Putinschroder
Vladimir Putin (izquierda) and Gerhard Schröder están trabajando para unir a sus países.

Sean Gallup/Getty Images

La guerra secreta de Alemania y Rusia contra Estados Unidos

04/09/2018  •  de latrompeta.es
La historia muestra que la cooperación cada vez más profunda entre Alemania y Rusia es una señal segura de un futuro conflicto.
 

Necesitamos vigilar cuidadosamente lo que está pasando ahora mismo entre Alemania y Rusia.

El presidente de Estados Unidos Donald Trump reprendió públicamente a la canciller alemana Angela Merkel el 11 de julio por la decisión de Alemania de comprar una gran cantidad de gas a Rusia. “Me parece muy triste”, dijo, “que Alemania haga un enorme acuerdo de petróleo y gas con Rusia, cuando se supone que ustedes deberían estar protegiéndose contra Rusia, y sale Alemania y paga miles y miles de millones de dólares anuales a Rusia”.

Este acuerdo de petróleo y gas consiste en un proyecto de gasoducto llamado Nord Stream 2, compuesto de dos tuberías paralelas que transportarán enormes cantidades de gas natural ruso por debajo el Mar Báltico en un recorrido de casi 1.290 kilómetros hasta Alemania. Cuando entre en funcionamiento en 2019, doblará la capacidad del primer proyecto Nord Stream, que se completó en 2012.

Durante años, Alemania ha sido criticada por los proyectos Nord Stream, pero no pone mucha atención a ello y continúa impulsándolos. Esto muestra que Alemania ya no está interesada en confiar en la otan. El presidente Trump expuso esto en público y criticó a Merkel.

“Alemania está totalmente controlada por Rusia”, dijo después, “porque entre el 60 y el 70% de su energía procederá de Rusia y un nuevo gasoducto. Y díganme si eso es conveniente, porque yo creo que no, yo creo que es algo muy malo para la otan y que no debería haber sucedido”.

Hay varias razones por las que este es un acontecimiento alarmante que necesitamos observar muy de cerca.

Destruyendo a la OTAN

Cuando la Organización del Tratado del Atlántico Norte (otan) fue puesta en marcha en 1949, su propósito básico era proteger a la desarmada Alemania y a otros países europeos, de la Unión Soviética dirigida por Rusia. Para lograr esto, el tratado estableció una “defensa colectiva” para las naciones miembros: si un agresor atacaba a uno de ellos, tendría guerra con todos.

Nord Stream 2 une a Rusia y Alemania en una forma que debilita a la otan. De hecho, aunque Rusia y Alemania no dirán eso, este proyecto de gasoducto claramente tiene la intención de destruir a la otan.

¿Por qué querrían hacer eso estas naciones? Bueno, es fácil ver los motivos de Rusia. El presidente ruso Vladímir Putin ve a la otan como una fuerza que restringe el surgimiento de Rusia y retrasa su búsqueda por reconstruir el antiguo Imperio Soviético. Él no ha ocultado su aversión por esta organización liderada por EE UU. Así que su razón para querer deshacerla es clara.

Lo que no es tan obvio es el hecho de que Alemania también quiere eliminar a la otan.

¿Por qué?

Estados Unidos gastó miles de millones de dólares para levantar a Alemania de las ruinas de la Segunda Guerra Mundial y miles de millones más para mantener la paz en Europa. Alemania no estaría donde está hoy sin la inmensa cantidad de ayuda que Estados Unidos le proveyó. El presidente Trump mencionó esto en sus comentarios del 11 de julio: “Estamos protegiendo a Alemania, estamos protegiendo a Francia, estamos protegiendo a todos estos países. Y luego, muchos de los países van y llegan a un acuerdo con Rusia en el que están pagando miles de millones de dólares a las arcas de Rusia”.

¿Por qué Alemania estaría despreciando esa historia? Muchos alemanes de élite sienten que su nación ha obtenido todo lo que puede de EE UU y ahora están listos para avanzar. Algunos alemanes poderosos ahora piensan cada vez más sobre del Sacro Imperio Romano, y quieren que la Alemania moderna asuma más poder en el espíritu de ese imperio. Ellos quieren establecer a Europa como una poderosa superpotencia liderada por Alemania.

