deben respetar los estándares de la organización y aplicar la ley de manera equitativa y justa, sin usar su poder para alterar la política.

No sólo eso, sino que el presidente Obama afirmó muchas veces que nunca se involucró en asuntos del Departamento de Justicia. Su personal enfatizó repetidamente que su administración evitó escrupulosamente incluso la apariencia de interferencia política en las investigaciones. Esos mismos funcionarios dijeron que nunca dirigieron al fbi a que abrieran investigaciones. Ellos no interfirieron. Y punto. Dijeron.

Pero los textos entre Strzok y Page cuentan una historia diferente. Además de exponer la tendencia de los investigadores, muestran que la Casa Blanca de Obama quería participar e incluso había estado dirigiendo cómo el fbi manejaba, ¡las dos investigaciones más grandes en la historia moderna de EE UU!

A pesar de eso, en abril de 2016, el presidente Obama le dijo a Chris Wallace, de Fox News: “Yo no hablo con el fiscal general sobre investigaciones pendientes. No hablo con los directores del fbi sobre investigaciones pendientes. Tenemos una línea estricta y siempre la hemos mantenido…. Lo garantizo”. ¡Ésa fue una mentira colosal! Esto vino del hombre que en 2012 dijo: “Ustedes saben que yo digo la verdad”. Él y su personal mintieron repetidamente, y la mayoría de la gente simplemente les creyó. Esos individuos están fuertemente influenciados por el padre de mentiras (Juan 8:44).

Traición

El 5 de enero de 2017, sólo unos días antes de la toma del mando de Trump, el presidente Obama reunió a sus principales líderes de inteligencia para discutir cómo continuar la investigación sobre Trump, ¡incluso hasta después de que Trump asumiera el cargo! Donald Trump estaba a punto de convertirse en jefe de todos ellos, y si él lo hubiera sabido, podría haber cerrado la investigación y haberlos despedido a todos. Así que buscaron la estrategia de cómo restarle importancia, asegurándole que él no era un objetivo y le advirtieron que la interferencia en las investigaciones podría traerle acusaciones de obstrucción. Justo antes de la toma de posesión del Sr. Trump, la administración de Obama obtuvo una nueva orden judicial para tener 90 días más de espionaje. Y su principal objetivo era el Presidente. A pesar de que no había ninguna evidencia comprobada de un delito.

La cia busca terroristas en el extranjero. Sin embargo, más recientemente, ha estado buscando terroristas en la administración de Trump, acusando al Presidente de ser un agente ruso. Cuando Trump llegó al poder, ¡casi todas estas poderosas agencias de inteligencia estaban siendo utilizadas en su contra!

Toda la investigación sobre el Sr. Trump se basó en un dossier (expediente) fraudulento, no verificado, que fue pagado por Hillary Clinton y sus partidarios. Así fue como estas personas obtuvieron órdenes para empezar a espiar a Carter Page, un hombre de la campaña presidencial de Trump que nunca fue condenado por nada. Luego usaron ese falso expediente para unir a los medios de la prensa y a los demócratas radicales. ¡Todo fue un intento de anular de alguna manera la elección y derrocar al Presidente!

¡Eso fue una traición del más alto nivel!

Las agencias federales que la Casa Blanca de Obama armó, ejercen un poder increíble. Si no se les obliga a rendir cuentas, ¿qué impide que sean usadas contra las mismas personas que deben proteger?

Joe Biden, quien ahora se está postulando a la presidencia, recientemente le dijo a View que en sus ocho años de servicio con el Sr. Obama como vicepresidente, estaba muy orgulloso del hecho de que no hubo siquiera “un solo susurro de escándalo”. ¡Sin embargo, esos ocho años estuvieron llenos de escándalo! Y lo peor de todo, estaban preparando las bases para derrocar a su sucesor.

Querían derrocar la ley y el gobierno de la nación. Robert Mueller, junto con su grupo de abogados no elegidos y extremadamente parciales, intentaban derrocar al hombre que recibió los votos de 63 millones de personas. ¡Eso es traición!

¡Ellos lo hicieron sin ninguna evidencia real de un crimen!

La forma en que estos funcionarios están evadiendo sus responsabilidades y desdeñando la ley es extremadamente peligrosa. ¡Quebranta los pilares del Estado de Derecho y la libertad en este país! Están convirtiendo a EE UU en el tipo de despotismo que atormenta ¡a las naciones disfuncionales de todo el mundo!