Estos alemanes saben que la otan es un obstáculo para sus metas. Por la época cuando se fundó la otan, su primer secretario general, Hastings Ismay, explicó su propósito principal: “Mantener a los rusos fuera, a los estadounidenses dentro y a los alemanes abajo”. La idea de mantener a “los alemanes abajo” contradice directamente las ambiciones imperialistas que se están volviendo más intensas entre muchos alemanes de élite actualmente.

La antipatía de Alemania hacia la otan también se hace clara en el hecho de que el país solo gasta alrededor de la mitad de la cantidad mínima requerida por la organización a los Estados miembros para gastos de defensa. ¿Por qué Alemania no paga su parte completa cuando tiene tal vez la moneda más fuerte en el mundo? En parte porque no cree realmente en la alianza, y en parte porque EE UU les ha dejado salirse con la suya. Ahora el presidente Trump ha recriminado a Alemania por no cumplir ese requerimiento, y creo que con razón.

Pero las profecías bíblicas sobre la próxima resurrección del Sacro Imperio Romano muestran que Alemania pronto estará gastando sustancialmente más en su ejército; y no dentro de algún tipo de acuerdo marco liderado por EE UU. 

Revitalizando la débil economía de Rusia

¿Puede usted imaginar cuánto expandirá la economía de Rusia el nuevo acuerdo Nord Stream 2? En el presente, su economía es más pequeña que la de algunos Estados individuales en Estados Unidos. Pero si miles y miles de millones de dólares entran a raudales a Rusia por este gas, el poder de Putin se fortalecerá.

El presidente Trump quisiera ver a los alemanes comprando gas de EE UU, que recientemente se convirtió en exportador neto de gas natural. Pero en su lugar, lo estarán comprando de Putin; el azote de este mundo en muchas formas.

Recuerde que las campañas internas de Putin han dado muerte a más de 150.000 rusos en Chechenia. Las acciones de Rusia en Oriente Medio han permitido que el brutal régimen sirio que asesina civiles se mantenga en el poder, y ha permitido que Irán, la principal nación patrocinadora del terrorismo en el mundo, siga buscando armas nucleares. Recuerde que Putin está flagrantemente envenenando a ex agentes rusos en suelo extranjero. Y con sus métodos al estilo de la kgb, él ha transformado los medios de comunicación de Rusia en una máquina de propaganda personal. La evidencia sugiere que, como parte de esta ofensiva, él ha dado muerte a más de 130 periodistas.

La Alemania moderna profesa una profunda preocupación por los derechos humanos. Si así fuera realmente, ¿construiría una relación estrecha con alguien que actúa tan despiadadamente como lo hace Putin?

El presidente Trump dijo que Alemania terminará siendo “totalmente controlada” por Rusia como resultado de este acuerdo del gasoducto. Y Alemania se está arriesgando con un dictador peligroso. Pero este acuerdo impulsará más que solo el poder e influencia de Rusia. También impulsará el de Alemania. Alemania tiene mucho que ganar en esto. ¡Y ocurrirá de una forma que dañará a muchas otras naciones!

Schröder y Nord Stream

Gerhard Schröder, el canciller predecesor de Merkel, fue un firme defensor del proyecto del gasoducto Nord Stream. En 2005, justo después de no salir reelegido pero antes de dejar el cargo oficialmente, Schröder firmó apresuradamente el acuerdo de Nord Stream.

Es muy feo que un político haga algo así. Él sabía que el pueblo ya no lo había reelegido, pero decidió poner este proyecto en marcha. Esto indica lo que está sucediendo con esta potencia europea liderada por Alemania: ¡está siendo secuestrada por líderes quienes no siempre actúan de acuerdo a los intereses de su pueblo!

A estos líderes no les gusta Estados Unidos y quieren hacerse amigos de Rusia. Aparentemente respetan la forma autoritaria en que Rusia logra sus metas.

Apenas unas semanas después de que Schröder dejara el cargo, la enorme compañía de gas Gazprom administrada por el Estado ruso, lo nominó para convertirse en presidente de la junta del consorcio que está construyendo el gasoducto, y él aceptó. Así que él estuvo supervisando personalmente la implementación de Nord Stream.

Más recientemente, Schröder se convirtió en un alto ejecutivo de Nord Stream 2 y también en presidente de Rosneft, la firma más grande de petróleo en Rusia. ¿No son estos cargos sumamente inusuales para un excanciller alemán?

Schröder y Putin han forjado una amistad estrecha. El biógrafo de Putin, Boris Reitschuster escribió que al principio de la presidencia de Putin, los dos hombres solían conversar en alemán, y rápidamente se hicieron amigos. En 2004, Schröder recibió amplia censura por llamar a Putin un “perfecto demócrata”. En abril de 2014, Schröder nuevamente fue criticado por celebrar su cumpleaños en Rusia con Putin solo un mes después de que Putin había anexado la Península ucraniana de Crimea. El ministro de relaciones exteriores de Ucrania Pavlo Klimkin le dijo a la revista alemana Bild en marzo que, en la actualidad, “Gerhard Schröder es el ‘lobista’ más importante de Putin mundialmente” (énfasis mío en todo).

Así que Schröder es amigo de Putin, y está desempeñando un papel clave en el proyecto del gasoducto. Piense al respecto. El hecho de que estos dos trabajen tan estrechamente da un fuerte indicio de que están de acuerdo en un plan para destruir a la otan.

Muchos incluso en Alemania están preocupados por el gasoducto. El 11 de julio, Rick Noack escribió en el Washington Post que algunos alemanes han estado recelosos por la cercana camaradería de Schroeder con Putin y su trabajo con Nord Stream. “Los acuerdos comerciales de Schröder después de dejar la cancillería han levantado grandes sospechas entre los alemanes sobre su legado político”, escribió, “pero muchos todavía están dispuestos a defender [el Nord Stream 2], su proyecto actual más controvertido”. ¡Los alemanes tienen razón al desconfiar de lo que este hombre está haciendo con Vladimir Putin!

Alemania está muy por encima de cualquier otra nación en Europa, y está intimidando a muchas de estas naciones y pueblos. ¡Que Alemania, con todo su poder, esté formando este tipo de relación con Rusia es profundamente preocupante!

Este acuerdo da una idea de la forma en que opera Alemania, y del futuro de Europa. La Unión Europea va a ser secuestrada por personas de alta élite, particularmente en Alemania.

Usted necesita observar más de cerca cómo se desarrolla esta situación. La historia de Alemania muestra que cuando un hombre poderoso toma el control, el pueblo alemán termina siguiéndolo y desatando una terrible destrucción sobre el mundo. ¡Esa es la historia del Sacro Imperio Romano y debemos estar profundamente preocupados al respecto!

Respaldando a un líder antisemita

Gerhard Schröder apareció en otro evento significativo que es muy revelador. Estuvo presente el 9 de julio cuando Recep Tayyip Erdoğan de Turquía prestó juramento para su segundo mandato presidencial, con amplios poderes nuevos.

Personas de todo el mundo están alarmadas por los poderes dictatoriales que Erdoğan ha adquirido. ¡Ahora él puede gobernar Turquía por decreto! Este dictador comanda uno de los ejércitos más poderosos del mundo sin ningún control sobre su poder.

Erdoğan no solo es un autoritario: es un antisemita. Hace años, cuando era alcalde en Estambul, célebremente dijo: “Hoy, la imagen de los judíos no es diferente de la de los nazis”. Sus puntos de vista no han cambiado. El año pasado, culpó a “los judíos” por el referéndum de independencia de Kurdistán. En mayo, llamó a Israel “un Estado terrorista” que comete “genocidio”.