Se supone que los medios de comunicación deberían ayudar a exponer y restringir tales abusos de poder. ¡Pero los principales medios de comunicación fueron cómplices totales en esta trama traicionera! Esas agencias nunca podrían haber logrado lo que hicieron sin el ferviente apoyo de los principales medios de comunicación. Los medios no están cumpliendo con su papel tradicional como observadores y guardianes imparciales. No tratan de descubrir la verdad o de transmitir el mensaje a la gente. Ellos están dejando a un lado la verdad. Tenían una agenda política en paralelo con Barack Obama. ¡Estas personas traicionan a su propio país!

La izquierda radical, que ha crecido en poder, es esencialmente un ataque satánico contra esta nación. Ahora parece que alrededor de la mitad del país acepta muchas de sus mentiras.

Yo escribí un folleto titulado Estados Unidos bajo ataque, explicando la dimensión espiritual detrás de lo que estaba haciendo la administración de Obama. Esto no es sólo el trabajo de un grupo de funcionarios corruptos. El verdadero peligro es que un poder espiritual perverso quiere derribar a EE UU, e influenciar y usar a los seres humanos. El presidente Obama fue, en tipo, un “Antíoco” del tiempo del fin que atacó a EE UU. Por favor solicite y lea ese folleto y comprenderá estos eventos, de una manera que nunca antes lo ha hecho.

Como lo demuestro en ese folleto, vivimos en el tiempo profetizado en Apocalipsis 12:9 y 12, cuando el diablo y sus demonios son arrojados del cielo y confinados a la Tierra. Esto está creando problemas terribles para EE UU en particular, contra quien Satanás está especialmente furioso.

El comentarista de radio, Rush Limbaugh, hizo esta declaración reveladora en septiembre pasado con respecto a la forma en que la izquierda radical trata al presidente Trump: “Una obsesión se ha apoderado de estas personas. Hay casi como una posesión demoníaca que ha venido sobre estas personas. Se está volviendo cada vez más difícil, casi imposible incluso de describir, mucho menos de comprender”. ¡Esta es una buena descripción de lo que está profetizado en Apocalipsis 12!

Hay muchas otras profecías sobre este evento en la Biblia. ¿Pero, cuántas personas entienden algo de la Biblia hoy en día?

Esas personas estaban tomando el control del gobierno. La justicia en la nación fue destruida. El Estado de Derecho fue torcido y pervertido. La gente estaba perdiendo la fe en el gobierno. ¡Si esta tendencia hubiera continuado, habría significado el fin de nuestra república!

Pero Dios no estaba dispuesto a permitirlo. Él iba a salvar a EE UU, junto con Gran Bretaña y la nación judía. Sin embargo, esto será algo sólo temporal, a menos que se arrepientan profundamente. Pero no hay evidencia de que eso vaya a suceder.

Cierta historia antigua (que en realidad es profecía) revela lo que Dios hizo.

‘Salvando’ a la nación

Escribí sobre esto en mi artículo “Salvando a EE UU de la izquierda radical—temporalmente. Léalo en latrompeta.es (edición julio-agosto 2018).

He aquí un breve resumen: Antiguamente, las 10 tribus del norte de la nación de Israel se rebelaron contra Judá y el trono de David y formaron una nueva nación, el reino de Israel. Después de esta rebelión, sufrieron una serie ininterrumpida de maldiciones y finalmente, sucumbieron a la conquista y el cautiverio. Uno de los últimos reyes de Israel antes de su caída fue Jeroboam ii. Este rey era malo (2 Reyes 14:23-24), sin embargo, la Escritura registra que Dios en realidad lo usó para salvar temporalmente a la nación. Note cuidadosamente: “Él [Jeroboam ii] restauró los límites de Israel desde la entrada de Hamat hasta el mar del Arabá...” (versículo 25). Israel se hizo más poderoso que en cualquier otro tiempo desde los días de Salomón. A pesar de su continuo pecado y rebelión, Dios bendijo a Israel con un resurgimiento. ¿Por qué? “Porque [el Eterno] miró la muy amarga aflicción de Israel [En la profecía bíblica, el nombre de Israel fue dado específicamente a EE UU y Gran Bretaña. Esto se explica en nuestro libro gratuito Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía.]… Y [el Eterno] no había determinado raer el nombre de Israel de debajo del cielo; por tanto, los salvó por mano de Jeroboam hijo de Joás” (versículos 26-27). ¡Israel estaba a punto de colapsar! ¡Si Dios no hubiera intervenido, entonces el diablo habría llevado a cabo su plan de borrar el nombre mismo de Israel! Pero Dios fue misericordioso y usó a Jeroboam para supervisar una última era de prosperidad. Fue solo temporal. Dios lo usó para dar una advertencia final. Israel fue conquistado poco después y su pueblo fue llevado cautivo por los asirios.