¡La idea de antisemitismo inmediatamente evoca recuerdos de la Segunda Guerra Mundial cuando Hitler asesinó a 6 millones de judíos y estaba determinado a aniquilar a todos los judíos en Europa y en el mundo! ¡Ese era su plan satánico!

¿Por qué querría Alemania ser representada oficialmente en la inauguración de un dictador antisemita enviando al excanciller Schröder allí para estrechar su mano? Por cierto, Rusia también fue representada en la ceremonia, por el primer ministro Dimitry Medvedev.

La asistencia de Schröder a la ceremonia nos da otro vistazo escalofriante bajo la superficie de la actual clase gobernante de Alemania.

Schröder y el Mercosur

También se puede identificar el esfuerzo de Alemania para debilitar a Estados Unidos en la forma en que está trabajando en Latinoamérica. Esta es una historia totalmente pasada por alto que nosotros hemos seguido durante muchos años, desde el tiempo en que Gerhard Schröder era canciller alemán.

Al principio de la cancillería de Schröder, de enero a junio de 1999, Alemania asumió la presidencia rotativa semestral del Consejo de la Unión Europea. Uno de sus últimos logros al frente de la EU fue liderar la primera cumbre entre la Unión Europea y sus socios comerciales en Latinoamérica y el Caribe. La cumbre tuvo lugar en junio de 1999 en Río de Janeiro, Brasil.

La bbc informó: “Hablando en la conferencia de prensa final, el canciller alemán Gerhard Schröder dijo que la creación de una nueva sociedad transatlántica sería para el beneficio de todos y que no era una medida agresiva dirigida contra otras regiones” (29 de junio de 1999). Sin embargo, los hechos de esta alianza mostraron otra cosa, y la bbc misma pudo reconocerlo. El artículo decía: “Esta fue, después de todo, la primera reunión de su tipo entre dos regiones fuertemente vinculadas, tanto por la historia como por un deseo común de no permitir que Estados Unidos mantenga o logre una posición de total dominio global”.

Nosotros pusimos este suceso en contexto en nuestro folleto Edición especial: ¡Él tenía razón! , que muestra la exactitud de los pronósticos de Herbert W. Armstrong acerca de noticias mundiales. El Sr. Armstrong escribió bastante sobre las incursiones de Alemania en Latinoamérica —incluso en los días posteriores a la Segunda Guerra Mundial— y dijo que Alemania usaría esta influencia para debilitar económicamente a Estados Unidos. “Al desarrollar esta relación, que ellos llaman ‘alianza estratégica’, Europa está desafiando directamente las antiguas esperanzas de Washington de crear un área panamericana de libre comercio”, escribimos en Edición especial: ¡Él tenía razón! También citamos la revista The Plain Truth [La Pura Verdad]de mayo de 1962, que declaraba que “Estados Unidos va a quedar excluida cuando dos bloques comerciales gigantes, Europa y Latinoamérica, se unan y comiencen a tomar las riendas del comercio mundial.”

El mismo espíritu detrás de esta tendencia está dando vida a los proyectos Nord Stream entre Alemania y Rusia.

Convirtiendo la energía en un arma

En años recientes, a medida que las reservas de gas en el Mar del Norte han decrecido, las naciones europeas se han vuelto cada vez más dependientes del suministro de gas de Rusia.

Rusia ha tomado ventaja de esta situación varias veces al convertir su energía “en un arma”, cortando los suministros de gas cuando quiere para presionar a los estados europeos por razones políticas o económicas.

Antes del gasoducto Nord Stream, esta era un arma algo torpe porque si Rusia quería cortarle el gas a Ucrania, por ejemplo, también tenía que cortar los envíos a las naciones más allá de Ucrania, algo que tal vez no hubiera querido hacer.

Nord Stream y Nord Stream 2 son componentes claves del plan de Putin para intensificar su control sobre las naciones al oriente de Europa que solían ser parte del Imperio Soviético. Ya que estos gasoductos viajan directamente de Rusia a Alemania, Putin ahora puede cerrar los suministros de gas a las naciones en Europa oriental —Ucrania y Polonia— y a las naciones bálticas mientras mantiene el flujo de suministros hacia Alemania.