En ese tiempo, Satanás estaba tratando de “borrar el nombre de Israel”. Si usted lo entiende, ¡Israel tiene todo que ver con el plan maestro de Dios para salvar a la humanidad!

El libro de Reyes es uno de los profetas antiguos. Eso significa que es profecía para hoy. (Para comprobarlo, solicite mi libro The Former Prophets; Los profetas anteriores. Disponible en inglés). Satanás aún quiere borrar a Israel, del cual EE UU es el descendiente moderno más poderoso. ¡El diablo quiere borrar la Constitución de esta nación y destruir a este país!

¡Esta profecía muestra que el principal problema en EE UU del cual Dios tiene que salvar a Israel hoy, es el espíritu de Antíoco! La influencia de ese hombre continúa plagando a EE UU hoy, a través del “Estado profundo”, que él en gran parte controlaba. Vea la corrupción que se había apoderado del gobierno. En una democracia, es muy difícil sacar a esa gente podrida del cargo.

Para que EE UU sea salvado, esas agencias necesitan ser limpiadas y obligadas a cumplir las reglas. Si son impulsadas por la ideología en lugar de la Constitución y la ley, ¡rápidamente convertirán a EE UU en un estado tiránico! Eso es lo que sucede sin un gobierno que implemente la ley, ¡y es lo que EE UU estuvo a punto de experimentar! Pero algo sucedió para detener eso, al menos temporalmente.

Capital del reino

Una profecía del tiempo del fin en Amós 7 se refiere al líder del actual EE UU como Jeroboam. En el primer capítulo de mi folleto Great Again (Grande otra vez), titulado “¿Quién es el Jeroboam de los días modernos?”, explico cómo el actual presidente de EE UU está cumpliendo esa profecía. (Solicite una copia gratuita. Disponible en inglés). Así como lo hizo en la antigüedad, Dios está orquestando un resurgimiento temporal en Israel por mano de un “Jeroboam”.

Esta profecía describe una confrontación entre “Amasías, el sacerdote de Betel”, que habla en nombre de Jeroboam, y un profeta de Dios, tipificado por el profeta Amós. Amasías le dice a Amós: “Oh vidente, vete, huye a la tierra de Judá, y allí come pan, y profetiza allí, pero no profetices más en Bet-el, porque es la capilla del rey y es la corte del rey” (versículos 12-13, versión King James). Ésta es una Escritura muy importante.

Cuando Amasías habla de la “capilla del rey”, implica que Jeroboam cuenta con el respaldo de las personas religiosas de la nación. Amasías está diciendo: ¡Fuera! Ésta es la capilla del rey, su lugar religioso. ¡No queremos tu mensaje religioso aquí! La palabra traducida como rey se refiere a un hombre: el rey o presidente en este caso.

Después Amasías menciona “la corte del rey”. Aquí la palabra para rey es la palabra hebrea que significa “reino”. Se debería leer “que es la corte del reino”. Y la palabra corte puede referirse a un conjunto de edificios, o un área donde la ley es enseñada, practicada y utilizada. Webster define “corte” como un “lugar donde se hace justicia”. La palabra hebrea también podría significar “hogar”; una definición es, “una casa móvil, una tienda de campaña con un pacto en ella”. Otra fuente dice: “lugar de cualquier tipo”. Así que esto es muy amplio y está hablando del poder nacional como lo gobierna el presidente.

En Washington, D.C., se encuentra el edificio de la Corte Suprema, donde los jueces deben interpretar la ley. En la misma área hay edificios para la cia, el fbi, el Departamento de Justicia, el Departamento de Estado, el Pentágono y otros. La mayoría de ellos se construyeron durante y después de la Gran Depresión, cuando tenían mucha mano de obra, por lo que construyeron estructuras realmente impresionantes para el gobierno.