¡Esto pone un borde afilado al arma de energía de Putin! A las antiguas naciones soviéticas que él está determinado a traer de regreso bajo el poder de Rusia, él puede decir: Obedezcan a Rusia, o sufran inviernos fríos sin gas para calentar sus hogares.

Esta es la razón por la que Europa oriental trató de evitar que Rusia y Alemania construyeran el primer gasoducto Nord Stream. Ellos sabían que esto le daría a Rusia más influencia en su contra. Pero Moscú y Berlín lo construyeron de todas maneras. ¡Ahora esta segunda fase impulsará esa influencia considerablemente!

¿Qué espera ganar Alemania? Bueno, una vez que el gas ruso fluya a través del gasoducto del Mar Báltico e ingrese a Alemania, mucho de este puede ser enviado a Francia, los Países Bajos, Bélgica y otras naciones de Europa occidental. ¡Esto pone a Alemania en una posición de poder en relación con Europa occidental muy similar a la de Rusia con Europa oriental!

Alemania ya domina a Europa. Eso queda claro con la construcción del gasoducto a pesar de las objeciones de otros países europeos. Ahora estará en posición de dictar políticas para el Continente con más poder aún.

¡Este tipo de dominio alemán es una gran parte de la razón por la que Gran Bretaña quería salirse de la Unión Europea! La fallecida Margaret Thatcher, primera ministra de Gran Bretaña de 1979 a 1990, advirtió en 1995 sobre las ambiciones de Alemania con la UE diciendo: “Ustedes no han anclado Alemania a Europa. Ustedes han anclado Europa a una Alemania recién unificada y dominante. Al final, mis amigos, ustedes se darán cuenta que no funcionará”. El economista británico Bernard Connolly llamó a la UE un “manto para las ambiciones alemanas”. ¡Thatcher y Connolly estaban exactamente en lo correcto! Vemos más evidencia de la ambición alemana todo el tiempo. Los gasoductos Nord Stream son solo el ejemplo más reciente.

Trompeta y nuestra revista predecesora La Pura Verdad han estado proclamando durante 80 años que Alemania encabezará una última y terriblemente violenta resurrección del Sacro Imperio Romano. ¡Ahora vemos el escenario siendo preparado para eso!

Una historia oscura de cooperación

La historia muestra que entre guerras, Alemania y Rusia a menudo trabajan juntas. De forma más infame aún, justo antes de la Segunda Guerra Mundial, las dos naciones hicieron un acuerdo en el que la Alemania de Adolfo Hitler básicamente le dijo a la Rusia de Joseph Stalin: Mantente al margen, Rusia, y nosotros nos haremos cargo de Europa. Luego los dos podemos repartirnos Polonia y otros países.

Por el tiempo en que se hizo el acuerdo, Stalin pensaba que él y Hitler eran camaradas cercanos que podían confiar el uno en el otro. Pero después de que Hitler se diera cuenta que no podría conquistar Gran Bretaña, decidió romper el acuerdo y atacar a Rusia. ¡Esto hizo añicos la visión mundial de Stalin! Stalin no se lo esperaba. Pero si él hubiera leído lo que Hitler había escrito en Mi Lucha (Mein Kampf) mucho antes de que hicieran el acuerdo, habría sabido que Hitler también tenía planes para conquistar Rusia.

Ese despreciable acuerdo, llamado el pacto Molotov-Ribbentrop, ¡puso el escenario para la guerra más devastadora que la humanidad alguna vez haya sufrido!

En 2008, Rusia impactó al mundo al invadir la exnación soviética de Georgia y traer dos de sus regiones bajo el control de Moscú; donde permanecen hasta ahora. Alemania dijo poco sobre eso, y no hizo nada. Yo escribí en ese tiempo que el silencio de Alemania probablemente significaba que estas dos naciones habían trabajado en un acuerdo moderno tipo “Molotov-Ribbentrop”.

En nuestra edición de noviembre-diciembre de 2008, escribí: “¿Sabía usted que Alemania y Rusia probablemente ya se han ocupado de sus diferencias más urgentes? (…) Yo creo que los líderes de Alemania ya pueden haber llegado a un acuerdo con Rusia, un pacto moderno tipo Hitler-Stalin donde Alemania y Rusia dividen naciones y se las reparten entre sí. Este acuerdo les permitiría a cada cual poner la mira en otros objetivos. Cualquier tratado así que pueda haber sido acordado entre Alemania y Rusia, ¡es un precursor para la guerra!”.

Luego en 2014, ¡Putin golpeó de nuevo! Rusia anexó Crimea (de Ucrania) y aseguró el control sobre la parte oriental del país. ¡Alemania una vez más dijo poco y no hizo nada! Esto fue especialmente sospechoso dado el hecho de que justamente antes de la incursión, Ucrania había estado en camino a unirse a la UE. ¡Uno pensaría que Alemania habría estado extremadamente enojada con Rusia! Pero no si previamente había acordado que Rusia podría tener el control de Ucrania, o parte de ella.

¿Podría ser que Alemania aceptó dejar que Rusia hiciera esas movidas expansionistas a cambio de que Rusia no interfiriera con la conquista de los Balcanes por parte de Alemania en la década de 1990?

¿Qué más podrían haber acordado estos dos que todavía no han hecho?

El hecho de que Rusia y Alemania hoy sigan adelante con Nord Stream 2 a pesar de las objeciones de otras naciones europeas y de Estados Unidos es una razón más para creer que estos dos ya han trabajado juntos en un acuerdo moderno tipo Molotov-Ribbentrop.

La historia muestra que Alemania y Rusia no son socios realmente. Cuando entran en acuerdos de paz y asociaciones económicas, es una señal de que alguno de ellos o ambos están preparándose para algún tipo de explotación imperialista.

Esto hace que el acuerdo de Nord Stream 2 sea extremadamente preocupante.

Una olla hirviendo

El libro bíblico de Jeremías está lleno de profecía enfocada en el tiempo del fin. Usted puede ver esto claramente en Jeremías 30. Históricamente, Jeremías dio su mensaje de advertencia directamente y solo a la nación de Judá. Pero muchas de las profecías en su libro están dirigidas a Israel, que para entonces ya estaba en cautividad. Esto se debe a que estas profecías estaban dirigidas principalmente a los descendientes modernos de Israel, los cuales, podemos comprobarle, son Estados Unidos y Gran Bretaña hoy. (Solicite mi folleto gratuito Jeremías y la más grande visión en la Biblia para una explicación completa, disponible solo en inglés).

Hoy estas naciones están profundamente divididas. Sus pueblos están divididos entre ellos, sus líderes están fragmentados por un amargo descuerdo y guerra política, ¡y estos dos antiguos aliados están ahora alejados el uno del otro! ¡Gran Bretaña dividida! ¡Estados Unidos dividido!

¿No cree usted que los líderes de Rusia y Alemania van a explotar esta división? Ellos harán lo que casi siempre han hecho a lo largo de la historia cuando tienen poder sobre enemigos débiles y divididos, aprovechando al máximo la situación.

Jeremías 1:13 registra que Dios le muestra al profeta una visión de “una olla hirviendo, y su faz está hacia el norte”. Este lenguaje simbólico está describiendo a la Alemania moderna. Bajo la superficie, esa nación está llena de latente descontento con el actual orden mundial. Los alemanes están enojados con EE UU, y especialmente furiosos con el presidente Trump. La ambición imperialista que provocó que Alemania comenzara ambas guerras mundiales está viva y vigente. ¡Está “hirviendo”!

Los versículos 14-15 continúan: “Me dijo [el Eterno]: Del norte se soltará el mal sobre todos los moradores de esta tierra. Porque he aquí que yo convoco a todas las familias de los reinos del norte, dice [el Eterno]; y vendrán, y pondrá cada uno su campamento a la entrada de las puertas de Jerusalén, y junto a todos sus muros en derredor, y contra todas las ciudades de Judá”.