Es lógico que esta profecía esté hablando sobre estas estructuras de gobierno, o agencias. Después de todo, si Jeroboam va a ser utilizado para salvar a Israel, necesitaría tener la ley de su lado. No podría usar el gobierno como lo necesitaba sin la estructura legal detrás de él. Él necesita ese poder. El líder de Israel del tiempo del fin en Amós 7 tiene mucho poder, pero ha tenido que luchar para obtener ese poder y mantenerlo.

Reverenciando la ley

El 14 de febrero, William Barr se convirtió en el fiscal general de Estados Unidos. Él pareció surgir de la nada. El momento de su nombramiento, audiencias y confirmación son interesantes. Fue nominado por el presidente Trump el 7 de diciembre de 2018. Sus audiencias de confirmación se produjeron el 15 y 16 de enero de 2019. (Para más información sobre esas fechas, solicite mi folleto gratuito: Enero 16: el día de milagros de Dios). Éstas son fechas proféticas importantes que la Trompeta observa de cerca. ¿Es coincidencia, o estaba Dios elaborando algo aquí?

El Sr. Barr ya había sido fiscal general anteriormente; es notable que él haya aceptado el trabajo de nuevo. Es el segundo hombre que sirve dos mandatos separados como fiscal general; el primero, sirvió a mediados del siglo xix.

Barr ama la Constitución y la entiende como pocos hombres pueden. Durante su audiencia de confirmación, él dijo que reverencia la ley. Ha pasado mucho tiempo desde que EE UU haya tenido a alguien así en el Departamento de Justicia. ¡Es reconfortante que alguien elogie y respete la ley en un tiempo como éste! Esto no debería ser controvertido, pero de cierta manera, ¡ha afrontado a toda la estructura del gobierno en Washington!

Barr está muy preocupado por lo que los funcionarios de la era de Obama le hicieron a Donald Trump. Él ve que algo terriblemente mal ha estado sucediendo. Quiere entender por qué los funcionarios del gobierno estaban espiando a un presidente entrante. Quiere saber por qué el Departamento de Justicia retuvo del Presidente información con respecto a lo que los rusos estaban haciendo, y en relación con la investigación sobre él. El Sr. Barr eligió a John Durham, un fiscal que se especializa en la corrupción y tiene la reputación de ser un “bulldog de ataque”, para investigar el origen de la investigación rusa. Eso tiene a mucha gente nerviosa en el lado demócrata, ¡tal como debería serlo! Cuando se comienza a aplicar la ley, como lo está haciendo Barr, los transgresores se ponen nerviosos.

El 8 de junio de 2018, William Barr envió un memorando de 19 páginas al vice fiscal general, Rod Rosenstein, lo que sorprendió al equipo de Mueller. El memorando es una obra maestra sobre la ley estadounidense. Y creo que la mano de Dios estaba en ello.

William Barr muestra dónde Satanás realmente tomó el control de la investigación de Mueller. Expone lo que en realidad Mueller y su equipo estaban haciendo. Desmantela sus esfuerzos para acusar al Sr. Trump por obstrucción a la justicia, lo cual él no hizo. Y muestra que esos hombres no aman la ley, ¡ellos estaban abusando y torciendo la ley con propósitos perversos!

Si usted cree que esto no es serio, se equivoca. Lo que está sucediendo en el gobierno de EE UU es profundamente importante para todos nosotros.

¿Obstrucción a la justicia?

La sección “U.S. Code §1512” define así la obstrucción a la justicia: El apartado (c) dice que alguien es culpable de obstrucción cuando “(1) corruptamente altera, destruye, mutila u oculta un registro, documento u otro objeto, o intenta hacerlo, con la intención de dañar la integridad o disponibilidad del objeto para ser usado en un procedimiento oficial; o (2) de otra manera obstruye, influye o impide cualquier procedimiento oficial, o intenta hacerlo” (énfasis mío).

Básicamente, Mueller tomó esa cláusula final para incluir cualquier cosa que el presidente pudiera hacer que pudiera interpretarse como una influencia, incluso en una investigación. Él lo divorció de su contexto, acerca del testigo que manipula o destruye evidencia, y (en palabras de Barr) lo convirtió en “una disposición independiente, que abarca todo y que prohíbe cualquier acto que influya en un procedimiento si se hace con un motivo inadecuado”. Ésto, no podría ser el significado de la cláusula, ¡porque le haría imposible al Presidente hacer su trabajo!

El presidente de EE UU es el jefe de la rama ejecutiva del gobierno. “La Constitución le confiere al presidente todo el poder federal de hacer valer la ley, y por lo tanto la discreción fiscal”, afirma el memorando de Barr (énfasis suyo). “Según la Constitución, la autoridad del presidente sobre asuntos relacionados con la aplicación de la ley necesariamente abarca todo” —incluyendo los poderes de nombramiento, remoción y perdón.

Mueller dijo que esa cláusula tipifica como delito las acciones legales que tomaría el presidente, tales como despedir a alguien o cerrar un caso. Barr argumenta que esto “infringiría de manera inadmisible la autoridad constitucional del presidente y el funcionamiento del poder ejecutivo”. La idea de que “cualquier acto que influye en un procedimiento” es una obstrucción criminal ¡paralizaría completamente al gobierno de la nación! “[L]a Constitución confiere al presidente, la autoridad plenaria [o total y completa] sobre los procedimientos de aplicación de la ley y, por lo tanto, una de las principales autoridades constitucionales del presidente, es precisamente la de tomar decisiones que ‘influyan’ en los procedimientos”, escribió Barr.

“El meollo de la posición de Mueller es que cada vez que el presidente ejerce cualquiera de estos poderes discrecionales y, por lo tanto, influye en un procedimiento, completa el [acto culpable] del delito de obstrucción”, escribió Barr. “Para establecer la culpabilidad, todo lo que queda es la evaluación del estado mental del presidente, y luego adivinar si éste actuó con una motivación ‘corrupta’ o no”. Mueller cree que si él puede encontrar una motivación “corrupta” en la mente del Presidente, entonces Trump es culpable de obstrucción.

¡Éste es un razonamiento diabólico que destruiría la autoridad del presidente para implementar la ley!

Así no es como la ley funciona. Estos hombres que están derribando a EE UU, están psicoanalizando a las personas buscando motivos corruptos. Pero así no es la ley; ésta trata de acciones claras y específicas.

Estos hombres creen que pueden “adivinar” si Donald Trump actuó con una motivación corrupta. Esa es una palabra muy bien escogida que usó William Barr, y es realmente apropiada para lo que ellos están haciendo. Significa “profetizar, adivinar, descubrir por intuición”. Mueller cree que puede percibir motivos corruptos basados en la intuición, ¡y está basando en la intuición, su caso contra el Presidente de EE UU! ¡Qué ridículo! Y Mueller tiene más de 15 abogados que tienen una visión extremadamente parcial e incluso odiosa contra el presidente Donald Trump. ¿Cómo podrían estos abogados de izquierda radical llegar a un veredicto justo, usando su intuición? Como escribió Barr: “[S]i una investigación del Departamento de Justicia va a derribar a un presidente elegido de manera democrática, es imperativo para la salud de nuestro sistema y para nuestra cohesión nacional que cualquier reclamación de irregularidades se base sólidamente en la evidencia de un crimen real... no de uno discutible”. ¡Qué cierto es ésto!

Otra definición de adivinar; como un adjetivo, significa: “de Dios, como Dios, venido de Dios o de un dios”. Esto también es apropiado, ¡porque estos hombres están actuando como si fueran Dios! ¿De verdad quiere usted ser gobernado por alguien que piensa que puede sentarse allí y actuar como Dios, diciéndole que usted tiene una motivación corrupta? ¿Quiere que estos hombres con mentes corruptas lo juzguen?

¿El Sr. Integridad?

Barr continuó: “Mueller parece estar reivindicando que el estatuto de obstrucción efectivamente impide al presidente ejercer el poder constitucional sobre los casos en que se está examinando su propia conducta. Constitucionalmente, esta premisa es claramente errónea. (...) La propia Constitución no pone límite a la autoridad del presidente para actuar en asuntos que le conciernen a él o a su propia conducta. Por el contrario, la concesión del poder de aplicar la ley de la Constitución al presidente es plenaria. Constitucionalmente, es erróneo concebir al presidente simplemente como el máximo funcionario de la jerarquía del poder ejecutivo. Por sí solo, él es el poder ejecutivo. Como tal, es el único depositario de todos los poderes ejecutivos conferidos por la Constitución. Por lo tanto, la medida plena de la ejecución de la autoridad legal está en manos del presidente, y no se pone ningún límite a los tipos de casos sujetos a su consejo y supervisión”.