Estados Unidos, Gran Bretaña, la nación judía (“Judá bíblica”) y otros más deberían estar alarmados por lo que está sucediendo en Europa. ¡La cooperación entre Alemania y Rusia está alistando el escenario para que una enorme “olla hirviendo” se derrame sobre estas naciones! ¡Este caldero hirviente quemará a todos en Estados Unidos y Gran Bretaña! ¡Está profetizado que este será el peor sufrimiento nunca antes conocido por el hombre! Y eso ocurrirá por la mano de Dios debido a Su furia extrema por los pecados de estos pueblos.

Repetidamente Dios le pregunta a Jeremías, “¿Qué ves tú?”. Dios les pregunta a las personas hoy “¿Qué ven ustedes?”. Él no dice, ¿Qué lees sobre esto? O ¿Qué escuchaste sobre esto? Dios dice, ¿Qué VES tú acerca de este caldero hirviendo?

¿Puede usted realmente ver lo que está sucediendo en Europa? ¿Ve usted el escenario puesto para una guerra mundial como nunca antes? ¿Lo entiende?

Dios lo explica para nosotros, y nosotros podemos ver los eventos alineándose con Sus profecías. Y cualquiera que lo ve —y pone atención a la advertencia de Dios y Le obedece— ¡puede ser protegido y dirigido a una vida feliz, estable y plena!

Gran causa de esperanza

En la superficie, estas noticias sobre Alemania y Rusia pueden verse deprimentes. Pero si usted lo ve a través del lente de la profecía bíblica, ¡verá muy claro que esto está estrechamente ligado a la Segunda Venida de Cristo!

Jesucristo dijo en Mateo 24:21-22 que si Él no regresara, ¡“nadie sería salvo [con vida]”! ¡Esto es lo que Cristo Mismo dijo cuando estuvo en esta Tierra! Está escrito en letras rojas en su Biblia. Él sabía lo que vendría.

¿Cree usted realmente que los hombres pueden resolver todos estos problemas que vemos multiplicarse en este mundo ahora, muchos de los cuales giran alrededor de naciones armadas nuclearmente?

Rusia y Estados Unidos poseen el 90% de las armas nucleares del mundo. Francia y Gran Bretaña tienen bombas nucleares también, y otras naciones de Europa tienen bombas nucleares estadounidenses desplegadas en sus territorios. Alemania podría convertirse en una gran potencia nuclear muy rápidamente si lo quisiera; ¡prácticamente de la noche a la mañana!

No hay forma en que la humanidad vaya a resolver estos problemas. Como dice Isaías 59:8: “No conocieron camino de paz”.

Los hombres continuarán en sus inútiles intentos de forjar la paz. Y tendrán que sufrir hasta que regrese Jesucristo. El sufrimiento será mucho más intenso justo antes que Él regrese. Pero Su regreso está ligado a estos poderes emergentes de Alemania y de Rusia. ¡Él dice que regresará antes que la guerra haya terminado con toda vida humana! (Mateo 24:22). Las potencias militares en ascenso en Rusia y Europa son una parte de lo que será necesario para que Cristo regrese.

Dios quiere que Le respondamos. Él dice que nos ayudará en cualquier forma que necesitemos si tan solo Le obedecemos. “¿Por qué moriréis, casa de Israel?”, pregunta Dios en Ezequiel 18:31. ¡Él no quiere que ninguno de nosotros tenga que sufrir! Él está ansioso por librarnos de la violencia catastrófica que viene y bendecirnos.

Nosotros necesitamos entender estas profecías bíblicas. Están preparando el camino para la Segunda Venida de Jesucristo a esta Tierra. Eso significa que todas las malas noticias están por terminar. Él va a traer paz, alegría y felicidad a este mundo para siempre.

Para aprender más sobre los certeros pronósticos de Herbert W. Armstrong solicite una copia gratuita de Edición especial: ¡Él tenía razón! 

Newsletter_ES