Más allá de todo esto, está el tema de que si el presidente Trump podría siquiera obstruir la justicia, cuando no cometió el crimen inicial (la colusión con los rusos). Mueller no encontró ninguna evidencia de colusión. Y dado que el Sr. Trump no confabuló, entonces no tenía nada que ocultar. William Barr aborda este tema también: “[S]i una investigación fue falsa, el presidente finalmente tuvo motivos legítimos para ejercer sus poderes de supervisión para detener el asunto”. El presidente Trump no estaba obstruyendo la justicia; estaba tratando de acabar con una cacería de brujas que era equivocada y maligna. Barr concluyó: “O el presidente y su campaña se involucraron en una colusión ilegal o no lo hicieron. Si lo hicieron, entonces el tema de la ‘obstrucción’ es una cuestión secundaria. Sin embargo, si no lo hicieron, entonces la teoría del encubrimiento es insostenible”.

El Sr. Mueller es llamado el “Sr. Integridad”. ¿Pero es eso cierto? Estos hombres son tan farisaicos que no pueden ver ningún problema con ellos mismos. ¡Su razonamiento viene de la mente misma del diablo!

El año pasado, los documentos recientemente publicados por el fbi mostraron que Mueller en 2002 (cuando era director del fbi), se opuso a los indultos de cuatro hombres a quienes el fbi había encarcelado injustamente durante décadas, porque no quería que se expusiera la conducta indebida del fbi. Por motivos políticos, ¡él dejó deliberadamente que esos hombres inocentes se pudrieran en la cárcel! Dos de ellos murieron allí. Los otros dos expusieron lo que sucedió y demandaron con éxito al gobierno de EE UU por 102 millones de dólares.

¿Quién quiere vivir en un mundo donde hombres viles lo encarcelarán y lo dejarán allí para evitar ser desenmascarados? Actúan como si estuvieran llenos de compasión. Estos hombres no elegidos se muestran como si lo supieran todo y como si pudieran liderar al país de manera competente. ¡Pero en realidad, sus pensamientos y acciones son diabólicos!

Muchos demócratas pensaron que Mueller podría probar absolutamente que el presidente obstruyó la justicia. Ese era el objetivo de Mueller. Pero Barr de alguna manera entendió lo que estaba haciendo Mueller y produjo este memorando, una obra maestra del razonamiento basado en la ley, que expuso y condenó todo lo que ellos estaban haciendo. Entonces Barr se convirtió en fiscal general, ¡e hizo que Mueller pareciera un tonto! Entre ese memorando y el rápido ascenso de Barr a fiscal general, el equipo de Mueller tuvo que cambiar su estrategia.

Los esfuerzos de Mueller formaban parte del Estado profundo que fluía desde la administración del presidente Obama a la presidencia del Sr. Trump. Esos abogados no electos creen saber mejor que nadie más. Yo pienso que Dios les puso una trampa; y luego destrozó el caso por obstrucción, que Mueller estaba tratando de probar. Eso es parte de Dios salvando temporalmente a EE UU por mano de Jeroboam.

Ahora, ellos están siendo perseguidos por un hombre que venera la ley y ama la Constitución. Creo que vamos a comenzar a tener una visión aún más clara de la podredumbre que había allí, ¡y se limpiará significativamente! Ya hay denunciantes que ven lo que Barr está haciendo, y ya están haciendo fila para testificar de los delitos que han visto.

Creo que Dios tuvo una mano sobre la entrada en escena del Sr. Barr. Alguien tenía que entrar, revertir lo que había hecho la administración de Obama, ¡y ayudar a Jeroboam a salvar a Israel! Y Amós 7:13 indica que el presidente va a ganar el control de lo que se hace en esos poderosos edificios federales y podrá gobernar el país.

Restaurando el Estado de Derecho —temporalmente

Es reconfortante ver a EE UU recuperando cierto sentido de cordura gracias a un fiscal general que respeta la ley y la Constitución. Pero recuerde, el resurgimiento nacional ocasionado por este Jeroboam del tiempo del fin, es sólo temporal. ¡La profecía claramente indica que el destino final de EE UU es tan devastador (e incluso mucho peor) como lo que fue para el reino de Israel en la antigüedad!

¿Por qué la nación sólo se está salvando temporalmente? Por la misma razón que ocurrió antiguamente: ¡debido a la rebelión del pueblo contra Dios! (Lea “El rey que salvó temporalmente a Israel” en este número, para una breve lección de historia).

El rey Jeroboam ii “hizo lo malo ante los ojos de [el Eterno], y no se apartó de todos los pecados de Jeroboam hijo de Nabat, el que hizo pecar a Israel” (2 Reyes 14:24). El Jeroboam original había rechazado el gobierno de Dios desde el trono de David y había cambiado la religión de la nación para satisfacer sus propios propósitos. (Usted puede leer todo sobre esto en mi libro The Former Prophets [Los profetas anteriores]. Disponible en inglés. Bájelo gratis de theTrumpet.com. El capítulo 9 es: “Israel: el camino de Jeroboam”). Jeroboam ii dirigió a la nación en las mismas falsas costumbres religiosas.

Actualmente un movimiento en EE UU que apoya al Presidente tiene la apariencia de religiosidad y piedad, ¡pero no se puede juzgar la verdadera religión por las apariencias! Usted debe “probar todas las cosas” en la Biblia. ¡Muy pocos están dispuestos a hacerlo! (1 Tesalonicenses 5:21).

Ya sea que las personas se den cuenta o no, este Jeroboam moderno y sus partidarios están cometiendo el mismo pecado que sus contrapartes antiguamente: de rebelarse contra el trono de David, ¡que es realmente el trono de Dios! La confrontación profetizada en Amós 7 subraya ese hecho; una confrontación similar con un verdadero mensajero de Dios volverá a suceder.

El resurgimiento en EE UU no durará mucho. Dios comenzará a castigar a la nación y a su líder para llevarlos al arrepentimiento. ¡Pronto todo el mundo tendrá que arrepentirse de su pecado de rechazar Su trono!

La historia y la profecía bíblica muestran claramente que Estados Unidos, junto con Gran Bretaña y el Estado judío (las cuales forman las tres naciones modernas principales que descienden del antiguo Israel), ¡está a punto de sufrir el tiempo más aterrador que usted pueda imaginar! Este holocausto conducirá a la destrucción final, ¡de todas las naciones en la Tierra!

Aunque está profetizado que esta pesadilla será muy corta. Y ésta será seguida rápidamente por el mayor resurgimiento en la historia; ¡un resurgimiento que es permanente!

La tribulación venidera llevará directamente al establecimiento del trono de David, ¡el trono desde el cual Jesucristo gobernará a toda la Tierra como Rey de reyes! (Isaías 9:6-7; Lucas 1:32). ¡Él restaurará la verdad de Dios y administrará la ley de Dios sobre la Tierra y finalmente el universo! (Habacuc 2:14; Hechos 3:19-21).

Qué maravilloso es que Dios revele ese espectacular futuro de antemano, ¡para darnos esperanza a todos cuando enfrentemos tiempos tan horribles! Qué maravilloso es que Él explique los eventos que conducen a ese futuro, incluyendo lo que significa cuando un líder tipo Jeroboam aparece y conmociona a todos, especialmente a la oposición, dándole un giro a las cosas en EE UU. ¡Qué magnífico es entender estos eventos en el contexto del panorama profético más amplio! Incluso las pesadillas de la Gran Tribulación tienen sentido, cuando uno capta la visión más grande e inspiradora. ¡Recibir este tipo de comprensión no tiene precio!

De hecho, Dios dice que aquellos a quienes Él revela esta verdad y que Lo ayudan a proclamarla, aquellos que de todo corazón se vuelven a Él y vencen al diablo, ¡compartirán Su trono y Lo ayudarán a gobernar! (Apocalipsis 3:19-21; 20:4). Eso puede implicar confrontación a corto plazo, como pasó con Amós. ¡Pero ésto viene con el magnífico honor de sentarse en el trono de David con Jesucristo para siempre! ¡Eso debería hacer volar su imaginación! ¡Tenga esa visión! Siéntase emocionado y conmovido por ella, ¡y vuélvase con todo su corazón al Dios que transformará esa visión en realidad!

Boletín, AD